Menu de sueños

martes, 21 de junio de 2016

No te soñé - Capítulo diez

¡Hola a todos! ¿Cómo están? Espero que muy bien ¡Llegó con otro capítulo! Había prometido uno al menos y de a poco voy subiendo. Me gustaría ir más rápido pero entre el frío y que me he lastimado los dedos, que anduve arreglando cosas hoy y ahora, falta quien me arregle a mí XD, me cuesta más escribir, que soy un as para meter la pata, sin duda alguna. Para mejor, la mano derecha, incluso, me cuesta tocar en el piano :,D y es cuando te lastimas que descubres cuanto dependes de la mano lastimada, pero me las arreglaré <3



Capítulo 10

Fei

La lluvia nos atrapó a medio camino. Nos tuvimos que detener nuevamente por eso. Pero ya estábamos cerca de nuestro destino: un día más de viaje y llegaríamos al poblado y podríamos dejar de escoltar a aquel hombre. Era mejor de esa manera que no tenía que pasar tanto tiempo con Kayla, aun no sabía cómo tratar muchas cosas. No tenía idea de cómo explicarle ciertos conceptos que seguramente, no entendería. Es demasiado terca como para entender algo así de importante. Hasta parece que ya no se preocupa demasiado por su hogar.

Me preocupa ella. Sin que lo pensara, la lastimé en aquella ocasión, pero sé que será mucho más difícil llevarla a casa ahora. La veo muy decidida a quedarse ya ¿Qué haría en ese caso entonces? Me veo en un problema. 





El agua había mermado así que pensé en salir a comprar algunas cosas para nuestro viaje. Algunos puestos había visto y nos ahorraría tiempo cuando llegáramos a nuestro destino. Kayla insistió en venir, aunque no hablábamos mucho, en especial desde lo sucedido aquella vez. El sólo hecho de mirar sus manos y ver sus cortadas aún me hacía sentir mal por ello. Sabía que llegaría el día en que nada pudiera hacer.

Nos detuvimos frente a un puesto de frutas y luego, por uno de ropa. Iba a empezar a refrescar y debíamos tener abrigo, especialmente, si seguíamos viajando tan a ciegas como hasta ahora. Quizás, tuviera que hablar mejor con Kayla de ello. Los problemas se nos venían respecto a nuestros pasados. No conozco mucho de ella, pero de alguna forma, está relacionado conmigo. Ella logró controlarme anteriormente y aquella mujer había mencionado algo también. Pero son sólo conjeturas nada más.

—Fei— me llamó —¿Estás enfadado conmigo? Desde aquel día, te noto… diferente. De por sí eres distante y callado, pero siento que si había una brecha entre nosotros, se ha ampliado muchísimo más desde entonces—.

—¿Por qué lo estaría?—

—Porque

Y fue antes de que ella terminara de hablar que una mujer se metió en medio, sirviendo de escudo entre nosotros dos, mirando con furia, desenvainando un arma de hoja curvada. Era una espada extraña, pues, su punta parecía ir en zigzag.

Sacó algo de sus ropas y sin darme tiempo a reaccionar, me vi en el suelo, con el pecho ardiendo como si algo me hubiese quemado. Escuché a Kayla gritar pero aquello me había dejado casi paralizado. Apenas sentía mi cuerpo y la mujer que se acercaba a mí.

—¡Detente!— 

Kayla se colocó en frente de mí. No sé qué le sucedía a mi cuerpo ¿Ella sabría que soy un demonio? Era la única razón para explicar esto. Ni si quiera podía abrir la boca.

—No le hagas daño a Fei— dijo y se puso de rodillas. No iba a permitirme sentirme de esta manera y apenas si pude tomar la mano de Kayla y ver su rostro compungido.

—Él es un demonio. Si no lo extermino ahora, te arrepentirás más adelante. El mundo arderá por culpa de seres como ellos—.

—Arderá por mujeres como tú— dije usando la pared como punto de apoyo para ponerme en pie. Mierda que era duro todo aquello. No sabía que la magia de los humanos fuera tan poderosa. Hasta ahora, nunca me había topado con alguien así. Nunca.

Kayla me toma de la cintura poniéndose en medio de esa mujer. Hay una mezcla de fuerza y dolor en su mirada. Es una muchacha extraña que todavía, no termino de descifrar por completo.

—Fei no le haría daño a nadie. Eres tú quien lo atacó, así que discúlpate con él—

—Jamás me disculparía con un demonio. Tú tampoco deberías hacerlo. Todo el que se mete con ellos, perece—

Estaba seguro de que iba a hacer algo más si no hubiese sido por ella. No me daba buena espina todo esto. Primero, aquella mujer que vimos en el campo y ahora, una cazadora. Recordaba lo que habíamos visto en el destino de Kayla aquella vez con el adivino. Y que el mundo ardería por manos de los demonios.

Cada vez me convencía más de que no había sido pura coincidencia que ella llegara a mi vida aunque no estaba seguro de qué tan bueno podría ser todo esto. No quería ser el demonio que le diera muerte.

Ella se fue, pero luego, volteó corriendo hacia nosotros cuando varias sombras surcaron el cielo y bolas de fuego comenzaron a caer sobre nosotros. Apenas me recuperaba, pero logré poner a Kayla a salvo, protegiéndola con mi cuerpo. La mujer de aquella vez venía por nosotros, lo podía sentir.

