martes, 21 de febrero de 2017

Luna solitaria

¡Hola a todos! ¿Cómo están? Sigo actualizando un poco todo y me quedó esta historia en el tintero. Les había dicho en el reto juevero que había hecho otra historia donde aparecía Regina Clamor, un personaje de Demiurgo —para quienes no lo conozcan, les dejo link en el nombre para que vayan a leer sus historias—. No la había publicado antes porque, como había dicho, me entusiasmé y me pasé por mucho del límite de palabras. Como había comentado que me gustaban varias imágenes —y Demi me había dado luz verde para usar más de una—, el relato contiene tres en total.




Luna solitaria 

—El polvo de estrellas irrumpe en la oscuridad para acompañar a la solitaria luna— la voz en off iba narrando la escena que se iba iluminando. En medio de aquella calma, Regina aparecía caminando y detrás de ella, una sombra oscura que la iba acechando sin que ella se percatase en lo absoluto. A lo lejos, la silueta de un hombre mirando al cielo la esperaba ansioso. 

—Sueña un instante y luego, dejemos de existir— escuchó ella voz grave haciendo que detuvieran la toma. 

—Esa línea no estaba en el libreto— dijo nerviosa, la voz había hecho que su piel se pusiera de gallina. Podía improvisar algo ¿pero así? Para mejor, la voz no le sonaba de ninguno de los otros actores o parte del equipo de producción. El director también temía que algún loco fanático hubiese irrumpido en el set, así que estaba listo para llamar a seguridad, pero todo sucedió tan rápido que apenas tuvo tiempo a pestañear. 

Al voltear para salir y encontrar ayuda, vio a los guardias de seguridad que entraron corriendo detrás de una adolescente que venía escabulléndose demasiado bien de ellos, aprovechando el ser más ágil, llegando hasta Regina que se dirigía hacia el punto oscuro del escenario, siendo detenida por la intrusa, que la tacleó tirándola al suelo en pos de protegerla. 

Holly, la joven que la había tirado al suelo, se incorporó rápidamente y sacó de su mochila, dejando al lado su muñeco, una madeja hecha nudos, echándosela al hombre que estaba escondido entre las sombras. Ella lo había visto entrar, pero el intruso había sido más hábil que ella para pasar desapercibido. Y lo único que tenía en ese momento era la madeja hecha para darse tiempo, se puso de pie con Regina incitándola a salir de allí, ese hombre no era cualquiera ¡era un vampiro! Y quería beber su sangre. 

Los guardias llegaron a atrapar a Holly, aprovechando ese momento y ya habiendo sido descubierto, el vampiro se lanzó hacia Regina. El estudio se vio envuelto en un gran caos de un momento a otro, pidiendo que llegaran más refuerzos que no podían con todos. 

La gente estaba alborotada, algunos que salían y otros que entraban, destruyendo parte del decorado gracias a eso. Regina era la que peor se veía al ver los afilados dientes del vampiro que estaban a punto de morderla a pesar de que intentaba poner resistencia. Gritó por ayuda, sus bien dotadas cuerdas vocales y la fuerza de su diafragma hizo que el grito saliera mucho más potenciado, haciendo cuanto menos, poner incómodo al vampiro.

Holly mordió al guardia que la sujetó y logró zafarse y, osada y estúpida como era, se lanzó encima del vampiro sin tener más plan que quitarlo de encima de Regina, quién aprovechó para alejarse a gatas, buscando con qué golpear al hombre ¡algo debía haber en el estudio! Más, no tuvo tiempo cuando escuchó el ruido sordo de un balazo en medio de todo aquel alboroto, cayendo Holly a un lado, quitándose el cabello de la cara para ver al frente. Regina había quedado cuerpo a tierra al pensar que podría haber alguien intentando matarla, que la idea no era tan descabellada como sonaba: era un imán para el peligro, justificado o no. 

—¡El señor remedio de la abuela!— Gritó Holly alegre al ver al cazador que sintió que se le heló la sangre cuando la vio. Nunca había tenido miedo de nada, hasta que aquella jovencita se había cruzado en su camino, habiendo logrado que sus cacerías se volvieran mucho más complejas, él, justo él que nunca fallaba en nada, con ella, todo le salía patas para arriba, había llegado hasta temer por su vida con ella rondando cerca. 

—Soy Bitter, no Biter1— le aclaró lanzando otro disparo intentando darle al vampiro que había saltado a una viga del techo. 

