viernes, 21 de abril de 2017

Relato juevero: Fechas

¡Hola a todos! ¿Cómo están? Espero que muy bien. Aquí llueve muchísimo y me pasé unos días con mi pc en terapia intensiva, que recién hoy en la mañana logré hacerla revivir ¡pero que fue duro! No le encontraba el problema realmente y es que me formatearon el disco, pero me lo bloquearon y aunque quería, no podía instalarle absolutamente nada, hasta que averigue por dónde iba todo. Pero me llevó tiempo y mi desaparición, que aunque la tableta me parece útil, la verdad es que no le termino de encontrar el gusto para publicar desde ahí >.<

En fin, les traigo el relato de éste jueves. Se trata de hacer un cuento en base a una fecha, Sí, tocan las fechas y yo soy un verdadero plomazo para lidiar con ellas, que los números y yo no nos llevamos bien >.< pero hice un esfuerzo :D

Los invito a que pasen a leer a los demás participantes por aquí <3 en el blog de ¿Y qué te cuento?







Fechas

—Ve— le gritó un muchacho de unos ocho años señalándole el peñasco a su amigo Josemi—tú tienes súper poderes, podrás rescatarlos—.

—Pero tengo miedo ¿y si no funciona?— dijo tragando saliva mirando la altura a la que se encontraban. 

Habían estado jugando con la pelota y en un mal pase, había caído al vacío y el niño más valiente de todos, había decidido bajar a buscarla, sin pensar en las consecuencias. El suelo débil se desmoronó debajo de sus pies y ahora, chapoteaba en el agua intentando encontrar algo de lo que agarrarse al no saber nadar.

—Sé un héroe y ve— lo empujó sin mediar más palabras.

El niño aterrado, intentó volar. Había practicado pero era como un ave recién salida del nido: un mal paso y caía y no había forma de que pudiera retomar vuelo. Se sintió mal al sentir el viento tan fuerte y el silbido que se producía en sus oídos con una velocidad de la que no daba crédito. Incluso, le parecía una caída mucho más grande de lo que se veía al estar desde arriba.

El golpe contra el agua y la helazón que le siguió hizo que su cuerpo entumeciera. Estaba ahogándose, caía como peso muerto y la superficie cada vez se veía más alejada de él. Estaba oscuro, denso, el gris del cielo no ayudaba a iluminar nada en las profundidades. Quizás no fuera tan oscuro pero para él, era como si un agujero negro lo estuviera envolviendo.

Cerró los ojos e intentó manotear el aire, como si pudiera conseguirlo mientras se hundía. Le parecía un sueño tonto volverse súper héroe, corría demasiados peligros ¿por qué? Porque era emocionante, se había dicho y ahora que estaba a punto de ahogarse, pensaba que no lo valía. No lo valía, pero ¿y la multitud coreando su nombre? ¿Las personas que salvaría y le agradecerían con una sonrisa y le dirían lo valiente qué era? No iban a estar más, la oscuridad lo envolvía y le daba más miedo todavía.

Cuando abrió los ojos, se dio cuenta de que estaba flotando sobre el agua y veía a su amigo hundirse, apenas dejando unas burbujas reventar en la superficie. Fue en el momento que dejó de pensar en todos sus miedos, que se dejó llevar y lo sacó jalándolo de la muñeca, quedando suspendidos sobre el agua nuevamente.

No lo creía ¡Volaba! Le dolía el pecho por el agua que había tragado, pero estaba volando. 

Se quedaron en la orilla cuando Joaquín llegaba corriendo y gritando alegre porque lo había hecho ¡Lo había salvado! Y ni el mismo lo creía.

Llevaron a su amigo a casa, e irían a la suya a buscar ropa seca, pero Joaquín le insistía en que tenían que celebrar.

—¿Celebrar qué? Me hace frío—

—El día que Valentino nació. Tú déjamelo todo a mí, yo me encargaré de representarte— decía orgulloso el niño, mostrando los dientes al sonreír.

—Pero no soy famoso y Valentino no me gusta—

—Valentino es un buen nombre. Es valeroso y honorable. Serás un buen Valentino—

Josemi aún no confiaba en esas palabras, sentía que por mucho que lo soñara, no tenía madera de héroe. Pero su amigo creía en él y él, quería creer en eso y pensar que ese nueve de septiembre, Valentino había hecho su primera hazaña heroica.







