martes, 24 de mayo de 2016

31 días de escritura: día veintiocho

¡Hola a todos! ¿Cómo están? Disfruto de un chocolate mientras escribo esto, el frío es ideal para el dulce, aunque así nos va cuando llega el verano y hay que bajar los kilos extra del invierno (?) Vuelve a tocar reto y hoy toca un género que no he escrito tanto como me gusta, si no me equivoco. He leído muchos libros de fantasía épica —El señor de los anillos, Las crónicas de los caballeros bastardos, Alicia en el país de las maravillas, entre los más conocidos del género— pero a la hora de escribir, paso de ella aunque me gusta mucho el género. Lo que me llevo a leer sobre fantasía épica o heroíca antes de embarcarme a hacer el relato de turno.

Según la definición del género, es una historia ambientada con seres mitológicos, en sociedades tecnológicamente atrasadas y con fuertes componentes mágicos y épicos —relacionados con los héroes y sus historias—, donde el protagonista vive una vida normal hasta que un suceso ocurre que cambia su vida y lo convierte en un héroe.

Quería hacer algo corto y con vikingos, que desde el relato que hice en el día once me quedé con las ganas y pensé que era una buena oportunidad para hacer algo ahora pues, también tuve un sueño anoche que me gustaría plasmar por aquí.

Día veintiocho: Un relato de fantasía épica



Espíritus del mar

Capítulo 1

Al fin estaban tranquilos. El corazón se le salía del pecho cada vez que iban en alguna campiña nueva. Pero la gente de su pueblo era así: vivían de viajes. La mayoría había pasado por aquel aire aventurero típico de los vikingos, de aquellos hombres duros y solemnes que atravesaban los mares bajo la protección de Odín y sus barcos. Gunnar era un gran guerrero, pero aun así, ella se preocupaba por él. Salían a comerciar nada más, esta vez, venderían el ganador pero aun así, ella no estaba tranquila hasta que lo veía entrar a la casa.

Lyska lo quería. A pesar de que sólo habían seguido protocolos, le había tomado cariño a aquel hombre. Su padre jamás le dio cabida a su opinión, así que sólo le quedó aceptar casarse con él cuando pagó su dote. Ella sabía que él la había elegido, pero no había sido mutuo. Y aunque no se arrepentía, esperaba que en algún momento, su marido pudiera parar más tiempo en casa, más ahora que tenían un hijo juntos. El pequeño Ulf había sido una bendición para ambos ya que llevaban dos años de casados y ella aun no quedaba embarazada, pero cuando sucedió ¡qué alegría de que pasara!

          Se sentía bien, incluso, se había acostumbrado a Geri y Freki, dos lobos que Gunnar había criado de cachorros, dos años antes de conocerse y se habían vuelto sus mascotas y defensores, por lo que cada vez que él dejaba la casa, quedaban junto a ella, acechando cualquier peligro que pudiera atacarlos a ellos.

         Sin embargo, su hamingja[1] parecía haberlos abandonado aquel día. Lyska estaba preparando la comida. Sabía que aquel día regresaría su esposo a casa, así que había hecho un gran banquete para esperarlo. Al mirar por la ventana, lo vio llegar. Los lobos salieron corriendo, ladrando y saltando alrededor de él y ella, no tardó en salir a buscarlo, cubriendo al niño con un grueso edredón para que el viento no lo afectara y así, fuera al reencuentro de su padre. Con ansias había esperado aquel día. Él la abrazó y miró a su hijo con alegría, dándole un beso en la frente para luego, atender a su esposa cuando el cuerno sonó.

         Las hogueras se vieron altas y los gritos no tardaron en llegar. Él la llevó dentro con el niño, pidiéndole que se quedaran allí hasta que regresase, sin embargo, no acabó a llegar lejos, viendo ella por la ventana como una lanza atravesaba su pecho. Vi con horror como la vida de su esposo había sido arrebatada en ese momento, mientras los lobos aullaban y el bebé comenzaba a llorar. Todo parecía ir de mal en peor, intentando calmar a uno y otros sin éxito.


Se sentó y los animales quedaron a sus pies, mirando la puerta, expectantes, por si algo sucedía. Y no tardó en suceder. Apenas la puerta cayó, dos hombres grandes, fornidos y vestidos con galantes pieles y armaduras, entraron. Geri y Freki, gruñeron, listos para el ataque, pero como Lyska los mantenía a raya a su lado, no salían encima. Había perdido a su esposo, no quería perderlos a ellos también.

El primero en entrar, ordenó que revisaran la casa y se llevaran todo lo de valor, incluso, que había visto la comida, dio orden de que trasladaran todo. Ella frunció el ceño, no iba a mostrarse débil ante él ¡nunca! Pero sabía que debía hacer algo si no se quería ver igual que su esposo y dejar al niño a su suerte, por lo que iba retrocediendo lentamente, pensando en salir por la puerta trasera y arriesgarse al bosque.

Más, Hakon, el vikingo que había irrumpido en su casa, no iba a ir con tanto tacto ni tampoco pensaba perder el tiempo con ella. Hizo a un lado la silla, estrellándola contra la pared y antes de que ella corriera, la tomó del brazo. Justo en ese momento, Freki lo mordió en la pierna, haciendo una batalla contra el hombre por sacárselo de encima, más, Lyska no se iba a quedar así nomás; vio la oportunidad y tomó la vasija de barro macizo y la estrelló contra la cara del vikingo, haciéndola añicos. Así, Geri, Freki y ella, aprovecharon el momento para salir corriendo hacia el bosque. Los otros hombres habían estado pendientes en saquear su casa y no habían dado con la mujer, confiando en Hakon. Nunca esperaron que aquella dama tan fina y elegante pudiera tener tanto coraje. Era toda una guerrera, ahora, luchando por sobrevivir la noche sola, en el bosque.


[1] Una especie de espíritu guardián femenino que decide la suerte y la felicidad de la mujer.

Dije que iba a hacerlo corto pero mi genio me pudo (?) Pronto la continuaré <3

¡Se cuidan!

Bye!

2 comentarios:

  1. ¡Oh! ¡Que bonito! ¡Me ha encantado! Estoy deseosa de ver la continuación. ¡me encanta!
    ¡Cuídate!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Me alegra que te gustara, no sabía muy bien cómo encararlo al final XD Ya pronto subiré capítulo nuevo :D

      Bye!

      Eliminar

¡Hola! ¿Cómo estás? Gracias por pasar a leer mi blog y agradezco que vayas a comentar. Me encanta leer sus opiniones.

Si quieres que dejar invitación para que pase por tu blog, pincha aquí.
Si vas a afiliar o dejar confirmación de ello, por aquí

Gracias por no hacer spam <3 Y si lo haces, ten presente de que borraré tu comentario por no estar relacionado con la entrada ¡Estás avisado!

¡Qué tengas un lindo día!

Bye!