jueves, 5 de mayo de 2016

31 días de escritura: día nueve

¡Hola a todos! ¿Cómo están? Espero que muy bien <3 Yo me tomo un café mientras escribo esto. ¡Me toca ahora incurrir en la ciencia ficción! Es un género que me gusta y tengo una obra pendiente de éste género que es escrita a una de mis amigas <3 y será mi primera obra de teatro, aunque ando floja en ello y la verdad, escribir todo basado en diálogos es una cosa difícil. Toda la historia debe desarrollarse mientras hablan y cuesta un poco, en especial, un género como éste xD pero supongo que va a salir bien (?) Si algún día la ven en su teatro más cercano es porque salió bien, sino, no (?)

Los personajes de este cuento son de una novela que es del género también. Van a decir que me repito mucho pero me encantan los viajes a mundos paralelos y éste surgió en base a una noticia. En algún momento, llegaré a publicarla en el blog, por ahora, les dejo a uno de los personajes.

Día nueve: relato de ciencia ficción.

Tormenta

Sus manos estaban cubiertas de sangre. Noah lo había visto y había salido corriendo después de presenciar cómo su madre había muerto a manos de su hermano mayor. Escuchó a su hermano llamar a su padre entre gritos, pedir ayuda, decir tantas cosas inentendibles. Alecks miró el cuerpo inerte de su madre y le dio un beso en la frente antes de saltar por la ventana. Él sabía que había hecho lo correcto y por mucho que lo explicase, nadie le iba a creer: era mejor marcharse de allí.

Su padre entró y lo vio saltar, sin saber si ir por su esposa o salir tras su hijo. Hizo el amague de acercarse a la cama, hizo el amague de ir a la ventana, y terminó por acercarse a la cama y llamar a la ambulancia: primero ella.

El joven corrió lo más rápido que pudo con lágrimas en los ojos, corriéndolas con el dorso de su mano, haciendo que su cara se manchara con sangre. Se detuvo de golpe al escuchar el grito de una persona que lo llamó. Supo entonces que debía volver a correr o no le iría nada bien. Nada bien. Sabía que su padre y su hermano lo odiarían por el resto de su vida, por eso, debía marcharse lejos para no volver a enfrentarse con su expresión de dolor en sus ojos. 

Y algo más acabó por cortar su camino. La gente murmuraba sobre una luz brillante en el cielo y muchos corrieron asustados. Él miró una masa densa, como una nube que se movía con rapidez en tonos verdes y azules. El resplandor fue mayor, mayor hasta que él se vio cegado por la luz.

Al abrir los ojos, ya no estaba a unas cuadras de su casa, estaba en un puerto. O lo que creía que era un puerto, pues, los barcos pasaban volando por el cielo y sólo algunos botes más enclenques se acercaban al agua con algunos peces en ellos.

 
Comenzó a andar por allí, esquivando a las personas y mirando a todos con la curiosidad propia de un joven con una esperanza nueva. Era perfecto para él, así, si se quedaba ahí, podría olvidarse de su familia y no volver a cruzarla, aunque la carga la llevaría siempre en su espalda.

Espero les haya gustado <3

¡Nos vemos!

2 comentarios:

  1. Yo quiero más... esto se ha quedado muy interesante. ¿Puedo exigir una continuación? Si es así, tú también podrás exigirme una continuación... un día por ti, un día por mi. Así se relacionan los pinguinos xD
    Me ha encantado, mucho mucho mucho...
    :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De hecho, tengo esta novela a medias aunque Alecks es un personaje secundario. Está en proceso de subirla que como ando con varias, tampoco quiero llenar el blog de novelas sin terminar, pero iré compartiendo de a poco todas estas :D

      ¡Cuidate!

      Bye!

      Eliminar

¡Hola! ¿Cómo estás? Gracias por pasar a leer mi blog y agradezco que vayas a comentar. Me encanta leer sus opiniones.

Si quieres que dejar invitación para que pase por tu blog, pincha aquí.
Si vas a afiliar o dejar confirmación de ello, por aquí

Gracias por no hacer spam <3 Y si lo haces, ten presente de que borraré tu comentario por no estar relacionado con la entrada ¡Estás avisado!

¡Qué tengas un lindo día!

Bye!