Menu

jueves, 30 de agosto de 2018

Me sobran los motivos #34

¡Hola, hola mis amores! ¿Cómo están? Hace muchísimo que no traigo música al blog >.< la verdad, es que tenía la entrada en borradores a medio empezar y nunca la subí ¡Jo! Tengo varias así que espero, vean la luz en el transcurso de la semana o al menos, pronto.

Y para variar un poco, esta vez, es todo música en español, porque cuando me di cuenta, ya había elegido todas las canciones, así que quedara para la próxima alguna novedad en otro idioma.

¡Disfruten!



○○Vivo de Chayanne
 Chayanne tiene hermosas canciones, pero a melodía de ésta, la guitarra y la letra, me enloquecen <3 La canción fue incluída para su album internacional (que pueden escuchar la canción en inglés, pero a mi parecer, el idioma no le va, que se escucha como si le faltara pasión al cantar, mientras que en español, Chayanne es vibrante <3) Les dejo el link por si quieren escucharla un poco por aquí.

Yo vivo por tu amor
Y seguiré luchando
Con la fuerza que siempre me das.
○○Ven a pervertirme de Malú
Malú son palabras mayores para mí <3 esta mujer tiene una voz preciosa y unas melodías ¡Que ni hablar! Que la pones a cantar en el género que sea y a hacer dueto con quien sea y deslumbra. Y este tema es uno de mis favoritos de ella <3

Cuando esté tan escandalizada
Susúrrame al oído que me amas.
○○Soy gitano de Camarón de la isla
El fin de semana aproveché a hacer limpieza general, tirando cachibaches y encontré una caja llena de casettes de cuando era niña y bailaba flamenco. Entre ellos, muchísimos de Camaron de la Isla. Así que les comparto una hermosa bulería de su repertorio.

Soy gitano y vengo a tu casamiento
A partirme la camisa, la camisita que tengo
Soy gitano y vengo a tu casamiento
A partirme la camisita que la tiñieron.

○○Son de amores de Andy y Lucas
Fue uno de los primeros temas que escuché de este dueto que tiene rasgos flamencos y pop, una mezcla cuanto menos interesante, que a mi me enamoró de ellos <3 Aunque con el tiempo fueron perdiendo esto, por ahí, en alguna canción quieren retomar sus orígenes sin mucho éxito. Sin embargo, esta canción de ellos sigue siendo de mis favoritas.

Comentan que ya no te pones esa ropa
Que te favorecía y te hacía tan mona
Y que esas ilusiones que tenías antes
Se las llevó la Luna, Luna, Luna.
○○La leyenda de Ganbrinus de SAUROM
 Amo a estos muchachos y su estilo. En esta ocasión, con aire de juglares nos cuentan una leyenda y fomentan la bebida (?) ¡Jo! Una verdadera gozada el tema en la voz de Miguel Angel Franco, que este hombre tiene una potencia y una versatilidad para hacer lo que quiera.


Si ella no se enamoró
No pienses en llorar
Pues hoy, mustío garzón 
De suerte tú estás
Te enseñaré a disfrutar
Bebe para olvidar
Luego el corazón
Dejará de suspirar por amor.

Espero les haya gustado la selección y si quieren dejar recomendaciones, son más que bienvenidos <3

¡Un abrazo!

Leer más...

jueves, 23 de agosto de 2018

Señor blanco

¡Hola, hola mis amores! ¿Cómo están? ¿Qué tal los trata la vida? Ayer los invitaba a pasarse por el servidor de Sueños de tinta y hoy les comparto un cuento con el que participé en el servidor.

Se trataba de inspirarse en la imagen y escribir algo al respecto, el género como la extensión era libre y yo recurrí al formato de diario. Sé que no tiene nada qué ver con la imagen, pero la idea era inspirarse y no tomarlo de manera literal y eso es lo que hice.

