Menu de sueños

miércoles, 10 de octubre de 2018

Querido diario: Músico de calle

¡Hola, hola mis queridos soñadores! ¿Cómo están? Después de una semana terrible, la verdad, apenas he escrito y he releído lo que tengo para publicar para tener algo activo el blog >.< mucho trabajo realmente y algunos líos extra con la locura del paro de transporte que hacen cuando se les da la gana. Terrible realmente ¡pero tengo un cuento hecho! Y mato dos pájaro de un tiro que cumplo con el reto de Inktaire y de Sueños de tinta, que esta semana, había que escribir una historia basados en esta premisa:

Un músico tiene la habilidad de hacer cosas sorprendentes con su música. Toca una melodía y puede revivir a alguien, toca otra y mata a alguien; otra y crea algo, etc. ¿Qué es capaz de hacer este músico con ese poder?

Como en este mes tocaba en Inktaire inspirarse en una imagen de un pianista callejero ¡vino justo para ambos! Espero, lo disfruten <3


Músico de calle


El piano moría un poco por cada día que pasaba sin que nadie lo tocara. Su alma se iba destrozando en aquel rincón; el olor a humedad quería impregnar la madera y sofocar al fin sus cuerdas. Él, triste, desolado y sin motivo para continuar, dejó de tocar sus teclas, después de todo, no había nadie para que pudiera oírlas ya.

El alma del piano padecía tanto y tan fuerte como su mismo interprete que no podía hallar consuelo más que en unas calles en las que caminaban personas que simulaban tener vida.

Una explosión, una prueba nuclear fue su fin ¡el de todos! pero en sus dedos había una magia tan particular que fue capaz de recobrar todo a un estado anterior, perfecto… o casi perfecto.

El mundo donde vivía, lo que quedaba de él ya no era lo que recordaba. Los muertos se habían levantado y algunos, rearmado a pedazos que ni si quieran eran propios después de que su música los reviviera. Cuerpos sin vida carentes de almas que vagaban poblando las calles como la conocida masa: no pensaban, no sentían tan sólo existían.

Y mientras los caminantes de ultratumba pasaban alrededor del piano que había sacado a la calle aquel trágico día que decidió hacer el bien y traer de nuevo a sus amigos y familia, se sentó frente a él. Quitó las hojas secas que se colaron en sus teclas, el polvillo y aunque el La mayor sonó con terrible estridencia, fue capaz de ejecutar aquella pieza con maestría.

Él estaba vivo, él sentía cada tecla ¡él transmitía su vida en esas notas! Regalaría sus sentimientos en clave de Sol, de Do, de Fa, de la que hiciera falta. ¡Traería vida! O al menos, usaría su don para intentarlo.

Llegando al crescendo de la canción, su cuerpo comenzó a brillar con tal intensidad que él mismo parecía un reflector en plena calle. El espectáculo que estaba dando era maravilloso: el brillaba, las notas se veían reales escribiéndose en el aire en un pentagrama de colores y sin embargo, no había nadie para disfrutarlo.


Poco más de pasar la coda, su cuerpo comenzó a disolverse. Si no era capaz de transmitir esos sentimientos, él mismo se volvería tales y los repartiría, los haría llegar uno por uno, como un simple polvillo, dejándoles un calorcito que haría único ese momento: les daría sus sentimientos a esos vivos… que realmente, estaban muertos.




El tema que inspiró más que la imagen y la consigna, fue una canción de SAUROM. Les comparto el tema aquí abajo <3

¡Un abrazo!
Leer más...

lunes, 1 de octubre de 2018

Una hermosa contradicción — Parte II

¡Hola, hola, mis amores! ¿Cómo están? Sé que últimamente, pocas veces subo algo tan rápido, pero ya lo tenía hecho y no iba a dejarlo durmiendo en los laureles, así que les traigo la continuación de esta historia, que es también, el final.

Espero la disfruten.



Una hermosa contradicción Parte II

La noche cayó y el frío que sentía se hacía mucho más intenso. Nadie entró en la habitación desde que lo despertaron y eso, según Danilo, no era nada bueno. Cuando demoraban tanto en ir a verlos y llevarles agua o alimentos, es que uno de ellos estaba listo para salir y no volver ahí. Los dos, pues sólo estaban Danilo y Elián encerrados, sentían el peso del miedo y de las ansias. Ninguno quería comprobar qué les sucedería al salir de su jaula, por el momento, era el único lugar seguro que conocían y que, los mantendría a salvo.

—¿Aún crees que alguien vendrá? —preguntó Danilo queriendo tener la misma fe que Elián, pero hacía tanto que estaba encerrado que ya no sabía qué esperar, a esa altura, estaba seguro de que lo habían dado por muerto y suprimido cualquier esfuerzo por volver a saber de él.

—Ella vendrá. No hay mujer más testaruda que ella.

—¿Una mujer? ¿Y crees que ella nos salvará? Moriremos antes —espetó con la voz cargada de frustración y el intento por creer en las palabras de Elián se esfumó casi con la misma rapidez con la que él había pronunciado aquella frase.

