sábado, 3 de septiembre de 2016

Inspirándome con un elemento: La oscuridad te envuelve

¡Hola a todos! ¿Cómo están? ¡Llega otra edición de éste reto! Y ahora, había una dinámica diferente en Ficción Romántica, que, en base a un tablero de Pinterest, había que elegir una imagen que nos inspirase un relato. Y me bloqueé, que realmente, ninguna de las imágenes me gustó. O son muy románticas o muy sugerentes y seré rara pero eso no me inspira en lo absoluto xD Sólo hubo una con caracter que me gustó más que todas las otras y es en la que se inspirará el relato.

Pueden ver la imagen en el siguiente tablero <3 Y si les gusta, la guardan.




La oscuridad te envuelve

Había perdido la cuenta del tiempo. Días, meses, años, ya todo daba exactamente igual. Un aura triste y oscura habitaba la casa desde que todo había desaparecido. Un aura solitaria y un viento fresco arrastraban todo a su paso por las calles. Sabía que en algún momento, llegarían por ella. La gente había empezado a morir sin razón alguna. Y lejos de que sus cuerpos se descompusieran, se disolvían en un hueco oscuro y tan frío como si estuvieran en medio de la Antártica. Ella lo había presenciado en una ocasión y sintió que ni si quiera junto al fuego pudo quitarse el frio del alma.

Lo cierto es que ella había sobrevivido. No tenía idea de cómo. Tampoco por qué había sido la única. Lo único que sabía es que había logrado hacer contacto con alguien por la radio y vendrían por ella. En algún momento, llegarían por ella, en todo caso, pensaban que era ella quien tenía el antígeno para combatir a lo que sea que se estaban enfrentando. Pero eso había sido hace mucho tiempo. No estaba segura de cuánto, lo que sí sabía es que le parecía que los años habían pasado por ella sin que hubiese tenido tiempo a contarlos.

Recorrió la casa con la sensación de que la tierra se había acumulado haciendo nuevos desniveles en el ya desnivelado suelo de madera. La sentía hinchada debajo de sus pies descalzos y el frio del tablón traspasaba su piel. Aun así, no fue a buscar un calzado ¿de qué serviría si estaba sola en un pueblo fantasma? De nada. Le valía poco preocuparse si ya era la única que quedaba ¿qué hacer? Sacó un frasco con granos de café y molió unos cuantos para hacerse una bebida caliente. Era lo único que tenía y tampoco le había importado llevar más cosas. Al ver su alacena vacía, lo único que atinó a hacer fue ir  a la tienda y llevarse el café. Podría haber elegido cualquier cosa, después de todo, ya no había ley ni nada que le impidiese hacerlo, pero sólo buscó lo único que necesitaba: café.

Se sentó en la mesa de la cocina y al apoyar la taza sobre la misma, dejó una aureola redonda por el calor de la taza. Clavó sus ojos hundidos y ojerosos en la pared que se descascaraba. Recordaba haber comprado pintura antes, iba a dejar la casa presentable. Ahora, ya no importaba, estaba sola, no necesitaba que nadie la viera. 

Sin que ella lo dijera expresamente, había tomado la decisión de dejarse estar hasta que algo pasara, si es que algo llegaba a pasar. Si no había nada que  la retuviese en el mundo ¿valía la pena quedarse en el mundo? Aunque fuera un buen café el que estuviera bebiendo, no valía aquella desazón que llamaba vida.

Cerró los ojos oliendo la fragancia del café, volviendo a concentrar su mirada en la sombra del extractor. Juraba que se estaba volviendo loca al ver a la sombra tomar forma de una mano, una mano grande y pálida, con aquella expresión cadavérica encima, a través de los dedos huesudos y anémicos que iban sobresaliendo.

Se levantó de su asiento. No estaba asustada, no sentía emoción ni alegría, ni si quiera una sana curiosidad. Fue como si ver la mano fuera una especie de hechizo que la volvía una simple autómata y debía seguir las órdenes que le daban: llegar hasta la mano.

Extendió la suya y se dio cuenta de que sus dedos se veían igual de maltratados, con los huesos que podían contársele a través de la piel ¿cuándo había pasado eso? ¿Cuándo se había venido abajo tan rápidamente?

Entrelazó sus dedos con los ajenos y sintió el mismo frío de aquel vacío, aquel que le hacia la piel temblar pero que llegaba mucho más profundo, a helar rincones de ella que ni si quiera sabía que tenía.

Levantó la mirada después de examinar con la precisión de un cirujano sus manos y vio como al contacto con su mirada, un par de ojos se veía cobrar forma entre las sombras. Y reconoció en aquella mirada lo mismo que ella sentía: el deseo que todo acabase. Y se dejó llevar. Cerró los ojos mientras las manos huesudas recorrían su escuálido cuerpo debajo de la delgada ropa de algodón que llevaba encima, mientras el frio se hacía más profundo en ella, su cuerpo se iba sintiendo cada vez más entumecido, desapareciendo entre las sombras. Llegó el momento en que cerró los ojos, viendo las manos enredarse en su pecho y caer allí, abrazándola, sabiendo que cuando la oscuridad te reclama, no tienes más remedio que entregarte a ella. Porque al fin, entre el olor casi inexistente del café y la tierra, al fin, todo acabaría.


¡Y al fin lo terminé! Me queda un reto más y me pongo al corriente, que creo que el próximo será más complicado, que si no me equivoco, es una canción. Así que ya veremos qué sale.

¡Se cuidan!

Bye!





10 comentarios:

  1. Vaya que triste y que tétrico, me ha gustado igualmente. Ha sido raro, pero me ha gustado <3
    ¡Cuídate!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenía ganas de escribir algo de este tipo XD Ya venía siendo muy buena con los relatos (?)

      ¡Un abrazo!

      Bye!

      Eliminar
  2. Bien contado está también No te soñe, que te estuve comentado. Y me dejaste con la intriga. ¿Como continuará?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está entre mis pendientes actualizar esa historia, que he tenido poca colaboración de algunos personajes :,D así que espero subir pronto el siguiente capítulo <3

      ¡Un abrazo!

      Bye!

      Eliminar
  3. Me ha gustado la frase : "cuando la oscuridad te reclama,no tienes más remedio que entregarte". Me ha llegado profundamente. Tétrica,pero a la vez muy concisa.

    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De hecho, pensé en esa frase antes de empezar a escribir y tenía que introducirla en el relato de alguna manera xD

      ¡Un abrazo!

      Bye!

      Eliminar
  4. Me ha encantado el ambiente tétrico y deprimente de este relato y me alegro de que esa imagen te haya inspirado algo así. ¡Gracias por seguir participando! :D

    Saludos <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es mi género, para qué mentir xD se me da más fácil esto, que adoro el ambiente tétrico y oscuro <3

      ¡Y por supuesto que sigo participando! A mi ritmo, lenta, pero voy llegando xD

      ¡Un abrazo!

      Bye!

      Eliminar

¡Hola! ¿Cómo estás? Gracias por pasar a leer mi blog y agradezco que vayas a comentar. Me encanta leer sus opiniones.

Si quieres que dejar invitación para que pase por tu blog, pincha aquí.
Si vas a afiliar o dejar confirmación de ello, por aquí

Gracias por no hacer spam <3 Y si lo haces, ten presente de que borraré tu comentario por no estar relacionado con la entrada ¡Estás avisado!

¡Qué tengas un lindo día!

Bye!