sábado, 13 de agosto de 2016

Supernatural: Temporada 8

¡Hola a todos! ¿Cómo están? Que yo sigo enamorada de esta serie así que ya me que me devoré la temporada ocho y vengo aquí con mi crítica a esta temporada. Y es que si Sera se cargó el programa en la temporada siete, Carver la salvó con la temporada ocho <3 Quizás no sea exactamente a lo que Kripke nos tenía acostumbrados en las primeras, pero de que Supernatural recobró su esencia con fuerza una vez se fue Gamble, lo hizo. Y con grandeza. Si quieren ver las temporadas anteriores, pueden ver la uno, dos y tres, la cuatro y la cinco y la seis y la siete haciendo clic sobre el link.


Que no sé por donde empezar que realmente, me gustó mucho como se desarrolló la temporada ocho y que Cass y Crowley hayan tomado más protagonismo. Que Crowley debe ser uno de los mejores reyes del Infierno que he visto hasta la fecha. Carisma, encanto, sarcamos y maldad, todo en el mismo personaje, lo adoro <3 y encima, con acento británico. No sé ustedes, pero a mí me encanta el acento <3 I love Mark Sheppard <3


En esta temporada se verá mucho más a Dean siendo flexible con los monstruos que con Sammy, que al lograr escapar del Purgatorio, se entera de que Sam después de siete temporadas de salvarse, pactar y todo el rollo que se mandan porque no mueran, cumple el no contrato con Dean y no lo busca al desaparecer, sino que comienza a viajar dejando la caza hasta que un perro arruina sus planes y termina conociendo a una veterinaria de la que se enamora que está en las mismas condiciones que él: perdió a alguien importante para ella y para hacer de cúpido, tenemos al simpático perro que Sam llamó de manera muy original Perro —¿A qué no es un encanto eligiendo nombres? (?)—.

Especialmente se nota el cambio de escritores por algo en lo que en temporadas anteriores, apenas hacen: flashback, de hecho, toda la historia de Amelia y la de Dean en el Purgatorio, la conoceremos a base de cortos fragmentos a lo largo de los capítulos, casi hasta que Castiel aparece nuevamente y nos toca la mala de turno.

Personalmente, Naomi me gustó mucho. Como hija del diablo, es una de las mejores y para variar, no fue el malo simpático que hemos visto hasta ahora, que convengamos, que los villanos en la serie son bastante carismáticos, no importa quién sea XD Ella no, era una hija del diablo con todas las letras, buscando manejar el cielo. Con ello, nos iremos enterando que hay diferentes facciones que intentan hacerse con el control del cielo ahora que Dios se ha ido y que Rafael y los arcángeles han muerto. ¿Lo mejor de Naomi? Que es de las típicas que juega a dos bandos —en el Cielo y con los Winchester— mientras le conviene. Y lo que más me sorprendió ¡qué tuvo un amorío con Crowley! Vaya a saber si fue antes o después de que se conviertiera en demonio —quizás, hasta pudo haber sido cuando fue rey, que eso lo dejaron en el aire, que la mataron muy rápido xD—. Me gustó mucho eso y que a Crowley actuara tan natural al encontrarsela y ella, como si viera al diablo en persona —que no está lejos de serlo XD—.

Misha me encanta, pero con barba, me terminó de enamorar <33

Y entre todo eso, iremos averiguando sobre las tabletas de demonios —que en esta temporada, intentaran cerrar el Infierno y tendrán que cumplir tres pruebas, una más jodida que la otra— y que hay una de ángeles que tiene como misión encontrar Cass sin contarle a los Winchester de esto, para lo que caen en un lavado de cerebro angelical —que sigo creyendo que los ángeles son más sádicos que los mismos demonios, algunos parecen bebés de pecho a la par de los ángeles—, lo que hará que Cass no recuerde ninguna de las órdenes de Naomi mientras está en la tierra, más, escucha su voz diciéndole qué hacer. Hasta que encuentran la tableta ángel con los Winchester, suponiendo que si la tableta demonio cierra el Infierno, la ángel debe cerrar el Cielo. Más, lejos de utilizarla, Cass descubre que el contacto con la tableta impide que Naomi lo controle, por lo que decidirá abandonar a Dean una vez más y apañarselas solo. Y esto le dolerá el doble a Dean porque piensa que no confía en él.