—Vendrá —dijo sonriendo flexionando las piernas contra su pecho y mirando al techo. Tenía hambre y aun le palpitaban las quemaduras en las palmas de sus manos, sin contar el frío que se colaba por cada poro de su cuerpo. Y todavía, estaba dispuesto a aguantar y a esperarla el tiempo que hiciera falta. Sabía que Misa llegaría.
******

No sabía qué hora era, pero los gritos desesperados de Danilo lo despertaron a mitad de la noche. Elián se movió en la jaula y se detuvo antes de cometer el mismo error y volver a quemarse con los barrotes. Se puso nervioso. Miró a su alrededor y nada podía hacer para poder salvarlo. Se sentía completamente impotente e inútil encerrado ahí.

Elián golpeó el suelo con rabia acumulado, apretando los labios al sentir el dolor de sus heridas. Cerró los ojos e intentó pensar en algo con rapidez, pero su mente estaba completamente en blanco. No existía nada que pudiera hacer desde ese reducido espacio y el tiempo se acababa oyendo la voz de Danilo más y más lejos hasta que sentía, era inalcanzable.

Sintió el peso de su debilidad caerle sobre los hombros de golpe y sopetón, lamentándose no ser más fuerte, más habilidoso, si quiera, un poco más valiente cuando se vio atrapado en la onda expansiva de una explosión. Soltó un fuerte quejido cuando el golpe de los barrotes produjo una nueva herida en él, cubriéndose como podía con los brazos, la cabeza. En ese mismo instante, fue cuando sintió lo que era realmente el miedo, pensando que todo lo que había vivido anteriormente, no había sido nada, era ahora cuando realmente, temía por su vida y sentía lo diminuto que podía llegar a ser.

Y esos minutos de calma que hubo después, en el que sintió más que nunca el dolor en cada fibra de su cuerpo, fue eterno para él. No había ruidos, después de que todo se desmoronase y cayera al suelo, sólo su respiración agitada se oía en un murmullo.

—¿Elían? —dijo Misa creando una corriente de aire que disipó el polvillo que actuaba como neblina corriendo hasta él.

—¡¡No la toques!! —gritó incorporándose con suma velocidad al ver que ella iba a acercarse a los barrotes de la jaula— te dañarás —le explicó. Aún tenía el corazón latiendo a mil por hora, pero el hecho de verlo ahí, le daba una paz que no había tenido antes.

—Hazte para atrás y cúbrete lo mejor que puedas —le pidió alejándose un poco de la jaula. Elián se aovilló y escuchó el estruendo, poco después, el sonido metálico que le indicaba que finalmente, era libre.

Salió a gatas de su encierro y apenas estuvo cerca, la abrazó respirando con calma el perfume de su piel.

—Danilo ¿él…?

—Papá está afuera con él. Logró salvarlo antes de que el lobo lo comiera.

Elián tembló tragando saliva ¿lobo? Artemisa leyó en su mirada lo que no se atrevía a decir.

—Al parecer, cazan humanos para que sean la cena de sus mascotas. Y mientras corren por su vida, sus dueños observan el espectáculo. Son… horrorosamente crueles. A los monstruos los entiendo ¿los humanos? Están locos —dijo pasando una mano por la espalda de él y lo sintió quejarse de dolor, preocupándola.

—No es nada, estaré bien —dijo restándole importancia —por favor, salgamos de aquí —pidió con vehemencia. Quería abandonar el lugar cuanto antes— gracias por venir por mí.

—Siempre lo haré —sonrió dándole un beso en la mejilla caminando hasta el vehículo que los esperaba fuera, lejos de su horrenda pesadilla.

Misa estaba un poco más tranquila, aunque aún no del todo debido a las heridas de su novio. Las jaulas en las que los encerraban tenían un conjuro encima, aquellos humanos, habían hecho un pacto con las artes oscuras para hacer uso de ello. Su padre le había explicado algo de ello al llegar al campo de protección en el que encontraban. Por supuesto, Francis se encargaría de ellos y de que no volvieran a hacer daño. Su hija, prefería no saber nada de eso.

Elián se quedó mirando a su novia durante largo rato. La mujer que se veía tan frágil y dulce era toda una guerrera capaz de confrontar a un ejército ella sola a ojos de Elián. Quizás, exageraba, pero la magia, el poder y la determinación de ella la hacían ver como una hermosa contradicción. Una de las más bellas que habría descubierto en sus viajes a pesar de que conocía su condición sobrenatural de bruja, no iba a dejar esas aventuras, el misticismo ni su amor por ser un simple mortal. Haría lo que mejor sabía hacer: la iba a amar.



<<Parte I

¡Un abrazo!
Leer más...

sábado, 29 de septiembre de 2018

Una hermosa contradicción — Parte I

¡Hola, hola, mis queridos soñadores! ¿Cómo están? Estoy de nuevo por aquí, dando señales de vida. Apenas he escrito en la semana, así que tampoco tenía mucho qué compartir, pero con nuevo relato recién salido del horno, continuo un poco las aventuras de Mientras duerme el sol y en esta ocasión, con los padres de los muchachos: Elián y Artemisa, por supuesto, todo sucede cuando eran jóvenes y solteros aun.

Espero les guste.



Una hermosa contradicción
En el momento que le cayó el agua fría encima, se levantó de un brinco, temblando con el cuerpo helado. Se abrazó a sí mismo, Elián estaba desorientado, aunque recordaba que necesitaba ponerse a resguardo: la sensación de peligro no desaparecía de su piel, de cada uno de sus músculos reavivando su instinto de supervivencia al verse encerrado en una jaula en donde apenas cabía sentado. La memoria nebulosa no lo ayudaba mucho. Tan pronto como estaba viendo el mapa esperando a Misa que llegara con el almuerzo para seguir con su viaje… hasta ahí llegaban sus recuerdos. Se sacudió el cabello, estaba mucho más inestable que antes, sentía hasta sus dientes castañear y una ventisca helada que hacía que se le pusiera la piel de gallina. Poso sus manos en los barrotes y se quemó las palmas de las manos gritando desaforadamente mientras se retorcía en el suelo: no había escape.

