miércoles, 8 de noviembre de 2017

Halloblogween: Lo que no se ve

¡Hola a todos! ¿Cómo están? ¡Finalmente regreso! e tenido unos días llenos de tareas  muchos, pero muchos algoritmos que resolver —que no son difíciles, pero sí llevan su tiempo y como también debía presentarlos por escrito, fue una lucha para hacerlos presentables—.

Sé que ya ha pasado Halloween y toda la locura del día de los muertos, pero tenía esto escrito y un poco por andar liada y metida hasta la cabeza de obligaciones, me he dormido en los laureles con la convocatoria, pero como ya lo tenía hecho, tampoco es que vaya a dejarlo guardado por ahí. Podría haberlo programado, pero recién hoy estoy leyendo a los otros compañeros que han publicado, así que aprovecho a invitarlos a leerlos también —porque una historia sobrenatural no tiene tiempo—. Pueden ver todos los Halloblogween aquí-.




Cuando vas a correr las cortinas, lo ves detrás del cristal. Está ahí, no distingues su rostro, pero puedes apreciar su silueta a la perfección. Retrocedes del susto con una respiración superficial, viéndolo mirarte tan fijamente que te duele. Te has caído al suelo tan sólo por eso, las piernas te han flaqueado y has sentido como la parte inferior de tu cuerpo estuviera tan flácida que no fue capaz de sostener tu propio peso hasta largos minutos después de que se fue. 

Apenas recuperaste la compostura, cerraste la ventana y corriste a tu habitación, buscando la mochila y un cambio de ropa para salir. Te alistas, tomas las llaves y vuelves sobre tus pasos, recordando que no has sacado la tarjeta del colectivo, diciéndote que no vas a llegar a ningún lado así.

Cruzas la calle y vas a la parada cuando lo ves y sientes como si la sangre dejara de circular en tu cuerpo. La sensación de pesadez y un estremecimiento interno que no llegas a descifrar y mucho menos a describir. Tienes ganas de salir corriendo, lo deseas, pero quedas inmóvil, como si los pies estuvieran pegados al suelo.

«Sólo mira, te va a gustar» la voz suena en tu cabeza, lo puedes ver allí dentro, lo sientes husmeando entre tus pensamientos. Sientes su risa cuando se entera de que vas a huir «no puedes irte. Sólo mira» repite en tu mente y lo ves al otro lado de la calle, hace un gesto que interpretas como una sonrisa, una sonrisa que te ha hecho poner la piel de gallina.

Segundo después, el colectivo llega y lo ves en primer plan gracias a tu puesto privilegiado: un hombre se tiró bajo las ruedas del colectivo. Aunque el chofer intentó frenar, no lo consiguió, matando al hombre al instante y salpicando las vísceras a los que estaban alrededor. 

Te convences de que no es nada, tus brazos están pegajosos y tiene algo cálido encima. Te repites una y otra vez que no debes mirar, sólo enfócate en él. Sólo eso. Lo buscas entre las personas, ignoraste los gritos, los llantos, el desconsuelo y la desesperación del chofer que aún no puede creer haber matado a un hombre. 

—Un hombre, acabé con una vida— repite mientras una de las ancianas que esperaba el cuatro intenta contenerlo.

Tú has decidido por fin, bajar la vista y te ves con el cuerpo salpicado de sangre y ¿uh? ¿Qué es eso? Te convences de que sólo ha pasado un ave y has estado en el lugar equivocado para volverte sobre los pasos y llegar a la casa. Te paras frente a la puerta e intentas abrirla pero las manos te tiemblan tanto que no logras embocar la llave en la cerradura y sólo te desplomas a llorar abrazando tus piernas.



Has faltado y sólo has pensando en dormir luego de darte un baño. No obstante, no encuentras tranquilidad, sientes que está metido en un cabeza llenándote de pensamientos oscuros, imágenes asquerosas, violentas, tan horrendas que sabes que no son tus propios pensamientos: dormir es la única solución. 

