jueves, 4 de agosto de 2016

52 días de escritura: día treinta y seis

¡Hola a todos! ¿Cómo están? Tuve un día bastante tranquilo, sin clases, y con bastante calorcito. Ya siento que empiezo a extrañar los días fríos :,D que me gusta el calor pero tampoco la pavada. Y me toca el día de escritura y tengo que enfocarme en los paisajes y no tengo mucha idea de ello. Creo que el escenario pasa a ser un secundario y a veces ausente en mis historias, no sé XD que cuando me tocan estos retos, me veo en nada.

A ver qué sale.

Día treinta y seis: Escribe un relato sobre un trayecto o travesía. Céntrate en los cambios de escenarios.

Hogar, dulce hogar

                El tornado los había separado. No había podido sostenerse a su lado y había salido con algo de suerte, en una pieza. Pero estaba lejos de casa, muy lejos de casa. Olfateaba el suelo y se daba cuenta de ello. Pero eso no lo echaba para atrás. 

Miraba a su alrededor, los restos de basura y la tierra húmeda, una cerca medio caída, con una madera que bailaba por el viento haciendo un ruido que hacía que sus se incomodara por sus sensibles oídos. Pero eso no iba a detenerlo tampoco.

Con las patas llenas de barro y saltando los charcos pequeños pero sin ningún problema de sumergirse en los más grandes y nadar en ellos, comenzó a correr hacia casa.

¿Dónde estaba? No tenía idea, pero olfateaba el suelo y comenzaba a correr más esperanzado, viendo las hierbas silvestres, persiguiendo algunas mariposas en el camino o buscando algo de comer por el suelo. Estaba lejos pero animado, sabiendo que llegaría a verlos una vez más.

Después de robar un maracuyá y despedazarlo con sus dientes, siguió corriendo deteniéndose en un claro, buscando un charco de agua en donde descansó hasta que los rayos del sol fueron más fuertes de lo que él buscaba y se refugió en la sombra a tomar una siesta antes de continuar su travesía.

Aun movía la cola alegre, suspiraba y miraba al cielo pensando que estaría cerca y que los vería pronto. Y cavando un agujero en el suelo, se echaba a dormir escondido de los ruidos y animales que rondaban la zona. 

Fue una semana de correr, ensuciarse y pasar hambre, pero al encontrar el rastro, todo fue más fácil. Vio el campo de maíz y se metió en él ladrando y saltando contento hasta llegar a la puerta del granero en donde la esperó: no había nadie, pero aun así, estaba mirando la puerta, expectante, con las orejas erguidas y una postura recta, impaciente de que la puerta se abriera y saliera ella.

Llegó el atardecer y él seguía ahí, esperanzado de que se abriera, no se iba a rendir después de tanto viaje. Fue cuando sintió el ruido del motor y la puerta de la chata cerrarse. Entonces, salió corriendo en esa dirección, viéndola llorar porque no lo habían encontrado todavía. Más él, feliz, saltó a sus brazos, ladrando y contorsionándose como siempre lo hacía. Saltando en dos patas y moviendo tan rápido la cola que parecía revolearla. Le lamió la cara, estaba contento y ella, lo tomó en brazos, diciéndole lo mucho que lo había echado de menos y regañándolo en tono juguetón por estar tan sucio.

Así, lo dejó en el suelo y fueron a la casa. El calor del hogar se sentía al abrir la puerta. Encendió la luz mientras se sentía el sonido de las patas en el suelo de madera. Ella sonrió. Sabía que después de eso, no habría quién volviera a alejarla de su pequeño perro.



Me gustan las historias de perros. Aunque quizás, algún día deba cambiar de animal xD más, por ahora, me ha gustado bastante el resultado. Espero que a ustedes también.

¡Se cuidan!

Pasan una hermosa noche y un bonito día.

Bye!
 

2 comentarios:

  1. ¡Ay! Pensaba que te había dejado comentario con el móvil,porque lo leí ayer y no se publicó! O_O
    Pero bueno,debo decir que me ha encantado el relato. Yo también soy super amante de los perros,aunque también me chiflan los tiburones. Pobres animalitos indefensos xD

    La historia es triste,pero con un final muy digno,me ha encantado.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha pasado eso muchas veces y es cuando tienes ganas de mandar a freir espárragos al aparato :,D

      Me alegra que te haya gustado <3 Cuando era chica, tenía fascinación por los tiburones y los murcielagos, con el tiempo, fui prefiriendo más a los últimos xD

      ¡Un abrazo!

      Bye!

      Eliminar

¡Hola! ¿Cómo estás? Gracias por pasar a leer mi blog y agradezco que vayas a comentar. Me encanta leer sus opiniones.

Si quieres que dejar invitación para que pase por tu blog, pincha aquí.
Si vas a afiliar o dejar confirmación de ello, por aquí

Gracias por no hacer spam <3 Y si lo haces, ten presente de que borraré tu comentario por no estar relacionado con la entrada ¡Estás avisado!

¡Qué tengas un lindo día!

Bye!