miércoles, 7 de septiembre de 2016

Relato juevero: la balsa de huesos

¡Hola a todos! ¿Cómo están? Espero que de las mil maravillas <3 Ya que el jueves anterior no participé porque el tema no me daba nada a qué escribir, fue esta semana como si estuviera hecho para mí, que no hace mucho hice una entrada sobre los sueños y no podía faltar por aquí <3

Si quieren pasarse a curiosear, pueden pinchar aquí y van al blog de Soliluna. Generalmente, no sueño dos veces con los mismos personajes, jamás he podido continuar un sueño, por mucho que me lo proponga, que algunas personas dicen que tan sólo basta con pensar en eso antes de ir a dormir para continuar el sueño y enterarse del final. Nunca me ha funcionado, por lo que es curioso cuando aparecen algunos elementos o personajes recurrentes en mis sueños. Me pasó varias veces con éste esqueleto, hace poco nuevamente, así que será el sueño que les contaré.



La balsa de huesos

Estaba oscuro. Una densa niebla atravesaba la corriente y unos tétricos árboles con apenas unas hojas en sus delgadas ramitas se veían en los alrededores. El agua se veía turbia pero, quizás, era sólo por la oscuridad reinante. La corriente era lenta y sin embargo, una balsa estaba en el agua y un único tripulante en ella: un esqueleto. Llevaba un sombrero con una pluma larga y de color gris topo calzando unas botas de cuero negro. Ésa era todo lo que llevaba encima.  En su rostro huesudo, se podía interpretar una sonrisa, quizás y en medio de la increíble calma que reinaba en el ambiente, un silbido alegre rompía con ella y, cuando dejaba de silbar sólo se escuchaba que decía “qué hambre que tengo”.

Sus cavidades oculares, a pesar de estar vacías observaban con fijeza a su alrededor, deteniéndose detalladamente en el panorama oscuro que lo rodeaba y divisando, a lo lejos, su próxima parada. Con la corriente como iba, no iba a llegar a puerto hasta el amanecer, pero no parecía tener ningún apuro en pisar tierra tampoco. Colocaba su mano en el sombrero, levantándolo un poco para facilitarle la vista hacia el frente y con un pie en el borde de la balsa, quedaba con una pierna flexionada, apoyando sus brazos huesudos sobre su pierna con una postura soberbia.

Empezó a clarear el día, sin embargo, las nubes se empeñaban en que el sol permaneciera escondido y la niebla, seguía tan densa como en la noche. Apenas se veía más allá de la nariz propia. No obstante, el esqueleto supo el momento exacto que estaba cerca de su objetivo, estirando su pie fuera de la balsa y quedando en tierra firme. No se preocupó por aquel medio de transporte que lo había llevado hasta allí pues, apenas se volteó a verla una vez bajó. La dejó allí abandonada y con paso galante y confianzudo, comenzó a caminar con las manos en su pelvis y su boca semiabierta como figurando una sonrisa. Estaba contento, tanto tiempo en el agua no era bueno ni si quiera para un esqueleto. Tenía ganas de ver más allá de lo que sus cavidades podían observar. Hacía tiempo que sólo el agua del mar y el agitar de las olas lo acompañaban, así que quería más de ello, quería mucho más todavía.

Se introdujo en un pequeño poblado, casi no había gente en la calle y los pocos que estaban ahí, quedaban estupefactos al ver al huesudo cuerpo caminar como si fuera un ente vivo. Parecía un mal chiste.

—¡Señoritas!— dijo en voz elegante, casi rasposa al quitarse el sombrero y saludar con un ademán de caballero a las mujeres que se quedaron viéndolo, las cuales, tuvieron diferentes reacciones, ninguna buena. Eran tres, una cayó al suelo, perdiendo el conocimiento, una gritó y la última, quedó mirando al esqueleto estupefacta mientras él se reía y se colocaba el sombrero como antes —sigo teniendo el mismo encanto de siempre. Las dejo sin aliento— carraspeó complacido ante la reacción mientras continuaba su andar, sin ningún tipo de destino, más, caminaba en dirección a algo, sin importarle si la gente lo veía o  se acercaba a él. Era lo de menos, después de todo, seguía tan galán como en sus mejores años y hasta se atrevía a decir que estaba mejor ahora que en sus mejores años, sí, señor.

Nadie tenía idea de qué es lo que haría el esqueleto allí, sus intenciones o si realmente parecía tan simpático como sonaba. Sólo sabían una cosa a ciencia cierta: tenía hambre y les daba miedo averiguar cuál era su alimento.
 



