jueves, 22 de septiembre de 2016

El feminismo en la ficción

¡Hola a todos! ¿Cómo están? Este es un tema que hace mucho quería hablar, pero hasta ahora me siento un poco más relajada, de lo contrario, hubiese mandado a volar de una sola patada a todas las feministas (?).

Últimamente, y como si esto fuera una ley, he escuchado mucho de personajes femeninos fuertes, de que la mujer debe tener protagonismo en la ficción, de que las princesas no sirven de cannon porque es arcaico y machista. Y si las hay, deben patear traseros sin importar cómo.

 
Personalmente, no me gusta el cannon femenino que hay ahora ni lo que se denomina mujer fuerte, pues, no es otra cosa que una marimacho en tacones —y a veces, con suerte tacones, que unas zapatillas y ya—. Nunca he sido femenina, pero tengo claro que una mujer no debe trasvestirse ni actuar como hombre para ser considerada fuerte. Tampoco me gusta el termino que se usa: mujer fuerte ¿es que antes existían mujeres débiles? ¿Es que sólo se es fuerte peleando?

Lejos de generar personajes femeninos interesantes, todos van por el mismo camino: mujeres que son capaces de pelear, en algún caso, usar armas, pero que la mayoría de las veces, necesitan de un hombre para salir vencedoras. No veo mucho cambio, sólo que de andar con vestido, pasaron a usar pantalones y borcegos. Punto.

Y hablan de que la ficción no genera personajes femeninos fuertes y dignos de admirarse y yo me pregunto ¿alguna vez han agarrado un libro? Se quejan de que la literatura recién ahora da a luz personajes femeninos que vale la pena ver ¿Y es que jamás han leído un clásico? Por supuesto, si vamos a la ficción televisiva y cinéfila ¡por supuesto! El cine y la televisión tienen sus joyitas pero siempre tuvo otro tipo de encare que fue más por la época, el gobierno de turno y a quién tuviera poder monetario o influencias, incluso, los pantalones puestos para exhibir algo que salira del pensaminto contemporáneo. La literatura no. Y desde hace siglos, existen personajes femeninos que van a la perfección en esto de que una mujer puede valerse por sí misma. Lo que es llamarlas independientes.

Penelope en la Odisea, Electra de Sofocles y también la de Eurípides, Jayn Eyre de Charlotte Brontë, Marta/Isabel de Casona o Nora de Ibsen. La literatura está llena de personajes femeninos con caracter, que han desafiado a su época, al cannon que debían seguir, incluso, Jan Austen, tanto en sus novelas como en su vida, Gabrila Mistral o tantas otras y tantos otros, que lejos de que sean mujeres las que hacen este tipo de historias, también hay hombres detrás de ellas. Quizás, no sean mujeres que se baten con un arco y una espada. Nora, por ejemplo, hizo algo impensable y totalmente condenable para ese momento: abandonar a su esposo y sus hijos porque no había amor en su matrimonio, sólo era una muñeca que seguía reglas, sonreía y se veía bonita ¡Y tuvo coraje de hacer algo completamente opuesto a lo que se esperaba de ello! Razón por la que la obra fue totalmente controversial apenas se estrenó en el teatro e Ibsen fue conocido más por la polémica que por esta joya.

Minna Harker de Drácula me parece otro personaje admirable que es capaz de resistirse todo lo que puede a la sangre vampírica y aprovecha sus dones telepáticos cuando ya está cerca del final para ayudar a su esposo y Hellsing. De nuevo, no es una mujer que manda a todos a volar de una patada ¿Y es débil sólo por eso? Personalmente, yo adoré el amor que transmite en sus cartas y la desesperación que se va creando cuando va entendiendo mejor que hay algo más atrás de todo eso que llaman locura y que su esposo, no está delirando, sino que hay algo real detrás de todo eso. Por supuesto, si no han leído el libro y visto las películas de Drácula, es muy probable que sólo vean a la damisela en peligro.

O Alice Gould de Los renglones torcidos de Dios, un libro que me fascina que mezcla la locura, un psiquiatrico y el camino hacia las pistas de un homicidio. El personaje es una grandeza realmente. Alison Bath de Los cuentos de Canterbury es otro personaje que no sólo hace las cosas a su manera —siendo una mujer lujuriosa y con una boca digna de cualquier jovencita de hoy en día—, sino que dice claramente que ella es dueña de su cuerpo y se pone en contra de las tradiciones de la época.

Incluso, Metropolis de Thea Van Harbou, tiene a falta de uno, dos personajes femeninos con mucho caracter. Maria, aquella mujer buena que va pregonando por el mundo la paciencia, las soluciones pacíficas y todo el chiche; y su clon robot que crea el desturbio y lo fomenta. Es un libro y tiene varias adaptaciones a películas, una muda y otra remasterizada. Si no me equivoco, hay una versión japonesa animada también.