Lo sabía bien. Nada de esto es coincidencia.




Logramos escapar de allí. La cazadora era mejor de lo que parecía y por obra de Kayla, quiso confiar un poco más en nosotros y decidió seguirnos. No tenía ninguna intención de convivir con aquella mujer pero ella sabía algo que se me estaba escapando y era una buena oportunidad para conseguir información.

Con su ayuda, llevamos todas las provisiones que habíamos comprado y sobrevivido al fuego al hostal. Nos quedamos en la habitación.

Era una leyenda que había regido a su familia como una profecía.

Un ejército de demonios.

El despertar del volcán.

Y el mundo envuelto por las llamas.




Su nombre era Sophie y tenía muy mal carácter. A pesar de que estábamos en el mismo lugar, aun me dirigía miradas de odio, como si fuera mi culpa compartir el aire con ella. Kayla lo notó e intentó amenizar el ambiente varias veces esperando que nos contara qué es lo que sucedía.

—Nuestra familia ha luchado siempre exterminando a los demonios. Pero hasta hace unos tres o cuatro siglos, se descubrieron personas con capacidades especiales. Son capaces de controlar a los demonios, los domestican con su magia para que hagan lo que ellos desean. Nosotros nos encargamos de exterminarlos pero, en este último tiempo, se han incrementado. Ya han tomado dos países completos y planean seguir expandiendo su imperio para someter a las personas— nos contó. 

Kayla y yo intercambiamos miradas: era justo lo que nos había dicho aquella mujer, que ella era un jinete. Entonces…

—Por eso, debes morir. Cuanto menos sean, menos posibilidades hay de que lleguen a incrementar su ejército y

—¡No digas tonterías!— intervino Kayla —Fei es demasiado fuerte para caer en ello. Yo lo sé. Él jamás lastimaría a nadie.

Salí un momento de la habitación. Había demasiado en qué pensar.






<<○Capítulo 9                                                                                                               Capítulo 11>>

¡Al fin llegó el capítulo! Y es que Fei andaba bastante rebelde en estos días, pero pretendo tenerlo más activo. Espero que les haya gustado y estaré actualizando pronto, siempre y cuando, me colaboren estos chicos <3

¡Se cuidan!

Bye!

6 comentarios:

  1. ¡Adoro a Fei! El tontito se está enamorando y no lo comprende.
    Me está gustando mucho la historia, se pone interesante, interesante... ¡te sigo leyendo!
    Cuídate ese dedito.
    PD:¿Como te cortaste pero?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Fei tiene su corazoncito después de todo <3

      Y pues, estuve ayer entre maderas, serrucho y tornillos y acabé lastimándome con el filo del serrucho al intentar cortar XD y también con un tornillo, que no sabía que la punta podía ser tan filosa que me tajeé el dedo por culpa de eso :,D

      Pero bueno, sanaran que es lo mas importante XD

      ¡Cuidate!

      Bye!

      Eliminar
  2. Ahora no sé si es tontito. Agrega conflicto que Kayla sea de otro mundo, el estar a borde de una transformación irreversible y el tener enemigos que temen una profecía.
    Bien contado.

    ResponderEliminar

¡Hola! ¿Cómo estás? Gracias por pasar a leer mi blog y agradezco que vayas a comentar. Me encanta leer sus opiniones.

Pueden escribir lo que gusten, tienen todo el espacio que quieran para comentar ¡Y no se echen para atrás por ser una entrada vieja! Yo responderé el comentario sin importar la fecha <3

¡Qué tengas un lindo día!

¡Un abrazo enorme!

Sueños por categorías
¡Escribe por semana! ¡Yo escribo! 15 retos para fanfics 30 días con BUCK TICK 31 días de escritura 52 retos de escritura A contramano Ahora que estamos solos Alejandro Dolina Apaga la luna que los ángeles nos miran Arreglos de Eternidad Azaly BUCK TICK Bye bye Esperanza Cita en el bar Citaura Claro de luna; luz de sueños Como una luz o como un grito Conquistando las estrellas Cuando la magia se apaga Cuando los cerezos caen Cuentos De la A a la Z Desafío fantástico Detective Conan Dibuja tu OC Dibujos Diseños Doramas El alma del vampiro El brillo de los copos de nieve El cielo a mi favor El mundo entre dos Escribe con K Espíritus del mar Estadía indefinida Fanarts Fanfics Halloblogween Ideas Inktober Inspirándome con un elemento Inuyasha Japonés Juntaletras La flor del infierno Lectores otakus Libros Locos y azules Los locos Adams Mahouka Koukou no Rettousei Manga Manhwa Mayores de 18 Me sobran los motivos Microrrelatos Mientras duerme el sol Mudai Musicales Naruto No siento al mundo ni el mundo me siente a mí No te soñé Novedades Obra de teatro Ojos de cristal Películas Piratas del Caribe Pocahontas Poesía Querido diario Recuerda que morirás Recursos Relato juevero Reto de San Valentín Reto navideño Reto Tahisiano Retos Ricardo Arjona SAUROM Señora Luz de Luna y Señor Oscuridad Series Si no volvieras Si perdemos el control Siempre te voy a esperar Siempre volveríamos Sketchbook blogger Sueños Sueños de tinta Supernatural Tag The devil`s Carnival Top Tutorial Uno entre mil Valentino Victimas del amor visual novel Yuuwaku Zetsuai since 1989