Lo dejo con el cuento.
21/08/2016 

Estimado Señor Blanco:
                                     Lo sé, llevo mucho tiempo sin aparecer, sin dar señales de vida. Posiblemente, te hayas preguntado qué ha sido de mi existencia en el tiempo en que no hemos charlado. Es casi curioso pensar que tanto tiempo en el olvido para ti es casi como que hubiese muerto y vuelto del sepulcro ¿quién te daría vida si no fuera yo? Aún me pregunto si algún día me responderás.

Mi suegra sigue en la casa. Nunca he estado muy de acuerdo con los chistes de suegras, creo que generalizar es un error, pero realmente, creo que ella es el diablo hecho carne. No se ha ido, la casa se ha vuelto casi un campo de batalla entre ella y mi mujer; yo soy una especie de referí que interviene cuando las cosas se ponen intensas y acaban en una pausa que puede durar de quince a veinte minutos, quizás, un poco más si alguna de las dos decide retirarse de la casa. Sé que está enferma pero he considerado seriamente en echarla de casa. Nuestra vida matrimonial ha ido en picada desde que la tensión de sus peleas está constantemente en nuestras vidas.

A veces, actúa frágil y tranquila, hasta me jugaría a decir que es sumisa como brisa de verano. Otras, la mayoría del tiempo, a decir verdad, se comporta como un gigante y cada una de sus palabras se llena de un aire gélido. Conste que no le deseo mal a nadie, pero quisiera no volver a topar con ella.

Raquel, la hermana de mi mujer, ha escrito, ha dicho que no tenía tiempo, que era hora de que Anastasia hiciera algo por su madre. Me dan rabia ese tipo de personas. He pensado en contratar una enfermera para mi suegra, visitarla sería mucho más leve que convivir de este modo atrincherado. Necesitamos volver a nuestra tranquila vida. Quizás, podría hablar más contigo, quizás no. He avanzado en mi novela, todo este conflicto en casa me ha ayudado a darle más realismo al conflicto de mi novela, a los diálogos, a ese sentimiento de frustración, rabia e indignación que surge durante y después. Me gusta como queda, creo que en poco estará terminada.

¿Qué me dirías si pudieras leerla? ¿Te gustaría? He leído sobre los tulpas, seres creados por el pensamiento y la energía. Me pregunto si moriste un poco en el tiempo en que no te pensé ni escribí. No te he tomado cariño, no vayas a malinterpretar esto, aun me siento reacio a tener un diario, pero, he tenido un hueco desde que no he escrito. No creas que me he tirado panza arriba, que mi novela la escribo a diario, pero tú eres otra cosa, aquí no hay novela, sino, una charla entre los dos, o al menos, un simulacro. A veces creo que es estúpido, pero aún bajo esta insensatez, me ves de nuevo sentado frente al escritorio llenando renglones, uno tras otro. Seguro me insultarías si pudieras.

Voy a hablar con mi mujer, posiblemente, nos veamos más seguido, señor Blanco. No lo sé, quién sabe.

Hasta la próxima.


Espero lo hayan disfrutado.
¡Un abrazo!
Leer más...

miércoles, 22 de agosto de 2018

Corazón

¡Hola, hola, mis amores! ¿Cómo están? Antes que nada, me gustaría invitarlos nuevamente a que se sumen a un pequeño proyecto que surgió con Bleiÿ y Rodio y es un servidor para escritores y lectores: Sueños de tinta. Pueden encontrar la misma invitación en la barrita de la derecha, junto a los otros links sociales <3 sólo deben tener una cuenta en Discord para sumarse y ya :)

Ahora sí, a los que nos atañe en esta entrada ¡El cuento! Tiene sus años ya, lo reestructuré y le corregí muchos errores (de tiempo, principalmente, que me saltaba del pasado al presente en menos de lo que canta un gallo (?)). Es uno de esos géneros que más disfruto escribir ¡y sí! Aunque el título les prometa algo bonito ¡No se dejen engañar! Que el corazón protagonista es bastante macabro, ya verán ewé. Aún así, espero lo disfruten.