—No hay forma de que escapes de aquí. Sólo existe una salida y cuando pasas esa puerta, nadie regresa —le explicó un hombre que estaba en una jaula similar a la suya, mucho más sucio y famélico que él, lo que daba a pensar que llevaba tiempo ahí.

Elián lo miró con las lágrimas en los ojos aún resentido por el dolor de sus palmas, tambaleó hasta sentarse de nuevo cuidándose de volver a rozar la entrada de su prisión.

—Entonces —balbuceó haciendo una pausa antes de mover su cabeza dando un vistazo general a la habitación en la que estaban— ¿qué sucede cuando los sacan? — movió su cabeza en dirección a la puerta y la mirada de su compañero no lo hizo sentir más tranquilo en lo absoluto. Por el contrario, sintió el miedo esparcirse por su cuerpo como una gigante ola de adrenalina. Sabía que al menos, los barrotes tenían alguna clase de hechizo para reaccionar así ante el tacto, lo que les esperaba, no era nada agradable.

—No lo sé, pero no regresas. Viendo nuestro encierro, no es bueno —respondió desesperanzado.

—Vendrán por nosotros —dijo Elián convencido de que Artemisa iba a lograr hallarlo. Era una bruja, una de las mejores que él conocía por no decir que era la única que él conocía, más, eso no importaba sabiendo que no se iba a dar por vencida así nada más, él tendría fe en ella, pues, desde su lugar, no podía hacer nada más que esperar o como temía, debería mantenerse con vida todo el tiempo que hiciera falta.

—¿Qué te hace pensar eso?

—Sólo lo sé. Nos salvarán.

Las palabras de Elián no fueron si quiera un poco alentadoras para su compañero. Él no sería igual, aunque le pesara y tuviera que aguantar mucho, sabía que ella no le iba a fallar.

******

Los nervios de la mujer le impedían ejecutar el hechizo de rastreo con calma. Era la cuarta vez que lo intentaba sin llegar a concentrarse para lograr que funcionara. En el momento en que vio el mapa tirado en el suelo al lado de su auto, supo que había sucedido algo terrible. Su novio cuidaba ese pedazo de papel como su vida como para dejarlo tirado a su suerte en el estacionamiento. Según él, si lograba descifrarlo, llegaría a uno de los descubrimientos más grandes de la historia. Por eso sabía a la perfección que no habría manera en que lo abandonara.

—De esa manera, sólo desperdiciarás los ingredientes —dijo Francis, su padre, apareciendo detrás de ella haciéndola a un lado para tomar cartas en el asunto.

—Lo siento —dijo en voz baja peinándose con los dedos comenzando a caminar por la habitación— es que es Elián. No puedo estar tranquila si algo le sucede. Es un imán para el peligro.
—Sale contigo, debe serlo —agregó sin levantar la vista del bowl en donde iba preparando todos los ingredientes una vez más.

Misa sonrió de manera socarrona, cruzándose de brazos mientras apretaba sus dedos hasta dejarlos completamente rojos por la fuerza que ejercía. Su padre la veía de reojo, siguiendo sus movimientos sin perder la concentración en lo que hacía.

—¿Qué tienes de él? —Se detuvo al ver que era lo único que le faltaba. No sabía qué es lo que había estado usando Misa, pero ya no quedaba nada de ello.


—Este pañuelo —lo dijo con pesar acercándole la tela cuidadosamente doblada que guardaba en el bolsillo de su chaqueta. Se tomó unos instantes para mirarlo antes de entregárselo y que completara lo que ella no había podido lograr.




¡Un abrazo!
Leer más...

Novelas

¡Hola, hola, mis amores! ¿Cómo están? Tengo el índice de mis novelas por fin listado y bonito <3 que me falta agregar una o dos, pero están prácticamente todas las que están publicadas en el blog y las que están finalizadas ¡Lo sé ni yo me lo creo! 

Si quieren leer alguna, pueden hacer clic en el título que los redigirá hacia el índice de cada una de ellas ¡Disfrútenlas!




Lizzy es una joven bailarina que se dedica a su hobby y nada más. Su padre, Sheriff del pueblo, se ha encargado de que la vida de su hija sea sobre eso y nada más. No necesita conocer los males del mundo ni ser sometida a nada más que a las cosas buenas de la vida. Así, tiene un bar donde ella y otras jóvenes de su edad hacen espectaculos de danza.

Todo era perfecto hasta que la sacan de su zona de confort pretendiendo venderla al mejor postor. ¿Qué hará entonces?
Terminada
drama, romance, acción

Battista es un booker. Trabaja en una pequeña agencia de modelaje de Italia, intentando pasar siempre lo más desapercibido posible. Quiso dejar atrás el pasado a mudarse y cambiar de identidad, lo cierto es que el pasado vendrá a buscarlo, desde sus sueños a la realidad.
en curso
aventura, drama, romance, acción

Nissa es la hija más revoltosa del Emperador. Desde pequeña ha sido difícil de educar, haciendo siempre lo que quiere y no lo que la etiqueta le pide. Así, se ha enamorado de quién no debería, y cuando por fin estaba a punto de revelar su amorío para impedir un matrimonio por conveniencia, él no volvió.