No entiendes aun como te puede haber salpicado tanta sangre desde esa distancia, aun así, intentas no pensar en ello o puede que las imágenes vuelvan cuando al fin has logrado despejar tu mente: es sólo estres. Tendrás que limpiar la bañera, pero estabas con tanto asco de lo que has tenido que quitarte de encima que lo vas a dejar para mañana. Sólo necesitas acostarte en la cama y dormir.

Suspiras cuando sientes la suavidad de las sábanas sobre tu cuerpo, cierras los ojos y te das vuelta cuando sientes un olor nauseabundo, algo viscoso que se escurre entre tus brazos y el aliento frío encima de ti.

Gritas de sólo verlo levantándote tan bruscamente que terminas cayendo de la cama.

«Hola» te dice muy tranquilamente y tú sólo te echas a correr fuera de la casa. Ya ni te importa estar en pijamas y sin calzado, sólo corres fuera buscando ayuda. Pero no puedes hacer nada.

Te ha prohibido hablar, en el momento que intentaste revelar su existencia a otras personas, te ha quitado la voz. Una vecina te ha traído a casa y te ha pedido que la llames si necesitas algo, pero no importa qué hagas, no puedes hablar ni te van a creer, porque cuando la has llevado a tu habitación, la cama estaba intacta, sin rastro de él o eso. 

No tienes forma de comunicar lo que has visto, no tienes cómo decir que hay alguien acechándote, acechándolos a todos ¿Cómo puedes mostrarles a todos que él está? Y ahora, que intentas dejar todo eso que has visto escrito, la tinta de la lapicera se está agotando. No encuentras otra, incluso, después de que has revuelto la cartuchera  el lapicero intentando continuar. No ha llegado pero ya sientes el gélido aliento erizándote la piel, la mirada aguda que se incrusta en el cuerpo como si fuera una estaca, la voz que de escucharla aún en un susurro, hace que los oídos duelan. No. No. Debes huir, pero está cerca. 

Los pasos suenan sobre el piso de madera: él está llegando. 

Él te ha encontrado.




Y eso ha sido todo por ahora, que finalmente puedo dar este reto por terminado <3 De paso, les dejo un poco de música, como para ilustrar el relato, aunque no tiene nada qué ver con ello (?) pero es tan siniestra como una maravilla. Además, el video cuenta con algunas escenas de Sweeny Todd, así que es una razón más para dejarlo aquí.


¡Un abrazo!

42 comentarios:

  1. Un implacable perseguidor, con un propósito que no se revela, pero que parece ser inquietante. Y aislando progresivamente a la protagonista para que no pueda pedir ayuda.

    La música es acorde. Podría tener el fantasma la apariencia de Johnny Dep como barbero.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Seguro! Es para no encontrárselo realmente XD la verdad, eso de estar limitada al mundo que él te permite y nada más es lo que más miedo da >.<

      No había pensando en Jhonny Depp como la aparición, pero sin duda alguna, con esa apariencia, iría de diez.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  2. El saberse perseguido debe ser una sensación al menos inquietante y no saber el pq de ello todavía más ..excelente relato .
    Un abrazo linda , buen día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto, a sensación de miedo e impotencia ante ese ser es simplemente, perturbadora.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  3. Vaya loco... me ha gustado, me ha dado muy mal rollito y para halloween ha estado muy bien.
    Un besito

    ResponderEliminar
  4. Uy manejas muy bien el terror tu relato quedo genial y me gusto la música cuídate y suerte con los trabajos y los estudios

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias <3 que alegría leer esto que creo que me excedí con el gore de la escena del suicidio XD

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  5. Qué. Miedito. Y la escena del atropello *__* Mucho gore para mi body, sobre todo con lo que está pasando últimamente. Aun así, genial volver a leerte.
    ¡Un besazo!

