martes, 22 de marzo de 2016

Juntaletras: ¿Por qué escribir?

¡Hola a todos! ¿Cómo están? Revivo después de padecer unos horribles días en que mi Internet era más lento que esas viejas que se te cruzan cuando vas apurado o estás llegando tarde a un lugar. Por el momento, no diría que ando con la mejor conexión pero por lo menos, ya me ha dejado de aparecer el dinosaurio advirtiéndome que no hay conexión (?)

Y para ir regresando a la actividad regular del blog —porque aceptemoslo, no es normal ni constante (?)—, vengo con el reto del Juntaletras. La verdad, esta semana me dejó un poco desconcertada porque más fue una entrada que él hizo para promocionar respuestas de otros escritores y como que... no me quedó mucho en qué pensar XD Más, que vi que tiene segunda parte esto de la escritura, así que no sé si haré ésta y quizás la siguiente no o cómo diablos viene la mano. Lo importante es que me tomé la libertad de pensarlo y armarlo a mi gusto y piacere.



Alguna vez había hablado de lo que me había llevado a escribir —si no me equivoco, en la entrada anterior a esta, flojera de buscar link (?)—. Alguna vez había pensado sobre éste tema y me había respondido a mí misma: porque me encontré. Me sentía cómoda, me sentía completa y hasta, había encontrado la forma de decir aquello que no había podido decir en voz alta —mi adolescencia fue frustrante en muchas ocasiones, como la adolescencia de todos—, sin embargo, esto de enojarme o descargarme con algo o alguien, llorar, no me servía: me hallé en la escritura. Y empecé con la poesía y los cuentos y ahí, deshacía todo aquello que no me hacía sentir bien y se transformaban en algo más.

Aunque ya escribía de pequeña, fue con el pasar de los años y la vida misma que di por cierta esas frases de Dolina que dice:
No se puede ser artista si no se ha perdido algo, los poemas de amor satisfecho aparecen como una compadrada de mercaderes afortunados.
El arte es la rebelión del hombre ante la malvada estupidez de los sucesos cotidianos. 

Dolina me puede —y no es que quiera hartarlos de Dolina, pero es una parte de mi vida cotidiana desde hace muchísimos años—, empecé a escucharlo de pequeña e iba muy acorde a algunas cosas por esa edad tormentosa, en que las hormonas son tus peores enemigos en ocasiones.

Pasado un tiempo de escribir poemas y dedicarme de lleno a los cuestión, ya fue un escape de la realidad. Viajar es caro, alejarte del mundo es imposible, pero, pensar es gratis. Escribir es gratis. Y con una pluma y un papel —y tuve con mi familia esos tiempos de crisis donde comprarse una lápicera era realmente, un lujo como no se imaginan ¡y el papel! Ni les cuento—, creo que esa misma crisis econónica, me llevó a sentirme más unida a mi preciada carpeta y una lápicera recargable que tenía —porque llegué al punto de economizar si quería seguir con mi hobbie y comprar tinta al por mayor y recargar la lapicera era más barato que comprarme otra—. Y era mi tesoro, porque era mío y de nadie más. Era yo sin tapujos, sin adornos ni secretos. Simplemente, yo. Y aunque no escribía un diario —jamás logré sentarme y escribir un diario con las cosas que me sucedían—, me sentía cómoda explotando sensaciones a través de la poesía, situaciones o dándole vida a mis personajes. Era algo importante para mí y aun, lo es. Pero eso me llevó a otro problema: sentía que era tan personal, tan mío y de nadie más, que me costaba, la pensaba y la repensaba si tenía que presentar un escrito a alguien ¡me exponía! Bien dije alguna vez que escribir y que otros me vean era sentirme desnuda ¡lo sostengo! En ocasiones, pensé que me sentía más cómoda a que me vean desnuda a que me lean realmente —lo sé, soy compleja a veces—.

Más, con el tiempo y con la ayuda de mi querida hermana del alma —porque de la real, ni hablemos—, fue que me anié a mostrar una de mis primeras historias. Aunque voy a decir que existen todavía aquellas que sólo mis ojos han recorrido y las de nadie más. Pero fue siendo menos reacia a mostrar lo que escribo. Me expongo ¡Sí! Aun siento que si me ven desnuda es más sencillo a que me lean, que escribir es algo que siento que es tan personal, es tan propio y es tan profundo que llega demasiado lejos a veces. Siempre he pensado que uno puede conocer a alguien por medio de su escritura. Bien me sentía así cuando leía a grandes autores. Algunos rebuscados, otros sencillos, apasionados o directos. Y todo eso va sumando. Y vas llegando a verlos a través de sus personajes, de aquellos que amaron y que odiaron, a través de sus metáforas, de sus finales, de sus comienzos. Es una conexión importante la que se hace por medio de la escritura. Pero, aprendí a sentirme bien con eso, a que no me molestara y a buscar exactamente eso: la conexión. No sé si se lograra, si transmitiré o no, pero de que pongo el corazón, el alma y la vida en lo que hago, lo hago, eso seguro.

¿Por qué escribo? Porque soy yo en estado puro, como bien dice, materia prima. Más allá de que haya una historia ficticia de por medio, sigo siendo esa persona apasionada, soñadora y creative entre línea y línea. Y esto, cada palabra que elijo, cada historia que sale de mi cabeza o esos personajes que vienen a mí contando algo, son una parte de mí. Porque escribir es también mostrarse a través de la palabra. Una suma de todo lo que se vivió, se soñó y quiso experimentar. Así como los aciertos, también son las frustraciones, los sueños, y quien sabe, deseos que uno ni si quiera se da cuenta de que existen dentro de uno, que se plasman en el papel y cobran vida cuando alguien les da una oportunidad, posa la vista en ellos y comienza a leer.

¡Se cuidan! Pasan una hermosa noche y un bonito día.

Bye!
 

6 comentarios:

  1. Clap, clap, clap... que bonito. ¡Me ha encantado!
    Profundo, sentido y 100% original.
    Como siempre, un placer leerte. :D
    Ya nos leemos.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Por un momento, sentí que me puse muy sentimental con esto. Me alegra que te haya gustado.

      ¡Cuidate!

      Bye!

      Eliminar
  2. ¡Hola! Me gusta mucho leer reflexiones como esta en tu blog, en el tema de la escritura siempre encuentro palabras con las que me siento muy identificada y eso reconforta mucho.
    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! La verdad, a veces, cuesta encontrar quien piense de manera similar. Siempre me he sentido la que desentona en mi entorno porque tengo estas mañas. Un gusto saber que te identificas con lo que escribo <3

      ¡Cuidate!

      Bye!

      Eliminar
  3. Lo Dolina planea tiene mucho sentido.
    Como también ha planteado que un ser inmortal no necesitaría escribir. Escribir tiene que ver con ser mortal.

    Comparto lo que implica darle vida a los personajes.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De hecho, en alguna de mis entradas anteriores había citado esa frase de Dolina y como para no repetir, poner alguna nueva :D

      ¡Gracias por comentar!

      Bye!

      Eliminar

¡Hola! ¿Cómo estás? Gracias por pasar a leer mi blog y agradezco que vayas a comentar. Me encanta leer sus opiniones.

Si quieres que dejar invitación para que pase por tu blog, pincha aquí.
Si vas a afiliar o dejar confirmación de ello, por aquí

Gracias por no hacer spam <3 Y si lo haces, ten presente de que borraré tu comentario por no estar relacionado con la entrada ¡Estás avisado!

¡Qué tengas un lindo día!

Bye!