Y ella no está dispuesta a perderlo.
En curso
romance, suspenso, acción, drama

Oda Nadeshiko y Shiratori Hiromu deben casarse sin conocerse por un arreglo que hicieron sus padres y ahora, ellos deben cumplir. Su honor así como el destino de sus empresas está en juego gracias a ello. Sin saber el uno del otro, se embarcaran a la vida de casados con la idea de que dentro de unos años, serán libres de ese compromiso con su ansiado divorcio ¿llegaran a hacerlo?
Terminada
drama, romance

Lyska ha perdido a su marido y ahora, sola con un hijo y sus dos lobos, iniciará una aventura en el bosque, buscando un nuevo destino, reiniciar su vida y darle un futuro a su familia, sin saber que ella podría encontrar mucho más en aquel viaje que emprendería de manera forzosa en su vida.
en curso
aventura, drama, romance


Azaly no creyó que caer en la fuente hiciera que su mundo se pusiera patas para arriba. Ahora, en un lugar extraño, con una deuda enorme y un porvenir dudoso, deberá hacer grandes sacrificios para poder mantenerse con vida y regresar a su hogar. Si puede, claro...
En curso
drama, romance, viaje en el tiempo, tragedia


Francis, Johann y Maya son hermanos, brujos para ser más exactos. Su madre y su abuelo viven con ellos para entrenarlos y enseñarles el antiguo arte de la brujería. A pesar de que viven una vida relativamente normal, algunos requieren de sus servicios para seguir con su día a día, aunque viven en el anonimato. Nadie creería que los brujos y otras criaturas existen y ellos mantienen ese secreto.

Más, su madre y abuelo les llevan guardando un secreto que los tres hermanos descubrirán de la peor forma. Cuando alguien irrumpa en sus casas y deje su vida puestas patas para arriba y no les quede otra alternativa que poner en práctica todo lo aprendido para poder recuperar a su familia y la cotidianidad de su día a día.

En curso
drama, fantasía, sobrenatural, romance, acción, aventura, suspenso

Kayla termina viajando por accidente, a un sitio que desconoce. Se ve totalmente impedida de comunicarse con los habitantes de aquella tierra al hablar lenguajes diferentes. Y nada más, apenas llegar, un grupo de bandidos quiere capturarla y venderla como esclava, pero alguien termina ayudándola a salir ilesa de eso, a cambio, de su camafeo.

Poco sabe ella del mundo, más, terminará enterándose de que no está allí por pura coincidencia. El destino le tiene preparado algo muy interesante.
En curso
drama, romance, acción, ciencia ficción

Ojos de cristal, una teoría que jamás pudo ponerse en practica y verificarse empíricamente. O así es como se lo ha divulgado en la comunidad científica por considerarse inhumana, similar a creerse Dios, según la religión. Pero cuando una madre desesperada por salvar a su hijo y con el dinero y el valor de enfrentarse a lo incierto, todo cambiará. Quizás, creando a un dios o quizás, sea Dios creando al diablo una vez más.
en curso
ciencia ficción, drama, acción

Morgan, un veterano de guerra que se dedica a investigar casos, generalmente, de desapariciones para vivir. Su compañera, una joven sueca, en búsqueda de su verdadera vocación, acaba trabajando con él por esas vueltas del destino. Hay una química interesante entre ellos que irá intensificándose en el transcurso del tiempo. ¿Serán capaz de aceptarla o saldrán huyendo de ella?
En curso
misterio, romance, suspenso, acción, drama

Valentino es un super héroe que no está seguro de cómo afrontar el peso de salvar al mundo día con día, prefiere su vida como Josemi, sin embargo, su mejor amigo Joaquín, está siempre a su lado para recordarle sus prioridades y motivarlo a usar sus habilidades para un bien mayor.
En curso
drama, romance, acción

Joseline y Miguel son patinadores artísticos. Su sueño es llegar a vivir del patinaje y ganar el campeonato internacional. Pero su situación económica no es de las mejores y el deporte es exigente en ese tema por lo que deberán hacer más de un sacrificio para eso y trabajar duro para llegar a ganar todas las competencias que puedan. Sin embargo, no sólo su sueño se verá flaquear sino también su noviazgo cuando aparezca un tercero en sus vidas y la coloqué patas para arriba.
En curso
drama, romance, erótico



¡Un abrazo!
Leer más...

domingo, 23 de septiembre de 2018

Lluvia de estrellas

¡Hola, hola, mis amores! ¿Cómo están? Esta vez me uno al reto de Ginebra con una propuesta más que complicada. Tenemos dos opciones: mar o montaña, de las cuáles, yo elegí el mar, que siempre hago cuentos en tierra, así que para variar un poco..

Los elementos que hay que incluir con esta opción son todos los de abajo:

Mar
Velero
Delfín
Cuerda
Brújula
Mapa
Un viaje romántico

Si quieren leer a los compañeros que se suman a la propuesta, les dejo el link aquí.



