martes, 2 de enero de 2018

52 días de reto: día cincuenta y uno

¡Hola a todos! ¿Cómo están? Quería subir esto antes y terminar el 2017 con el reto cumplido, pero... no se pudo. Pero estoy a punto de cantar victoria ¡Uno sólo! ¡Uno solito me falta para terminar el reto! Y ya puedo saltar en una pata de la emoción. A que sí. Ya está el de este año, así que ya apenas lo termine, intentaré ponerme al día con ese y llevarlo un poquito mejor XD

¡Feliz 2018 para todos! Espero tengan un año lleno de cosas buenas, plagado de felicidad y con mucha inspiración tanto para leer y escribir y poder llevar a cabo todos sus proyectos personales.Mis mejores deseos para todos ustedes <3

Día cincuenta y uno: Escribe un relato en el que un personaje intenta comunicarse con un ser de otro planeta.




Contacto
La nave poco más iba a poder soportar viajando sin rumbo intentando encontrar un planeta que fuera capaz de albergarlos y poder volver a darles un sitio al cual llamar hogar. Diez años iban así, llevando una vida errante y viviendo al día, que aunque contaban con la tecnología para poder procesar el agua y cultivar su comida, el encierro no les iba bien. Tantos años así, viviendo entre paredes cerradas, sin poder sentir la brisa fresca, la calidez del sol, el frío de la lluvia, ya ni si quiera podían ver su propia luna que habían avanzado cientos de años luz perdiendo por completo contacto con las coordenadas del lugar donde alguna vez había existido un planeta llamad Tierra.

—Estableciendo comunicación —aún se mantenían algunos protocolos y cada coordenada que era establecida una posible señal, quedaba grabada en el registro. La asistente femenina hablaba con el micrófono corbatero en su camisa, posicionando el cursor en el eje de coordenadas antes de intentar conseguir a alguien del otro lado— Nave SFW5, intentando establecer contacto ¿me escuchan? Cambio —volvía a repetir la secuencia tres o cuatro veces, comprobando que la señal no llegaba a ningún sitio o que, posiblemente, no entendieran su lenguaje y cambiaba la onda de radio.

A diario la tarea se repetía cientos de veces entre varias operadoras sin tener resultado propicio para su situación.

—¿Nada aún? —Preguntó el capitán con las manos en el bolsillo, ansiando un cigarrillo, pero en esos años, a fuerza había tenido que dejar el tabaco por la falta del mismo en el espacio. Se rascó el bigote viendo a la mujer sentada frente a la pantalla, tipeando números sin detenerse a mirar a otro lado.
—Negativo, señor. Ningún comunicado ha sido respondido hasta ahora —dijo con voz monótona, después de todo, era un trabajo sumamente monótono también.

El hombre suspiró y se acomodó la gorra, limpiándose la frente con el pañuelo para volver a ponérsela. Le dio ánimos a la mujer y se dirigió a la cabina, donde se podía ver el espacio que iban surcando a medida que avanzaban. Algo tan aburrido como desesperante, porque el rumbo que  habían elegido, era el más seguro ante la inminente destrucción de la galaxia, pero era aquel más peligroso porque hasta ahora, no había sido explorado por nadie. Su tecnología se había centrado en su propia galaxia, apenas llegando a salir de ella cuando la destrucción de la Tierra se sucedió y quedaron como inmigrantes galácticos esperando que algún mundo los recibiera. Y hasta ahora, nada parecía ser realmente alentador para ellos.

—¡Capitán, Capitán! —Gritó Maria al entrar a la cabina con un proyector del tamaño de su palma— hemos encontrado algo —dijo acercándole el aparato y desplegando el mapa en el aire como un holograma. Se mostraba un punto amarillo que tintineaba —ahí, ¡nos han respondido! Planeta Exe 8, mandaran un grupo de Inspectores para revisar la nave ¡podremos pisar tierra finalmente! —Exclamó feliz la mujer mirando la locación en el mapa. Se acomodó un mechón de cabello detrás de la oreja y le dijo que fuera a la sala de control general donde estaban ultimando los detalles finales.

Salieron los con la esperanza a flor de piel, si habían esperado tantos años por eso y finalmente, su viaje llegaría a su fin. 

Al analizar las condiciones del planeta, se dieron que era similar a la Tierra, por lo que podrían estar sin problemas ni cascos especiales en él. Sin embargo, los seres que habitaban el planeta no eran si quiera similares a los humanos. 

