viernes, 8 de enero de 2016

Arreglos de eternidad - Capítulo 30 - Viaje inesperado

¡Hola a todos! ¿Cómo están? Seguimos con el maratón de Arreglos de eternidad <3 Espero que les guste. Intentaré postear dos o tres capítulos seguidos en esta semana para avanzar esta historia un poco más. Ya tengo gran parte de ella escrita y como ven, los dibujos también están a la orden del día, así que es sólo cuestión de que me de un poco de tiempo, tenga ganas y el clima vaya de mi lado —porque últimamente, las tormentas son de terror aquí x.x— y podré cumplir con todo ello. Así que le hacen sus debidos sacrificios a los dioses para que pueda terminar la historia (?) 

Por otro lado, me incluí en el reto de Juntaletras, así que mi objetivo será terminar esta historia antes de mitad de año —o eso espero— que no creo que me tome tanto, quién sabe XD.

Sin más, los dejo con el capítulo.




Capítulo 30
Viaje inesperado

Llevaba dos semanas apenas y ya la muchacha no sabía qué hacer. Pasaba con mucho, pero con mucho tiempo libre gracias a que no podía hacer actividades físicas del tipo que a ella le gustaba. Y aunque asistía a clases, había otras que está de mera espectadora nada más.

Así le sucedía en gimnasia. Se ponía su uniforme más, quedaba entre las bancas viendo a los demás hacer ejercicio mientras ella esperaba otra clase. Se aburría de ello pero no le quedaba de otra que simplemente, esperar. Dentro de poco, esperaba volver a sus actividades normales y estar completamente sana.

Sin más, y viendo a sus compañeros jugar vóley, decidió levantarse de las gradas e ir a estirar las piernas, probablemente, conseguir algo de beber. Aun llovía por lo que ambos grupos tenían clases dentro. Y para mejorar la situación, el profesor del grupo de los chicos no había asistido así que había dejado a la profesora a cargo de todo el curso. Más, antes que preocuparse por ello, decidió hacer equipos mixtos y armar un partido para ir haciendo la clase más amena.

Más, algo sucedería allí. Una bolsa de pelotas cayó de su sitio. No le iba a dar importancia la profesora al verla así pensando que tan sólo, había quedado mal acomodada. Pero no iba a poder hacer nada. Nadie se lo esperó, pero aquel descontrol en el gimnasio fue tan repentino que no hubo tiempo a hacer nada. Los chicos corrieron, más, Myoun estaba llegando de nuevo a las gradas cuando aquello sucedió, siendo su novio quién la atrapó al intentar esquivar el balón y detuvo así una de las tantas pelotas que salían disparadas a ellos para que la joven no se golpeara.


Duró tan sólo unos momentos aquel caos, dejando el gimnasio en un estado bastante deplorable, más, el problema no iba a finalizar allí. Las luces se apagaron y la poca luz que entraba por los ventiluces fue desapareciendo hasta que la total oscuridad cubrió todo a su alrededor.

La mirada de Saitou era seria, sin embargo, eso no fue lo que más destacó allí. Nadeshiko también lo había notado: era un portal. Intentó sacar a la mayoría de los alumnos, sin embargo, algunos habían quedado con ellos, siendo transportados a un lugar oscuro que ninguno supo cómo identificar.

—Saitou-kun ¿Qué es todo esto?— preguntó la muchacha de rodillas en el suelo, al igual que él, que la mantenía aprisionada a su cuerpo. Su apariencia había cambiado dejando ver a su verdadera forma: Jin. Algo había roto su magia también.

Se pusieron de pie y sintió un brisa fuerte soplar, haciendo que cerraran los ojos y se cubrieran el rostro. Saitou intentó mantener a Myoun consigo, cerca de él y protegerla de todo, pero la ráfaga era tan fuerte que acabó por soltarla y perderla de vista.





Cuando despertó, estaba solo. No había nadie a su alrededor y podía distinguir que el ambiente había cambiado por completo: estaba en casa. El aire, aquella esencia era típica de ese mundo, así como sus plantas y hasta su suelo oscuro, de ese tono azul y morado que no llegaba a definirse por completo. Había llegado a Dracon y no sabía las razones de ello, más, tenía algo qué hacer antes y era encontrar a los demás. Nadeshiko, Myoun y a quien estuviera detrás de todo. Así que no se iba a quedar quieto, poniéndose en marcha hacia donde su instinto lo llevase que por ahora, no tenía muchas pistas por delante.






Myoun no entendía nada de nada. Lo último que recordaba era haber soltado la mano de Saitou y su voz clamando su nombre. Había querido estar con él pues, todo aquel mundo era demasiado extraño y surrealista. Las flores, los colores, aquella gama de azules que jamás había visto en el suelo, se veían ahí. Las flores de colores vistosos, amarillos y naranjas que no conocía y formas ¡las formas! Cada una más extraña que la otra. Lo que más le llamó la atención fue una en escala de grises. Era bella pero no tenía color alguno ¿Dónde diablos estaba? Se sintió completamente pérdida y adolorida. Se había golpeado al llegar allí y eso, le pasaba factura. Pero sabía que debía encontrar una forma de volver a su hogar, al gimnasio y a encontrar a todos los demás. 

Llamó a Saitou varias veces con la esperanza de que estuviera cerca y la escuchara, incluso, a Nadeshiko, Yuri, cualquiera de sus compañeros iba a estar bien. Pero nada sucedió. Desesperanzada de conseguir a alguien así, comenzó a caminar tanteando el terreno sin estar muy segura de a dónde debía ir. Estaba en un mundo totalmente diferente al que ella conocía y eso no la tranquilizaba ¿Cómo había llegado ahí?

—¿Qué es todo esto? Aunque, es bonito. Sería más bonito si pudiera saber qué hago aquí— murmuró mirando unas flores hasta decidir seguir su camino cuando alguien la tomó de las muñecas, chocando contra su pecho. Se sobresaltó e intentó zafarse de aquel hombre que se le había presentado ante ella pero no podía. Por un momento, tampoco quiso: le recordó a Saitou. Aunque su cabello era de un color diferente al igual que sus ojos, había algo familiar en aquel hombre que tenía en frente. Pero, saliendo de su asombro, intentó soltarse. Estaba asustada y fue peor cuando la golpeó en la boca del estómago y perdió la conciencia.


Y como estamos de maratón, les dejé una sorpresa y tienen dos dibujos en el mismo capítulo <3 Para que vean que me estuve esforzando para hacer algo bonito con la historia :D 

Espero les haya gustado y espero seguir con un ritmo tan bueno como el que vengo teniendo.

¡Nos vemos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola! ¿Cómo estás? Gracias por pasar a leer mi blog y agradezco que vayas a comentar. Me encanta leer sus opiniones.

Si quieres que dejar invitación para que pase por tu blog, pincha aquí.
Si vas a afiliar o dejar confirmación de ello, por aquí

Gracias por no hacer spam <3 Y si lo haces, ten presente de que borraré tu comentario por no estar relacionado con la entrada ¡Estás avisado!

¡Qué tengas un lindo día!

Bye!