    PD: ¿Algoritmos que resolver? Perdona mi mala memoria si ya me lo dijiste, pero... ¿eres matemática o informática?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es horrible ver eso en persona >.< que bueno que te haya gustado <3

      Pues, algo así XD estoy haciendo una capacitación de programación en JAVA, por lo que vemos bastante de esas cosas. Matemáticas... ni de cerca, los números me estresan, lo curioso es que con la programación se usan muchísimo y me debo adaptar XD

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  6. Trepidante, angustioso y escalofriante persecución. Lo más angustiante es no poder ver ni saber quien es el depredador. Lo peor que pudo pasar fue que lo siguió hasta la casa! Me dio escalofríos, Roxana. Genial trabajo.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡A la casa y la aisló de todo! Eso sí es terrible >.< me alegra que te gustara.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  7. ¡Inquietante! Además de por el temor a lo desconocido por cómo lo has contado, como si le pasara directamente a quien está leyendo. ¡Está genial! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué genial que te haya gustado! Elegí precisamente ese narrador para causar mayor impacto, me alegra que gustara <3

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  8. (。◕ ‿ ◕。)/ Holaaa Roxana!!!
    Me ha encantado el relato lo he leído fuera de fecha pero te ha quedado genial!

    Espero puedas pasarte que estés bien!

    穛 S4Ku SEK4i®

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni tienes que preocuparte que tampoco lo he subid en fecha xD Que bueno que lo hayas disfrutado <3

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  9. Gracias, Roxana, por participar con este relato en EL TINTERO DE ORO. Un abrazo y suerte!

    ResponderEliminar
  10. Hola Roxana.

    He llegado a tu relato gracias al Tintero de Oro.

    Ha sido muy interesante leer tu relato. Ese narrador en segunda persona y en tiempo presente desconcierta tanto o más que la historia. Aún tengo los nervios encrespados.
    Con tu permiso me apunto el recurso ;).

    Mucha suerte en el concurso.

    Nos seguimos leyendo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por pasar! El narrador causa ese efecto de cercanía que hace que uno hasta se sienta incómodo leyéndolo. Me encanta <3 Me alegro que te gustara el recurso.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  11. Un relato perfecto para la noche de Halloween. Miedo y suspense a partes iguales.
    Mucha suerte en el concurso, Roxana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Me alegro que gustara!

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  12. Hola Roxana,
    Vengo a partir de la iniciativa de David.
    Tu relato es muy bueno, mantienes la expectación y el suspense hasta el final. (ahora mismo tengo miedo de mirar detrás de mí), ;)
    Mucha suerte en el concurso.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué genial que cause ese efecto! Me alegra que te haya gustado.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  13. Hola, Roxana.
    Qué bien transmites la sensación de terror del protagonista, su impotencia ante lo que ve y lo que sabe, su desesperación por avisar a los demás y buscar ayuda. Realmente la presencia no tiene buenas intenciones y va a por él... ¡Un buen relato de terror!

    Un saludo, nos vemos en el concurso del Tintero de Oro :)

    ResponderEliminar
  14. ¿Qué tal Roxana? Llegué a tu relato gracias al concurso "Tintero de oro".
    Se te da de lujo los relatos de terror.
    Casi como si fuera la a peor de las pesadillas. El hecho de no ver el rostro con claridad le da un plus de mayor intranquilidad aún. Incluso te robado la voz. No hay escapatoria. Está en todas partes. Te controla. No puedes librarte de él ni dentro de la casa, ni fuera, ni en el baño, ni en la cama. No hay escapatoria, esa es la sensación que has logrado transmitir Roxana.
    Suerte en el concurso compañera. Hasta pronto.



