jueves, 28 de diciembre de 2017

52 días de reto: día cuarenta y ocho

¡Hola a todos, mis queridos soñadores! ¿Qué tal están? ¿Cómo la llevan estos últims días del año? Que ya no queda absolutamente nada para que finalice >.< ¿Ya hicieron sus propósitos para el nuevo año? Que yo tengo los míos, pero a saber cuándo los cumplo, que metas en la vida es una de las pocas cosas que siempre me sobra XDy los kilos, no nos olvidemos de eso (?) .

Ya me faltan exactamente cuatro días para terminar el reto ¡Qué sí llego! O que al menos lo intento, que estoy tan emocionada de terminarlo casi cuando se termina el año que subo todo de golpe XD

Día cuarenta y ocho: Describe los pensamientos y sensaciones de un personaje que está en coma.





Sensaciones que percibo

Otra vez Ricardo de los Valles Altos discute con Natalia Sinpan de que su amor es imposible y debe quedarse con Elena Diplata. Todos los días es lo mismo. Que gritan un poco, que se llaman por el nombre completo. Luego llegaba Pepe Hongos, el chico de barrio que estaba locamente enamorado de Natalia Sinpan, pero que no le correspondía.

—¿No hay nadie que pueda cambiar de canal? —Hace tiempo que no puedo abrir los ojos, que no puedo moverme. Siento mi cuerpo entumecido, pero aun escucho. Escucho las conversaciones de mis hijos cuando vienen a visitarme, aunque ya no es tan seguido como antes. Supongo que el que no pueda recibirlos es algo que los aburre ¡Ah! Si supieran cuanto me aburre a mí escuchar a Pepita, la de la esquina, que cuenta todo el chimento de la manzana.

Los médicos no son más esperanzadores que las novelas que sintonizan. A veces, dudan de si voy a despertar, de si voy a volver a abrir los ojos. Hace poco escuché a una enfermera hablar sobre lo triste que era morir así. ¿Quién se está muriendo, eh? Que no puedo moverme, pero sé a la perfección lo que pasa a mí alrededor. Bueno, en mi metro cuadrado ¡pero que lo sé, eh! 

Morirse.

Estupideces.

Ya quisiera verlas a ellas en mi situación, a ver si les gustaría escuchar a alguien hablar así.

Aunque ya ni sé qué día es o cuánto tiempo ha pasado desde que estoy aquí. Al principio, fue mucho más… oscuro todo. No entendía nada, como si estuviera en una caja de vidrio a prueba de ruidos. Poco a poco esa barrera se rompió y llegaron los sonidos hasta a mí, al punto que lo único que puedo decir desde que estoy aquí es que nunca he disfrutado tanto las conversaciones ajenas como ahora. Agradezco quien haya puesto el televisor, pero estoy ansiosa por cambiar de canal a uno más interesante. Me gustaría algo de música, cualquiera, con algo que me mueva el espíritu a lo mejor, podría encontrar el impulso para salir de esto.

Hace frío, no sé quién ha dicho que hacía calor que han bajado el aire acondicionado. Alguien entra a la habitación, ojalá pudiera decirles algo para que se den cuenta de que tengo frío ¡y mucho! Miren mis vellos, seguramente, pueden ver mi brazo, tengo la piel de gallina. A ver ¿por qué nadie se fija en ello?

Escucho un gimoteo y la puerta cerrándose. Es mi hija que llora sosteniendo mi mano. Ay, cariño ¿qué es lo que te ha sucedido ahora? Quisiera poder abrazarte y que me cuentes todo como antes. Voy a despertar, te lo prometo.

La puerta se vuelve a abrir y hace una pregunta que me hiela la sangre, más que el frío del ambiente, más que todo el tiempo que he estado postrada aquí. 

Hagas lo que hagas, por lo que más quieras, voy a despertar. Voy a hacerlo. Yo…

Puedo verme al lado de la cama… puedo verme intubada y llena de cables. Diez años sin ver nada para que este sea mi primer y último recuerdo al acompañar a la parca.






Y hasta aquí llega el reto. Espero lo hayan disfrutado.

¡Un abrazo!

 

5 comentarios:

  1. Me dejas sin palabras de donde sacas tiempo e ideas para escribir como lo haces ...los adjetivos se me quedan cortos eres muy muy buena ..
    Un abrazo amiga y felicidades por todos tus escritos .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo una mente muy activa, lo que es bueno, o al menos, eso creo ¿tiempo? Malabares con todo para poder llegar y muchas desveladas XD

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  2. Es destacable la valentía del personaje que la pelea hasta el último momento. Cuanta energía y deseos de vivir que tuvo.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y se sobrepone a la desesperación sin poder conseguirlo. Me ha encantado escribirlo pero también, me ha dado cosita por ese fin tan triste.

      ¡Besos!

      Eliminar
  3. Uy genial relato aunque me opuso un poco triste por que me acorde de mi papa . Te mando un beso y suerte

    ResponderEliminar

¡Hola! ¿Cómo estás? Gracias por pasar a leer mi blog y agradezco que vayas a comentar. Me encanta leer sus opiniones.

Pueden escribir lo que gusten, tienen todo el espacio que quieran para comentar ¡Y no se echen para atrás por ser una entrada vieja! Yo responderé el comentario sin importar la fecha <3

¡Qué tengas un lindo día!

¡Un abrazo enorme!

Sueños etiquetados