sábado, 6 de agosto de 2016

52 días de reto: día treinta y siete

¡Hola a todos! ¿Cómo están? Yo estoy cansada. Me recorrí todo el centro buscándole un regalo bonito a mi madre y me costó conseguirlo :,D Que había cosas muy bonitas, pero nada de acuerdo al gusto de mi madre y eso me hizo caminar demás. Al final, acabé comprándole unos aros, un pañuelo y unas flores muy bonitas, aunque no tengo idea de qué sean y ella tampoco supo reconocerlas xD

Más ahora, no los aburro más y vamos con el relato:

Día treinta y siete: Escribe una historia con los siguientes elementos: orejas, bufanda, sonajero y guirnalda.


Invierno

Tenía las orejas heladas. Había subido su bufanda hasta casi tapar su nariz, dejando sólo visible sus ojos pues, el gorro bajaba por su frente, cubriendo todo rastro de piel, dejando caer algún mechón revuelto por su frente.

Quería llegar rápido a su casa, pero entre la gente que había en las calles y que aun debía comprar la cena, se le complicaba. Caminó casi contra la pared y se detuvo en cuanto a una mujer se le cayó el sonajero de su hijo, levantándolo con una sonrisa que no pudo dejar ver por tener la boca cubierta. Aun así, se despidió con amabilidad de ella y siguió camino.

Se detuvo en la pizzería y vio que había unas guirnaldas adornando el lugar. En cuanto preguntó mientras esperaba su orden, el encargado le contó que habían celebrado su cumpleaños, y uno de esos pequeños detalles había sido decorar el lugar con unas guirnaldas de papel crepe y plástico de colores.  No era la gran cosa pero supo que en esos detalles había mucho cariño.

Al fin, cuando tuvo su pedido, volvió a perderse dentro de la bufanda ya para llegar a su casa y tener una cena agradable con su madre. No tenían mucho, las deudas estaban hasta arriba, más, era su cumpleaños y quería comer pizza. Así que juntando las últimas monedas que tenían, había emprendido viaje a cumplirle su deseo de cumpleaños. Luego vería como se las arreglaban, pero nada iba a compararse a la sonrisa que ella le daría cuando le dijera que la cena estaba servida.


Espero les haya gustado, que me puse emotiva ya :,D

¡Qué tengan un bello día!

Bye!
 

4 comentarios:

  1. Oh... Que triste,pero si que es cierto que es muy emotivo.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  2. ¡Oh! Me gusta como has utilizado los diferentes elementos. ¡Me gusto mucho!
    ¡un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha costado que no tenía idea de cómo meterlos a todos en el relato xD

      ¡Me alegra que te gustara!

      Bye!

      Eliminar

¡Hola! ¿Cómo estás? Gracias por pasar a leer mi blog y agradezco que vayas a comentar. Me encanta leer sus opiniones.

Si quieres que dejar invitación para que pase por tu blog, pincha aquí.
Si vas a afiliar o dejar confirmación de ello, por aquí

Gracias por no hacer spam <3 Y si lo haces, ten presente de que borraré tu comentario por no estar relacionado con la entrada ¡Estás avisado!

¡Qué tengas un lindo día!

Bye!