viernes, 19 de agosto de 2016

Reto Tahisiano: Víctimas del amor

¡Hola a todos! ¿Cómo están? Ya vengo con el reto. Tenía más o menos una idea armada y bueno, con esto acabo de motivarme a encarminarla para publicar la historia, aunque llego tarde que este es de Julio XD y ya está el de agosto, así que intentaré ponerme con ese también, lento pero seguro.

Será una historia romántico pero también retorcida, creo que irá muy, pero muy por ese lado que el protagonista será todo menos un príncipe azul (?). Hace tiempo la tenía en mente pero no venía animando a plasmarla al papel, pero bueno, ya es momento de poner las cartas sobre la mesa.

Por el reto, elegí el listado de palabras. Hay varias opciones, se puede elegir un bloque o todos, pero ya es a gusto de cada uno. Por el momento, me jugaré a uno solito nada más.

1. Patinaje / 2. Existencia / 3. Maldición / 4. Grafito / 5. Estable / 6. Barranco / 7. Octavo / 8. Ruina / 9. Busto / 10. Establecimiento.


Victimas del amor

Recordaba cuando su vida era mucho más sencilla. Cuando se preocupaba por el patinaje y llegar con las cuentas hasta fin de mes. Recordaba cuando lo único que era realmente preocupante es que la rutina saliera bien cuando estuvieran frente al jurado, cuando sólo se preocupaba de no caer en la ruina y nada más.

Desde que Jota había llegado a su vida, todo se había puesto patas para arriba. Ya no podía sentirse estable porque había desconocido el significado de esa palabra desde que había llegado. Miguel tampoco era mejor para ello. Que Jota esto, que Jota lo otro, que el tío no es bueno y no sé qué no cuánto. Joseline se conocía el cuento de memoria pero llegaba el momento que ni ella aguantaba a su novio.

Su existencia se había puesto patas para arriba sin que ella se hubiese dado cuenta como para poner un poco de orden en lo que ahora, era su desordenada vida.

—¡Maldición!— se mordió el labio al derramarse café caliente sobre el busto, sin darse cuenta ¡había arruinado su camisa! Que la mancha de café no iba a salir. Y se sintió peor en ese momento ¿es que no podía si quiera mejorar un poco todo?

Su cabeza era una maraña de problemas. Que el trabajo, que los gastos, que la competencia, que las practicas. Y en medio de todo eso, estaba él. Maldito por estar metido en el medio. Odiaba a Jota. Se repetía eso como un mantra, esperando que de alguna forma, pudiera tomárselo en serio. Pero no podía, porque pensaba en él y la sensación que la recorría no era de odio. Odiaba su vida en esos momentos y se odiaba a sí misma por no poder odiarlo.

Salió del establecimiento, con la camisa manchada cubierta por su abrigo. Tenía que ir a practicar con Miguel. Habían llegado a octavo de final y no podían desperdiciar eso: debían ganar. No solo porque se habían esforzado mucho y eso potenciaría a que pudieran seguir patinando con más certeza en el siguiente campeonato pues, el deporte era caro y sólo a los finalistas les daban premio en dinero. Ni ella ni Miguel podían considerarse en buena posición, por el contrario, trabajaban duro para poder dedicarse a su pasión, aun bajo el recorte de gastos que suponía el poder hacer lo que les gustaba. Y pensaba que eso era lo único en lo que debía pensar, pero entonces, él volvía a sus pensamientos, con su cabello del color del grafito y su mirada dura, como si fuera a devorarla tan sólo con sus ojos. Y se quedaba sin aliento. Y pensaba que estaba mal sentirse así y entonces, apuraba el paso, sintiendo el olor del café sobre ella, era lo único bueno de la mancha. Le gustaba el olor del café y el viento frio de la noche. Lo disfrutaba mucho, más, cuando tenía tiempo de ir sola y pensar un poco, dedicarse un poco de tiempo para ella, sin que alguien más se metiera en su mente, pero no importaba cuanto se esforzara o cuanto se alejara: ahí estaba.

Se sentía al borde de un barranco y estaba segura de que cualquier opción que tomase, iba a llevarla por mal camino. Jota y Miguel, los dos. Quedarse sola era la mejor opción. Pero ella quería a Miguel y se habían esforzado tanto que estaba segura de que no iban a poder dar lo mejor de ellos si terminaban. Y quería ganar. Quería dedicar su vida al patinaje, por lo que podría aguantar a conseguirse una nueva pareja, que estaba segura que no era momento para rendirse justo cuando habían llegado tan lejos.

Nuevamente, pensaba en el barranco y veía las opciones que tenía. Dos: Jota o Miguel. Los miraba a ambos mientras el viento frio azotaba su cuerpo y le hacía sentir el temblor en sus piernas. Y pensaba que hiciera lo que hiciera, saldría mal parada. No había opción buena entre esas dos.

Dio un paso hacia atrás y supo que había una tercera: dejar el barranco para siempre.




¡Espero les haya gustado!

Bye!

6 comentarios:

  1. Vaya final, no se si pensar que saltó por el barranco o es una metáfora, pero de todas formas me ha gustado mucho. :D
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una metáfora, tengo pensado en darle una continuación así que saldrán algunos detalles más adelante.

      ¡Cuidate!

      Bye!

      Eliminar
  2. (✧∀✧)/ Holaaa!!!
    que buen texto me parecio profundo la verdad, lo del reto no lo conocia la verdad no tengo ese don de escribir historias :c

    穛 S4Ku SEK4i®

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! La verdad, no pensaba darle ese rumbo, pero fue casi escribiéndose solo xD

      ¡Gracias por leer!

      ¡Cuidate!

      Bye!

      Eliminar
  3. ¡Holaaaa! Me encantó el relato, pobre Joceline jajajajaja, yo creo que muchas nos podemos sentir identificadas en esa escena en la que estamos delante de un barranco (metafóricamente) indecisas respecto a algo o alguien. Muy bien conseguido lo de las palabras, me gustó que la importancia se la llevara el patinaje, me gustó la comparación del pelo con el grafito y sobre todo la de barranco que es la que le da el tono dramático jajajajaja.

    Un besote guapa ^^

    P.D: Se puede usar un solo bloque, dos, tres, cuatro... o todos. Que no sé si sabías que se podían mezclar, aún así, de lujo. Te añado a la lista de participantes ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Lo del grafito fue un problema porque no tenía idea de como meterlos y los personajes no iban por el dibujo XD así que fue manotazo de ahogado practicamente (?)

      Un gusto leerte <3 me alerga que te haya gustado.

      Y sí, sabía de los bloques, pero la verdad, me veía en un embrollo al usar todos xD

      ¡Cuidate!

      Bye!

      Eliminar

¡Hola! ¿Cómo estás? Gracias por pasar a leer mi blog y agradezco que vayas a comentar. Me encanta leer sus opiniones.

Si quieres que dejar invitación para que pase por tu blog, pincha aquí.
Si vas a afiliar o dejar confirmación de ello, por aquí

Gracias por no hacer spam <3 Y si lo haces, ten presente de que borraré tu comentario por no estar relacionado con la entrada ¡Estás avisado!

¡Qué tengas un lindo día!

Bye!