sábado, 20 de agosto de 2016

52 días de reto: día cuarenta y nueve

¡Hola a todos! ¿Cómo están? Yo un poco frustrada y con frío, que volvió la ola polar XD y yo que ya me estaba acostumbrando a los días cálidos :,D Pero así es la vida ¿lo bueno? Tengo celular nuevo y tiene mejor cámara que el anterior así que los próximos dibujos que suba, podrán tener mejor calidad que los que vengo subiendo hasta ahora que se veian bastante mal porque eran tomados con el celular xD

En fin, los dejo con el relato. Personalmente, me encantó escribirlo <3

Día cuarenta y nueve: Escribe un relato sobre una novia que tiene dudas antes de su boda. Describe la tarta y los invitados.

Hombre y mujer

No creía en Dios. Su novio tampoco por lo que habían pensado en hacer una boda sencilla. Registro civil y harían una reunión con sus allegados y nada más. Tampoco tenían dinero para darle de comer a un montón de extraños y antes de empezar su vida endeudándose, habían llegado a la conclusión de que la Iglesia era un capricho inútil de sus padres y la fiesta de casamiento un despilfarro de dinero increíble, por lo que lo harían a su modo y podrían empezar en su propia casa su vida de casados.

Ella misma había hecho el pastel. Tenía una confitería y aunque había insistido en que lo comprasen, se había negado y había hecho un trabajo maravilloso, de esos que se ven tan bien que uno siente verdadera culpa al comerlo. Había hecho una a una las flores del decorado con pasta de azúcar y chocolate blanco y negro.  El centro del pastel era lo mejor de todo. Entre lazos, flores de iris y hojas hechas con los mismos métodos, se lucia el gran pastel. Había optado por no hacer el típico de los muñequitos de novio, simplemente, le desagradaban, así que se había hecho todo a su gusto. Ahora, que miraba el pastel una vez más, le tocaba ir a prepararse. Tenía tres horas antes de llegar al registro civil, así que pasó rápidamente a la casa y se dio una ducha para calzarse el vestido. Era de un hermoso color lavanda, corte princesa hasta la mitad de su pantorrilla, con mangas de encaje, tres cuartos. Una amiga la había ayudado con el tocado, haciéndole algo sencillo, con un par de trenzas cosidas a los lados y adornándolas con flores entre lavanda y rosadas, a tono con el vestido.

Tan sólo, Rita necesitaba acabar de buscar sus cosas. Se verían en el civil, él saldría del trabajo y la encontraría allí. Y mientras, preocupada rebuscaba entre sus cosas el documento para terminar los tramites, encontró uno de los viejos. Y se sentó en la cama, mirándolo. Aquel viejo documento tenía lo único que quedaba de su pasado: su yo anterior. Y miró la foto y pensó que debía haber sido más sincera antes de decirle que sí, pero… no podía. Probablemente, la mandaría a freír espárragos si lo hacía. Hasta sus padres habían estado en contra de ello, razón por la que los había dejado de hablar varios años hasta aquel día en que se volvieron a ver, perdonando todo y aceptándola tal y como era. No quería volver a pasar por eso, así que simplemente, había destruido todo de su pasado y había empezado de nuevo como debía ser. Y sintió dudas y pensó en todos los posibles ‘y si hubiera…’ que pudieron pasar por su mente en esos quince minutos. Y si hubiera sido sincera… y si era sincera ahora mismo.

Entonces, llegó su amiga y la sacó de sus ensoñaciones, pidiéndole que se apresurase a terminar de arreglarse para salir. Ella asintió y miró el documento una vez más. Se fue al baño y lo tiró dentro del lavamanos y sacó el encendedor de la caja de cigarrillos de su bolso. Encendió uno y tiró el fosforo encendido en el documento, viendo cómo se quemaba. Juan Darío ya no viviría más. Nadie más lo sabría, sólo ella, porque había nacido en el cuerpo equivocado, pero ahora que todo estaba corregido, se casaría con el hombre que amaba. Así, cuando sólo quedaron cenizas del papel, abrió la canilla para que los restos de aquel hombre se fueran por el desagüe y ella al fin comenzara su verdadera vida como mujer. 

Volvió a su habitación a encontrar su documento real, viendo la fotografía con una sonrisa: Rita Bascur. Siempre le había gustado ese nombre, sonaba tan femenino y tan bonito que había pensado que cuando llegara el momento, ella se llamaría así. Porque había nacido mujer en el cuerpo equivocado. Y viviría como mujer el resto de su vida sin que nadie sospechara de su pasado.

Llegaron al establecimiento y los vio a todos. Sus padres, suegros y cuatro amigos de ellos. No necesitaban más gente que esa. En medio de todos ellos, estaban su bien amado. Fue entonces, bajar del auto y dirigirse hacia el interior, lista para ser aún más feliz. Porque al fin seria la esposa de Luis.




Para variar, un cambio de género (?) Siempre que leo alguna noticia de 'descubrió que su mujer era hombre' o viceversa, es porque guardan el documento. No sé, me parece un poco tonto esto, más si la intención es esconder que te cambiaste de género XD así que, él/ella se encarga de borrar toda evidencia (?) 

Espero les haya gustado <3

¡Se cuidan! Y pasan un excelente día.

Bye! 

4 comentarios:

  1. Ha sido muy interesante. Y la verdad,me habría gustado ver la tarta. ¿Cómo sería en tu imaginación? Porque a mi entre flores y lacitos,me han dado ganas de verla. jojojo

    Muy lindo el reto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad, no había pensado en hacerlo, pero en estos días, haré un dibujo de ello y lo subiré al blog. Te avisaré en cuanto lo tenga <3

      ¡Un abrazo!

      Bye!

      Eliminar
  2. Oh, que sorpresa. ¡No me esperaba lo del cambio de género! Me ha encantado <3
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo imaginaba xD quería salirme un poco de lo típico y recordar algunas noticias me ayudó un poco xD

      ¡Un abrazo!

      Bye!

      Eliminar

¡Hola! ¿Cómo estás? Gracias por pasar a leer mi blog y agradezco que vayas a comentar. Me encanta leer sus opiniones.

Si quieres que dejar invitación para que pase por tu blog, pincha aquí.
Si vas a afiliar o dejar confirmación de ello, por aquí

Gracias por no hacer spam <3 Y si lo haces, ten presente de que borraré tu comentario por no estar relacionado con la entrada ¡Estás avisado!

¡Qué tengas un lindo día!

Bye!