jueves, 30 de junio de 2016

52 días de reto: día diecisiete

¡Hola a todos! ¿Cómo están? ¡Siguen los días de reto! Y me ha tocado otro complicado que no sé sobre quién escribir realmente, aunque tengo a varios candidatos. Creo que con estos retos, es cuando más me jugué a hacer fanfics que es algo que no acostumbro a subir XD Generalmente, son todas historias originales, pero es bueno salir un poco de la rutina de vez en cuando y meterse a terrenos como estos.

Día dicisiete: Escribe una entrada de diario para tu personaje ficticio favorito.

Ya hice una historia de Koji y de Fantasma, así que ahora le tocaba al sangrón de Kanou <3 un hijo del diablo que me fascina <3 así que es momento de dedicarle un fic. Espero les guste :D

Propiedad

 Creo que no lo he estado haciendo bien. Él es como un pequeño animalito. Es callado, tranquilo y muy amable y tan pequeño que su peso no significa nada entre mis brazos. A veces siento que si uso demasiada fuerza, lo voy a romper. Te voy a romper en cualquier momento pero dejarte ir no es una opción: eres mío, no importa qué digan ni qué piensen. Tu vida está ligada a la mía sin importar qué.

No me importa nada realmente. Quiero que sólo dependas de mí y de nadie más. Te compré una vez y te compraría las veces que hiciera falta para darte la vida que mereces, para que cuentes conmigo y sepas que no estás solo ni vas a estarlo de nuevo. Para ver tu sonrisa una vez más. No importa cuanto lo intenté, si te veo mirarme con esos ojos grandes y azules, mis instintos se apoderan de mi cuerpo y no hay forma de controlarme. El sentir tu cuerpo debajo del mío es el placer más grande que he tenido. Y no soy homosexual, pero estoy seguro de que te amo y jamás te dejaré escapar.




La verdad es que Kanou a lo largo del manga tiene sentimientos encontrados y es que está profundamente enamorado de Ayase —hasta el punto en que se estupidiza como adolescente— aunque le vale tres rábanos. Sabe que no es lo mejor su relación y que él muchas veces lo ha forzado a algo —llevando el límite a Ayase— pero se niega a dejarlo ir. Es una amor muy obsesivo y retorcido, pero me encanta <333

Espero les haya gustado <3

Bye!



Leer más...

Vocación

¡Hola a todos! ¿Cómo están? Yo tengo frío y se me acabó el café. No hay peor cosa que eso a medianoche :,D pero estoy feliz que a pesar de todo, tengo entradas para ir a ver La venganza será terrible en julio ¡y es que me emociono de sólo pensarlo! Que iré a ver a Dolina con una amiga y me siento más que feliz por eso <3333

Y justo hoy hablando con ella, fangirleando —porque somos grandes pero nos emocionamos como adolescentes hormonadas cuando queremos (?)— y surgió un tema un tantito especial: mi vocación. Ambas tuvimos problemas para hallar lo que nos gustaba. Ella porque cuando quería estudiar tuvo qué trabajar y cuando dejó de trabajar y empezó a estudiar, no sabía qué escoger.

Desde pequeña, siempre he tenido un gran amor a muchas profesiones. Casualmente, con mi amiga coincidimos en muchas de esas, que cuando nos ponemos a hablar de todo lo que queríamos ser, empezamos a sacar que probablemente, si nos hubiesemos dedicado a otra cosa, seguramente, nos habríamos conocido porque si no era lo mismo, ibamos por lo mismos caminos. Ella quería trabajar en la NASA de astronauta y yo de Ufologa o comunicadora, ella iba a ir a la marina y yo me iba a dedicar también, a la parte de comunicación. Nos dimos cuenta de que coincidiamos bastante y que, quizás sea cosa del destino que tengamos tanto en común. Estudiamos juntas comunicación, dejamos juntas, hicimos algo de radio, tengo un proyecto de negocios con ella, empezamos en la Facultad de artes. Vamos por los mismos caminos aunque fue costoso llegar hasta donde queríamos llegar porque no estábamos seguras. Incluso, hasta canto hicimos y baile y nada. Teníamos la idea de que nuestro camino está entre las artes, el problema era definir cuál de todas las bellas artes era para nosotras. Ella se quedó en teatro, yo me encontré en música. Aun así, nos seguimos viendo no de manera tan seguida como cuando estudiábamos juntas pero sí como buenas amigas que somos.

Siempre pensé que con que me gustara iba a alcanzar para dedicar mi vida a ello. Y no alcanzó. Me encanta el periodismo pero trabajar ahí... No. Lo mismo pensé con la radio, con el diario, como fotografa, pintora. Me gusta, pero no veo en ello, pero sí con la música. No sé qué tan lejos llegue pero es algo que me gusta y me gustaría dedicar mi vida a ello, aunque sea costoso comenzar a vivir de ello pues, los músicos no la tienen fácil, especialmente, novatos como yo. Tampoco si me dedico al arte que todavía pinto y hago algunas otras cosas en masilla y otras masas para esculturas y modelados. Me encanta y me dedico en parte a ello. La escritura es otro de mis puntos fuertes que si existiera una carrera para ser escritor y salir con título y trabajo, seguramente, me hubiese ahorrado todo camino posible porque ser escritor es algo que me apasiona y que sueño poder cumplir. Soy escritora pero no publicada y aunque uno lo dice, me encantaría ver una de mis novelas en papel. Y poder vivir de ello también, aunque como hobby, de momento está bien.