Corazón
¿Quién dijo que los siameses quieren ser separados? Ellos dos al nacer, estaban unidos por el corazón. Ambos eran niños y por su extraña unión sabían que sólo uno de los dos iba a tener la fortuna de sobrevivir a ese cruel destino de la muerte. Pero la vida tenía otros planes para aquellos hermanos, superar la separación con la que habían nacido y vencer la muerte era su próximo paso a seguir. No iba a ser fácil, eso era algo que tenían por seguro ellos y todos los que estaban al tanto de la situación, incluso, su propia madre. El destino cruel que les esperaba a los dos pequeños era una vida sin uno de sus hermanos ¿Quién sería el afortunado en escapar de las garras de la muerte? El más fuerte de los dos ¿Quién era? Ésa es la pregunta qué todos se hacían.

Para sorpresa de todos, ambos sobrevivieron a la operación volviéndose un milagro médico desde entonces, pero no todo era un lecho de rosas para aquellos niños: habían quedado con medio corazón cada uno.

Su madre estaba feliz al saber que sus dos niños estaban bien y los bautizó con un nombre ahora que ambos vivían. Uno se llamaría Yót y el otro Lotl. Porque Yótlotl significa “corazón” y ahora que ambos lo compartían, tendrían que estar siempre juntos para ser uno, ésa era la condición para que su vida prosperara y ambos alcanzaran la felicidad: estar siempre uno al lado del otro. Una meta imposible, un deseo casi irreal que ambos debían compartir el uno con el otro para formar aquel único ser que eran al momento en que salieron del vientre materno, para encontrarse con la dura realidad en la que les había tocado vivir: eran dos seres diferentes. Cada uno por su lado, sin estar unido a su hermano en ningún aspecto salvo el físico que a veces, les permitía tal unión, como al tomarse de las manos, pero ya no era igual. No lo era.

******

A pesar de su corta edad, se los veía muy unidos, eran dos auténticos hermanos, pero algo extraño sucedía con los pequeños: crecían a una rapidez inhumana, tanto así que en días diez ya tenían la apariencia de dos jóvenes de quince años. Hablaban, se movían y razonaban como si hubiesen pasado toda una vida juntos y no sólo diez días. Hasta habían llegado a aprender por su cuenta algunas cosas como la lectura y su intelecto, ansioso de conocimiento, no tenía miedo a los peligros mundanos y entre los dos, se arriesgaban a conocer más y más del mundo tétrico y problemático en el que vivían. Y más problemático se volvería aún. Su madre, horrorizada por este hecho, los abandonó mientras dormían. Una mañana se despertaron sin la cálida voz maternal que los arrullaba al dormir y los despertaba a desayunar con una rica comida hecha en casa. Ya no estaría más. El silencio de aquel día fatídico se hizo notar en la casa de los dos hermanos, sin embargo, pudieron soportarlo, porque estaban juntos, pero aun así, su corazón les impedía disfrutar de la vida como dos chicos normales. 

Ellos no eran normales, ¡no! ¡Qué va! Los dos eran niños extraordinarios por arriba de todo lo que la ciencia podía hablar y decir, incluso, la misma fe quedaba muy corta para creer en ellos. Así, los dos niños, tampoco debían tener una vida común. Si ellos no eran normales, tampoco debían hacer cosas comunes. Ambos no podían vivir juntos por lo que decidieron que su vida se alternaría a vivir día de por medio. Yót podía absorber la energía de Lotl y salir a recorrer el mundo exterior, puesto que su mundo siempre había sido su casa, y cuando llegaba a la casa, se acostaba junto a su hermano y Lotl, quién absorbía la energía de él para poder salir luego. Vivían alternadamente viéndose sólo cuando estaban en casa.

Pero esto no les permitía compartir las experiencias mundanas juntos, lo que los llenaba de tristeza que carcomía su pecho de manera que era casi insoportable el vivir día a día. Entonces ¿Por qué seguir apegado al cuerpo si no podían vivir juntos? El cuerpo era un impedimento, un obstáculo que no dejaba realizar su sueño de compartir su vida, entonces ¿Por qué no compartir la muerte?

