domingo, 18 de septiembre de 2016

Juntaletras: censura

¡Hola a todos! ¿Cómo están? ¡Después de tanto tiempo, Juntaletras al fin propone un tema interesante! Lo venía dejando pasar porqu las últimas eran simples reflexiones del autor que no servían como para sacar un tema, pero ahora, a que sí <3 Y un tema jodido como es la censura. Los invito a curiosear por aquí por si quieren ver el tema del autor del reto.

 
Y quizás, lo más común al pensar en censura es que haya algo prohibido en medio, imaginamos escenas de sexo, violencia, quizás, alguna palabrota o algún pensamiento que incite a la violencia, pero hay curiosos tipos de censura. Los otros días leía que en China, Alicia en el país de las maravillas es un libro prohibido y no es precisamente por lo que siempre he escuchado que es una versión para pedófilos, sino que, es porque hay animales que hablan y el gobierno Chino, es algo que no tolera al parecer. Y hay de las más ridículas, de las más insólitas y las que son tan castradoras que te arruinan la obra completa.

Y para el escritor, no es el único problema. Un escritor debe preocuparse no sólo de la censura que le hace la editorial, sino también su público y principalmnte, él mismo. Porque a veces uno se reprime de escribir algo por el qué dirán o por no parecer un loco.

Afortunadamente, algunos escritores sabemos que la ficción es ficción y que lo que escribamos, no precisamente nos define, por lo que soltamos a escribir lo que nos salga de los dedos. Pero miren que hay personas que sí lo hacen. Recuerdo que un amigo me decía que el yaoi le parecía un género interesante, pero que no lo leía porque si lo hacía, lo iban a considerar gay. Fue una de las mayores tonterías que le escuché decir. A mí me encantan los policiales, sin embargo, ni voy a salir de criminal ni tampoco de policía o de detective. Pero disfruto mucho sus historias. Sin embargo, este 'van a creer que...' es un impedimento lo suficientemente grande como para echarnos atrás en algunas cosas que pueden volverse un pasatiempo, una pasión o qué sé yo, una curiosidad satisfecha.

Personalmente, nunca me he contenido a escribir todo aquello que da vueltas por mi cabeza. Mis personajes dan fe de ello que desde los más tiernos tengo hasta los más corruptos y desquiciados. Creo que nunca me contuve a la hora de escribir una vez mis personajes nacieron, no importó qué tan raros fueran, quedaron así. Pueden leer mis cuentos o novelas y se darán cuenta. Que está Mudai, un canibal que se come a sí mismo en pos de que puede regenerarse; Jounetsu, un vampiro loco con yo desdoblado, que mató a sus padres y aun conserva sus cráneos; Azaly, una muchacha paranoica que desconfía del mundo entero y que para reemplazar la falta de gente, ha creado su mundo con muñecas; hasta me he animado con alguno erótico o con un pirómano suicida; hasta un relato patrio, algo que nunca imaginé que iba  a hacer. Aunque yo soy muy jugada para el lado oscuro, que los personajes locos parecen predominar en mis historias XD creo que esto de contenerse y no hacerlo porque a alguien no le puede gustar o porque alguien piense mal de uno es una tontería. Una obra puede decir algo del artista, pero jamás definirlo. Considero el arte como una expresión, puede ser de una totalidad, de una emoción, de un descargo, de un momento de tensión que tuvo que surgir en el papel para hacernos sentir bien, en cualquier caso, creo que es algo ínfimo lo que se puede mostrar como para que quede catalogado como un loco el que escribe. No sé, yo creo que hay que abstenerse un poco de las críticas y de los prejuicios que uno mismo tiene, que después de todo, uno no vive de lo que los demás piensen. Hay que jugarsela y si hay que tener un personaje idiota de protagonista, hay que hacerlo porque es lo que queremos, como Holly. No importa si sale del cannon, no importa si no es lo que se ve, incluso, si no es a lo que estamos acostumbrados. Cuando los personajes surgen, simplemente, hay que dejarlos ser.

Considero que intentar contentar a todo el mundo es algo inútil y llegado el caso, una batalla perdida desde que se la ha empezado. Jamás se logra hacer eso, por lo que al menos, debemos intentar contentarnos a nosotros mismos. Yo creo que la principal tarea del escritor es simplemente eso: escribir. Escribir algo que sea algo que realmente le guste al propio escritor, vale tres soberanos pimientos que al resto del mundo no le guste lo que ha hecho, pero al menos, puedes ver tu obra terminada y decir. estoy orgulloso de ella.

Yo creo que hay que pecar de optimismo y seguir adelante, que en algún momento, las cosas se darán, quizás haya cien baches antes de encontrar un camino, pero hay que seguir caminando, avanzando como Jorodoksky: A mi zapato derecho lo llamo infinito. A mi zapato izquierdo eternidad. Avanzo a cada paso entre los dos.