¿Qué les puedo decir? El relato no debería tener ese final, pues, siempre me despierto antes de saber qué es lo que va a hacer, pero si hay una constante es que el esqueleto tiene hambre y quizás, yo no queira saber qué es lo que come xD Quién sabe.

Espero les haya gustado <3

¡Se cuidan! Pasan una hermosa noche y un bonito día.

Bye!



40 comentarios:

  1. El significado de este sueño pienso que está bien claro. El esqueleto es la muerte. El escenario que la acompaña es oscuro y su paso sinuoso. Puede abrazar a cualquiera en cualquier momento. Siempre tiene hambre. Nunca queda saciada. Día tras día se cobra alguna víctima. Elegante y sin sentimientos. Así es como lo vive tu subconsciente.
    Saludos.
    Maribel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es una interpretación interesante, aunque yo no lo veía por ese lado xD Más, creo que Demiurgo va por un camino mucho más acertado a lo que tenía en mente.

      Ha sido un gusto leerte.

      Un abrazo <3

      Eliminar
  2. (✧∀✧)/ Holaaa!!!
    Me ha gustado mucho el texto, aunque si me llegase a encontrar una balsa con huesos creo que entraría en pánico XD aunque también pensaría muchas otras cosas tal cual lo hace el relato.

    穛 S4Ku SEK4i®

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo sé que en situaciones límite reacciono, aunque no sé cómo, pero estoy segura de que no entraría en pánico XD

      Gracias por comentar <3

      ¡Un abrazo! <3

      Eliminar
  3. ¡Oh! Me ha recordado a Book (de One Piece) Me ha gustado mucho, ha sido un relato entre tétrico y divertido.
    Me ha gustado mucho mucho
    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y mira que dejé One Peace y me perdí lo mejor XD que yo lo dejé cuando apareció el reno que no recuerdo cómo se llama y nunca más volví a verlo XD

      Me alegra que te gustara y lo hayas encontrado divertido :D

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  4. ¡Pues ha estado muy bien! Me gustan los que te salen así,más oscuros y tétricos :)
    Y te digo que si,se puede continuar los sueños. no siempre,pero a mi me ha pasado muchas veces lo de continuarlos jejeje

    Un besazoooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues, me salen más fácil, que ni mi subsconciente me deja en paz con estos temas xD

      Y sí, sé que se los puede continuar, que mi madre siempre me cuenta que ella continua sus sueños, pero será que yo no tengo ese don o simplemente, mi subconsciente se niega a mostrarme el final de mis sueños XD A saber xD

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  5. Creo que tiene que ver con tu interés por los personajes extraños, peligrosos, carismaticos para la ficción, pero que no es necesariamente sería deseable conocer. Por eso el no querer saber de que se alimenta. Aunque sospecho que se alimenta del temor que produce. Por eso su reacción ante el temor la reacciones de esas tres mujeres.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tuve la misma idea cuando anoté el sueño. Sospecho que se alimenta del miedo y a veces, he pensado que es el miedo mismo el esqueleto y como todo miedo, se alimenta de más miedo.

      Me alegra compartir puntos de vista <3

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No soy experto en sueños así que no tengo ni idea de lo que puede significar.
      En cuanto al relato si te puedo decir que me ha parecido muy natural la forma en que lo has contado, aunque me faltó un poquito más de intensidad.
      Un saludo.

      Eliminar
    2. Gracias, me alegra leer eso y bueno, el sueño me quedó inconcluso XD quizás algún día sepa la continuación.

      ¡Un abrazo!

      Bye!

      Eliminar
  7. jeje carismático el huesudo! sí, con final abierto da pie para ahondar en la historia esperando un desenlace, aunque en los sueños la lógica es muy particular y las interpretaciones, multifacéticas. Gracias por compartir!
    Saludos jueveros.
    =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡De hecho que sí! Creo que eso es lo interesante de los sueños y que realmente, no todo es lo que parece.

      ¡Un abrazo!

      Bye!

      Eliminar
  8. Yo tampoco quisiera saber qué come jajaja
    Mi mamá tiene esa capacidad de continuar los sueños, y la envidio jajaja porque hay buenos sueños.
    Me ha gustado mucho el relato, sobre todo como describes todo. Y cuando estaba tensa, me salió una risita cuando él dice que las deja sin aliento, como siempre XD
    Un saludo Rox ❤😋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira que robe almas (?????) La verdad es que es envidiable eso de continuar los sueños, deben pasar el secretos nuestras madres, que siempre me quedo en la mejor parte xD

      ¡Un abrazo!

      Bye!