Quería ver un delfín. Los había visto tanto en la televisión que no descansó hasta que su novio finalmente la llevó en el velero a un paseo con la esperanza de que por fin pudiera ver a aquellos simpáticos animales. Leo jamás le dijo que por aquella zona era muy difícil que viera a uno, pero tampoco quería matar su entusiasmo de aquella manera y con la belleza del mar y lo que él había preparado para aquella velada romántica, estaba seguro que no ver a los delfines iba a ser lo de menos. Ese día, había una lluvia de estrellas y si aún los animales no aparecían, tendría un as bajo la manga para hacer de esa noche, una velada increíble.

Amira se acercó a la barandilla con entusiasmo mirando el mar. El viento ondeaba su cabello y el olor del agua salada impregnaba sus fosas nasales. Aun le parecía increíble la idea de salir así tan sólo por un capricho de ella, pero no se arrepentía de nada.

El velero se detuvo. Leo marcó las coordenadas en el mapa, si había algún avistamiento de delfines por la costa sería justo por ahí o al menos, eso esperaban los dos. Al detener el velero, descorchó una botella de vino y se acercó a ella por la espalda dejándole la copa en la mano dándole un beso en el cuello. Amira sonrió y se dejó rodear por sus brazos. Aquel paisaje era maravilloso, estaban solos, había un precioso atardecer de ensueño, en medio del agua sin que nadie los molestara.

Y sin embargo, algo los molestó. Un silbido los hizo mirar hacia abajo y de pronto, vieron emerger un hocico largo. Al asomarse a mirar, encontrar a aquel simpático cetáceo en frente suyo. El mismo emergió dejando la mitad de su cuerpo fuera y luego, saltó, salpicándolos con el agua. Un momento más transcurrió antes de que se acercara a ellos y abriera el hocico, dejando ver una brújula en el interior de éste.

Amira, entusiasmada como estaba, miró a su novio y luego, estiró la mano tomando el objeto del animal y tras eso, éste se hundió en el agua y no volvió a aparecer. El objeto era una antigüedad. Estaba impecable a pesar de que parecía tener mucho tiempo por lo amarillento del fondo de la brújula, sin embargo, la cubierta estaba impecable y estaban casi seguros que era de oro.

Con ese precioso regalo encima, podían decir que tenían una noche mucho más que mágica y cerrar con broche de oro, literalmente.

Leo buscó su celular y puso algo de música para ambientar que aún quedaba mucha noche con ellos. Al voltear, no vio a Amira en la cubierta. Si quería jugar un poco con él antes de pasar a ligas mayores, con gusto lo haría. Sin embargo, se detuvo al sentirse amarrado por la espalda. Sus manos quedaron atadas con una cuerda y pronto, su cuello se vio exactamente de la misma manera. Amira apretó el nudo alrededor del cuello hasta que la piel se puso morada y el aire escaseó, cayendo al suelo por la hipoxia. Con paso lento, lo arrastró y lo tiró por la borda, dejando que el agua hiciera lo suyo y se ahogara.

Amira miró la brújula y sonrió. Ese objeto poseía el espíritu de una mujer, aprovechando el cuerpo de Amira para poder cobrar su venganza, aquella que consistía en matar al hombre que la había asesinado, de la misma manera que ella. Pero no iba a quedar así nomás. Guardó la brújula en el bolsillo y Amira saltó al agua, sumergiéndose hasta que se hundió por completo y no volvió a salir.

Ahora, se había cobrado todo, había matado a su amante y a la mujer con la que la engañaba, quedando sólo la brújula flotando en el agua… y un delfín que la tomaría de nuevo y volvería a nadar hasta el próximo contacto humano mientras la lluvia de estrellas coronaba aquella escena con gran belleza.





Como nota al pie, cuando buscaba información de los delfines para sentarme a escribir, encontré que algunos son adiestrados como soldados del ejército Los Simpson han dado en e clavo de nuevo (?) como son animales hiper sensoriales y muy inteligentes, se los usa para detectar minas y colocarlas, incluso, para atacar a buceadores enemigos con diferentes métodos. Leí que algunos son con unas agujas inyectadas en veneno. Entre tantas otras cosas para las que usan estos animalitos </3 de ahí que surge esto de que el delfín tenga su propia misión en el relato. Les dejo un artículo que encontré aquí.

¡Un abrazo!

Leer más...

sábado, 22 de septiembre de 2018

Cita en el bar — Destino — Final II

¡Hola, hola, mis amores! ¿Cómo están? Espero que de maravillas <3 Hace mucho tiempo que terminé esta historia, pero cuando hacia los índices me di cuenta de que nunca subí el final alternativo que había hecho para ésta. Cortito, diferente y feliz, que originalmente, era trágico, pero como que no tuvo tan buena pega —y aunque me gustó mucho más—, les dejo uno extra para que todos quedemos contentos. 

Espero que les guste <3




Destino — Final II

El invierno había llegado sin previo aviso. La nieve cubrió la puerta de su casa impidiéndoles salir. Tampoco había demasiadas prisas por estar fuera, por el contrario, lo que más querían era quedarse al lado de la chimenea y beber algo caliente para entrar en calor.

Finalmente, había logrado quitar las raíces del suelo y habían reparado las maderas rotas, quitado aquellas que estaban podridas y amoblado la casa a gusto. El lugar en donde habían vivido durante esos días en que se habían enfrentado como rivales, ella por terca y él por orgulloso, ahora se había convertido en su hogar.

—Palearé la entrada para ir por más leña —le dijo Robert tomándola de la cintura mientras Lizzy cocinaba. 

Ella sonrió haciendo su cabeza hacia atrás y le dio un beso en aquella postura.

