viernes, 3 de mayo de 2019

Relato juevero: Primavera erótica

¡Hola, hola, mis amores! ¿Cómo están? Llego con relato juevero y en esta ocasión, no quería dejar de participar. En esta ocasión, la consigna es la primavera erótica y nos da una serie de lugares a incluir en nuestro relato. Yo elegí un teatro.

Pueden ver a los participantes por aquí.

Todo lo que quiero

Estaba harto. Él era de madera para esas cosas, tenía dos malditos pies izquierdos y bailar era imposible. Y eso que en un principio adoró al personaje y con entusiasmo acepto el papel, pero ahora, quería dejar la obra y simplemente, dedicarse a otra cosa: bailar no era para él.

—Te enseñaré. Irás primero solo y luego, conmigo ¿sí? —le dijo Milena, su coprotagonista. La mujer no iba a permitir que arruinara su gran escena, así que lo citó temprano en el teatro para ensayar antes que el resto y así, enseñarle a bailar con el atuendo y en la tarima del escenario, así no tuviera que adaptarse a nada.

Ella se acercó ya con el vestido negro con dos tajos en los muslos y los zapatos de tacón y las medias de seda negra cubriendo sus piernas. Se recogió el cabello rápidamente, encendió la música y fue haciendo los pasos lentamente frente a él.

Postura erguida, tobillos juntos, pierna derecha adelante mientras se arrastra el pie izquierdo. Un paso a un lado, dos hacia atrás y cruza la pierna izquierda sobre la derecha, un paso atrás y nuevamente a un lado. Eran los pasos básicos, no había más ciencia para iniciar.

—¿Lo ves? Puedes hacer eso. Ahora —se acercó y sin mediar palabras ella tomó su mano derecha y la guio hacia su espalda, enlazando la otra a la altura de su hombro— ahora empieza — agregó sin mirarlo, enfocándose en su pecho. La música estaba puesta en bucle, apenas terminaba la canción, volvía a empezar una y otra vez y esos segundos en que daba el primer compás fueron eternos.

Cuando comenzó la canción de nuevo, fue guiándolo en voz alta diciéndole exactamente qué es lo que tenía qué hacer. El miraba el suelo, siguiendo el movimiento de sus pies.

—Mírame a mí —insistió— el tango se siente, se vive. Es un pensamiento triste que se baila.

—Un pensamiento… —repitió en voz baja y la miró a los ojos. La cercanía. Los cuerpos rozándose uno con otros, las miradas que se encontraron en un compás en la misma nota que sus respiraciones se descontrolaron.

Ella movió su cabeza hacia la derecha y le hizo entender que la siguiera. Levantó la pierna y la arqueó sobre la de él en una caricia. lo siguió un enrosque y volvieron a los pasos básicos y en cuanto sonó el piano, se soltó de él y giró extendiendo sus brazos y quedando sujetos sólo de la mano, para que al tirón, volvieran a quedar los cuerpos uno contra el otro. Arrastró el pie por el suelo y poniendo un poco de distancia, se dejó caer hacia adelante, siendo sostenida por él y en cuanto volvió a erguirse, alzó la pierna derecha y la enganchó a su cadera.

Ella sintió su mano fuerte y firme sosteniendo su espalda y la otra, sobre su cabeza, mirándose como si no hubiera nada, ya ni siquiera llegaban a oír la música, sólo el repiqueteo de su corazón que inició una melodía totalmente diferente cuando sus labios se cruzaron, la ropa se esfumó y sus cuerpos se hicieron ochos, al ritmo de un tango en el teatro.


Les dejo además, el bello tango de Por una cabeza.


¡Un abrazo!

16 comentarios:

  1. Y es que, el tango… es un baile maravillosamente sensual. Una hermosa danza de dos cuerpos que se entrelazan y se entregan a la pasión…

    Muy bonito relato, querida amiga. Para dejarse llevar, y bailar!
    Abrazo grande, y feliz finde 😘

    ResponderEliminar
  2. Olé, Roxana, me has roto la siesta y no estoy bailando porque no tengo con quien, ni sé bailar y nenos el tango pero el movimiento me ha llegado muy hondo. Gracias por participar y un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Ha sido fantástica tanto la historia como el tango.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. He leído el texto, (maravilloso) luego me he ido al video, (me ha encantado) lo he vuelto a leer, ya no era lo mismo...ahora los he visto a ellos danzando en ese teatro, solos, la música sonando, ellos entrelazados, el perfume embriagando la atmosfera, y hasta los he visto realizar el amor con pasión desenfrenada.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Un relato sensual donde el tango es parte fundamental , es la unión de dos cuerpos y mentes sincronizadas ..Eso si no olvidemos que en los bailes de salón el hombre es el que dirige , así pues a seguir los pasos ..
    Un fuerte abrazo y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  6. muy, lindo los detalles te hacen visualizarlos excelentemente. El tango tiene pasión primavera sangre erotismo, así que bien por tu elección. Un gusto, beso

    ResponderEliminar
  7. Muy bonito relato sensual en ese baile apasionado como es el tango.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. No hay nada máserçotico que un tango y esta pareja me encanta.

    ResponderEliminar
  9. !Y es que el movimiento acompasado y atrevido de este baile es ardiente! La belleza que encierra la música, la emoción que despierta en tus protagonistas es irremediablemente incontenida. Un relato muy lindo y romantico. !Me fascino! el video es super dooper.
    Un abrazo y feliz noche.

    ResponderEliminar
  10. En algún lugar escribiste tanto, en lugar de tango, pero es un detalle.
    Milena, que nombre para una actriz, con vestido elegante, que la hace más sugestiva. Con ella, seguro que se puede aprender a bailar.

    Recuerdo bien esa escena.

    Bien contado.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Con el incentivo adecuado, cualquier meta se alcanza! Jeje. Buen relato. Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Uy que lindo relato me saco un suspiro. Buen fin de semana

    ResponderEliminar
  13. Ese baile, con los primeros pasos de la postura de los pies, siguiendo hasta las miradas

    Un abrazo y feliz día

    ResponderEliminar
  14. Es que un tango tiene mucho erotismo y los cuerpos tan cercanos, normal que se disparen las pulsaciones.
    Me gustó
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Me has hecho hasta recordar el sabor del mate con tu texto. El tango es uno de los bailes más sensuales, aunque también dicen que el tango es un pensamiento triste que se baila.
    Besos, Roxana!
    Borgo.

    ResponderEliminar
  16. OOOhhhhh qué bonito!
    Quienes bailan un tango juntos ummmmm... eso no es lo mismo que un vals! jajaja Muy bien, sutil y erótico. Enhorabuena!
    Bss ;)

    ResponderEliminar

¡Hola! ¿Cómo estás? Gracias por pasar a leer mi blog y agradezco que vayas a comentar. Me encanta leer sus opiniones.

Pueden escribir lo que gusten, tienen todo el espacio que quieran para comentar ¡Y no se echen para atrás por ser una entrada vieja! Yo responderé el comentario sin importar la fecha <3

¡Qué tengas un lindo día!

¡Un abrazo enorme!

Te invito a soñar conmigo en: