martes, 7 de marzo de 2017

Transmutando recuerdos

¡Hola a todos! ¿Cómo están? Yo en una lucha por ser constante que he tenido varios días luchando con mi conexión. Cada vez peor y los del servicio técnico vinieron ¡y zas! Todo perfecto y lo único que hicieron fue reiniciar el modem. No sé por qué toman a las personas de idiota, que más perdí tiempo discutiendo de que eso no era una solución a lo que hicieron ellos —sólo tildaron la queja como tratada, así que debo hacer otra queja, que al menos por cansancio me tienen que dar una solución.






Transmutando recuerdos

Hoy me ha llegado un olor fuerte a perfume y no he podido averiguar desde donde llegaba. He preguntado a quien me acompañaba si lo ha sentido. Sólo puedo pensar en una cosa: el olor a ha venido desde mis recuerdos. Sí, sí, así como lo escuchas: los recuerdos se vuelven corpóreos y éste ha transmutado justo a la colonia que usabas. ¡Será de Dios que justo en el momento que menos lo necesito te vienes a hacer presente en mi nariz!

Te fui a buscar allá, donde habita el olvido y me di cuenta de que te habías perdido en el camino. Sí, vos siempre fuiste así, las cosas a media siempre. Tanto es así que ni si quiera olvidarte me dejas. Serás idiota. O seré más idiota yo por estar conversando con tu recuerdo. Estaré loca, es lo de menos ¿has estado bien? ¿Ya te has decidido a lo que realmente querías hacer? ¿Me extrañas? ¡Espera! ¡Espera! Espera, no te atrevas a responder a esa pregunta, prefiero la duda a una verdad que no me convenza.

De vez en cuando, te extraño, lo sé. Me convenzo de que es mejor así, extrañarte a ratos que llorar de continuado. Me he convencido de escribirte esta última carta. Sí, es la última, al fin dejarás de leerme ¿te gusta la idea? Es terapia, así le llaman, todas esas cosas de la New age, del mantra y el espiritismo… perdón, la espiritualidad, ya sabes, esos engaña tontos que hacen mucha plata y nada de soluciones. Ah, sí, te estarás riendo a carcajadas. Eras un soberano idiota después de todo, pero te quería. Y me ves que te quería tanto que estoy en este rebusque insulso qué no sé por dónde patear.

En fin, iré redondeando que me estoy yendo por las ramas, las raíces y los árboles. Es mi última carta para ti. En teoría, debo agarrar mis sentimientos, envolverlos en estas palabras y arrojarlas lejos para desprenderme de ellos ¿Te suena fácil? Porque yo no encuentro por dónde agarrarlos. Sí, sí, están por ahí desordenados, no me preguntes por dónde que ni yo sé ¿cómo diablos se supone que vaya a tomarlos y botarlos? ¿Tienen forma? ¿Colores? ¿Olores? No sé qué estoy haciendo. Nunca lo supe, pero eso tampoco me detuvo ¿no?

No sé, no sé. Ahora quisiera transmutarlos en una pelota, una pelota grande que pueda patear lejos, pero sigo escribiendo esto. Te cuento lo que tengo pensado hacer: me subiré al auto, pondré la música tan fuerte que no habrá más sonidos que los que hay dentro del auto y agarraré la ruta ¿te acordas por donde nos perdimos? Sí, sí, justo aquella vez que no llevabas el mapa y se nos metió el coche blanco delante y llegamos al cementerio por seguirlo, justo para cuando estaban enterrando al primo hermano de alguien. Bueno, justo ahí.  Me desprenderé de todo, así que no vuelvas más, ni como lluvia, ni como risa, ni como brisa, ni como eco. Ni te atrevas a pensar en volver como recuerdo, quédate estos sentimientos, y apelotalos donde más te guste que yo no me meto en eso. Quédate ahí, lejos, bien lejos. 

Probablemente estés solo, pero no quiero. No quiero. Insisto en que no quiero. 

No evoques ni pienses en nada, que todo llega ¿sabes que las almas que están comunicadas no se separan más? Sí, aunque una esté en el más allá y la otra en el más acá. Allá, acá, arriba, abajo, al otro lado. No importa porque siguen igual, así que guárdate estas palabras para vos: te amo, no vuelvas nunca más.






Bueno, hacía mucho que no traía un cuento que nada tuviera que ver con los retos y me surgió éste durante la tarde, precisamente, por un olor a perfume que nunca supe de quién era. Mi madre suele decir que cuando esas cosas pasan es que alguien se despide. A saber si será o no. Lo cierto es que un poco por los muertos y el perfume, surgió esto, que espero, lo hayan disfrutado.

¡Se cuidan! Pasan un bello día y una hermosa noche.

Bye!

8 comentarios:

  1. Que tierno, que triste... que todo. Me ha parecido fantástico. Realmente me quito el sombrero (quería poner las bragas pero no suena bien xD). Es una pasada. Me encantó.
    Un besote guapisima

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! ¡Qué halago! Me encanta que lo hayas disfrutado de esa manera.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  2. Buenas noches , pues me a parecido una bella y triste historia pero llena de sentimientos que a veces hay que echarlos fuera de una y que mejor que dejarlos escritos , te desahogan y te das cuenta que la vida siempre pasa y nos deja los recuerdos aunque no queramos recordarlos.
    Te deseo una feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuesta mucho deshacerse de algunos sentimientos y a veces, no se lo consigue, pero hay que ponerle mucho esfuerzo.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  3. Uy ojala no se dañe de nuevo la internet . Te mando un beso

    ResponderEliminar
  4. !Es fatal eso de la internet cuando se fastidia!
    Encantador, es una visión muy poética. Me gusto la fortaleza de esa descarga emocional y frustrante que conseguistes con ese perfume.
    Bso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es horrible, más cuando de la central no hacen nada por solucionarlo >.<

      ¡Gracias por tus palabras! A veces, las historias surgen de donde menos lo espera uno. Me alegra que te gustara.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar

¡Hola! ¿Cómo estás? Gracias por pasar a leer mi blog y agradezco que vayas a comentar. Me encanta leer sus opiniones.

Si quieres que dejar invitación para que pase por tu blog, pincha aquí.
Si vas a afiliar o dejar confirmación de ello, por aquí

Gracias por no hacer spam <3 Y si lo haces, ten presente de que borraré tu comentario por no estar relacionado con la entrada ¡Estás avisado!

¡Qué tengas un lindo día!

Bye!