martes, 19 de julio de 2016

Juntaletras: el diálogo

¡Hola a todos! ¿Cómo están? Espero que muy bien <3 ¡Otra semana de Juntaletras! Venía dejándola pero es por una cosa de que a veces, no tengo nada de nada qué decir con el tema de la semana, así que simplemente, lo dejó pasar. Pero esta semana me gustó así que tengo qué decir al respecto.

La verdad, siempre fue una gran hecatombe al escribir hasta que empecé a estudiar lo que me deberían haber enseñado en el colegio y nunca lo hicieron. Cosas como el punto, la coma, los signos y todo eso básico era algo que primaba pero nunca fue más que una teoría que nunca llegó a ser bien explicada y mis clases de lengua se basaron en analizar oraciones sin que tengas la más pálida idea de por qué es más importante analizar el sujeto y predicado si no tienes idea de cuáles son los pronombes o como usar una coma.

Fue cuando empecé a hacerme con cualquier cursito que dictaran que me pudiera servir para pulir mi escritura sin contar todo lo que leía yo por aparte que me hacía revisar todo lo escrito y reescribirlo neuvamente corrigiendo lo que sabía que estaba mal. Así pasé por muchísimos borradores y no dudo que me falte pasar por muchos más todavía, pero realmente, comparado a mis primeros años escribiendo, soy una luz hoy en día.

Una de las cosas que más me costaron fueron los diálogos por una razón: los usaba mucho. Y cuando leía alguna de mis obras favoritas, veía que eso no es tan común y empecé a omitirlos prácticamente hasta que di con un profesor que me enseñó que hacía bien en ello.

El error más común de los diálogos —lo que veo en muchos fanfics— es que retratan cosas que a nadie le importa. Si dices un hola feliz o deprimido, no importa, pues, hay cosas que se omiten porque se dan por sabidas. Como que llegas a ver a alguien y lo saludas —a menos que sea de esos personajes a los que les vale tres rábanos ello—, incluso, cuando nosotros contamos un suceso de nuestro día, omitimos protocolos como saludos o detalles que no tienen importancia para la situación. El escritor, hace exactamente lo mismo: depura para hacer interesante la historia.

Aprendí bastante sobre dialogos a base de mis propios errores y además, aprendí que si me entusiasmo y me dejo llevar, puedo hacer un drama digno de ser interpretado con sólo un personaje, pero tampoco es para que los monólogos predominen en la historia porque, después de todo, es narrativa y en la narrativa, la narración es lo que debe primar por sobre todo. Suena obvio pero hay libros publicados incluso que parecen más obras de teatro que nada. Leí uno hace poquito que se llama La hora de las pesadillas de R. L. Stine donde prácticamente, la narración es por acotaciones nada más y casi todo está contado por los diálogos de los personajes. Y no está mal, sólo que iba buscando mucho más detalle que por el diálogo, no se obtiene. No es como que alguien vea a un monstruo y se ponga a gritar como es el monstruo. No, con suerte reacciona y sale corriendo o queda inmóvil. Pero no lo sabes por ahí y es por ahí donde sentí que falló un poco porque si bien, todas las historias fueron interesantes y los dibujos de los artistas colaboradores fueron preciosos y siniestros, seguí esperando a saber más de todo y no lo conseguí. En una obra de teatro se perdona, pero en una novela, no. Menos en cuentos donde el diálogo prácticamente, no existe porque va enfocado a la acción y no a los personajes, simplemente, a que resuelvan algo y ya.

Una de las tantas cosas que aprendí fue a diferenciar la raya de diálogo del guión —para mí eran lo mismo hasta que supe que no XD— y es —para quien no lo sepa, alt+0151 la combinación de teclas para hacerlo— es fácil de usar cuando ya lo has hecho varias veces, que si escribes mucho, en pocos días aprendes el númerito de memoria.

Aunque, si bien, el diálogo es importante, recuerdo que uno de mis profesores siempre nos decía que, si se puede narrar, no va en diálogo o incluso, si causa más impacto narrado que dicho. Y es que la narración tiene también esto de hacer mucho más intenso todo o de omitirlo, que también, hay cosas que el escritor sabe que debe omitir porque no interesan, no sirven o sólo van a ocupar caracteres.

Y me quedaría agregar que el diálogo a veces, es simplemente inútil porque hay muchas cosas que no se dicen con palabras. Diariamente, pasamos por cosas como estas. Hay cosas que uno demuestra día a día, como saludar o despedirse con un beso de los que quiere, o cuando alguien te mira y ya entiende lo que sucede, que sabe que puedes estar mal, bien o planeando una nueva travesura. Pero el diálogo no es sólo por esto de que uno habla y ya, sino que va mucho más allá. Y por gestos también se habla y se dice mucho. Como en la Balada de la primera novia de Alejandro Dolina, donde Allen casi encuentra a su primera novia y cuando ella está por decir que es su primera novia, y entonces, Mandeb le toma la mano y se la aprieta para que ella no lo diga. Y Allen se va con la certeza de que aquella mujer regordeta y que el tiempo maltrató no es la primera novia y que la búsqueda de ésa mujer seguirá en el tiempo y no tendrá fin. Y no hubo palabras de por medio, sólo hubo un sólo gesto que detuvo absolutamente todo. Creo que es un punto importante y pocos lo dicen porque realmente, no todo lo que se dice, se lo dice con palabras. Es como cuando nuestra madre nos pregunta si estamos abrigados cuando hace frío. No dice explícitamente 'me preocupo por vos y te estoy cuidando', pero con eso, lo dice. Y hay que también, tener en cuenta esto de las cosas que se dicen entre líneas y de lo que no se dice pero sin embargo, se lo expresa para que el otro lo sepa. Porque creo que las palabras y lo que se dice por la boca no es lo único que hay que saber plasmar en el papel y en los personajes también.

Espero, les haya gustado.

¡Se cuidan! Pasan un hermoso día y unas buenas noches.

Bye!

2 comentarios:

  1. ¡Oh! ¿Qué haría yo sin ti? No me acordaba de éste reto. Pues estoy contigo con lo del dialogo, así que... hay veces que las personas no lo saben utilizar y es algo muy importante o mezclan cosas, pero bueno... cada loco con su tema.
    ¡Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suele pasar XD Hay días que es difícil estar al pendiente de todo, pero bueno, se hace lo que se puede.

      ¡Cuidate!

      Bye!

      Eliminar

¡Hola! ¿Cómo estás? Gracias por pasar a leer mi blog y agradezco que vayas a comentar. Me encanta leer sus opiniones.

Si quieres que dejar invitación para que pase por tu blog, pincha aquí.
Si vas a afiliar o dejar confirmación de ello, por aquí

Gracias por no hacer spam <3 Y si lo haces, ten presente de que borraré tu comentario por no estar relacionado con la entrada ¡Estás avisado!

¡Qué tengas un lindo día!

Bye!