      Eliminar
  9. No sabría interpretarlo pero no parece un esqueleto que produzca mucho miedo...yo diría que es un tipo simpático a pesar de que a las mujeres se lo produjera.
    Sería interesante saber qué come...tal vez sea vegetariano...
    Un placer leerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que en el sueño siempre me ha parecido muy simpático, pero entre el ambiente turbio, hay una dualidad rara xD Me gusta igual, y sí, a lo mejor vive de los yuyitos nomás (?)

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  10. Huesudo, cadavérico, solo en una barca en un mar lleno de huesos como los suyos. Hambre eterna, llegada a un poblado donde nadie quería saber, a pesar de sus esfuerzos por parecer simpático...
    Antes de acostarte, debiste ver las imágenes tan repetidas de sudafricanos en pateras que huyen de la pobreza, ante nuestra indiferencia.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues, no suelo ver esas cosas antes de dormir. Aunque alguna imagen podría haber quedado, después de todo ¡quién entiende el subconsciente

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  11. Pues si, mejor no saber que come, nunca se sabe. Muy original tu sueño.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Me ha gustado. Me ha parecido humor negro y tiene un puntazo el esqueleto este. Pura ironía. No me meto a interpretaciones pues eso es complicado. Simplemente, he disfrutado del paisaje.

    Besos y buen finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De hecho, que para ser un esqueleto es más simpático que algunas personas xD Me alegra que lo hayas disfrutado <3

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  13. Interesante entrada para la propuesta de nuestra amiga Maribel. Me gustaría saber qué saciará el apetito de nuestro amigo el esqueleto. Puede ser el temor que produce el que lo alimenta, pero también pudiera ser que se alimente de la energía de los vivos llevándolos a la muerte. Esa incertidumbre deja abierto tu relato a conjeturas de todo tipo. Me ha gustado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha quedado bien planteada la duda, aunque la idea de que se alimente de la vida también es una opción interesante.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  14. Realmente es un sueño que pone los pelos de punta a pesar de la simpatia que parece derrochar el huesudo protagonista. Me gusta como lo explicas, dandole al sueño un tono tranquilo, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado mi sueño <3

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  15. Tremendo sueño, seguro que al despertar la que está muerta de hambre eres tu. Personaje simpático ese esqueleto, ya ves.
    Un beso

    ResponderEliminar
  16. ¡Hola! Vaya sueño curioso... y además el relato que ha surgido es genial. ¡Me ha encantado! El comienzo me ha gustado mucho, describe muy bien el ambiente sombrío y al esqueleto. Cuando llega a la ciudad y se encuentra con las damas, es genial jejeje. Me he reído por su comentario "sigo dejándolas sin aliento" con ese toque de humor negro.
    El final me gusta porque queda abierto a la angustia de saber qué come!!!! Además, como está explicado he podido imaginarme las escenas en todo momento, como si lo estuviera viendo.
    Un buen escrito con un personaje muy carismático.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De hecho, que viene siendo uno de los más normalitos que he tenido, que mis sueños no son tan líneales como éste.

      Me alegra que te gustara el relato y el esqueleto <3

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  17. No sabría interpretarlo, Roxana, pero menudo sueño has tenido, me ha encantado tu manera de transmitirlo.

    Un placer estar en tu blog.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, me alegra que te haya gustado <3

      ¡Un abrazo!

      Bye!

      Eliminar
  18. Interesante relato, me ha gustado mucho e inquietante tu sueño. Saludos

    ResponderEliminar
  19. Hola; lo cierto es que me recordó al Caronte, ese barquero que transporta a los muertos hasta el infierno. Eso sí, aquí aparece con desparpajo, rompiendo toda lógica y toda ley. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Oh, qué interesante! Que la verdad, es que no lo había pensado así tampoco.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  20. ¡Maribel! Muchas gracias por haberme dejado algunas palabras en mi entrada de la parálisis. En parte, siento mucho que te hayas sentido identificada, porque no es demasiado agradable pasar por algo así.

    Y sobre tu sueño... a veces cuándo soñamos, si nos esforzamos, hacemos que éstos se conviertan en sueños casi que lúcidos para nosotros y a veces controlamos ciertas situaciones. Es posible que sí, que realmente no querías saber qué comía.

    Un abrazo muy grande y espero que nos sigamos leyendo muy pronto,

    Noa

    ResponderEliminar

¡Hola! ¿Cómo estás? Gracias por pasar a leer mi blog y agradezco que vayas a comentar. Me encanta leer sus opiniones.

Si quieres que dejar invitación para que pase por tu blog, pincha aquí.
Si vas a afiliar o dejar confirmación de ello, por aquí

Gracias por no hacer spam <3 Y si lo haces, ten presente de que borraré tu comentario por no estar relacionado con la entrada ¡Estás avisado!

¡Qué tengas un lindo día!

Bye!