Y como no tenía idea por donde encarar el reto y he tenido a Valentino bastante olvidadito, le he dado protagonismo ahorita. Pueden leer algo más de él por aquí si gustan. Me apetecía contar un poco de su infancia así que es lo que salió: cuando nació Valentino.
Espero les haya gustado.

¡Se cuidan!

Bye!

20 comentarios:

  1. Me gusto el relato y te entiendo lo de tu maquina a mi me pasa lo mismo con la tablet no me gusta para publicar desde allí. Solo la uso para leer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Lo de la pc es realmente molesto, la tableta es buena precisamente para leer y en todo caso, responder algo rápido, de ahí, nada más xD

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  2. En circunstancias extremas, como la que vive tu protagonista, somos capaces de realizar hazañas que nunca hubiéramos sospechado.Tal vez esa capacidad pueda desarrollarse para ejercerla en circunstancias no tan extremas, como ocurre a Valentino.
    Besos y gracias por participar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente, a veces hasta que estar al límite para saber de lo que somos capaces.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  3. Es frustrante pasar esos momentos. Se me ha dado una que otra vez.
    !Que ternura de relato!
    Me encanto como desarrollastes el nacimiento del superhéroe Valentino. Sus miedos tornados en coraje y valentía lo sacaron a flote. Te quedo genial!
    Mas tarde entro a leer el anterior, voy a correr con mi perro, y despues a desayunar. Regreso mas tarde.
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya parecido tierno, creí que me había enfocado demasiado en el miedo de Valentino.

      ¡Un abrazo! Y gracias por pasart <333

      Eliminar
  4. Dicen que los héroes verdaderos no nacen, se hacen... Y así lo muestra tu original relato. 😀 un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin esfuerzo y trabajo duro, nada surge.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  5. Me gustan las historias de superheroes. El tuyo tiene un estilo especial. Me gusta eso de la primera hazaña, con dudas, que haya sido impulsado por un amigo, para ayudar a otro.
    Bien cumplido el reto.

    ¿Son un buen invento las tabletas o son algo mal diseñado?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé, yo misma me he dado cuenta de que lo he cargado con algo diferente. En un principio, iba a ser un superhéroe muy carismático, pero Valentino es un negado para eso.

      La verdad, es que lo que le falla a la tableta es el teclado, yo soy feliz con un teclado físico XD tactil...

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  6. Bien por tú héroe , el valor hizo salvar a su amigo su hazaña quedará en la memoria de todos , es cierto que en circunstancias extremas nos crecemos .
    Un abrazo , feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La adrenalina del momento lo hizo recobrar fuerzas y salvarlo. Es cierto que en momentos así se sacan fuerzas de donde no se tienen para actuar.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  7. Muy angustioso, se me encogió el corazón.

    ResponderEliminar
  8. Me ha encantado! me pueden las historias de superación, esta tan tierna a pesar del peligro siempre presente
    Besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Me alegra que te pareciera tierna <333 y tendrá que encontrar el valor para la próxima vez ahora.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  9. ¡Hola guapa!
    ¡Que bueno que volviste! Ya te extrañaba :-(
    Muy bonito el relato, esperanzador y bastante tierno. Y Valentino me gusta ese nombre!
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué detalle! Pero ya sabes que es muy díficil deshacerse de mí <3 mira que los dioses lo intentan y aun no lo logran ewe

      Me gusta mucho el nombre, le queda bien por sobre todo.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  10. Ser superheroe cuando se tienen cualidades e inclinación para ello, no debe ser difícil. Lo difícil es superar nuestras limitaciones y actuar de una forma rayana en el heroismo como le ocurrió a Valentino.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces no es la habilidad lo que falta sino, la valentía y confianza para llevarlo a cabo.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar

¡Hola! ¿Cómo estás? Gracias por pasar a leer mi blog y agradezco que vayas a comentar. Me encanta leer sus opiniones.

Si quieres que dejar invitación para que pase por tu blog, pincha aquí.
Si vas a afiliar o dejar confirmación de ello, por aquí

Gracias por no hacer spam <3 Y si lo haces, ten presente de que borraré tu comentario por no estar relacionado con la entrada ¡Estás avisado!

¡Qué tengas un lindo día!

Bye!