A los obstáculos se los quitaba del camino cuando estorban, era momento de quitar éste de su vida. El único problema es que su vida era el mayor obstáculo a vencer.
******

Sus espíritus seguían juntos después de haberse desprendido de aquel recipiente que contenía sus almas y así podrían vivir juntos la muerte y disfrutar lo que la vida no les había permitido por falta de compasión con ellos. 

 Aunque siempre supimos que había algo maligno en los gemelos incluso, hasta en su forma de reír y de mirar. Sus ojos no eran los de un humano común, sino que guardaban en ellos todo el dolor de no poder compartir la vida con su hermano, incluso de aquel que separaron sin su consentimiento y los condenaron a vivir una vida en la que no podían estar junto a la persona que más querían: su hermano. Todo ello se reflejaba en su mirada y sin conocer toda su historia, tan sólo con verlos por primera vez, podías palpar todo su dolor como si fuera tangible, como una daga que se clavaba en el pecho y se retorcía con lentitud mientras la sangre caía gota a gota, mancha a mancha sobre todo el cuerpo hasta dejarlo inerte, sin vida.

 Jamás actuaron como dos niños normales, puesto que no lo eran. Sus travesuras eran más sádicas que inocentes. No eran las típicas de dos niños que querían disfrutar y divertirse. Aunque ellos sí disfrutaban y se divertían, pero, para el ojo común, se diría que eran crueles y morbosos, pero a ellos les encantaban y lo disfrutaban tanto como un niño disfruta un paseo en carrusel. Y si alguna de sus inocentes travesuras llegaba a gustarle, la repetían varias veces, aprovechándose ya de sus condiciones de espíritus. Pero como pocos pueden percibir a los espíritus, estas travesuras siempre quedaban como obras del destino, dios o alguna entidad sobrehumana a la que los humanos terminaban por atribuirle su causa. Además, si hubiera una forma de acusar a estos dos hermanos ¿Cómo puedes castigar a dos espíritus?

Se sentaban en la ruta y provocaban algún choque, empujaban a alguna vieja hacia las calles transitadas o hacían explotar las turbinas de los aviones: explotaban las centrales de las grandes fábricas o provocaban cortos circuitos para que alguien se electrocutara. Luego, se dirigían a su lugar secreto o alguno parecido y se reían a carcajadas en alguna rama de un árbol grande y frondoso al recordar sus hazañas.

Incluso Lotl, un día, descubrió que podía jugar a infligirles dolor a los humanos a pesar de su condición de ánimas. Podían golpear tus pulmones sin que tú supieras que te sucedía, pero sintiendo el dolor que ellos te provocaban.

Ahora que conoces su secreto y te empieza a doler una muela, la cabeza o sientes como si te dieran una patada en los riñones, no te asuste ni te sorprendas, porque no estás enfermo, sólo son estos dos gemelos siameses que han encontrado un nuevo juego.



¡Un abrazo!
Leer más...

martes, 21 de agosto de 2018

Ahora que estamos solos #7: La magia del violín

¡Hola, hola, mis amores ¿Cómo están? De nuevo, no llegué al reto de la semana. A pesar de que lo tenía bien armado, no conseguía redondear bien la idea y que me gustase el resultado final, así que lo escribí varias veces ¿Les ha pasado que tienen más versiones de un relato que relatos? Bueno, así me sucedió con éste ¡hasta que lo conseguí!

Esta semana nos coordina Neogéminis y nos propone escribir un relato usando al menos dos de los cinco elementos que nos propone. Estos son:

Un ángel
Una casa antigua
Hojas de otoño
Un violinista
Un atardecer.

Los invito a leer a los compañeros por aquí.


La magia del violín


Ese violinista era capaz de crear. No creas que hablo sólo de que era un gran músico y componía bellas obras. Cuando deslizaba sus dedos en el violín y el arco sacaba notas de las cuerdas, su magia comenzaba. No, no era sólo eso. Cuando él tocaba, era capaz de plasmar en imágenes lo que su melodía transmitía.