Más, no sólo saber donde caer ha sido un verdadero problema para mí si no que también lidiar con mi familia.  A mi madre le avergüenza que cuando le preguntan que estudio, responde: periodismo y no Música. Y no es por falta de conocimiento que hasta lo dijo en frente mío cuando me preguntaron qué estaba estudiando y ella respondió antes que yo.

Entiendo que seguramente, no es la profesión de sus sueños, que no me ve, quizás, por falta de fe trabajando de esto y sólo quiere que enseñe porque no hay futuro profesional. Yo creo que es cuestión de esfuerzo y mucha dedicación. Roma no se construyó en un día y hasta el hombre más exitoso tuvo que empezar desde abajo, haciendo los cimientos, que vamos, triunfar en lo que uno ama no es fácil, requiere de mucho esfuerzo, dedicación y sacrificios, y hasta de hacer trabajo sin tener remuneración de ningún tipo, como las pasantías o voluntariados. Pero aun sigo pensando que con cariño y pasión por lo que se hace, uno es capaz de conseguir todo. Cuesta, como sé que cuesta todo en la vida, nada cae fácil y si uno no empieza a caminar, los caminos no se hacen.

A mi me está yendo bien por suerte y a mi amiga también. Costó encontrar el camino, quizás, por falta de un buen guía o de no tener en claro nuestros propios gustos desde el principio. Yo recuerdo haber tenido un test vocacional y fue la estupidez más grande que hice. En ese momento de mi vida, estaba enamorada de la radio y me quería convertir en locutora. Me encanta y hablar no es problema para mí, ya hasta tenía el programa armado y todo, pero a la practica es algo que no me terminó de dejar cómoda. Y es que cuando algo es para ti, mejora cuando lo haces, pero para mí fue todo lo contrario. 

Recuerdo aun la charla con la psicologa porque después del test escrito, teníamos una charla con ella para que nos guíe a nuestra vocación. Fueron los quince minutos peor invertidos de mi vida. Apenas leyó mi nombre y la primera pregunta ¿A qué te gustaría dedicarte? Yo puse que me gustaba la radio y el periodismo. Y me dijo exactamente eso 'la radio o el periodismo es lo tuyo'. Y ya. No hubo absolutamente nada más. Ni charla, ni guías ni ninguna otra cosa que pudiera decirme algo al respecto de mi vocación. Quizási, si hubiese cambiado mi respuesta o la hubiese dejado en blanco, otra hubiese sido su 'guía' o quizás, no me habría dicho nada. Quien sabe. Yo sé que siempre tuve muy poco respeto por la psicología y cuando tuve esos quince minutos, desapareció por completo porque no me ayudó en lo absoluto. Pero como dicen, más vale tarde que nunca y con un poco del método de prueba y error, llegué a conseguir lo que me gustaba aunque me hubiese gustado haber tenido más certezas antes para no estar vagando de carrera en carrera hasta encontrarme porque es mucho tiempo invertido en algo que no iba para mí. Pero de algo me servirá, seguramente, que hay algunas cosas que he llegado a aplicarlas y habrá otras que en su momento, quizás surjan.

Lo cierto es que en mi vida, el arte prima.

¡Se cuidan!

Bye!
Leer más...

miércoles, 29 de junio de 2016

Sketchbook blogger: manga gore

¡Hola a todos! ¿Cómo están? Espero que muy bien <3 Yo ando sobre la hora con esta inicitiva que les habia contado que me había lastimado y quemado los dedos —que tengo una suerte barbara— y me he detenido mucho de escribir y de dibujar por sobre todo, que uso mucho los dedos para esfumar colores o el mismo lápiz, que tengo manía con eso, así que vamos a ver si llego xD

Esta semana tocaba gore, al final, nunca acerté el género que proponían XD casi como en la lotería (?) Y recién ahora me fijé que tengo hoy para entregar el dibujo así que hice un boceto rápido. Rapídísimo para ser sincera que en quince minutos ya lo tenía y yo suelo demorarme hasta una hora por un boceto XD


Lo único que usé ahora es mi lápiz 6B, goma de borrar y mis dedos para darle un poco de oscuridad a algunas zonas con el lápiz esfumado. Hice una fotografía que el escaner tampoco me anda funcionando bien ¡tengo al Olimpo y el Asgard en mi contra! Y si hay otra comunidad de dioses, seguramente, la debo tener encima también.

Tenía pensado otro dibujo realmente, pero bueno, no se dio, así que me quedó esta calavera con un globo ocular, intentándolo hacerlo explotar con los dientes. Iba a ponerle un texto, pero como portada tétrica, me parece que esta más que bien.