Sólo hay que escribir.

¡Se cuidan!

Bye!

8 comentarios:

  1. sinceramente la censura es algo que se ha mantenido a lo largo de la humanidad como por ejemplo la censura de hablar nuestra creencias, refutar una ideología que no sigamos o por denunciar a viva voz etc. lastimosamente callar algunas cosas se esta volviendo bastante común y más cuando el poder político esta de por medio, como en el caso de mi país, cuando asesinaron a un humorista ya hace mucho tiempo solo por ejercer (y tener la valentía) de sacar varios trapos sucios de la situación de ese entonces.

    en fin, la censura estará con nosotros así no queramos que este y poco a poco se esta expandiendo de una manera sutil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues, ha habido diferentes tipos de censura durante toda la humanidad, a veces, más bruscos que otros. Tampoco es algo que se vaya a erradicar por tres gatos locos, pero uno puede comenzar por censurarse menos.

      En cuanto a la política, es un tema delicado realmente.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  2. Te felicito por esa muestra de sensatez.
    No me gusta la censura, me parece uno de los males del mundo.
    Prefiero que se atraviesen algunos límites, me gustó tu relato que escribiste para un jueves de relatos que propuse. Con el restaurant para canibales, a quienes tienen que recordarles que las camareras no son alimento. Inspirado relato. Me gusta la historieta de The Walking dead más que la serie.
    No se puede contentar a todos. Y a veces hay que hacer que algunos se disgusten.
    Es preferible arriesgarse a ser un poco pesimista.

    Y de paso aprovecho a contarte que este es el próximo jueves de relatos.

    http://molidelcanyer.blogspot.com.ar/2016/09/convocatoria-juevera-para-el-jueves-22.html#comment-form

    El tema es Tormenta, ya sea literal o metafófica.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Tampoco estoy a favor de ella, pero bueno, a veces, hay que tolerarla en tonterías realmente XD

      ¡Gracias por recordarme lo de la convocatoria! Que detallazo <3 Ya me pondré de cabeza a escribir algo para este jueves <3

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  3. ¡Hola! Que ganitas tenía de leerte. Se te echaba de menos.
    Pues si, es un tema bastante polémico y al mismo tiempo un poco absurdo. Honestamente la censura en la literatura es absurda, no es como en la televisión que ahí si que se debe "intentar" tener ciertos decoros, pero en un libro... es tontería. Bastante claro está los géneros de la literatura y la gente ya sabe donde se mete. Es lo que tu dices, un escritor debe dejarse llevar, no tener miedo al "que dirán" y puede ser que a veces escribamos cosas raras, pero eso no quiere decir nada, o quizás si... todo es fantasía y si comenzamos a cortarnos las alas ¿donde llegará la magia de la redacción?
    No sé, hay gente muy tonta suelta, por eso es mejor pasar de ellos.

    Un gusto leerte de nuevo.
    ¡Un abrazo muy muy muy grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! <3 La verdad, extrañaba el blog también, pero hacia falta un desligue también.

      Pues, la verdad, pienso lo mismo, aunque la televisión es tema aparte, que el horario de protección al menor, hace de todo menos proteger a los niños, pues hay escenas de sexo, violencio, violaciones entre tantos otros males que en teoría, el horario debería omitir en su programación.

      La literatura, tiene sus normas y como todo, si te vas a leer un libro, sabes qué advertencias tiene y de qué va. No puedes esperar una novela negra hablando de rosas y jazmínes o una erótica contando sobre la inmmortalidad del zancudo. Uno sabe y lo hace sabiendo y con gustos, por eso, es tan tonto reprimirse. Al que no le guste, ni lo leerá ni lo comprará y ya.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  4. Me ha encantado esta reflexión tuya sobre la censura y ese resumen de tus personajes. Sobre lo de escribir lo que le guste al propio escritor recuerdo que leí en el libro "Cómo hacer un cómic" de Scott McCloud que también decía que el autor tenía que hacer lo que le gustaba porque al menos ya tendría a alguien que aprecia la obra, él mismo (por cierto, es un libro que te recomiendo ya que como a mí te gusta dibujar, está genial).
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me anoto el libro haber si me lo consigo esta semana y me lo leo <3 ¡Gracias!

      Y sí, no quda más que ser fieles a nosotros mismos. Si nosotros mismos no lo somos ¿Quién lo será?

      ¡Un abrazo!

      Eliminar

¡Hola! ¿Cómo estás? Gracias por pasar a leer mi blog y agradezco que vayas a comentar. Me encanta leer sus opiniones.

Si quieres que dejar invitación para que pase por tu blog, pincha aquí.
Si vas a afiliar o dejar confirmación de ello, por aquí

Gracias por no hacer spam <3 Y si lo haces, ten presente de que borraré tu comentario por no estar relacionado con la entrada ¡Estás avisado!

¡Qué tengas un lindo día!

Bye!