miércoles, 6 de julio de 2016

Discriminar y opinar

¡Hola a todos! ¿Cómo están? Desde ayer me pensaba sobre hacer esta entrada por un tema que anda muy en boca en estos días por el tema de la homosexualidad y el matrimonio igualitario. La verdad, nunca entendí cuál es el gran problema con los homosexuales. Hacen su vida, no lastiman a nadie, sólo les gusta alguien de su mismo sexo y ya. No es como si fuera la cosa más rara que puedan ver, son simplemente, personas enamoradas que buscan formar su vida, quizás, no compartiendo tendencias, objetivos o qué sé yo, modos de vida y relaciones con los heterosexuales. A mí me parece bien realmente, si son felices, allá ellos. Pero en estos días, hubo un revuelo por un profesor de derecho que habló de la ley de matrimonio y dijo que era antinatural que dos hombres estén juntos. Realmente, considero que cualquier opinión es respetable. 


Pero el tema iba más que nada, porque el profesor en su clase dijo que la ley de matrimonio igualitario es antinatural, que no cumple con el cometido del matrimonio que es engendrar hijos. Es una opinión respetable más no me parece discriminación. De hecho, va por un punto lógico: hombre y mujer se unen para tener hijos. Aunque es algo fácil de decir que muchas personas no buscan formar una familia, hay un canon que la mayoría sigue que es éste. Sin embargo, se alzaron varios estudiantes y otras personas alegando que el profesor discriminaba por decir esas cosas en clase.

Mi educación secundaria fue en base a profesores que daban su opinión, creo que es casi imposible enseñar sin opinar, pues, es cuando los adolescentes conocen diferentes opiniones y puntos de vista que se tiene una mejor vista del panorama. Y esto nos sirve a lo largo de nuestra vida: mientras más sepamos, mejor podremos argumentar o elegir algo. No sé ustedes pero a mí me gusta conocer puntos de vista diferentes al mío. Con los argumentos correctos, puedo cambiar de opinión. Y lo hice. Por ahí, creo que me faltaba simplemente, saber un poquito más, ver las cosas desde otro ángulo. Y seguramente, así como cambié una vez de opinión, quién sabe si pueda volver a cambiar de opinión sobre el mismo tema. La vida y el día a día nos va cambiando. Y eso debe pasar por todos los ámbitos de nuestra vida, porque, con los cambios, vamos tomando también, otro enfoque de la misma realidad, lo que nos hace más fuertes y maduros de alguna forma.

Pero como dije, son opiniones y las opiniones hay que tomarlas como tales: opiniones. Yo puedo decir que el café es horrible y me van a decir muchos que el café es placer de los dioses. Pero no va a dejar de cosecharse café porque a mí no me guste. Es ridículo pensar eso. Con las opiniones de todos los otros temas respecto a nuestra vida, pasa exactamente lo mismo: no va a dejar de suceder porque estemos o no de acuerdo, por el contrario, seguirá pasando nos guste o no.

Y con esto, viene mucha de la tontera que se ve hoy en día: la discriminación. Es que por cualquier cosa ya te dicen que discriminas. Discriminar es excluir, hacer a un lado, es tratar mal a otra persona por ser x cosa. Por ser gordo, feo, de color, etc. Expresar una opinión no es discriminar ¿Cómo habría discriminado el profesor? Impidiendo que la clase sea presenciada por los homosexuales. Eso hubiese sido discriminación. Si hubo homosexuales en su clase, la presenciaron completamente, no les hizo asco ni les puso menos nota ni nada. Sólo expresó su opinión ¿acaso es un pecado? Si estamos en democracia y con esto, quiere decir que hay diferencia de opiniones y que mal que nos pese a todos, debemos convivir con gente que no piensa igual que nosotros. 

Pero se lo toman todo tan literal que parecen no entender la gravedad del asunto. Recuerdo que una vez, sacando fotocopias, me pasó algo similar. Le di un cuadernillo a una chica para que lo fotocopiara. Me llevó unos veinte minutos esperarla a que terminara, y cuando terminó, me dio todas las hojas mal sacadas. Las páginas estaban cortadas, torcidas ¡era horrible! Le pedí que me las sacara de nuevo y no quiso, me quería cobrar por ese y un cuadernillo nuevo. Me quejé y le dije que si ella no me la sacaba, que llamara a su compañero para que lo hiciera, que iba a quedarme esperando porque no iba a pagar por un trabajo mal hecho. Y salió:

—Así que me discriminas porque soy gorda— 

—No. No quiero que vuelvas a sacar las copias porque lo hiciste mal y me querés cobrar por dos juegos. Tu peso no tiene nada que ver con tu capacidad para hacer una simple fotocopia—.