Lo que llamó la atención al verlos fue su tamaño descomunal: cinco metros de altura tenían, por lo que los humanos se veían como simples cucarachas a su lado, aun así, la negociación había sido llevada a cabo. El idioma sí era diferente, pero contaban entre los alienígenas a alguien con calidad de poliglota que podía hablar tranquilamente con ellos, sin embargo, el traductor que tenían en la nave también servía para no dejarlos fuera de la conversación.

Finalmente, cuando los preparativos terminaron, la nave pudo ingresar a su eje gravitacional y tocar tierra después de tanto tiempo de vagar. Las personas fueron bajando de la misma, pudiendo disfrutar de la atmosfera una vez más, el viento, los olores de la naturaleza y la ciudad que los hacía sentir como si fueran simples insectos.

Guiados por el embajador del planeta, los llevaron al nuevo hogar que habitarían, donde forjarían su civilización, conviviendo con ellos.

Lo que esos humanos nunca se esperaron, es que aquello no fuera más que una granja donde los cuidarían para finalmente, devorarlos.






Espero les haya gustado <3

¡Un abrazo!
 

10 comentarios:

  1. ¡Feliz Año guapa!
    Éste año ya podrás escribir más y ponerte al día con todo.
    Me ha encantado el relato, esa emoción de encontrar una tierra nueva... ¡se me puso los pelos de punta!
    Me ha gustado mucho, me he sentido flotar y todo.
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Feliz año, Cath! Sí, que hay mucho por delante para escribir.
      Me alegra que te gustara, que no suelo escribir muchos relatos así aunque me encantan <3

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  2. Visualicé a las operadoras, muy prolijas en sus uniformes, que les queda bien a su belleza. Las imagine muy atractivas.

    Uno de los riesgos de una aventura futurista. Yo creo que no van a ser victimas tan faciles. Yo creo que se van a encontrar que estos extraterrestres ya lo están haciendo con otras especies, que se va formar una alianza con prisioneros de otros mundos para sobrevivir. Y hasta podría haber algún romance interespecies. Y algún rescate. Claro que también podría haber algún traidor, incluso una asistente traidora, por rivalizar por la atracción del capitán.
    Creo que la historia da para que la desarrolles,

    Te felicito por llegar a un reto de cumplirlos todos.
    Y muy bien.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Y me armaste la trama! Había tenido alguna idea al respecto, pero en un principio, había pensado dejarla ahí. Me pondré a retomarla apenas termine de subir unas cosas de las que quiero ir ya dejándolas colgadas.

      ¡Un abrazo! ¡Y gracias!

      Eliminar
  3. Feliz Año... Y comienzas fuerte y encima nos van a comer ajjaj ay.. tú lo que quieres es meternos el miedo en el cuerpo a primeros de mes ..
    Como siempre me sorprenden tus relatos llenos de fantasía ..gracias por darnos esa dosis de locura ..nos hace el día mas divertido ..un besote cielo cuidate mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ajajaja es que me encantan este tipo de tramas y el terror parece que es algo que se me da natural escribir XD

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  4. Demasiado idílico estaba resultando el contacto. Me ha encantado el lenguaje tan 100% ciencia ficción que has utilizado, así como ese detalle de problemas prácticos como la habitabilidad del planeta, la manera de comunicarse, la soledad del espacio... y sobre todo ese final que nos advierte del peligro de percibir a los aliens con parámetros humanos. ¡Reto superado ampliamente! Un abrazo y te deseo un feliz e inspirado año!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Demasiado y no podía terminar bien, que si soy sincera, tenía un final más trágico que este en mente, pero lo descarté xD

      Me alegra que o disfrutaras <3

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  5. Uy buen final me sorprendió. Felicidades por acabar el reto te mando un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Aunque aun no lo termino, me falta uno que subo enseguida.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar

¡Hola! ¿Cómo estás? Gracias por pasar a leer mi blog y agradezco que vayas a comentar. Me encanta leer sus opiniones.

Pueden escribir lo que gusten, tienen todo el espacio que quieran para comentar ¡Y no se echen para atrás por ser una entrada vieja! Yo responderé el comentario sin importar la fecha <3

¡Qué tengas un lindo día!

¡Un abrazo enorme!

Sueños etiquetados