martes, 5 de julio de 2016

Arreglos de eternidad : Capítulo 35 - Nuevo destino

¡Hola a todos! ¿Cómo están? Sigo actualizando mis novelas y ahora, le toca a esta <3 El dibujo lo hice en Photoshop ¿Se ve raro? La verdad, es que creo que incluso Saitou se ve muchísimo más aniñado de esta manera, no sé ustedes, pero me gusta, es un estilo casi diferente del que acostumbro a hacer. La postura me ha salido algo rara también, que creo que este dibujo iba por todos lados menos por lo normalito, así que lo dejemos así xD 

Les dejo el capítulo. Disfrútenlo <3




Capítulo 35
Destino nuevo

¿Cómo podían decírselo? Lo habían visto. Dos bajas del adversario, una de ellos: Rosu ¿Y ahora? ¿Cómo iban a encarar a Yuri? Myoun le había prometido que todo iba a ir bien. Saitou había hecho exactamente igual ¿y ahora? 

Ambos se miraron en frente de la casa de ella, se tomaron de la mano y asintieron. Al mal paso darle prisa, decían. Y tocaron la puerta de la casa esperando que ella saliera a atenderlos. Yuri no parecía tener especial suerte con los hombres: el primero había sido un demonio que había poseído el cuerpo de Tetsuya, el segundo, había sido efectivamente un demonio, portador de una de las tres gemas que buscaban y había perecido en la batalla, dejándoles de legado aquel tesoro que podría acercarlos mucho más a la victoria pero que también, llevaría a Yuri un poco más a la tristeza. Y eso le dolía a ambos. Pero esperaban que pronto acabara.




No quedaba nada de él salvo un pequeño dije que le había entregado a Yuri.

—Podemos llevarle algunas flores al lugar donde murió— ofreció Myoun pensando que podría sentirse mejor si tenía algún tipo de contacto con él, aunque no fuera más que el hecho de dejarle unas flores.

Yuri aceptó y apenas salió el sol y la florería abrió, se dirigieron allí a conseguir algunas frescas. Había muchas coronas para los difuntos especialmente, recién terminadas.

—No entiendo por qué sólo son arreglos de eternidad para los muertos— dijo Myoun mirando una corona mientras Yuri buscaba una rosas rojas —creo que las promesas de eternidad deberían hacerse en vida y no en muerte—.

—La vida humana es efímera—

—Pero un sentimiento puede ser eterno siempre que se lo tenga presente. Amo a mi mamá aunque no esté con nosotros, estará eternamente conmigo a pesar de que mi vida sólo dure unos cuantos años. Creo que la eternidad puede ser una vida también—.

Saitou le sonrió y tomó un lirio y se lo dio.

—Entonces, hagamos que ese significado cambie—

Se miraron con una sonrisa, Myoun estaba feliz realmente de tener a Saitou de novio que, estaba realmente segura de que lo amaba con locura.




Acompañaron a Yuri hasta la tumba de su novio, donde se quedaron esperando a que ella terminara, dejándola un momento a solas mientras ellos la miraban desde unos metros. Lo único que podían hacer en esos momentos era darle su apoyo puesto que no había nada más qué hacer por él o por ella.


Pasado unos minutos, Yuri se puso de pie. El cielo oscureció en tan sólo unos minutos, como si una tormenta estuviera a punto de desatarse. Saitou corrió por Yuri y en el momento que él la dejó sola, la tierra se abrió tragándosela y haciendo que aquel clima tan catastrófico desapareciera así como había llegado: la muchacha ya no estaba. Y no importaba cuanto pensara en eso o cuanto se desesperase, sólo había una persona capaz de hacer eso: su padre.



No tenían mucho tiempo. Dio aviso a Sensui para que llegara a su tierra en cuanto pudiera pues él, apenas dejó a Yuri a salvo, desapareció del mundo humano siguiendo el rastro de su novia. Sabía que su padre aun no la usaría, aun no mataría a Myoun porque no tenía todo para el ritual pero si estaba seguro de que no iba a dejarlo ganar ni iba a dejar que le hiciera daño alguno a ella.



No iba a ser fácil, por eso, debían estar más que preparados para absolutamente todo: el momento de hacerle frente a su padre había llegado y no iba a ser fácil ni mucho menos, agradable. Daría lo mejor aunque le costara la vida, había decidido que era momento de enfrentarlo, detenerlo y exterminarlo, tal y como debía haber hecho hacia muchos, pero muchos años atrás.


<<Capítulo 34                                                                                                                    Capítulo 36>>

Espero les haya gustado <3

¡Se cuidan!

Bye!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola! ¿Cómo estás? Gracias por pasar a leer mi blog y agradezco que vayas a comentar. Me encanta leer sus opiniones.

Si quieres que dejar invitación para que pase por tu blog, pincha aquí.
Si vas a afiliar o dejar confirmación de ello, por aquí

Gracias por no hacer spam <3 Y si lo haces, ten presente de que borraré tu comentario por no estar relacionado con la entrada ¡Estás avisado!

¡Qué tengas un lindo día!

Bye!