sábado, 2 de abril de 2016

Estrellas

¡Hola a todos! ¿Cómo están? Espero que muy bien. Les vengo a compartir un cuento que escribí esta mañana porque lo soñé. Aunque me desperté a mitad del sueño y no supe cómo terminaba, le di un final que me ha encantado <3 Así que espero, les guste. Por supuesto, ha sido editado para que sea entendible. Si hay algo que mis sueños no tienen es cronología ni lógica alguna. Así como estoy en un lugar con alguien, al segundo siguiente, cambio de escena y lugar como si nada. Pero se entenderá o eso creo (?)

Estrellas



Lo vio entre tantas personas al salir del galpón y ver el patio perfectamente decorado con luces, adornos de papel entre tantas otras cosas que colgaban de las paredes y adornaban las mismas. Pero todo aquello, había pasado desapercibido para Azura al fijarse en su ancha espalda y llegar a colocarse a su lado, tomarlo del rostro y darle un beso en la mejilla derecha. Sus manos habían sentido el roce de su barba y esto, le había sacado una sonrisa.

El roce de los labios de ella, le sacó una sonrisa a Byron, tomándola de la mano y jalándola suavemente para que se alejaran de la multitud, volviendo por el galpón para salir a la calle. Era calmo hasta salir a la avenida principal donde ya se podían ver los autos, las luces y se escuchaba el murmullo de la gente que pasaba apresurada aun a esas horas de la noche.

—¿Recuerdas qué me dijiste cuando nos conocimos?— preguntó a Byron  acariciando con su pulgar el dorso de la mano de ella. 

Azura se rió ¡por supuesto que lo recordaba! Era tan bizarro que no podía olvidarse de ello aunque quisiera.

—La célula es la mínima expresión de vida de todo ser vivo— repitió ella palabra por palabra mirándolo con una sonrisa en el rostro. Tres años ya y todavía, no sabía por qué había pasado eso, por qué esa frase, simplemente, ella le había seguido el juego y habían quedado casi toda la noche charlando después de conocerse por una célula —¿por qué empezar así?

—¿Y por qué no? Estoy seguro de que si te hubiese invitado un trago tan sólo me hubiese mandado a freír espárragos.

Y no pudo rebatirle. Tenía razón, demasiada razón.  No había salido de conquista y como tal, no buscaba a nadie, pero había encontrado justo a esa persona que no quería encontrar.





Abrió los ojos y se había dado cuenta de que había estado soñando. Todos aquellos bellos recuerdos ahora, se veían completamente destruidos. Sus ojos estaban pequeños, rojos e hinchados de tanto llorar. Él, estaba a su lado, en un estado tan deplorable como el suyo. Una explosión se oyó a lo lejos. Los colores cálidos invadieron el cielo tiñéndolo de fuego. Aun así, las estrellas lucían hermosas. No importaba nada, ni la peste a sangre ni el dolor en sus cuerpos, ni si quiera, que estaban muriendo.

Ya no importaban las guerras, los refugios o por qué diablos la gente peleaba hasta matarse, no importaba absolutamente nada. Ya no había qué pensar más. Sólo sabían que ellos, habían estado en medio de todo y no habían tenido tiempo a darse a la fuga.

Con sus últimas fuerzas, Azura se arrastró y tomó la mano de Byron, quedando a su lado, entre temblores, pero con la seguridad de estar a su lado. Byron sonrió, el cielo estaba simplemente bello, tan luminoso y estrellado que era perfecto para su final. Una estrella fugaz surcaba el cielo ¿qué mejor que eso?

—Si pudieras pedir un deseo ¿Cuál sería?— preguntó él casi sin fuerzas.

—Pediría no soltar esta mano nunca— susurró cerrando los ojos con una lágrima escapando de ellos, pero con una sonrisa en los labios.



Ya en alguna entrada había dicho que mis sueños eran random a más no poder y siendo sincera, mi sueño tenía mucho menos sentido, pero, logré que quedara algo bonito, más, cabe destacar que los diálogos son tal cuál los soñé. A saber qué pensaba cuando mi cerebro se puso a pensar en las células y estoy casi segura de que no vi ningún programa médico antes de dormir (?) Pero bueno, allá a saber cómo va mi camino de razonamiento subconsciente (?)

¡Gracias por leer! Se cuidan, pasan una linda noche y un bonito día <3

Bye!



2 comentarios:

  1. ¡Que triste! Jolines... se me han aguado los ojos.
    Me ha encantado. ¡Sublime! ¡Très bien!
    Me ha encantado... en serio. Mucho. Bastante. Demasiado.
    De verdad...

    Si, lo sueños son cosas raras. Mi historia de "Princesa" también vino de un sueño que me encantó, pero que al final no terminé de descifrarlo como quería.
    En serio...¿te he dicho que me encantó? :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aww, gracias <3 Me hace feliz saber que te gustó tanto la historia. La verdad, los sueños son una buena fuente de inspiración, aunque a veces, es difícil llevarlos por el buen camino y terminar donde queríamos terminar, simplemente, surgen las cosas.

      Me pasaré a leer princesa y te cuento qué tal.

      Bye!

      Eliminar

¡Hola! ¿Cómo estás? Gracias por pasar a leer mi blog y agradezco que vayas a comentar. Me encanta leer sus opiniones.

Si quieres que dejar invitación para que pase por tu blog, pincha aquí.
Si vas a afiliar o dejar confirmación de ello, por aquí

Gracias por no hacer spam <3 Y si lo haces, ten presente de que borraré tu comentario por no estar relacionado con la entrada ¡Estás avisado!

¡Qué tengas un lindo día!

Bye!