martes, 5 de septiembre de 2017

Claro de luna: luz de sueños — Capítulo 8 : Cuando todo va mal

¡Hola a todos! ¿Cómo están? Espero que muy bien. Les dejoapítulo nuevo capítulo nuevo de esta historia, como dicen, lento pero seguro. Ya casi, casi la termino, no creo extenderme más de dos o tres capítulos más con ella, así que si quieren ponerse al día, pueden pasar por Claro de luna; luz de sueños, que encontraran todos los capítulos ordenaditos —porque tengo manía con los índices, ya saben (?)—.

Los dejo con la historia:




Capitulo 8

Cuando todo va mal

Una semana habían pasado escondidos. El ambiente tenso se podía sentir, casi agarrarse con la mano. Shougo habia mejorado de su herida pero Sayo había empeorado, aunque ella se negaba a aceptar que tenía algún problema, sentía que ya tenían demasiadas preocupaciones como para que ella les sumará una más, por lo que hacia su mejor esfuerzo para estar entera frente a ellos.

Aun así, ella terminó saliendo a dar una vuelta, estar encerrada no era exactamente lo suyo, ni en sus peores condiciones. Necesitaba tomar aire y relajarse un poco, por lo que e fue sin avisarle a nadie, no pensaba demorar mucho tampoco. Más tampoco se habia dado cuenta de que no había salido sola de la casa.

—¿Sabes? Podrías haber pedido que alguien te acompañe— 

De tan sólo escuchar la voz de Sanosuke, se sobresaltó, volteando a verlo rápidamente, llevándose la mano al pecho después del susto. Respiró sonoramente dejando caer sus hombros  volvió a caminar lentamente.

—Estoy bien— mintió corriendo el rostro, no quería mirarlo.

—Lo bueno de que seas tan honesta es que tus mentiras son muy transparentes— aceleró el paso hasta alcanzarla y caminar a su lado.

Ella lo vio por el rabillo del ojo y disimuló una mueca que acabó tomando una agradable expresión. Realmente, se sentía bien tener a Sanosuke cerca.

—Tu hermano está preocupado por ti, todos lo estamos— se detuvo colocándose frente a ella, frenando su paso.

—Lo sé. Pero es peligroso ¿de que me valdría estar sana si les pasa algo a ustedes? Yo no quiero— si había hecho el intento por no desmoronarse antes, en el momento en que Sanosuke la abrazó, acabó por destruir todo, como si de un fino cristal se hubiese tratado. No contuvo ni sus lágrimas ni su malestar. Y él la dejó, sin decirle nada, sin pedirle que no lo hiciera, sólo dejó que liberase todo aquello que la angustiaba y pudiese al menos, sentirse reconfortada emocionalmente.

Cuando se sintió un poco más relajada, siguieron caminando en silencio, tomados de la mano, como si nada hubiese sucedido antes. Se detuvieron luego de un rato y se sentaron en un trono caído que usaron a modo de asiento. Había algunos charcos de agua por la lluvia de días anteriores donde la luna encontraba su reflejo.

—Gracias, por todo, Sanosuke—

—¿Por qué me agradeces?— Aquello no le sonaba bien, se sentía tenso sin poder disimularlo. La última vez que le habia agradecido, había sido antes de darle su testamento, pensando que iba a morir. Aunque nunca se lo pidió de vuelta y él, se había negado a tirarlo debido a que era de ella, una de esas únicas cosas que le quedaba después de haber sido exiliados fuera de Japón.

—Porque sigues estando aquí, para mí. Aun si no te llamo o te digo que puedo yo sola, ves a través de mi— alzó la vista y se vio reflejada en sus ojos cafés, como si fuera el más bello claro florido que hubiese visto antes.

Fue en ese instante que sus miradas oscilaban entre sus ojos y la boca ajena y con disimulada parsimonia, el estrecho vacío que había entre ambos rostros se fue disolviendo hasta que los labios ansiosos se encontraron.

—Se esta haciendo un poco tarde— dijo Sanosuke sin poder apartar la mirada de sus labios.

—Está bien así— respondió ella con dulce voz y apoyó su cabeza en el hombro de Sanosuke siendo rodeada por uno de sus brazos, contemplando la luna y aun saboreando en sus labios, el primer beso compartido entre los dos.