Y ya casi al final, logran encontrar al escriba de Dios, Metraton, otro con complejo de superioridad que usara las tabletas para desterrar a los ángeles del cielo y ser el nuevo Dios —ya que el puesto está vacante, hay que aprovecharlo, que parece que ser Dios es cosa de llenar papeles nomás (?)—. Éste fue otro personaje que me gustó mucho que va con aires de que no mataría ni una mosca y es un desgraciado xD Lo mejor de todo es la apariencia de Metraton, bastante descuidado, nada que ver con los anteriores villanos/antagonistas que nos han presentado.

He de decir que el final de temporada con Dean convenciendo a Sam de que no cumpla la prueba —que casi humanizan a Crowley, una belleza xD—, pues, si lo hace morirá. Y con esto de que el Infierno seguirá abierto y deben curar a un Sam casi moribundo, vemos como salen los protagonistas y ven la lluvia de estrellas fugaces: miles de ángeles siendo desterrados del cielo. Simplemente, sublime.

He de decir que me ha gustado mucho y han retomado los casos randoms <3 algo que adoro, como el de las caricaturas gracias a un psiquico, viejo amigo de Jonh Winchester, justo cuando Cass decide volverse cazador.


Entre el regreso de algunos personajes interesantes, como Garth y Charlie, ambos, me encantan, son tan random los dos. Y el capítulo donde sale Charlie hasta los vemos disfrazándose <33 Que hasta vemos a Charlie teniendo un romance con un hada —que esta chica no pierde el tiempo en lo absoluto—.



Sin dudarlo, la temporada tiene mucho de qué hablar. Me ha gustado mucho como se ha reinvindicado comparada con su temporada predecesora, que vuelve a abundar lo raro, el chiste ocasional —que Dean recupera su carisma <3 y Cass, el suyo, que vamos, su falta de entendimiento del mundo es lo que hace interesante y divertido al personaje—.

Sin contar que me ha gustado mucho ver como evoluciona la relación de Dean y Sam, aunque aquí no hay mucho de ello, llega el momento en que, al final, terminan dejando todo de lado para volver a elegirse y estar dispuesto a todo por el otro, así sea, condenar al mundo.

Sin más —que me voy a quedar escribiendo la noche entera si sigo recordando capítulos—, los voy dejando y ya traeré reseña de la novena temporada —ya cada vez más cerquita de la actual, que en la nueva, la Oscuridad es realmente interesante, pero les hablaré de ella cuando llegue el momento xD—

¡Se cuidan! Y pasan un hermoso día.



Bye!

4 comentarios:

  1. Es que la serie es buena, pero ha perdido tanto en las temporadas, creo que yo me quedé en la diez o en la once... no estoy segura. Quizás si me aburro las retomo... pero me estás dando ganas de volver a verlas.
    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que la serie es buena aunque tuvo un período de malos escritores, eso fue lo que la tiró abajo XD Al menos, ahora viene bastante bien. Aunque no sé como será la doce que sé que Carver llega hasta la once nomás (?) Es cosa de cruzar los dedos nomás (?)

      Ojala te animes <3

      ¡Cuidate!

      Bye!

      Eliminar
  2. No sé,de tanto leer igual algún día me la acabo poniendo de fondo solo para el aburrimiento...


    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A lo mejor y te acaba gustando XD

      ¡Un abrazo!

      Bye!

      Eliminar

¡Hola! ¿Cómo estás? Gracias por pasar a leer mi blog y agradezco que vayas a comentar. Me encanta leer sus opiniones.

Si quieres que dejar invitación para que pase por tu blog, pincha aquí.
Si vas a afiliar o dejar confirmación de ello, por aquí

Gracias por no hacer spam <3 Y si lo haces, ten presente de que borraré tu comentario por no estar relacionado con la entrada ¡Estás avisado!

¡Qué tengas un lindo día!

Bye!