Cuando lo escuché por primera vez, la melodía era eufórica, casi que parecía hacer a sus cuerdas hablar. Los ángeles danzaban a su alrededor. Entre notas y armonías, era capaz de volverlas reales y así, no sólo nos hacía escuchar y sentir lo que su música decía: también se lo podía ver.

Al día siguiente, volví al mismo lugar. Interpretó la bella melodía de Las hojas muertas y ahí, justo en medio de la peatonal, cerca de la fuente, un árbol grande se forjó a su lado. El piso se cubrió de hojas secas. El hermoso tono entre amarillos, rojos y naranjas que tuvo el suelo mientras la melodía sonaba, deteniendo a los transeúntes en su andar, era mágico.

La última vez que lo escuché fue el día siguiente a ése. Fue un día que marcó un antes y después: me liberó. Salí del trabajo y acorté camino por esa peatonal. Ya ni si quiera iba por ahí por llegar más rápido a casa sino, por escucharlo tocar. Deseaba que sus notas sacudieran mi alma de alguna forma y me hicieran recordar que seguía vivo más allá de mis obligaciones. Porque cada uno de sus acordes hacia latir cada fibra de mi cuerpo como si renaciera en cada compás.

Y me reinventé.

Recordé esa canción y me vi de niño, jugando en la puerta de aquella casa que había marcado mi infancia, mi adolescencia y mi mediocre adultez. Me vi sonriendo, pintando un atardecer, jugando con la pelota. Me vi feliz. Me sentí vivo. No sólo existía cumpliendo una rutina cansina y sin sentido, hacia lo que quería, tenía sueños, pasiones esperanza. 

En esa melodía veía la casa, veía mi infancia. Veía mi oportunidad.

Corrí a tomar el colectivo y llegué a mi casa. Hice un bolso, saqué mis ahorros y esperé a la mañana.

Con la mochila al hombre, con los sueños por delante, con este sentimiento impetuoso que ansía salir y crecer, me fui al primer rayo del sol.

Y aprendí a vivir. Aprendí a dejarme llevar por la magia que me mostró aquel hermoso y triste violín.

 



¡Un abrazo!
Leer más...
Sueños por categorías
¡Escribe por semana! ¡Yo escribo! 15 retos para fanfics 30 días con BUCK TICK 31 días de escritura 52 retos de escritura A contramano Ahora que estamos solos Alejandro Dolina Apaga la luna que los ángeles nos miran Arreglos de Eternidad Azaly BUCK TICK Bye bye Esperanza Cita en el bar Citaura Claro de luna; luz de sueños Como una luz o como un grito Conquistando las estrellas Cuando la magia se apaga Cuando los cerezos caen Cuentos De la A a la Z Desafío fantástico Detective Conan Dibuja tu OC Dibujos Diseños Doramas El alma del vampiro El brillo de los copos de nieve El cielo a mi favor El mundo entre dos Escribe con K Espíritus del mar Estadía indefinida Fanarts Fanfics Halloblogween Ideas Inktober Inspirándome con un elemento Inuyasha Japonés Juntaletras La flor del infierno Lectores otakus Libros Locos y azules Los locos Adams Mahouka Koukou no Rettousei Manga Manhwa Mayores de 18 Me sobran los motivos Microrrelatos Mientras duerme el sol Mudai Musicales Naruto No siento al mundo ni el mundo me siente a mí No te soñé Novedades Obra de teatro Ojos de cristal Películas Piratas del Caribe Pocahontas Poesía Querido diario Recuerda que morirás Recursos Relato juevero Reto de San Valentín Reto navideño Reto Tahisiano Retos Ricardo Arjona SAUROM Señora Luz de Luna y Señor Oscuridad Series Si no volvieras Si perdemos el control Siempre te voy a esperar Siempre volveríamos Sketchbook blogger Sueños Sueños de tinta Supernatural Tag The devil`s Carnival Top Tutorial Uno entre mil Valentino Variétés Victimas del amor visual novel Yuuwaku Zetsuai since 1989