La luz de las velas generaba sombras ondulantes con el soplido del viento en la noche. La pareja entró a la casa y se topó con un preocupado Shouzo que entraba y salía de aquí y de allá con un papel en mano. Apenas se percató de su presencia, la expresión se intensificó, tragando saliva, sabiendo que la expresión de ellos les exigía saber rápido que había sucedido, pero no hubo palabras entre ellos. Él estiró la mano y les entregó un papel que Sayo acabó tomando y al leerlo, flaqueó de tal forma que si Sano no hubiese estado ahí y reaccionado lo suficientemente rápido para sostenerla, habría caído al suelo. Se sentó dejando la nota en la mesa que tambaleaba al tener una pata floja:

Lo siento
Shougo

Era todo lo que había allí, tres palabras que habían revelado absolutamente todo lo que él haría: se había ido nuevamente a aquel lugar del que tanto trabajo les había costado escapar.

—Yo conseguí ayuda—

—¿Cómo? ¿Quiénes?— Intervino Sano sin haber pensado que el ninja podía tener sus contactos en ese país.

—Ambos sabemos que el Señor Shougo no parará hasta conseguirlo y no podremos volver a casa a menos que acabemos esta batalla— miró por el rabillo del ojo a Sayo cuando dijo eso. Lo que más quería es que pudiera volver a su vida tranquila —pero hay que movernos rápido o el Señor Shougo…— no quiso terminar la frase.

—Lo sé, es fuerte pero lo superan en número ¿Cuándo partimos?— aunque si bien, estaba preocupado, especialmente por lo que pudiera deparar a Sayo y su hermano, la emoción por el combate se notaba en él y en el ímpetu con que cerró sus puños: estaba ansioso.

—Yo iré con ustedes— dijo ella levantando la vista del papel dirigiéndola a los hombres que la acompañaban, disipando de un momento a otro el ánimo.

—Sayo, no—

—Está bien,  Sanosuke— lo interrumpió ella —no seré buena peleando, pero tengo buena puntería— aseguró y Shouzo daba fe de eso que su hermano mismo la había entrenado para que pudiera defenderse —si se pone peligroso, me iré. Lo mismo si llego a sentirme mal. Pero no me quedaré esperando aquí sin hacer nada— sonaba asertiva. Su actitud había cambiado completamente en los últimos minutos.

Por mucho que les disgustara la idea, Sayo había tomado una decisión y estaba segura de que iba a seguirla hasta el final, sin importar las consecuencias.




<<Capítulo 7                                                           Capítulo 9>>


¡Espero les haya gustado! ¡Se cuidan!

Bye!

14 comentarios:

  1. Muy buen capitulo.
    La unión hace la fuerza, y Sanosuke lo sabe muy bien.
    Shougonos nos deja en suspenso, adonde se habrá ido.
    !Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Exacto! A ver si les sale bien todo en el otro capítulo <3

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  2. Muy buen capitulo , nos dejas en tensión esperando que será eso es bueno así vamos calentando motores .
    Gracias linda por compartir tan buenos escritos .
    Un abrazo y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una de mis especialidades el suspenso (?) me alegra que te guste. Siempre es un gusto compartirlos, más si los disfrutan <3

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  3. ¡Al fin escribiste el capítulo! Nos tenías en vilo y vuelves a dejarnos así... que malvada.
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Perdón! Intento ponerme al corriente con todo pero es más difícil de lo que parece :,D

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  4. Uy veamos que pasa y me dejaste intrigada con el final

    ResponderEliminar
  5. Ya está el próximo jueves de relatos

    https://julianoelapostata56.wordpress.com/2017/09/10/2749/

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por siempre ser tan atento! <3 Esta vez sí llegué XD

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  6. (。◕ ‿ ◕。)/ Holaaa!!!
    Muy buen capítulo me ha dejado con ganas de mas, auqnue debo leer los anteriores!

    Espero puedas pasarte que estés bien!

    穛 S4Ku SEK4i®

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué genial! Espero subirlo pronto que no está lejos de finalizar

      ¡Un abrazo!

      Eliminar

¡Hola! ¿Cómo estás? Gracias por pasar a leer mi blog y agradezco que vayas a comentar. Me encanta leer sus opiniones.

Si quieres que dejar invitación para que pase por tu blog, pincha aquí.
Si vas a afiliar o dejar confirmación de ello, por aquí

Gracias por no hacer spam <3 Y si lo haces, ten presente de que borraré tu comentario por no estar relacionado con la entrada ¡Estás avisado!

¡Qué tengas un lindo día!

Bye!