Hizo al lado a ambas mujeres esperando que desaparecieran de allí. Regina ni lo pensó pero Holly vio la madeja que le había tirado anteriormente y la tomó, atacando al vampiro con eso, casi dándole a Bitter y haciéndolo perder el equilibrio cuando quería llegar a alcanzar al vampiro, recibiendo una de esas miradas, que por suerte, no tenían el poder de matarla. 

—¿Y para qué es?— Le preguntó Regina curiosa volviendo por ella. No iba a dejar a la muchacha en medio de la pelea, que se le había complicado un poco más con su intromisión. 

—Para que el vampiro se detenga. Los vampiros si ven nudos, deben desenredarlos aun en contra de su voluntad. Demoran tanto que mueren de sed— le explicó Holly. 

—¿No suena un poco ridículo eso?— Le preguntó Regina, aunque había pasado por tantas cosas que podía creerlo también. Más, lo importante ahora era huir del vampiro y apenas vio que se venía hacia ellos, tomó a Holly del brazo y la arrastró con ella lejos de cualquier peligro. Lo más importante era ponerse a salvo, pero a medio camino, un reflector cayó frente a ellas, evitándoles el paso ¡casi las mataba! 

Bitter se vio en una encrucijada: le quedaba solo una bala, no podía fallar, que se le había caído el cartucho de repuesto cuando Holly había intentado ayudarlo. El vampiro estaba en la esquina, no había escapatoria más que abajo y pensó que no era lo suficiente tonto para lanzarse desde ahí, más, lo hizo. Y él no tuvo más remedio que colgarse de los cables y largarse a seguirlo, que si el vampiro no moría por la caída, el cazador sí se habría visto con un par de huesos rotos por la altura 

 Vio al vampiro ignorarlo, saltando hacia las muchachas que corrían hacia el exterior, buscando refugio y aprovechó el descuido para atacarlo por la espalda y matarlo. Más, como era costumbre suya, lo remató cortándole la cabeza. No podía permitir un error, por más mínimo que fuera. 

—¡Esto es por mucho, lo mejor que he visto en mi vida!— Exclamó el camarógrafo que a pesar de que le temblaban las piernas y sentía que la cámara pesaba diez kilos más, cuando vio armarse todo eso, corrió tan lejos como pudo pero sin dejar de filmar absolutamente nada de lo que estaba viendo ¡Era oro! 

—¿Están bien?— Preguntó Bitter sin voltear a ver a las mujeres.



El director de la película asomó apenas de su escondite y volvió a meterse de golpe cuando vio a Bitter cargar el arma con el repuesto del suelo y dirigirse hacia el otro extremo de la habitación, pateando una mesa, viendo a una niña, en posición fetal contra la pared. Era otro vampiro y él, fueran hombres, mujeres o niños, no tenía consideración por ninguno de ellos. Los vampiros debían morir y morirían. Sin embargo, apenas puso el dedo en el gatillo, volteó apuntando hacia atrás, a una bella mujer que acabó corriendo el arma del cazador.

—Eres tan rápido como siempre, pero esta niña es mía— le sonrió coqueta y lo hizo a un lado tomándola en brazos —le estaba enseñando a cazar. Pero está asustada, así que puedes irte. Me la llevaré a la organización— 

—Un día tu preciosa organización no sabrá qué hacer con tantos chupasangre— espetó poniéndole el seguro al arma y dándole la espalda —cuídate porque en cuanto ataques a alguien, seré el primero en cortarte la cabeza— 

—Tendrás que seguir esperando sentado— se le rio —quizás tú no tengas autocontrol, pero llevo mucho tiempo tranquila— se rio pasando el dedo por su pecho que estaba manchado de sangre por el vampiro que acababa de pasar a mejor vida gracias a él. 

La mujer salió tan rápido de allí con la niña en brazos que apenas habían podido pensar que alguna vez había estado en el set de filmación. 

Bitter pensó que lo mejor era irse de allí, tal y como lo había hecho la vampiresa. Confiaba en que su bendita organización y los viejos del consejo supieran controlar mejor a los vampiros, sino, él iba a estar encantado de seguir haciendo rodar cabezas. Pero antes, sacó su arma para darle un disparo certero a la lente de la cámara. 

—Prefiero el anónimato— dijo y lo dejó atrás, con el hombre a punto de llorar por su preciada cámara.

