martes, 16 de agosto de 2016

52 días de reto: día cuarenta y cinco

¡Hola a todos! ¿Cómo están? Espero que muy bien <3 Ya me falta tan poquito para terminar el reto que casi no me lo creo y hasta, que lo voy a extrañar cuando ya no tenga más qué hacer XD Aunque he de decir que tengo varios en mira a los que sumarme, más, me vengo conteniendo porque quiero terminar éste primero XD Por ahora, los dejo con el relato. Espero les guste <3

Día cuarenta y cinco: Escribe un relato de alguien que despierta de pronto con súperpoderes.



Pan francés

Preparaba la cena. Después de revisar absolutamente toda la cocina, se dio con que lo único que tenía era medio paquete de polenta, un pan francés y un pedacito de queso. Eso era todo. No había hecho las compras durante la semana así que ya llegar al fin de semana y después de posponer por tercera semana consecutiva hacer las compras, tenía que llegar decidida al día siguiente a hacer el mandado como fuera, que ya cuando tocaba la comida, era que hacía falta salir de compras.

Puso un poco de agua a hervir y preparó todo, para ella y para su perrita. Una de esas cruzas de calle con vereda súper amorosa y juguetona a más no poder. Le era imposible seguirle el ritmo a su mascota ya que era demasiado enérgica, pero la adoraba. Y como había acostumbrado a cocinarle, fue dividir en dos la comida y servirle a ella. Más, al sentarse a la mesa, la vio pararse y mirar fijamente el pan.

—El pan es mío— le dijo esperando que se sentara a comer de su plato, pero su vista fija seguía en él, más, cuando se dispuso a tomarlo y cortar una porción, lo vio elevarse de la mesa. Tal fue su sorpresa que solo lo siguió con la vista hasta que ella abrió el hocico y se sentó para luego acomodarse con el pan entre las patas delanteras y empezar a desmenuzarlo, primero la miga y después la corteza.

Se rió y la dejó comer tranquila mientras ella probaba su cena. La próxima vez que su perra quisiera pan, tan sólo, se lo daría.




 Este cuento es casi basado en uno de mis niños XD aun no desarrolla poderes, pero tiene tal deseo en la mirada cada vez que ve pan francés especialmente —aunque se desvive por cualquier tipo de pan, tal así que si le das a escoger entre carne y pan, seguro se lleva el último xD—, que no dudo que algún día aprenda control mental tan sólo por ello (?).

Espero les haya gustado <3

¡Se cuidan!

Bye!

 

4 comentarios:

  1. No conocía ese dato biográfico tuyo, que te sirvió como inspiración. Sin duda.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En más de una ocasión me han servido de musas XD

      ¡Gracias por comentar!

      ¡Un abrazo!

      Bye!

      Eliminar
  2. ¡Que divertido! Me ha gustad mucho. Ha sido muy tierno y el perrito fue muy gracioso.
    ¡Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegra que te haya gustado! Por un momento, no sabía si iba a agradar o no xD que siempre escribo sobre perros XD

      ¡Cuidate!

      Bye!

      Eliminar

¡Hola! ¿Cómo estás? Gracias por pasar a leer mi blog y agradezco que vayas a comentar. Me encanta leer sus opiniones.

Si quieres que dejar invitación para que pase por tu blog, pincha aquí.
Si vas a afiliar o dejar confirmación de ello, por aquí

Gracias por no hacer spam <3 Y si lo haces, ten presente de que borraré tu comentario por no estar relacionado con la entrada ¡Estás avisado!

¡Qué tengas un lindo día!

Bye!