miércoles, 24 de agosto de 2016

52 días de escritura: día cincuenta y dos

¡Hola a todos! ¿Cómo están? Yo tuve un día bastante tranquilo, como para variar, salvo por una persona que me encontré de esas que son mejor perderlas que encontrarlas ¿lo malo? Es que generalmente, no tienes formas de sacudirtelos, porque en cuanto encuentras la forma de irte, ellos deciden acompañarte ¡horrible!

Por suerte ¡es el último día del reto! Y ya que me siento feliz que terminé los cincuenta y dos retos <333 Ni yo me lo creo, así que los dejo con el último —y un gif de mi querido Atsushi para celebrar <3—.


Día cincuenta y dos: Escribe un relato de un personaje que encuentra una corbata y no sabe cómo ha llegado allí.
 
La corbata

De repente, sientes el frío. Fue por un brevísimo momento antes de abrir los ojos y reconocer el lugar en donde estás. Mentira, no lo reconoces, sigues viendo tu habitación como si fuera otra, como si fuera la de alguien más. Palpas tu torso, estás desnudo y al poner los pies en el suelo ¿son tus pies? Justo al final de tus piernas, pero no se sienten como tuyos ¿serán? Tienes una sola media y estás en calzoncillos.

Te levantas y caminas desperezándote, sabiendo que eran exactamente tus pies. Pero todo se ve tan raro. Hasta el sujeto que te mira con cara de dormido desde el espejo. Tiene un aspecto horrible. Y en cuanto pasa la mano para peinar su cabello desaliñado con los dedos, ve la corbata colgando de su muñeca ¿una corbata? La miras bien. Es exactamente una cortaba de color vino con franjas doradas. No es tuya, jamás tendrías un gusto tan malo como para comprarte una corbata ¡menos de ese color!

Te diriges al baño pensando en quitarte las lagañas y la cara de recién levantando con un poco de agua fría cuando sientes un ruido en la cocina. ¿Lo sentiste de verdad? Fue breve, brevísimo, sólo el frío te confirmo que no era un sueño, pero todo se ve como tal.  

Sin importar mucho eso, caminas hacia la cocina y ves a un hombre de cabellera larga salir de la casa con el sobretodo en la mano. No saludó, no se despidió. Más, al mirar en la encimera, ves el desayuno preparado. Yo insisto en que salgas y averigües quien es, pero tú sólo dejas que se vaya, mirando con una sonrisa el número de teléfono y el nombre que está escrito en la hoja de papel.

Te quitas la corbata de la muñeca y la dejas a un lado de la encimera. Levantas la taza de café y la hueles: no sientes nada. ¿Alguna vez te dije que estabas dañado? Si no lo hice, lo haré ahora: estás dañado. 

Vuelves a sonreír como un tonto dirigiéndote al baño. Piensas llamarlo. Más tarde, quizás mañana, quizás el día que logres reconocerte en el espejo del baño. No lo sabes. Pero un quizás suena demasiado bien, tal como ese café que acabas de dejar.

¿Lo harás? Definitivamente, quizás.



Y para finalizar, un relato con uno de mis niños favoritos <3 Es un personaje que suelo usar bastante en el rol y es que me encanta porque está casi loco. Al menos, él así lo cree. Padece de despersonalización y desrrealización, un impedimento para verse como parte de la realidad o reconocerse a sí mismo como tal. Ve todo como si fuera un sueño o una película. Y el padecer esto lo llevó a desarrollar un yo desdoblado que es precisamente, quien relata todo y quien siempre, aprovecha para burlarse de él o recordarle lo dañado que está. 

Su nombre originalmente era Zetsuboo (絶望)—desesperación— Zetsu para acortarlo, pero pasó a ser Zetsuai (絶愛) —amor desesperado— cuando se obsesionó con una mujer, dedicando su vida a encontrarla. De él tengo varios episodios sueltos más que nada que en algún momento, iré compartiendo con ustedes.

¡Se cuidan! Y pasan una hermosa noche y un bonito día <3
 Bye!

8 comentarios:

  1. ¡Me ha encantado tu último reto! ¡Muy chulo! Además,eso de que tengas que meterte propiamente en el papel ha sido muy adecuado. :)

    A mi que también me falta poco para terminar,verás... Tengo como 5 retos pendientes para hacer,contando los que te voy viendo a ti. QUÉ YO ME APUNTO A UN BOMBARDEO! JAJAJA

    Un besazooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Me alegra que te haya gustado que es tenía mis dudas, como éste personaje es tan peculiar XD

      Yo también estoy igual, de hecho, el reto que lleva Kath me tienta mucho de hacerlo XD así que vengo conteniendo mis ganas para no sofocarme de cosas.

      ¡Un abrazo!

      Bye!

      Eliminar
  2. ¡Oh! Me ha gustado mucho. Ha sido muy interesante y angustiante.
    ¡Me alegro que hayas terminado el reto al fin! ¡Bien!
    Nos seguimos leyendo <3
    ¡Cuídate!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El personaje es bastante angustiante, más al narrarlo de esa manera <3

      ¡Un abrazo!

      Bye!

      Eliminar
  3. Que personaje complejo. Y bien planteado. No es poco mérito.
    Como no es poco mérito la forma en que has resuelto los distintos retos.
    Felicitaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! La verdad, es que me siento feliz de haberlo acabado <3

      Me alegra que te haya gustado el cuento de hoy <3

      ¡Un abrazo!

      Bye!

      Eliminar
  4. Me ha encantado *^^*, el tema es un poco raro xD pero lo has sabido llevar.
    ¡FELICIDADES! :D

    Nus vemos ~

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! La verdad es que tener una corbata cuando te levantas no es algo cotidiano, pero algo puede hacerse XD

      Me alegro que te gustara <3

      ¡Un abrazo!

      Bye!

      Eliminar

¡Hola! ¿Cómo estás? Gracias por pasar a leer mi blog y agradezco que vayas a comentar. Me encanta leer sus opiniones.

Si quieres que dejar invitación para que pase por tu blog, pincha aquí.
Si vas a afiliar o dejar confirmación de ello, por aquí

Gracias por no hacer spam <3 Y si lo haces, ten presente de que borraré tu comentario por no estar relacionado con la entrada ¡Estás avisado!

¡Qué tengas un lindo día!

Bye!