Aun así, se fue con la idea de que hice aquello porque era gorda. Y es que ser gordo y ser inútil no tiene relación alguna. Puedes estar excedido en peso y ser bueno en tu trabajo, que eso no es algo definitivo. Pero se ve que tenía complejo con su figura y cualquier cosita ya lo sacaba a la luz. Y creo que mucho pasa por ahí: tienen tan baja autoestima que cualquier cosa ya es un ataque. O estan tan a la defensiva que cualquier cosita es un ataque. Y me sorprende. Son las minorías las que siempre hablan de aceptación, de tolerancia y todas esas cosas, pero cuando tienen que salir a dar el ejemplo, son los primeros en dar el golpe de gracia.

Y aunque ya no debería, me sigue sorprendiendo que los que deben dar el ejemplo de tolerancia sea los más cerrados de todos. Yo sigo creyendo que cada quien debe hacer lo que quiera con su vida siempre que no haya daños a terceros. Y algo tan simple como tener novio en vez de novia no me parece mal. Si te hace feliz ¿Qué está mal con eso? Pero tampoco es cosa de atacar a quien sigue por la otra vereda, después de todo, todos buscamos una forma de encajar y construir nuestra vida de alguna forma. Algunos, se irán por los caminos fáciles, los que ya han sido transitados, otros por los complejos. Otros, simplemente, forjaran su propio camino, paso a paso, piedra a piedra. Simplemente, es cuestión de ser feliz.

Para ir terminando, les dejo una reflexión cortita de Dolina:


Espero no haberlos aburrido.

¡Se cuidan!

Bye!

6 comentarios:

  1. Es un tema que tiene mucha controversia, la mayoría de éstas personas simplemente no pueden comprender algunas cosas, o simplemente siguen las opiniones de la masa.
    Yo opino que cada uno es libre de amar o de hacer lo que quiere, y debería ser una obligación que todo el mundo se sintiera a gusto diciendo y haciendo y sintiendo lo que quiere.
    Pero bueno, el mundo aún se tiene que arreglar.
    ¡Cuídate!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Posiblemente, sea que sigan a las masas o que simplemente, descarten lo que no comprendan tachándolo de malo. Que la humanidad dice haber avanzado pero parece que estamos igual que en el medioevo a veces.

      ¡Cuidate!

      Bye!

      Eliminar
  2. ¡Hola! Me gustan estos textos de reflexión. Antes que nada, decirte, sobre la anécdota que has contado de las fotocopias, que la reacción de la chica sobre lo del peso me parece muy exagerado por su parte, cuando estaba claro que estaban mal las copias. Posiblemente haya tenido alguna mala experiencia y esté a la defensiva, pero vaya... Por otra parte, el tema de la homosexualidad siempre causa como revuelo, cuando la cosa sería tan fácil como respetarnos todos y ya está. O a lo mejor es que parece fácil o evidentes para algunas personas y para otras no...
    Me quedo con lo que dices al final: cada uno debe buscar su propia felicidad y tratar de encontrar su camino.

    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad, fue una de las respuestas más raras que tuve por algo que fue su culpa XD pero bueno, no se puede hacer mucho tampoco que cada uno tiene su propio mambo encima.ç

      Y aunque sea lo ideal eso de ser feliz, parece que muchos se empeñan en evitar que los demás sean felices a simplemente, dejar vivir. Me alegra que te haya gustado la reflexión <3

      ¡Cuidate!

      Bye!

      Eliminar
  3. No aburriste. Y está mal discriminar a alguien por su físico, por su estatura, por su sobre peso. Como está mal también discriminar a alguien por ser alto, con buenas notas, a una mujer por su atractivo físico (también hay esa clase de discriminaciones).
    Y está mal tomar una crítica justa como discriminación.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

¡Hola! ¿Cómo estás? Gracias por pasar a leer mi blog y agradezco que vayas a comentar. Me encanta leer sus opiniones.

Si quieres que dejar invitación para que pase por tu blog, pincha aquí.
Si vas a afiliar o dejar confirmación de ello, por aquí

Gracias por no hacer spam <3 Y si lo haces, ten presente de que borraré tu comentario por no estar relacionado con la entrada ¡Estás avisado!

¡Qué tengas un lindo día!

Bye!