Espero les haya gustado y espero al próximo dibujo hacerlo más a tiempo y más esmero que esté me quedó muy rápidito xD

¡Se cuidan!

Bye!
Leer más...

52 días de reto: día dieciseis

¡Hola a todos! ¿Cómo están? Espero que muy bien. Mi internet me anda jugando malas pasadas, demasiado malas que viene y se va cuando quiere :,D Así que espero llegar a publicar esto y quizás, alguna que otra cosita más.

Me gustó mucho la propuesta del día de hoy, así que espero que salga algo decente.

Día dieciseis: Invéntate un pasado para ti: ¿dónde creciste? ¿a qué te dedicas? Haz que sea lo más diferente posible al real.

Si hubiera nacido…

. Son muchos, pero bien camuflados entre las personas normales. No hay mejor escondite que aquel que se ve y tantos años de vagar en el mundo de los vivos hace que unos aprendan uno o dos trucos que las personas normales no usarían. Él lo sabía. Un hombre exitoso. Su negocio era pequeño, una simple fachada pero le iba bien vendiendo electrodomésticos y siendo un simple comerciante, cuando debía mudarse era más fácil: los vampiros no envejecen. En realidad, sí, envejecen pero lo hacen de manera tan lenta que un humano necesitaría esta vida, la otra y otra prestada para apreciar si quiera algo de ello.

Lo mejor de todo era encontrar su forma de camuflarse para conseguir comida. Aunque los bancos de sangre eran una salida rápida cuando las victimas escaseaban o cuando la policía rondaba la zona, no había nada mejor que una presa fresca, con la sangre tibia aun corriendo por sus venas.

A la noche, cuando la luna se cernía hermosas sobre la ciudad, él salía con sus mejores galas al antro de turno. Siempre había alguna jovencita borracha que pudiera seducir y llevársela a su guarida. Con los años, había comenzado a apreciar el sabor de la sangre mezclada con el alcohol: la cerveza era lo que más le gustaba.

Entraba, se sentaba en la barra, taciturno, tranquilo, hasta que encontraba a su presa y se acercaba por atrás de ella, oliendo su esencia, sintiendo el golpeteo de su sangre al correr por sus capilares, por su venas, por su cuello y una sonrisa se formaba en su rostro. Un par de copas, una sonrisa encantadora. Al cabo de una hora, se levantarían de sus asientos, riéndose, coquetos y saldrían por la puerta principal, a la vista de todos, más, ninguno volvería a verlos hasta la próxima cena del vampiro.
 




Decía que tenía que ser lo más diferente posible de mi vida real y no hay nada más diferente que yo siendo un vampiro hombre (????). Cuando era chica, después de leer Drácula me entró la fascinación por los vampiros, sus mitos y todo lo que tuviera que ver con ellos. Incluso, en el rol por foros era mi personaje favorito para usar: un vampiro bastante sádico. Y alguna vez les he mostrado una de sus historias, que mi querido Jounetsu es un loco encantador <3 Aunque éste personaje del cuento es mucho má serio y centrado, como para variar un poco entre mis personajes locos (?)

Espero les haya gustado <3

¡Se cuidan!

Bye!
Leer más...

martes, 28 de junio de 2016

52 días de reto: día quince

¡Hola a todos! ¿Cómo están? Espero que muy bien. Yo me siento realmente bien el día de hoy así que espero poder algo realmente interesante aunque la consigna del día no es de lo más prometedora realmente XD Veremos qué sale.

Día quince: Describe un paisaje de tu ciudad que cruces a diario. Céntrate en los sonidos, olores y colores que ves



Camino

Hay olor a tierra mojada: pronto va a llover. Aun así, me abrigo lo mejor que puedo, enfundando mis manos en mis mitones y salgo a la calle. Hace un frío de los mil demonios, se siente el viento que golpea en la cara y hace que la nariz se ponga roja y la piel pierda el calor de haber estado calentita en casa junto al fuego.

El caminar las seis cuadras casi perdida en el abrigo es mucho peor, uno siente con más fuerza el frío y el camino no es de lo mejor. Con la lluvia, todo se ve mucho más barroso que antes y la calle está cortada por lo que cruzar a causa del lago que se ha generado por el bache, es mucho más complicado que antes. La parada del colectivo no mejora. Algunos hijos del diablo no tuvieron nada mejor que hacer que romper los asientos, por lo que hay que esperar en el cemento medio rotoso, donde se pueden los charcos de agua por el techo mal hecho de la parada. Entre todo eso, pido que llegue rápido el colectivo mientras busco con los dedos fríos la tarjeta para subir. El olor de los escapes de los autos impregna todo, incluso, hasta el olor a lluvia tan claro que había sentido al salir de casa.

Al fin llega y subo. Se siente el olor de la naftalina y encierro, ya que nadie abre una ventana. Me siento al fondo y me quedó mirando por la ventana mientras suena algo en mi MP4.

El frío vuelve a golpearme cuando salgo del colectivo, así que camino algo más rápido hasta que escucho el sonido del piano del aula de atrás. Se siente tan bien aquella melodía: las clases ya han comenzado. 


  Espero les haya gustado <3

Bye!
Leer más...