Y así, puedo seguir nombrando muchísimas. Yo creo que aquellos que hablan de que la ficción carece de personajes femeninos interesantes es porque jamás han tocado un libro y en caso de hacerlo, jamás han salido de las modas. Y son las modas y la ignorancia los que hacen hablar cosas como estas, que incluso, recuerdo algunos personajes de la televisión, como Xena o Los ángeles de Charlie que eran capaces de, aun conservando su femeneidad, hacer valer sus derechos, dar un par de patadas y salvar el día sin que se les corra el rimel ¿por qué eso es débil?

Personalmente, creo que hoy en día, hay pocos personajes femeninos interesantes, porque se concentran más en hacer mujeres independientes, que sepan defenderse físicamente o verbalmente —lo que generalmente lleva a que sean vulgares, y eso, a mi parecer, no es lindo, que se puede hacer callar a alguien con altura, sin necesidad de ser vulgar o usar groserías—. Y básicamente, ahí acaba todo. No considero que haya profundidad en eso, porque antes que concentrarse en hacer un personaje que cumpla x requisitos para contenar al público moderno ¿por qué no hacer un personaje que de verdad trascienda? Vale tres rábanos que sea fuerte o no físicamente, yo creo que la verdadera fortaleza reside en otro lado y no en el poder físico. Algo así como Julia en 1984, que tiene el valor de enamorarse en una dictadura hasta emocional donde hasta tenian programado cuando debían tener sexo y sólo de modo reproductivo, porque el gran Hermano los vigilaba y pensar y sentir estaba mal. Me parece que ese es valor de verdad. Esto de enfrentarse, de sobreponerse, incluso, de seguir adelante aunque sabes que tienes todas las de perder, porque, Julia y Winston, sabían que no tenían momento en su vida que una telepantalla no los vigilara y sin embargo, siguieron adelante hasta su trágico final. Pero justo eso es valor. Y justo personajes así trascienden, no porque disparen una 45 con una mano, si no porque tienen un tipo de fortaleza que uno no ve en los personajes actuales. Por supuesto, hay excepciones, como siempre, la excepción confirma la regla. Pero en su mayoría, no veo mucho avance tampoco.

Y en tal caso, tampoco me gusta esto de que no haya variedad. Porque como quieren ver mujeres de ese tipo, abundan cosas así, es casi como los dibujos animados actuales, que son todos igual de horribles, pues, parece que nadie se quiere dedicar a aprender a dibujar y hacer algo bonito de verdad, algo llamativo o interesante, simplemente, es lo que sale para contentar a las masas y ya ¿y el resto? No existe.

Igual, considero que algunas cosas, son típicas del género. Así como las novelas de detective es casi 90% protagonizada por hombres, las novelas románticas son un 95% protagonizadas por mujeres, siendo escasas donde hay un hombre protagonista, generalmente, sólo aparecen como segundos protagonistas o un co-protágonico, pues, cuando el libro está contado en primera persona, es más difícil esto.

Y si vamos a otros géneros, como el comic o el manga, encontraremos muchas protagonistas interesantes, pero interesantes, no de aquellas que saben pelear, sino personajes bien construidos y con agallas y quizás sí, alguna bien armada, pero cuando el personaje está bien hecho, esto es lo de menos.

Yo creo que antes de criticar, siempre hay que conocer y pensar, por sobre todas las cosas, pensar y pensar mucho, y arriesgarse a ir por los caminos menos transitados, que ahí están las mejores cosas.

Personalmente, no soy ni machista ni femenista, sólo soy anti-idiotas (?) una persona que disfruta de las buenas historias y los personajes interesantes, más allá de que sean hombres o mujeres, porque un personaje no necesita cumplir con ciertos estereotipos para ser bueno, simplemente, tiene que tener alma y ya, cuando un autor le brinda esa vida a su personaje, el resto se hace solo y así, es como perdura en la historia. De lo contrario, mueren joven de un mal llamado olvido.

Y hasta aquí ha llegado todo. Les recuerdo que es mi opinión y que son libres de no coincidir conmigo si no les has gustado —así no se entusiasman en los comentarios con adjetivos peyorativos (?)—.

¡Se cuidan! Y pasan un lindo día y una linda noche <3

Bye!

