jueves, 28 de julio de 2016

52 días de escritura: día veintinueve

¡Hola a todos! ¿Cómo están? Hoy tengo un reto más jodido que el del día anterior. Y la verdad que no sé cuál de mis malos hábitos elegir como para iniciar la escritura. Por si alguien está interesado en ser parte del reto o ver los otros relatos que he ido subiendo, pueden pasarse por aquí y chusmear. Para mejorar, mi internet no anda en lo mejor en estos días, justo cuando tenía ganas de comenzar a postear a lo loco. Ya saben, mi vida es una constante pelea con los dioses. A ver si hoy logro hacerlo al menos.

Día veintinueve: Describe un personaje que tiene el peor de tus malos hábitos, pero exagerado al extremo.



Perdido

La casa estaba hecha un desastre. Ropa tirada por el piso, la pila de libros que tenía que devolver a la biblioteca, pero antes, debía averiguar cuáles eran libros suyos y cuáles eran los libros prestados. Todo estaba dispuesto en pilas por el suelo junto a sus apuntes y otras cosas que había ido utilizando. 

Era un monoambiente, pequeño el lugar donde vivía, pero vivía bien, salvo por el orden, en especial, en épocas de finales en donde el trabajo, las tareas y el cuerpo no le permitían hacer todo lo que quisiera. Pero no era problema, vivía bien así. Al menos, no molestaba a nadie, salvo a su perro. Entones, lo recordó ¡su perro! ¿Dónde diablos estaba? Y tenía lugar para buscar, era un caos todo e iba a tener que organizar, al menos, limpiar, que no lo veía desde el día anterior. Y se preocupó que había traído pizza en la noche y no había salido a robarle una porción de la caja pero no lo había notado hasta ese momento en donde pensó que a su querido Manuel podría haberle pasado algo. Así que empezó a rebuscar, casi remando entre la ropa, los papeles y aguantando una de las pilas de libros cuando tambaleo, casi cayendo al suelo. Al final, debajo de una caja que estaba con una gamuza encima, justo debajo de la estantería del televisor, vio sobresalir una cola blanca y peluda ¿qué iba a ser si le pasaba algo? pegó un salto por el lugar para llegar allí y sacarlo. 

Manu abrió los ojos con pereza y estiró las patas moviendo la cola con alegría: tan sólo había tomado una larga siesta y ahora, estaba saltando como si nada. 

Definitivamente, tendría que limpiar el lugar.
 
Y como tuve unos días donde había un relato más macabro que el otro, para variar, algo más ameno de leer. De paso, como habia que hablar de un mal hábito exagerado, no hay peor mal hábito mio que el desorden aunque no a este nivel pero aquí estaba la gracia de todo XD

Espero que les haya gustado <3

¡Se cuidan!

Bye!

6 comentarios:

  1. ¡Oh dios! Yo no podría vivir en semejante desorden... pero bueno, como has dicho es exagerado.
    Da gusto tenerte de vuelta.
    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que hasta yo encontré mis límites pensando en ello xD

      Gracias <3 Un beso <33

      Bye!

      Eliminar
  2. Vale,yo no tolero tanto desorden... Imposible. *Risas* Pero ha sido divertido. En cierto modo me ha recordado a la prota de Nodame cantabile. xD

    Saludosssss!

    Mia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es difícil, pero seguramente existirá quién si pueda, que nunca falta un roto para un descocido XD

      ¡Besos!

      Eliminar
  3. Lograste lo de ameno. Y creo que compartimos la caracteristica esa de ser desordenados. Aunque no tanto como ese personaje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aun no se me ha perdido ningún perro en mi desorden (?) Esperemos que siga igual xD

      Me alegra que te haya resultado ameno. Y bueno, ser desordenado es bueno en dosis moderadas XD —siempre y cuando recuerdes aun se vea de qué color es el piso, todo bien (?) que el personaje no lo sabía ya XD—

      ¡Cuidate!

      Bye!

      Eliminar

¡Hola! ¿Cómo estás? Gracias por pasar a leer mi blog y agradezco que vayas a comentar. Me encanta leer sus opiniones.

Si quieres que dejar invitación para que pase por tu blog, pincha aquí.
Si vas a afiliar o dejar confirmación de ello, por aquí

Gracias por no hacer spam <3 Y si lo haces, ten presente de que borraré tu comentario por no estar relacionado con la entrada ¡Estás avisado!

¡Qué tengas un lindo día!

Bye!