    ResponderEliminar
  15. Hola Roxana. Es la primera vez que vengo a tu blog y me he encontrado con un magnífico relato. La escritura en segunda persona hace que la paranoia, el terror, esté más expuesto a flor de fiel del personaje. Eso que persigue al muchacho y que en algún pasaje se transforma en una voz en su interior, no parece ser más que los matices de su propia personalidad. Me ha encantado como lo modelas a partir de esa mancha temática, inundando todo el texto. Ha sido un verdadero gusto encontrarme con un texto tan bien escrito. Te deseo la mejor de las suertes en el concurso del tintero. Saludos.
    Ariel

    ResponderEliminar
  16. Hola Roxana ha visto descrita la sensación del miedo cuando hace presa a una persona. Llevar en todo momento esa imagen y solo desear huir, sintiéndose perseguido en todo momento. Buen relato, suerte.

    ResponderEliminar
  17. Vaya relato más terrorífico y angustioso.
    Que tengas mucha suerte, Roxana.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  18. Hola Roxana, acabo de descubrirte por el tintero de oro. Ese lector como protagonista mola, la sensación de miedo a ritmo de pulsaciones.¡Qué persecución! Original.Gracias. Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Ay que yuyu me ha dado esa "mirada aguda que se incrusta en el cuerpo como si fuera una estaca" ;-)
    Suerte en el concurso, Roxana.
    Un beso

    ResponderEliminar
  20. Hola Roxana, el relato me ha parecido muy angustioso y agobiante, ese ssaberse perseguido y cada vez más atrapado causa mucha inquietud, que supongo es lo que pretendías.Me parece un relato muy adecuado para hallowen.
    Suerte en el concurso.
    Saludos

    ResponderEliminar
  21. Hola Roxana, Llegó al blog por enlace al Tintero de oro. Es un relato por el,que tal vez te merezca la,pena darle un par de vueltas. Hay aciertos y riesgos muy meritorios , como arriesgarse con narrador en segunda persona. Hay algún fallo ortográfico y alguna discordancia como falta de conectores que hacen dificultosa la lectura.
    Que los votos te sean propicios en esta convocatoria, de momento gracias por tu relato

    ResponderEliminar
  22. Hola, Roxana. Gracias por compartir este relato al que le falta, según mi criterio, una indicación inicial con algo así como... "No leer por la noche a no ser estrictamente necesario". Bromas aparte, y ya recuperado de la contagiosa angustia, te deseo suerte en el concurso.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Hola Rosana llegué a tí a través de este concurso. Tu relato ha sido muy inquietante. Tengo verdadero miedo a una persecución así. ¡Suerte en el concurso! Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. Hola Roxana, me encantó tu relato, logras muy bien un cúmulo de sensaciones que atrapan al lector desde el inicio.
    Mucha suerte en el concurso.
    Abrazo!!

    ResponderEliminar
  25. Hola Roxana, tiene las dosis justas para convertirse en un cuento leído al fuego, enhorabuena.

    ResponderEliminar
  26. ¡Hola Roxana! ¡Qué inquietante relato! Cuántas cosas pasan, pero "él" siempre está al acecho, te persigue..¿es real o no lo es? No lo sabemos. Lo que sí que causa temor. Que no te encuentre nunca. Besos. Nos vemos en El Tintero de Oro.

    ResponderEliminar
  27. Se me erizó la piel!! Fácil meterse en el cuerpo del protagonista, aunque prefiero no hacerlo!
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  28. Hola, Roxana. Buen relato con un narrador en segunda persona que no es frecuente encontrar. Manejas muy bien la tensión y el miedo que sufre la protagonista ante esa visión del accidente y como esa persona muerta se queda atrapada entre dos mundo. Para los menos creyentes en los muertos vivientes también el miedo de la protagonista puede responder a un estrés postraumático. Está muy bien contado. Mucha suerte en el concurso. Abrazos

    ResponderEliminar

¡Hola! ¿Cómo estás? Gracias por pasar a leer mi blog y agradezco que vayas a comentar. Me encanta leer sus opiniones.

Pueden escribir lo que gusten, tienen todo el espacio que quieran para comentar ¡Y no se echen para atrás por ser una entrada vieja! Yo responderé el comentario sin importar la fecha <3

¡Qué tengas un lindo día!

¡Un abrazo enorme!

Sueños etiquetados