jueves, 10 de diciembre de 2015

Inspirándome con un elemento: La rosa de los vientos

¡Hola de nuevo! ¿Cómo están? Espero que muy bien <3 La iba a dejar para publicar mañana, pero yo no puedo con mis ansias, así que para evitar programar u olvidarme, lo hago ahorita. Esta es la segunda semana de la iniciativa 'Inspirándome con un elemento', pero como yo llegué tarde, recién hoy publico las dos propuestas. Pueden chusmear un poco más aquí.

En esta ocasión, en vez de una imagen, había una canción, que es la siguiente:




Con total sinceridad, desconocía a la banda por completo. Y escuchándola, tampoco me sentí cómoda con ello. ¡Pero no me iba a vencer un grupo musical! Claro que no. Así que lo escuché varias veces a pesar de todo, intentando que algo surgiera ¡cualquier cosa! Incluso, desde un sentimiento negativo puede salir algo positivo. Pero no obtuve nada. Me hice un café y volví a sentarme frente a la computadora con una nueva idea: ver el video únicamente.  Así que busqué algo de música que sí me inspirase —en este caso fue Richard Clayderman— silencié el video y lo vi completo con otra música de fondo. Lo cierto es que, el clip me encantó al igual que la letra, era la música mi problema o quizás, las voces, mi problema. Y ya más concentrada en ello, me dispuse a escribir otro cuento que, sinceramente, son el género donde me siento más cómoda.



—Vas a morir si emprenden camino juntos— le dije a ella. Fui muy clara. Su final era muy claro. Ella estaba sumergida en un charco de sangre. Todo me lo había dicho. Había probado con diferentes pertenencias y todas me llevaban al mismo lugar, pero ninguna hizo cambiar la visión y tampoco, la idea de ella: moriría en un charco de sangre. Su vestido verde esmeralda se veía teñido de a poco en escarlata. Él, el bandido con el que se iría, lloraba sobre su cuerpo inerte. Se escuchaban algunas cosas alrededor de ello, nada más importante que su muerte. Pero ella estaba decidida a seguir adelante.

—Es noble morir en lugar de quien amas— me dijo sonriente, con esa picardía propia de los jóvenes que no han vivido absolutamente nada. Con esa ingenuidad del enamorado que lo lleva a la locura.

Partieron juntos al alba. Ella llevaba un rozagante vestido verde esmeralda, tal como el que vi en mi visión. No iban a llegar lejos, los alcanzarían antes de que hicieran su primera parada para dar al caballo agua. Lo sabía. Ella lo sabía. Sabía que no iban a llegar lejos pero aun así, seguían juntos, galopando hacia el destino. Ella no sabía que los buenos deseos no cambian el destino, tampoco lo cambia la felicidad: lo único que puede cambiar tu destino es tu actitud frente a él. Si actúas, cambiará irremediablemente.

Fueron dos balas las que recibió en aquella pelea. Ambos huían, aunque ella desconocía mucho de todo: el amor la cegaba, quizás, la estupidez, el deseo o la pasión. O quizás, fuera una combinación de todo lo anterior lo que la habían llevado a ponerse la soga al cuello sin que le importase nada más que pasar sus últimas horas con él.

Eran cinco en total quienes habían detenido su camino. Por supuesto, él se encargaría de todo. Ella, debía esperarlo junto al caballo, alejada de todo. Entre balas y cuchillas brillantes o roídas, la sangre clamaba: las armas querían ser alimentadas. Por eso, ella debía simplemente, esperarlo. Dócil, frágil, tierna y paciente a que todo se resolviera y pudieran seguir con su camino. Pero estaba viendo todo y no era capaz de controlar sus impulsos ¡en lo absoluto! Y como saben: el destino no cambia a menos que cambien nuestras acciones.

Fue como ella interceptó el ataque que iba para él: una le atravesó el corazón, la otra, el pulmón. No hubo tiempo para despedidas después de eso. No hubo tiempo para unas últimas palabras. Así como había quedado en frente de ellos, se desplomó en el suelo con el resto de sus sueños y esperanzas, ahora consumidos por la gracias de las balas. Su vestido verde comenzó a cambiar de color por su sangre y su mirada fija quedó perdida en medio de las hierbas del suelo.

La desgracia lo había alcanzado ahora, de una manera que creía, no iba a poder superar. Quedó a su lado después de que su caballo con todo lo que él tenía, fueran robados y él, recibiera la golpiza de su vida. Estaba al lado de ella, que era lo que importaba.

Después de mucho andar con el cadáver en brazos, encontró un lugar donde darle sepultura. Consiguió algunas flores. No eran las más bonitas pero era todo lo que podría ofrecerle después de eso. Sus ojos aún estaban cristalinos concentrándose en su improvisada tumba hecha con flores y piedras, tanto así que ni cuenta se dio del ave que lo rondaba: un halcón. El ave se posó sobre la tumba y se quedó observándolo unos instantes, tranquilo, apacible. Luego, voló para quedar justo sobre su hombro, sin ánimos de lastimarlo, de atacarlo. El ave estaba pacíficamente en aquel sitio que había elegido para descansar. Se volvieron inseparables desde aquel día.

Él jamás lo sabría pero ella jamás de su lado se iría. Volvería como ave, como puma, como brisa, pero siempre, siempre, volvería.



Bueno, eso ha sido todo por ahora, espero les haya gustado <3 Nos estaremos leyendo pronto :D

Bye!

4 comentarios:

  1. Pues para haberte costado inspirarte, te ha quedado un relato genial. Me ha encantado y el final ha sido increíble *-*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! De hecho, el final es lo que más me gusta del cuento <3

      ¡Cuidate! ¡Nos leemos pronto!

      Bye!

      Eliminar
  2. ¡Hola! Es de estos relatos que combinan muy bien la hermoso con la melancolía o la tristeza. Está muy bien narrado y el final da ese atisbo de esperanza al lector de que no todo está perdido.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Gracias, la verdad, fue un relato diferente a lo que suelo hacer. Me gusta hacer tragedias y pocas veces, acaban con algo como esto XD fue un reto realmente :D

      ¡Cuidate!

      ¡Nos vemos!

      Eliminar

¡Hola! ¿Cómo estás? Gracias por pasar a leer mi blog y agradezco que vayas a comentar. Me encanta leer sus opiniones.

Si quieres que dejar invitación para que pase por tu blog, pincha aquí.
Si vas a afiliar o dejar confirmación de ello, por aquí

Gracias por no hacer spam <3 Y si lo haces, ten presente de que borraré tu comentario por no estar relacionado con la entrada ¡Estás avisado!

¡Qué tengas un lindo día!

Bye!