Menu

miércoles, 10 de octubre de 2018

Querido diario: Músico de calle

¡Hola, hola mis queridos soñadores! ¿Cómo están? Después de una semana terrible, la verdad, apenas he escrito y he releído lo que tengo para publicar para tener algo activo el blog >.< mucho trabajo realmente y algunos líos extra con la locura del paro de transporte que hacen cuando se les da la gana. Terrible realmente ¡pero tengo un cuento hecho! Y mato dos pájaro de un tiro que cumplo con el reto de Inktaire y de Sueños de tinta, que esta semana, había que escribir una historia basados en esta premisa:

Un músico tiene la habilidad de hacer cosas sorprendentes con su música. Toca una melodía y puede revivir a alguien, toca otra y mata a alguien; otra y crea algo, etc. ¿Qué es capaz de hacer este músico con ese poder?

Como en este mes tocaba en Inktaire inspirarse en una imagen de un pianista callejero ¡vino justo para ambos! Espero, lo disfruten <3


Músico de calle


El piano moría un poco por cada día que pasaba sin que nadie lo tocara. Su alma se iba destrozando en aquel rincón; el olor a humedad quería impregnar la madera y sofocar al fin sus cuerdas. Él, triste, desolado y sin motivo para continuar, dejó de tocar sus teclas, después de todo, no había nadie para que pudiera oírlas ya.

El alma del piano padecía tanto y tan fuerte como su mismo interprete que no podía hallar consuelo más que en unas calles en las que caminaban personas que simulaban tener vida.

Una explosión, una prueba nuclear fue su fin ¡el de todos! pero en sus dedos había una magia tan particular que fue capaz de recobrar todo a un estado anterior, perfecto… o casi perfecto.

El mundo donde vivía, lo que quedaba de él ya no era lo que recordaba. Los muertos se habían levantado y algunos, rearmado a pedazos que ni si quieran eran propios después de que su música los reviviera. Cuerpos sin vida carentes de almas que vagaban poblando las calles como la conocida masa: no pensaban, no sentían tan sólo existían.

Y mientras los caminantes de ultratumba pasaban alrededor del piano que había sacado a la calle aquel trágico día que decidió hacer el bien y traer de nuevo a sus amigos y familia, se sentó frente a él. Quitó las hojas secas que se colaron en sus teclas, el polvillo y aunque el La mayor sonó con terrible estridencia, fue capaz de ejecutar aquella pieza con maestría.

Él estaba vivo, él sentía cada tecla ¡él transmitía su vida en esas notas! Regalaría sus sentimientos en clave de Sol, de Do, de Fa, de la que hiciera falta. ¡Traería vida! O al menos, usaría su don para intentarlo.

Llegando al crescendo de la canción, su cuerpo comenzó a brillar con tal intensidad que él mismo parecía un reflector en plena calle. El espectáculo que estaba dando era maravilloso: el brillaba, las notas se veían reales escribiéndose en el aire en un pentagrama de colores y sin embargo, no había nadie para disfrutarlo.


Poco más de pasar la coda, su cuerpo comenzó a disolverse. Si no era capaz de transmitir esos sentimientos, él mismo se volvería tales y los repartiría, los haría llegar uno por uno, como un simple polvillo, dejándoles un calorcito que haría único ese momento: les daría sus sentimientos a esos vivos… que realmente, estaban muertos.




El tema que inspiró más que la imagen y la consigna, fue una canción de SAUROM. Les comparto el tema aquí abajo <3

¡Un abrazo!

12 comentarios:

  1. Que linda historia nos has dejado , sabes cuando te leía he visto el alma del piano ..
    Te deseo una bella semana .
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué maravilla que te hayas sentido de esa manera! Me has dejado una gran alegría <3
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  2. Te recomiendo este blog. Vas a encontrar material sobre género de terror, cuentos, críticas.
    http://unlugartranquiloblog.blogspot.com/

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Se ve de lo más interesante, así que enseguida me paso por ahí <3
      ¡Muchos besos!

