viernes, 19 de febrero de 2016

Juntaletras: Influencias

¡Hola a todos, mis amores! ¿Cómo están? Espero que bien. Sé que he estado un poco desaparecida del blog en estos días y es que... ¡No he tenido nada de ganas de escribir! Unos de esos bajones de ánimo que dan por temporada, nada grave, supongo. 

Llueve, está mucho más fresquito que a la tarde, así que es momento de que deje de andar de floja y me ponga a escribir todo lo que me falta que debo actualizar mis novelas y me veo bastante floja de un tiempo para aquí. Espero llegar a quitarme esta flojera que el chiste del reto es terminar mis novelas este año xD

Hoy toca hablar de influencias a la hora de escribir ¿Y saben qué? No creo que sea capaz de hablar de todo en una sola entrada o que tenga tiempo suficiente como para poder contar todas mis influencias. ¡La vida misma es una influencia! Creo fervientemente en que las experiencias, tanto buenas como malas también nos van modificando en todos los aspectos de nuestra vida, quizás, de a poquito. Quizás, sean comas, puntos suspensivos y hasta una palabra que en vez de usarla al comienzo de una oración, años más tarde la usamos para finalizar. No sé exactamente si llegaré a ser clara con todo esto que tengo maquinándose en mi cabeza al hablar de todo lo que me ha influenciado a ser la persona que soy hoy en día y por lo tanto, la escritora que soy hoy en día. Todo es un factor que hace que cambies.

Yo no soy la misma niña soñadora que era hace quince años. Basta tan sólo que lea uno de los poemos tétricos que escribía por esa época, algunos muy marcados por la muerte, otros muy marcados por un amor trágico o quién sabe, simplemente, por una palabra que me molestaba. No importa. Pero he cambiado y no sólo he cambiado y me he influenciado de otros literatos ¡He cambiado por mi vida! Por aquellos que se fueron, por aquellos que se quedaron. Por aquellos que dejaron marcas, por aquellos que se fueron borrando el camino por el que habían pasado. Por aquellos que quedaron aun a mi lado. Mi familia, amigos, conocidos. Incluso, lo que veo en el informativo a diario. Todo es una influencia y es que estamos bombardeados de información todo el tiempo. Incluso, estando solos podemos estar recibiendo subconcientemente algo de alguien, esté o no físicamente al lado.

Pero por decir algo un poco más concreto en la entrada, citaré a algunos de mis autores favoritos y algún que otro que no es autor pero que igual, admiro mucho por su forma de hacer las cosas y como dije, influye. Uno lleva algo de todo a pesar de que no quiera. Recuerdo a mi profesor de semiótica repitiéndonos como disco rayado: ningún signo, ninguna imagen, palabra u objeto es inocente y todo eso, genera una reacción en nosotros. Y creo que a base de emociones, también, uno es influenciado por alguien más. Querer lograr el mismo sentimiento de júbilo en alguien más como nos produjo nuestro libro favorito al terminarlo, con ese sabor de boca que deseamos un poco más, que estamos satisfechos y que podemos releerlo las veces que haga falta sin perder ese placer. Es algo digno de querer imitar, a mi parecer: los sentimientos son importantes y son motivaciones grandes para los escritores, para todos los artistas.

Pero que me estoy yendo por las ramas y no hago nada al final, así que vamos al primero: Benedetti. Me enamoré de este hombre cuando leí su poema de casualidad, en una revista y me aprendí aquel primer párrafo de memoria en unas cuántas lecturas:

Vuelvo, quiero creer que estoy volviendo
Con mi mejor y mi peor historia
Conozco este camino de memoria
Pero igual me sorprendo.

Y es que no hubo nadie que pudiera decir algo tan bello en tan poco espacio. Vuelvo, quiero creer que estoy volviendo. Y es algo tan maravilloso eso que tan sólo con ese párrafo ya lo creía un genio con su pluma y su palabra y las cosas que tenía qué contar. Y esta habilidad de asombro que plasma en sus versos. Conozco este camino de memoria pero igual me sorprendo. Y es algo tan irreal y tan maravilloso. Lo conocido es grato a nosotros y cómodo porque no nos trae sorpresa ¡lo conocemos! Sabemos como es, cómo reacciona ¡pero igual sorprende! Es algo sumamente exquisito de él. Y me fui encontrando con sus versos, con su prosa, con todo de él y hasta la fecha sigo creyendo que fue un grande. Pueden escuchar a Benedetti en  Youtube leer Quiero creer que estoy volviendo.