Sin decir nada, Holly salió detrás de Bitter, haciendo que con tan sólo sentir el timbre agudo de la joven pronunciando su nombre le diera un fuerte frío en todo el cuerpo a pesar de ser pleno verano: necesitaba irse cuanto antes o su vida podría estar en peligro nuevamente por ella, más, sabía que Holly era más difícil de perder que garrapata, así que tendría que pensarlo bien mientras subía a su Jeep y ella lo acompañaba.

El estudio quedó prácticamente destrozado y con varios agujeros de balas en gran parte del decorado.

—¡¿Y cómo diablos vamos a seguir filmando?!— Gritó el director, pateando los restos del reflector que tuvo la mala suerte de darle al ya flojo cable que sostenía la luna del set, haciendo que cayera y le diera de lleno en la cabeza.

Regina fue corriendo a auxiliarlo, ya se estaba arrepintiendo de haber intentado un género nuevo en su carrera actoral, pues, aquel director prometía una buena película romántica y llena de acción. Lo cierto es que prefería los mitos y maldiciones de las películas de terror. La reina del grito pensó que no estaba hecha para las películas de amor, así que después de llamar a la ambulancia, renunció. 



1-Biter es una bebida alcohólica alemana que se usa además, como digestivo.



Les cuento que los personajes de Holly y Bitter, son parte de un cuento que en algún momento continuaré, pues, llevo maquinando ideas con ellos desde hace tiempo, así que en algún momento, habrá más que un cuento de ellos. Por si quieren conocerlos un poquito más, los invito a pasarse por Bye bye esperanza.


Bueno, ha sido una locura llena de vampiros y accidentes — adoro el talento natural de Holly para meter la pata y arruinar todo así lo haga con su mejor intención—.

Espero les haya gustado — les dije que era largo (?)— .

¡Se cuidan!

Bye!



12 comentarios:

  1. ¿Que si me gustó? Mucho. Es un relato de lo mejor, para Regina. Te sirvió la ficha que escribí. La reina del grito quiere cambiar de género y también así atrae al peligro.

    Un hallazgo de que sea usada como víctima para enseñarla a una joven vampiro a cazar. Tan inexperta en eso, que se asustó (buen uso para la imagen).
    El director terminó en ambulancia, sin poder filmar y sin la estrella.

    Me gustan los personajes del cazavampiros y la chica torpe.
    También el de la vampiresa de la organización que pretende que los vampiros no sean tan peligrosos. Es una idea d elo mejor.

    ¡Que buena historia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! ¡Qué alegría que te gustara! <3 Me pareció interesante lo del vampiro, ya que estos personajes van a estar relacionados con los vampiros —al menos, eso espero, que algo llevo escrito XD—

      Gracias por disfrutarla y permitirme usar tus personajes <3

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  2. Que bonita. Me ha gustado mucho.. adoré el cazavampiros.
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bitter es una cosita linda aunque no lo parezca <3

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  3. Me gusto mucho amo a los vampiros y te salio un relato original

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Me alegra que te gustara <3

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  4. Qué majo el cazavampiros. Es molón. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad que sí? me encanta el personaje <3

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  5. (。◕ ‿ ◕。)/ Holaaa!!!
    Que buenisima historia! dios creo que cada vez escribes mejor me ha gustado mucho mucho las historias de vampiros suelen ser interesantes en ocasiones y esta lo fue mucho.


    Ten bonito día espero puedas pasar a visitarme un abrazo!

    穛 S4Ku SEK4i®

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Me alegra que te gustara y gracias por el halago n////n a pesar de que son muy quemados los vampiros hoy en día, se puede sacar historias interesantes con ellos, al menos, a mí me encantna los chupasangres <3

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  6. !Que buena trama! Eres la primera que escribe algo con Regina Clamor y vampiros, y en un set de filmación. Me gusto eso de los vampiros desatar nudos aun en contra de su voluntad. Genial texto. Debo leer bye bye esperanza.
    Bso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! A mi también me gustó lo de los nudos, de hecho, las ideas que tiene Holly son bastante raras XDDD

      ¡Un abrazo!

      Eliminar

¡Hola! ¿Cómo estás? Gracias por pasar a leer mi blog y agradezco que vayas a comentar. Me encanta leer sus opiniones.

Si quieres que dejar invitación para que pase por tu blog, pincha aquí.
Si vas a afiliar o dejar confirmación de ello, por aquí

Gracias por no hacer spam <3 Y si lo haces, ten presente de que borraré tu comentario por no estar relacionado con la entrada ¡Estás avisado!

¡Qué tengas un lindo día!

Bye!