miércoles, 1 de marzo de 2017

52 días de reto: día dieciseis

¡Hola a todos! ¿Cómo están? Se me acabó el fin de semana largo así que ya mañana vuelvo a clases y al trabajo >.< y ya en poco empezaré otro curso de programación —últimamente, siento que me la paso estudiando y nada más que eso >.<—, al menos, ya el jueves termino con una presentación como para ir quitándome cosas de encima. 

Oficialmente, me pasé el carnaval en casa, no salí prácticamente que para acompañar a mi madre al super —que está a seis cuadras y tuvimos tanta suerte que llovió cuando volvimos XD, tuvimos una pelea por llevar el paraguas, al final, me hizo desistir y dejarlo en casa y así nos fue. Afortunadamente, no llevábamos nada que fuera importante cuidar del agua—, esa fue mi máxima experiencia en estos días, que aprovecho a venir una amiga a casa y también, fue bastante calmo más que nada, porque hubo tormenta todo el fin de semana. 
 
Pero pasemos al reto:

Día dieciseis: Crea un relato que gire en torno a una cuenta atrás.


Salvado

Podría ser peligroso. Sí, seguro que podría ser peligroso, pero quedaban cinco minutos. No, no eran cinco ya, cuatro minutos y cincuenta y ocho segundos. Cincuenta y siete. Cincuenta y seis. No, no, debía dejar de estar pendiente de la hora, debía terminarlo como le fuera posible antes de que se cumpliera el tiempo límite o no estaba seguro de qué iba a pasar. En realidad, estaba seguro, casi creía que el infierno de Dante podría ser bueno, mucho mejor que lo le esperaba a él.

Tres minutos y veintiún segundos. Necesitaba más tiempo ¡ojalá pudiera girar las manecillas del reloj y retroceder el tiempo! Se habría preocupado un poco más por todo antes de estar sudando la gota fría  al último instante.

Sintió el rugir del motor detenerse. Dos minutos y trece segundos. Corrió escaleras arriba y cerró la puerta del baño. Abrió el armario y metió todo dentro. Necesitaba tiempo ¡tiempo! Y se le estaba escapando de las manos.

Bajó al trote casi cayéndose de la escalera, habiéndose salvado simplemente por haber manoteado la baranda y sujetarse de ella. Fue a la cocina y guardó todo lo que pudiera incriminarlo con rapidez y salió por la puerta trasera con una bolsa, llegando a casa de nuevo con el corazón en la garganta.

Encendió la televisión y se sentó lo más natural que pudo cuando ella ingresó a la casa. Miró el reloj ¡siete segundos de ventaja! Su madre lo saludó con un beso en la frente y le pregunto si todo había estado bien en su ausencia.

Él hizo como si nada, aburrido, una semana ordinaria. Lo cierto es que había pasado la semana de fiestas casi ido por todo y se habían ido sus amigos hacía poco, dejándole con la limpieza maratónica de la casa para que su madre no se enterara de nada. Habían olvidado hasta qué día vivían y fue pura casualidad o gracia divina que llegara a darse cuenta de la fecha y la llegada de su madre de nuevo a casa.

Una vez la vio perderse en la cocina, se desplomó en el sillón. Necesitaba una semana de descanso a partir de ese momento.

 


Espero que les haya gustado. La verdad, yo soy tan poco de las fiestas que no sé qué piensan cuando hacen cosas así a escondidas de los padres —por el contrario, mis padres hacían fiestas por mí a falta de que yo las hiciera xD y es que yo prefiero que haya poca gente y que se disfrute más todo, que me siento más cómoda de paso—.

¡Se cuidan!

Bye!

4 comentarios:

  1. Me gusta lo que escribiste, podría ser una película humoristica, que incluyera como la pasó de bien el personaje. Y la desesperación por llegar a tiempo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que no le había dado mucha importancia al antes, pero puede surgir una idea interesante por ahí.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  2. Ohh, me ha encantado el personaje. Pobrecita, da penita también.
    Un bestote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Me alegra que lo disfrutaras.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar

¡Hola! ¿Cómo estás? Gracias por pasar a leer mi blog y agradezco que vayas a comentar. Me encanta leer sus opiniones.

Si quieres que dejar invitación para que pase por tu blog, pincha aquí.
Si vas a afiliar o dejar confirmación de ello, por aquí

Gracias por no hacer spam <3 Y si lo haces, ten presente de que borraré tu comentario por no estar relacionado con la entrada ¡Estás avisado!

¡Qué tengas un lindo día!

Bye!