Con su Última noción de Laura quedé completamente segura de que era uno de los mejores poetas que había leído. Incluso, en un momento tan triste, tan cruel como pasa ella, hacerte sentir de esa manera, vibrar con su amor y la desdicha de su muerte.
usted no sabe cómo yo valoro
su sencillo coraje de quererme

Y con su Gracias por el fuego fue la epítome de todo. El libro lo compré de segunda mano, pero era de él ¡al fin tenía una de sus novelas! Hasta ese entonces, sólo sus antologías, pero si eran buenos lo poemas ¡la novela debía ser mejor! Y me llevé un chasco al principio. Me costó, me costó y fue el mismo amor que sentía a Benedetti que me obligué a terminarla, porque pasé las primeras páginas con una pesadez horrible. No me enganchaba, no me interesaba. No quería seguir leyendo porque decía que si seguía así, no iba a terminarlo. Pero Ramón me llegó y ese estado de pobre bastardo enamorado que nada le sale bien me enganchó. Y odiaba a su padre y quería matarlo ¡Y se ponía interesante el condenado! El sentimiento principal de todo el libro es la impotencia colectiva, la frustración, ese deseo de querer y no poder hacer nada. Y la miseria humana más grande, pero, está dicha tan poéticamente, tan bien, tan sentimental que cala y pega como si fuera real.

La beso, a ella la beso, y no soy hipócrita. La beso como podría morderla, y a veces la muerdo, o comérmela y masticarla y digerirla. Porque hay una desesperada necesidad, casi diría una obligación, de marcar al otro, a la otra, aunque sea con los dientes, y aunque alguno de estos sea postizo. Dejar una marca propia es cosa de vida o muerte, o de muerte solamente, porque la intención subterránea es pasar la muerte, es seguir existiendo después del fin. Y a esos efectos tanto sirve la existencia de un hijo como la de una cicatriz. Después de todo, también el hijo es una cicatriz. Buena definición para proponer a la Academia. Hijo: cicatriz de amor
Y no quiero sofocarlos con Benedetti. Poppy Z. Brite es otra de las grandes de mi estantería. Fue la primera que me metió de lleno a ese mundo de relaciones prohibidas, incesto, orgías, homosexualidad, drogas, entre tantas otras cosas que muestran en sus obras. Si bien, había leído algún romance homosexual muy rosado, muy superficialmente. Esta mujer es cruel, es dura, es tan sincera como asquerosa y fascinante a la vez. A mi me encanta como describe sus escenas tiñéndolas de semen y sangre sin perder el encanto. Como en El alma del vampiro

Sintió cómo el vello de su nuca intentaba erizarse. «Baja y quédate pegado a la piel», le ordenó. Aquellas tumbas no eran peligrosas. Aunque hubiera espíritus vagando en el cementerio, no eran más que personas. Esos espíritus quizá estuvieran asustados porque sus cuerpos se estaban pudriendo y se iban resecando poco a poco convirtiéndose en polvo, y quizá estuvieran enfadados además de asustados; pero aun así seguían siendo personas. No podían hacerle daño, y tampoco podían hacer daño a Steve..., pero había otras cosas que sí podían hacerles daño. Algunos de los monstruos estaban vivos.

Fantasma pensó en Miles Hummingbird. ¿Estaría vagando Miles aquella noche por el mundo, flotaría su espíritu sobre los vientos nocturnos como el rugido del océano; y tendría que volver a su tumba al amanecer arrastrado de nuevo a ella por el canto de algún gallo, el silbato de algún tren que sonaba a lo lejos en la fría mañana? Fantasma intentó enviar su mente hacia la noche, allí donde Miles o la señora Deliverance pudieran oírle. «Ayudadme, mis muertos queridos —pensó—. Ayudadme a seguir despierto. Ayudad a Steve para que despierte sin tener una resaca realmente horrible. Dejad que quiera conducir, porque no sé durante cuánto tiempo más podré mantener este barco de vapor en la carretera... Ayudadme si podéis.»

No funcionó, o por lo menos no en aquel mismo instante; pero una hora después Steve se desperezó en el asiento cuando la Autopista 1 estaba llevándoles hacia abajo en dirección a Carolina del Sur y dejó escapar un gemido.

—¿Qué coño haces conduciendo mi coche? —preguntó.

«Gracias —pensó Fantasma mientras se iba quedando dormido con la cabeza apoyada sobre el cristal de la ventanilla y los ojos por fin cerrados—. Gracias, y buenas noches.»

 Y es que esta mujer ama las historias violentas, brutale, llenas de drogas, sexo y rock and roll. El arte más íntimo es otra de ellas mucho más brutal donde ya trata con caníbales en vez de chupasangre.

Y creo que ya me extendí muchísimo. Y no he hablado de la mitad de lo que quería hablar XD creo mencionaré, las que más rescato de todas ellas pues, son todas muy importantes para mí. Todas me han ayudado en algo o me han dejado un cachito de ellos en mí, escrito o no.