6 comentarios:

  1. ¡Me ha encantado tu reflexión y opinión! La verdad,a mi me sacan de quicio las feministas... ¿Fuerte? Una mujer fuerte también puede ser un ama de casa,no solo una empresaria poderosa y rica. Una mujer fuerte,puede ser más débil que un hombre físicamente,pero tal vez aguante mejor otras cosas. A mi modo de ver,las marimachos,solo son feminazis locas que se creen superiores al resto del mundo. Yo no las quiero ni regaladas. ¿En serio por ir con el pantalón manchado de regla ya eres más feminista? No,perdona,lo que eres,es una guarra. Con todas las letras. Por no depilarte,¿eres más moderna y el pelo es natural? No me seas cerda,por dios. Ser femenina no casa con ser una mujer débil. Así que estoy totalmente de acuerdo con lo que yo también soy anti-idiotas. :) MUY BUEN POST. Una buena crítica.

    Un saludo,Rox!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Al fin alguien que me entiende! Que yo digo esto y me suelen tildar de machista xD la sociedad es mejor perderla que encontrarla (?)

      Coincido totalmente contigo, la verdad, la fortaleza está en otro lado, como dices, ni tampoco, la delicadeza y la higiene básica es un tipo de rebelión, es, por el contrario, una muestra muy pobre de la educación básica ¿y en cuestiones de salud e higiene? Pobrísima.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  2. Creo que se plantea mucho sobre ficción si tomarse el trabajo de entenderla.
    La Odisea tiene interesantes personajes femeninos, incluyendo a diosas como Circe, tan poderosa, que se enamora de Odiseo y revela buenas cualidades. La misma Atenea es una mujer destacada al ayudar a Odiseo. Y en los mitos fue quien detuvo a Heracles, cuando se salió de control por culpa de Hera.

    Euripides planteó en Andromaca, el enfrentamiento entre la protagonista y Hermione, la hija de Helena de Troya. una variedad de protagonistas femeninas. A pesar de que Aristofanes lo acusaba de odiar a las mujeres.

    Mina Harker es un gran personaje que ha tenido una buena versión en la película de Coppola.
    Habría que pensar en las femme fatale de la novela negra, no capaz de destruir todo pero si manipular a alguien para que lo haga. Y no son mujeres pasivas. Destaco a Aaronia Haldorn, que tiene una escena como damisela en peligro. Pero es capaz de manipular, planear maldades y fascinar incluso al detective protagonista.

    Y el género de superheroes tiene dignos exponentes. Incluso entre las novias, como Carol Ferris, novia del Green Lanter Hal Jordan, piloto de aviones y directora de la empresa de aviación en que trabaja su novio. Jefa de su novia y además se convierte en una villana-heroina.

    Amanda Waller es uno de los personajes más odiosos, pero no hay que negarle que es independiente, no tiene poderes pero puede dominar a quienes lo tienen.

    Los videojuegos tienen a mujeres de acción, con historia propia. Es algo que no entenderán, despreciando a Lara Croft por su exuberancia. Lo que me parece sencillamente discriminación. Están suponiendo que una mujer es menos que otros, por sus características físicas. Lara es una notable arqueologa.

    Así que no saben de lo que hablan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que ni la entienden ni la conocen, por eso hablan por hablar y sacan las conclusiones que sacan pues, es una muestra de mucha ignorancia.

      Conocía a varias, la verdad, es que Lara Croft no es de mis favoritas, será que no seré muy afiacionada a los videojuegos, que me gustó un poco más con la película de Jolie.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  3. ¡Hola!
    Me ha encantado tu opinión y es verdad lo que dices.
    Honestamente me veo como una feminista, pero basándome en las diferencias del género, pero no creo que según que profesión o decisión familiar sea algo de fuerza o no fuerza.
    La gente que crea que por patear o gritar eres más fuerte, realmente no tiene cerebro y realmente en la literatura... ¿qué importa? No sé, hay gente que quiere buscar polemica donde no la hay.

    ¡UN BESITO!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De hecho, la fortaleza no se limita ni por lo físico ni por areas de trabajo o alguna otra cosa, va más allá de eso. Desgraciadamente, las modas de ahora son de este estilo: sólo a patear traseros. Lo malo es que hasta llega a la literatura, que ya no les alcanza con la telivisón y el cine :,D

      Y la verdad, tienes razón, yo creo que es gente muy desocupada.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar

¡Hola! ¿Cómo estás? Gracias por pasar a leer mi blog y agradezco que vayas a comentar. Me encanta leer sus opiniones.

Si quieres que dejar invitación para que pase por tu blog, pincha aquí.
Si vas a afiliar o dejar confirmación de ello, por aquí

Gracias por no hacer spam <3 Y si lo haces, ten presente de que borraré tu comentario por no estar relacionado con la entrada ¡Estás avisado!

¡Qué tengas un lindo día!

Bye!