viernes, 18 de noviembre de 2016

¡Escribe por semana!: Semana cuatro

¡Hola a todos! ¿Cómo están? Espero que bien que sigo con el reto. Y me toca hacer un cuento en esta semana. Tenía varias opciones para esto y la verdad, no me terminaba por ir a ninguna. Así que hasta me puse a leer un poco sobre la aventura en la literatura, sus definiciones y con ello, me quedó algo para hacer la historia. que sibien, pensaba usarlo en el sentido clásico: algún peligro que enfrentar y todo eso, me decidí a hacerlo de aventura romántica que cumple con los terminos de la aventura: hay peligro que enfrenar y sobrepasar, en el mejor de los casos, claro (?) que escuchando a Atsushi cantar no me pude contener con esto.


Por si se quieren sumar al reto, pueden verlo completo justo aquí, donde tendrán los links y también, los relatos anteriores.

Semana cuatro:  Un cuento de aventura



Regreso a casa

Se quitó el anillo al salir de la casa guardándolo en el bolsillo del sobretodo. Todos los días era lo mismo. El café mañanero, un beso en los labios y la salida al trabajo, sabiendo que su esposo la esperaba a diario en la casa. La amaba y ella lo amaba a él, pero necesitaba mucho más que esa vida rutinaria entre la oficina y la casa.

No era algo que quisiera ¡lo necesitaba! Necesitaba sentir esa emoción de la primera vez, de enrollarse con un extraño en una cama que no era suya, pudiendo volver a veerlo como pudiendo perderlo de vista para siempre. No importaba. Siempre habría alguien más esperando por ella y por darle  el toque de emoción que su vida necesitaba. Su esposo era una maravilla y adoraba la vida que tenía con él, pero era demasiado estable, demasiado simple, demasiado rutinaria.

Pero cuando se desvestía en los brazos ajenos, todo cambiaba. Volvía renovada a su casa, sonreía, besaba y escuchaba el relato del día de su esposo. Su trabajo, amigos y todas sus hazañas diarias. Y eso completaba su día, una agradable charla, cena, un abrazo, su hogar y su doble vida. Con eso, su vida estaba perfecta.


Espero les haya gustado.

¡Se cuidan!

Bye!



6 comentarios:

  1. Oh... Que golfilla. jejejejej Me ha gustado el morbo de amante. Es divertido leer cosas así. Me alegro que des señales de vida, que últimamente desapareces mucho! Y se te echa de menos!

    Un besoteeeee


    MIA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé, me debo organizar mucho mejor >.< pero voy a intentar meterle pata a lo que queda del mes :D

      ¡Gracias!

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  2. ¿Y por que no? Todos salen ganando.
    Los extraños obtiene momentos de placer. Ella sale renovada. Y el esposo se encuentra con una mujer renovada.
    Bien contado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues, sí, cuando funciona, funciona, no hay que negarlo xD

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  3. ¿Ves? El morbo del amante tiene lo suyo... aunque es feo, pero nadie lo podrá negar que tiene lo suyo xD.
    Me alegra que te vaya bien el reto, espero que lo acabes pronto.
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmnte, morbo tiene, no te voy a negar eso XD ahora, que te toque es otro tema xD ahí es donde se acaba el disfrute xD

      ¡Gracias por los ánimos!

      ¡Un abrazo!

      Eliminar

¡Hola! ¿Cómo estás? Gracias por pasar a leer mi blog y agradezco que vayas a comentar. Me encanta leer sus opiniones.

Si quieres que dejar invitación para que pase por tu blog, pincha aquí.
Si vas a afiliar o dejar confirmación de ello, por aquí

Gracias por no hacer spam <3 Y si lo haces, ten presente de que borraré tu comentario por no estar relacionado con la entrada ¡Estás avisado!

¡Qué tengas un lindo día!

Bye!