Y sigo con uno de mis amores más grandes <3 Sakurai Atsushi. Influencia, influencia. Por él, aprendí japonés. Ya dije absolutamente todo (?) Ok, no. Me gusta muchísimo este hombre no sólo por cómo canta sino por cómo escribe y su percepción de la vida, el mundo y la muerte. Tiene una visión de la realidad tan parecida a la mía, con la que me siento tan ¿identificada será? Que no puedo menos que mencionarlo como una gran influencia y no sólo porque lo escucho a diario y a toda hora sino porque además, me motivó a conocer a algunos grandes de la literatura pues, él está obsesionado con algunos, yo que tengo que entender todo lo que él dice y de un momento a otro escuchas en su canción Baudeliere es tan brillante, pero tan brillante que no me deja dormir. Y tú, ignorante como eres dices ¿Quién diablos es Baudeliere? Y ahí, buscar y familiarizarte con el tipo y ¡Oh, sorpresa! Hasta dar con ello de que te gusta el hombre más de lo que habías pensado y que ha estado presente en su obra desde hace años con sutiles referencias a él como en Aku no hana, las benditas flores del mal de éste señor.

Y ahí es cuando la música te lleva a otro estado y no sólo a eso sino que además, te lleva a conocer otras cosas que muy pocos artistas puedo decir que me tengan tan al cuidado de esto. Usualmente, hay poca intertextualidad en el arte de estos días, lo que es maravilloso que él o ellos, porque BUCK TICK también tiene de compositor a Imai aunque es mucho más sencillo de entender a Imai que a Atsushi.

En la vasta tundra soy un espíritu con ropas de suicida
Merodeando en el infierno, soy un espíritu nocturno en el desfile de los cien demonios

Y cuando decide ponerse tierno, es tierno.
¿Qué es el amor? El amor eres tú

Me gusta mucho su forma de decir cosas lindas de manera sucia. O sus metáforas tan profundas o simplemente, que buscan el doble sentido. Como en CREAM SODA que si tienen un poquito de imaginación, se darán cuenta de qué quiere decir.
Me estás haciendo llegar, estoy dentro de ti
Voy a llegar, estoy dentro de ti
Me voy a volver loco.

Tan delicado como siempre <3 Lo admiro, su forma de decir las cosas, de cantar. La calidad que tiene para manejar todos los matices de su voz y todos los matices que maneja en su escritura. Es maravilloso lo que hace pues, no se queda en un sólo sitio. Así como ha hecho canciones de amor, ha hecho canciones de sexo, de desolación o ha hecho hermosas canciones a su madre <3

Ya he hablado muchas veces de Atsushi, así que sabrán qué me inspira de él (?) Además de sus bailes sexys (?)

 Alejandro Dolina, un grande que he admirado desde hace muchísimo. Adoro su forma de pensar y esto ha sido más por su programa radial que por su escritura. Aun así, me encanta como escribe, tiene un encanto y una originalidad que he visto en pocos escritores, además, una simpleza. Admiro mucho a las personas que dicen cosas bellas en grandes frase pero admiro más a aquellos que pueden decir lo mismo de manera mucho más sintética. 

Cosas como esta que habla en su programa son maravillosas. Y cuando habla de los idiotas ¡Un gozo! Aunque muchas veces, no he llegado a compartir ideas con él, es alguien que tiene una enteresa, una forma de demostrar sus ideas y una inteligencia que es dificil no seguirlo, por mucho que no te guste algo de él. Aunque tuvo su momento en el país que muchos lo dejaron de lado porque defendía al gobierno anterior, a mí, jamás me importó. No compartimos muchas ideologías, pero creo que, las más importantes, siguen firmes.

Su humor es sencillamente, increíble. Adoro su habilidad para hacerse el idiota cuando debe. Y sus compañeros de programa siempre me han hecho reír mucho y de paso, te dejan algo más para que pienses.

Y bueno, no quiero seguir exponiendo más que creo que mi testamento será más corto que este tema si sigo así xD

¡Se cuidan!

Bye!

2 comentarios:

  1. Las Flores del Mal, terminé pensando que ese hombre estaba tarumba. Aún lo sigo pensando, pero honestamente de ese libro el poema de "La Gaviota" me enamoró.
    Todas tenemos una debilidad casi irremediable hacia alguien así que... entre locos todos se entienden.
    No he leído nada de Dolina, pero después de esa presentación me veré obligada a leer algo.

    ¡Cuidate!
    Au revoir!

    ResponderEliminar
  2. Dolina es muy bueno <3 es de mis autores favoritos y es fácil de leer. Tiene microrrelatos muy interesantes y varios cuentos también. Te lo recomiendo mucho.

    Te cuidas <3

    Bye!

    ResponderEliminar

¡Hola! ¿Cómo estás? Gracias por pasar a leer mi blog y agradezco que vayas a comentar. Me encanta leer sus opiniones.

Si quieres que dejar invitación para que pase por tu blog, pincha aquí.
Si vas a afiliar o dejar confirmación de ello, por aquí

Gracias por no hacer spam <3 Y si lo haces, ten presente de que borraré tu comentario por no estar relacionado con la entrada ¡Estás avisado!

¡Qué tengas un lindo día!

Bye!