—No te esfuerces demasiado que esa herida del pecho no se ha curado —le dijo con seriedad volteando y paseando su dedo índice por su pecho, deteniéndose justo al sentir el borde de la venda debajo de su camisa. 

Robert aún no ha sanado por completo. Su cuerpo débil apenas ha ido recuperando fuerzas y con el último resfriado que pescó en la tormenta, fue mucho más lenta su recuperación. Pero Lizzy estaba más que contenta de verlo de pie y andando a sus anchas ya. Lo regañaba. Lo cuidaba. Él la atesoraba como el más grande de sus valores.

Lizzy podía estar segura de que lo amaba y que no se arrepentía de haber dejado todo atrás sólo para vivir su vida siempre soñada.

—Volveré enseguida.

—Tendré la cena servida —lo despidió en la puerta con un beso en los labios después de haberlo ayudado con el abrigo y las prendas invernales mientras lo veía palear y luego, marcharse.

Apenas sus citas empezaban. Y en cada una de ellas, bailarían al compás de la música que siempre sonaría en sus almas.


¡Un abrazo!
Leer más...

Cita en el bar

¡Hola, hola! ¿Cómo están? Espero que muy bien, que ahora, voy subiendo índices de historias que ya termine. Esta es cortita, aunque me costó lo suyo acabarla, la disfruté mucho. Espero que ustedes también <3

Les dejo la lista de capítulos :)

Lizzy es una joven bailarina que se dedica a su hobby y nada más. Su padre, Sheriff del pueblo, se ha encargado de que la vida de su hija sea sobre eso y nada más. No necesita conocer los males del mundo ni ser sometida a nada más que a las cosas buenas de la vida. Así, tiene un bar donde ella y otras jóvenes de su edad hacen espectaculos de danza.

Todo era perfecto hasta que la sacan de su zona de confort pretendiendo venderla al mejor postor. ¿Qué hará entonces?
Terminada
drama, romance, acción











¡Un abrazo!
Leer más...

viernes, 21 de septiembre de 2018

Relato juevero: Naturaleza que enamora

¡Hola, hola, mis amores! ¿Cómo están? Espero que la vida los esté tratando de maravillas, que a mí no me ha estado yendo tan bien y he andado con el ánimo de trapo de piso, así que he estado desaparecida de aquí, que hasta pocas ganas de escribir tenía ¡Pero no podía seguir así! Y como llevo varios y diversos jueves desaparecida, me viene bien sumarme a éste que la consigna es bastante amplia y fácil de llevar a la práctica. A mi que me fascina el cielo, el espacio y todos los eventos raros que suceden y repercuten por aquí ¡no podía dejar de escribir!

Por supuesto y como siempre, los invito a leer a los compañeros en Lazos y raíces, que encontraran muchos relatos muy inspiradores. 



Luces mágicas

        Verdes y rojos eran sus colores favoritos y cada vez que se despedían, le dejaba un hermoso recuerdo lleno de colores que podía apreciar en las noches, cuando más la extrañaba. Cuando el olvido le llenaba los ojos y cubría su corazón, sabía que si miraba al cielo aun cuando el frío polar le congelara los huesos y dejara roja su nariz, la sentiría un poco más cerca, como si nunca se hubiese marchado.

El ambiente de la tierra era asfixiante para ella, por cortos períodos de tiempo, llegaba y se quedaba. Estaba completamente enamorada, pero, la diferencia de mundos era demasiado para ellos como para que el amor fuera suficiente.

El amor no siempre alcanza…

La solución era esa: se despedían y a su paso, dejaba una estela de luces que él vería cuando el sol no estuviera en el cielo, cuando encontrara la cama vacía y diera vueltas y vueltas para poder dormir, entonces, vería por la ventana y recordaría que ella estaba con él.


Los científicos le habían dado un nombre a esas luces del cielo: aurora boreal. Un fenómeno que explicaron de mil formas diferentes con nombres y objetos y procesos que poco le importaban a él, porque él y sólo él, conocía el verdadero significado de aquellas luces: siempre estaré a tu lado. Y hasta que pueda volver, ésta será la forma en que te acompañaré.




¡Un abrazo!
Leer más...

viernes, 14 de septiembre de 2018

Estúpido entrenamiento — Parte I

¡Hola, hola, mis queridos soñadores! ¿Cómo están? ¡Les traigo el reo del mes de Sueños de tinta! Y ¿cómo no? Traje a los personajes de Mientras duerme el sol para que protagonicen el reto.

Escribir una historia detectivesca basándose en una escena y un objeto

La historia, esta vez sucede en un tiempo antes de la novela, así que puede haber algunas cosillas de los personajes que posiblemente les suene raro, como que hablen de su vida normal (???) Aclarado esto, los dejo con la historia.

¡Oh! Me faltó decir que los objetos y la escena era elegido al azar (por un sorteo) y a mi me tocó:


Estúpido entrenamiento

El agua cristalina le permitió ver a la perfección el cuerpo de la hermosa mujer que flotaba en el agua. Sus ojos azules hacían juego con el fondo del lago y su expresión tranquila casi hacía pensar que estaba nadando a no ser por el hecho de que había llegado siendo arrastrada por las aguas. Johann suspendió la pesca y llamó a sus hermanos para que lo ayudaran con eso.

