miércoles, 26 de julio de 2017

Como una luz o como un grito — Capítulo 9

¡Hola a todos! ¿Cómo están? ¡Traigo capítulo nuevo! Y la verdad, que ahora que lo leo de nuevo, me he dado cuenta de que en esta historia hay muchos personajes con la sílaba Lu, Lunetta, Luka, Luaces, parece que me hubiese esmerado buscándolos >.< me resultó curioso encontrar ello XD que sin darme cuenta, destacan más los nombres de los demás por no seguir ese patrón (?)

Aun me quedan por digitalizar algunos dibujos, así que el que subiré en este capítulo es sólo un boceto, porque la verdad, ni lo terminé de colorear, sólo fue rellenar algunas cosas de negro y ya (?) pero ya para el siguiente, espero, estará todo más bonito <3



Capítulo 9

Si había algo que la dejó inquieta fue verlo correr de esa manera repitiendo el nombre de otra mujer. Y ella se sentía increíblemente mal por no poder si quiera ver el rostro de aquella mujer ¿sería bonita? ¿Tendría el famoso brillo en la mirada al ver a Battista? ¿Le habría dedicado una sonrisa encantadora?  Estaba en una situación crítica y se había puesto celosa ¡celosa en un momento así! Se golpeó las mejillas y salió corriendo tras él ¡no importaba cómo! Ella lo iba a alcanzar. Si Battista volaba alto, ella agitaría sus alas más rápido para seguirle el paso, ella había decidido alguna vez que no iba a contemplar la espalda de nadie, sino, que se iba a esforzar por seguir a su ritmo ¡y cumpliría!

Se guio por el sonido de su voz, corriendo a toda prisa sin saber con qué iba a encontrarse en el camino. Hasta ahora, Milan no sabía mucho de casi nada, aun cuando su curiosidad era grande, Battista poco y nada le había contado de todo y aun cuando ella se había visto enredada con su pasado con anterioridad. Pero eso no era algo que pudiera detenerla, por el contrario, sólo la motivaba a seguir en pos del amor que sentía por él y que, esperaba, fuera correspondido en algún futuro cercano.

El ruido era todo lo que tenía para hallarlo ¡bendita vegetación! Pensaba apresurando sus pasos cuando lo. Tenía a la mujer con él, habiéndola dejado de lado, iba contra el hombre enmascarado. Milan se detuvo un momento agitada cuando lo vio y algo en ella hizo clic. En cuanto vio que Battista corría a atacarlo, ella corrió arrojándosele encima, cayendo los dos al piso.

—¡Detente!— Gritó sosteniéndolo, aunque ella estaba encima, iba a tomarle tiempo levantarse.

Él estaba molesto y al ver que el hombre de la máscara se iba, se sintió más impotente todavía. La quitó de encima y la regañó, pidiendo una explicación, aquella reacción había hecho que todos sus planes se fueran por la borda. Al fin había tomado partido, al fin había pensado en hacer todo, cortar de raíz sus problemas aun si eso significaba ensuciarse las manos.

—¿Por qué lo hiciste? Ya casi lo tenía en mis manos — se serenó un poco antes de decirlo. La vio cabizbaja, así que intentó sonar tranquilo.

—Porque es mi hermano—

—¿Hermano? Espera un minuto — dijo sorprendido, abriendo los ojos y alzando las cejas. Ella lo miró aun caída —¿cómo lo sabes? Llevaba una máscara. Y tú no puedes ver su cara — dijo haciendo memoria de todo.

Ella se mantuvo en silencio un momento. Año con año iba ahí esperándolo por una promesa que habían hecho mucho antes de que se fuera de su casa. Tenía la esperanza de verlo, intuición, era lo que ella decía, pero, había resultado totalmente contrario a todas sus expectativas.

—La máscara que llevaba, yo se la hice. Por eso es tan irregular y colorida. Fue hace varios años— 

No hubo más discusión y en ese momento, lo vio partir mientras lo veía marcharse aun sujetando a Battista para que no intentara nada contra él. No hubo más discusión al respecto sobre ello tampoco.

Aun así, había quedado una incógnita con él ¿por qué ahí? ¿Y por qué dejar a Chiara? Algo maquinaban y era una pieza clave para descifrarlo, pero no iba a poder hacerlo mientras ella estuviera inconsciente.




—Sabes que ellos no deben encontrarse— dijo Lunetta a Luka al estar en el comedor bebiendo un trago —si te he encargado el cuidado de Milan en mi ausencia es porque creo que eres capaz de hacerlo—.

—Lo sé. Aunque su hermano nunca ha venido aquí. Dudo lo haga ahora ¿Por eso viniste? —

—Tengo un par de cosas que arreglar por aquí. Mis viajes han dado sus frutos y como siempre, contaré contigo— en su cara, una expresión de triunfo se había formado bebiendo de su trago con elegancia mientras cruzaba las piernas.

—¿Entonces…— dudó en continuar la frase.

—Es mi hijo después de todo, si existe una forma de traerlo de vuelta, su madre debe estar atenta a ello. Pero necesito a Milan lejos de todo peligro— se puso de pie, alisando su falda con sus manos, dejándolo con aquella expresión llena de confianza y superioridad que le daba cada vez que tenía algo en mente.




La habitación le parecía mucho más grande desde que había vuelto de su excursión con Battista. Había mucho que quería preguntar pero no era el momento para hacerlo, lo sabía bien, ella tampoco estaba en condiciones después de todo. Pero no quitaba la sensación que tenía en el cuerpo ni la desazón que había sentido al volver a la casa.

—Llegaste pronto, conociéndote, pensé que hasta no mandar a los guardias forestales no ibas a aparecer— Luka entró a la habitación de Milan y al ver que ella se sentaba en la cama, se sentó a su lado —¿y esa cara de entierro? —

Ella le contó lo sucedido y ya, después de todo lo que habían pasado y sin ánimos de otra cosa, tenían la noche para descansar, pero por la mañana se dieron con algo que ninguno de ellos estaba: ni Battista ni Chiara estaban en la posada y no sabían nada de ellos.

Lo más curioso de todo era que Lunetta tampoco estaba y tanto Luka como Luaces sabían que eso podría augurar algo bueno como que no, sí tenían en claro que al menos, mientras pudieran debían dejar eso en secreto y mantener a Milan distraída de todo eso, hasta que volviera a salirse con las suyas, buscando luchar con cosas que ella no debería saber ni conocer.

Un boceto rápido de Luka <3


<<Capítulo 8                                                                     Capítulo 10>>

Espero les haya gustado :D

Bye!

2 comentarios:

  1. Justo a tiempo apareció MIlán para detener a Battista. Y vaya sorpresa, al enterarse que el hombre de la máscara es su hermano. Nos dejas en ascuas con la desaparición de Battista, Chiara y Lunetta. Me encanto lo intenso este capítulo. La imagen de Luka te quedo preciosa.
    !Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre justo (?) Espero continuarlo en estos días, que ya tengo el capítulo y el dibujo completo.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar

¡Hola! ¿Cómo estás? Gracias por pasar a leer mi blog y agradezco que vayas a comentar. Me encanta leer sus opiniones.

Si quieres que dejar invitación para que pase por tu blog, pincha aquí.
Si vas a afiliar o dejar confirmación de ello, por aquí

Gracias por no hacer spam <3 Y si lo haces, ten presente de que borraré tu comentario por no estar relacionado con la entrada ¡Estás avisado!

¡Qué tengas un lindo día!

Bye!