      Eliminar
  3. Pensé que había comentado.
    Te había escrito que captaste lo que hacen los músicos talentosos, siendo artísticamente manipuladores, poniendo emociones en quienes escuchan su música, poniendo mucho de si, en lo que interpretan.
    La música que incluiste seguramente te inspiró.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes <3 la verdad, como dices, los músicos callejeros saben convencerte con sus notas, no tendrán mucha labia hablando ¡pero cuando tocan, encantan!
      ¡Muchos besos!

      Eliminar
  4. ¡Estuvo sensacional y la música fue maravillosa!
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias! Me alegro que disfrutaras ambos :)
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  5. Holaaa (。◕ ‿ ◕。)/
    Creeme que ando igual que tu la semana pasada ha sido terrible, puro estrés en mi corazón u.u

    ha sido una lectura muy bella me han encantado el sentimiento que me transmitió.

    Espero puedas pasarte que estés bien!

    穛 S4Ku SEK4i®

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá los días mejoren para ambas ¡Mucho ánimo, Saku! Que hay que seguir siempre adelante, linda <3

      ¡Gracias por leer! Me alegra que te haya llegado la melodía y el cuento.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  6. Super lindo el relato y la canción está genial. No la conocía y me dejó prendida, jaja. A mi me es difícil inspirarme con canciones con la letra, prefiero más instrumentales. ¡Abrazos!

    Gisela "Bleiÿ" Brito
    ↳ El blog de Bleiÿ ↲

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Saurom tiene bellísimas rolas! Si ésta te gustó, te recomiendo mucho su disco Sueños y Vida <3 dos joyitas de la música, sin duda alguna.

      A mi me inspiran ambas por igual, si me llega, todo es bienvenido <3

      ¡Un abrazo!

      Eliminar

¡Hola! ¿Cómo estás? Gracias por pasar a leer mi blog y agradezco que vayas a comentar. Me encanta leer sus opiniones.

Pueden escribir lo que gusten, tienen todo el espacio que quieran para comentar ¡Y no se echen para atrás por ser una entrada vieja! Yo responderé el comentario sin importar la fecha <3

¡Qué tengas un lindo día!

¡Un abrazo enorme!

Sueños por categorías
¡Escribe por semana! ¡Yo escribo! 15 retos para fanfics 30 días con BUCK TICK 31 días de escritura 52 retos de escritura A contramano Ahora que estamos solos Alejandro Dolina Apaga la luna que los ángeles nos miran Arreglos de Eternidad Azaly BUCK TICK Bye bye Esperanza Cita en el bar Citaura Claro de luna; luz de sueños Como una luz o como un grito Conquistando las estrellas Cuando la magia se apaga Cuando los cerezos caen Cuentos De la A a la Z Desafío fantástico Detective Conan Dibuja tu OC Dibujos Diseños Doramas El alma del vampiro El brillo de los copos de nieve El cielo a mi favor El mundo entre dos Escribe con K Espíritus del mar Estadía indefinida Fanarts Fanfics Halloblogween Ideas Inktober Inspirándome con un elemento Inuyasha Japonés Juntaletras La flor del infierno Lectores otakus Libros Locos y azules Los locos Adams Mahouka Koukou no Rettousei Manga Manhwa Mayores de 18 Me sobran los motivos Microrrelatos Mientras duerme el sol Mudai Musicales Naruto No siento al mundo ni el mundo me siente a mí No te soñé Novedades Obra de teatro Ojos de cristal Películas Piratas del Caribe Pocahontas Poesía Querido diario Recuerda que morirás Recursos Relato juevero Reto de San Valentín Reto navideño Reto Tahisiano Retos Ricardo Arjona SAUROM Señora Luz de Luna y Señor Oscuridad Series Si no volvieras Si perdemos el control Siempre te voy a esperar Siempre volveríamos Sketchbook blogger Sueños Sueños de tinta Supernatural Tag The devil`s Carnival Top Tutorial Uno entre mil Valentino Variétés Victimas del amor visual novel Yuuwaku Zetsuai since 1989