—Pobre muchacha —dijo Francis poniéndose de cuclillas para cerrarle los ojos y ponerse de acuerdo sobre qué hacer con ella— Maya, busca la manta que está en mi mochila. La sacaremos y luego, haremos el reporte en la policía.

—¿No averiguaremos qué le sucedió? —preguntó ella mirando el cuerpo de la mujer.

—No es uno de nuestros casos. Probablemente haya sido

 un crimen pasional o un suicidio.

—Pero…

—Lo siento. Sabes que estamos aquí por algo más grande que esta mujer.

Maya no tuvo más que aceptar aquello y fue a cumplir con lo pedido mientras que Johann y su hermano mayor se encargaban de sacar el cuerpo del agua antes de que volviera a ser arrastrado y no lo encontraran de nuevo.

Su familia intentaba involucrarse lo menos posible en los asuntos de los humanos. Todo lo que tuviera que ver con sus crímenes, quedaba en manos de la policía, ellos sí podían hacerse cargo de una chica desaparecida o muerta, difícilmente, tuvieran armas para hacerlo así con un vampiro, una súcubo o algún otro ser que los simples mortales consideraban ficticios.

Así, tan sólo debían encargarse de lo que su abuelo los había mandado hacer. Estaban ahí precisamente, por un entrenamiento que su abuelo les encargó o más bien, los obligó a hacer. Los llevó a los tres al lago Escondido y los dejó ahí diciéndoles que tenían un trabajito que resolver. Sin más detalles, los hermanos tenían que averiguar por su cuenta qué es lo que su abuelo quería que hicieran. Normalmente, eso jamás terminaba en nada bueno ni pacifico, sí muy peligroso y quizás, hasta con algunos huesos rotos en el proceso.

—Fran, no sé por qué el abuelo nos quiera aquí, pero no encuentro nada de nuestros habituales símbolos —dijo Johann luego de revisar los alrededores sin hallar ningún tipo de marca o algún tipo de presencia a su alrededor. Aun no desarrollaba bien ese sexto sentido del que su abuelo siempre hablaba y creía que eso podría fallarle al no tener ninguna pista que los llevara a algún ser sobrenatural.

—Entonces…

Maya quiso intervenir, pero Francis la detuvo interrumpiendo cualquier idea que ella tuviera. Estaban ahí por otras cuestiones y no podían irse hasta resolver eso. Tuvo que explicarle que no era por sonar insensible, pero había situaciones y casos que a ellos no les correspondía.

Se disponían a llamar a la policía para que se llevase el cuerpo a la morgue cuando Johann vi algo extraño en el cuello de la muchacha. Se pudo de cuclillas y con cuidado, acercó su mano a ella.

—¿Es una aguja?

—Mas bien, parece la espina de un cactus —dijo Maya— y está… cambiando de color.

La espina se fue tornando morada al contacto de los dedos y de pronto, el cuerpo de la muchacha comenzó a envolverse de un incipiente fuego de tonos lavandas.

Intentaron por todos los medios apagarlo, pero nada sirvió en ese caso, incluso nada quedó del cuerpo una vez el fuego se extinguió, sólo la marca en el suelo de que las llamas ardieron sobre él.
—Parece que sí es uno de nuestros casos —dijo Francis recogiéndose el cabello— tenemos que irnos. La policía llegará pronto y creerán que le jugamos una broma.

******

—Entonces ¿Qué mas tenemos? —preguntó Maya ya dentro del coche, lo mejor que podían hacer por ese momento, era analizar sus opciones en el camino y pensar en lo que relacionaba todo. Aunque, realmente, si era un ente sobrenatural, nunca se habían enfrentado a nada similar y su abuelo no les había dejado más pistas que las que tenían y ciertamente, no era mucho con lo que contaban.

Más, la suerte o la mala suerte, les iba a dejar una nueva en el camino. En lo que tomaron una bifurcación para evitar encontrarse con el patrullero en el camino, desviaron y fueron por la parte posterior del lado, donde se podía ver una serie de peñascos algunos más elevados o endebles que otros. Y ahí, uno llamaba la atención por sobre todos: había un sofá en él.

Sin pensarlo dos veces, aparcaron el coche y fueron a investigar, lo que no les resultó nada sencillo debido a lo endeble que resultaba llegar hasta ahí arriba y por si fuera poco, no iban a poder subir los tres. Así que después de hacer piedra, papel o tijeras, Francis acabó escalando hasta la cima. La sorpresa que se llevó no fue poca: otra muchacha muerta, sentada en el sillón y con la espina incrustada en el cuello.

—¿Qué hay ahí arriba? —preguntó Johann en un grito para que lo escuchara.

—Creo que una nueva pista para sacar el patrón de nuestro asesino —les dijo a los dos.

Iba a ser una larga noche de investigación y esta vez, no cometerían el error de quemar las evidencias por accidente.


Parte II>>

¡Un abrazo!

Leer más...

Poesía

¡Hola, hola, mis queridos soñadores! ¿Cómo están'? Finalmente, actualizo el índice de las poesías. Realmente, no es que me destaque en este género, pero eso no quiere decir que lo poco que aporte no esté bonito y de manera accesible ¿no?

Espero las disfruten <3

Poesías
Les aclaro, porque quién avisa no traiciona, que muchas de estas poesías no son románticas, por el contrario, que hay de todo, hasta alguna humorística. Así que quizás tengan una razón más para darle un vistazo ;D
Terminado
romance, drama, aventura, acción, suspenso
Capítulos
-
-
-
-
-
-
-
-
-

¡Un abrazo!
Leer más...

lunes, 10 de septiembre de 2018

30 días con BUCK TICK: día diecisiete

¡Hola, hola, mis amores! ¿Cómo están? Yo llego con una nueva dosis de BUCK TICK <3 ya he pasado más de la mitad del reto ¡me queda poquito para terminarlo! No es tan poquito, pero es un avance bastante grande, que las últimas elecciones son bastantes más complicaditas para elegir un sólo tema >.< y más con el nuevo album de la banda ¡se esmeran en ponerlo difícil!

Con este día fue una suerte de sorteo entre algunas, que no tenía idea de cuál elegir para usarla aquí, que yo suelo escuchar su discografía o ver algunos recitales. Así que puse la lista de reproducción en aleatorio y salió este tema, que creo, es perfecto para la consigna.

La melodía tan dulce y sentimental es obra de Hoshino, le pone su toque particular a sus composiciones, así como Atsushi quién es el autor de la letra.

Día diecisiete: Canción que te gusta escuchar cuando estás triste.





薔薇色の日
Días de color de rosa

何も得る物は無い 横たわる俺がいる
No necesito nada más si estoy tendido a tu lado
ギラギラとゆらめいた まなざし 真夜中
La noche es brillante y vacilante y no dejas de mirarla.


生きては そっと瞼を閉じて
Vivo como si cerrara los ojos constantemente
お前の 夢はまるで暗闇
Tus ojos se cierran a una completa oscuridad


甘いお前の匂いがする 夢が夢じゃない気がする
Siento el dulce aroma que nace de un sueño y no es un sueño
淡いお前のその中で 俺が俺じゃない気がして
En tu interior eres mi luz, pero no soy yo
真夜中 悪夢に目覚めて
Despierto a medianoche en medio de una pesadilla
薔薇色に染まる君の手を見つめてる
Y me quedo mirando la mancha de tu mano que es color de rosa.

あなたの唇には 薔薇色が良く似合う
El rosa es un color hermoso en tus labios
あなたの黒い目には 情熱と絶望
Veo la pasión y la desesperación en tus ojos negros


歩こう 俺はあなたの前を
Caminemos, iré delante de ti
悲しい 叫び声を聞かせて
Déjame escuchar tu grito de tristeza.


甘いお前の匂いがする 夢が夢じゃない気がする
Siento el dulce aroma que nace de un sueño y no es un sueño
淡いお前のその中で 俺が俺じゃない気がして
En tu interior eres mi luz, pero no soy yo
真夜中 悪夢に目覚めて
Despierto a medianoche en medio de una pesadilla
薔薇色に染まる君の手を見つめてる
Y me quedo mirando la mancha de tu mano que es color de rosa.


甘いお前の匂いがする 夢が夢じゃない気がする
Siento el dulce aroma que nace de un sueño y no es un sueño
淡いお前のその中で 俺が俺じゃない気がして
En tu interior eres mi luz, pero no soy yo
真夜中 悪夢に目覚めて
Despierto a medianoche en medio de una pesadilla
薔薇色に染まる君の手を見つめてる
Y me quedo mirando la mancha de tu mano que es color de rosa.


夜を待つ 夢を見てる 紅い肌 濡れる
Esperando la noche, estoy soñando. Tu piel está mojada y carmesí
何を待つ 君を待っている 紅い花 とても似合う
¿Qué es lo que espero? Te esperé mucho. Las flores rojas como la sangre lucen tan bien como tú.





¡Un abrazo!
Leer más...
Sueños por categorías
¡Escribe por semana! ¡Yo escribo! 15 retos para fanfics 30 días con BUCK TICK 31 días de escritura 52 retos de escritura A contramano Ahora que estamos solos Alejandro Dolina Apaga la luna que los ángeles nos miran Arreglos de Eternidad Azaly BUCK TICK Bye bye Esperanza Cita en el bar Citaura Claro de luna; luz de sueños Como una luz o como un grito Conquistando las estrellas Cuando la magia se apaga Cuando los cerezos caen Cuentos De la A a la Z Desafío fantástico Detective Conan Dibuja tu OC Dibujos Diseños Doramas El alma del vampiro El brillo de los copos de nieve El cielo a mi favor El mundo entre dos Escribe con K Espíritus del mar Estadía indefinida Fanarts Fanfics Halloblogween Ideas Inktober Inspirándome con un elemento Inuyasha Japonés Juntaletras La flor del infierno Lectores otakus Libros Locos y azules Los locos Adams Mahouka Koukou no Rettousei Manga Manhwa Mayores de 18 Me sobran los motivos Microrrelatos Mientras duerme el sol Mudai Musicales Naruto No siento al mundo ni el mundo me siente a mí No te soñé Novedades Obra de teatro Ojos de cristal Películas Piratas del Caribe Pocahontas Poesía Querido diario Recuerda que morirás Recursos Relato juevero Reto de San Valentín Reto navideño Reto Tahisiano Retos Ricardo Arjona SAUROM Señora Luz de Luna y Señor Oscuridad Series Si no volvieras Si perdemos el control Siempre te voy a esperar Siempre volveríamos Sketchbook blogger Sueños Sueños de tinta Supernatural Tag The devil`s Carnival Top Tutorial Uno entre mil Valentino Variétés Victimas del amor visual novel Yuuwaku Zetsuai since 1989