domingo, 27 de septiembre de 2015

Arreglos de eternidad - Capítulo 21 y 22

Hi hi mis amores! ¿Cómo están? Nuevamente, vengo con capítulo nuevo. Lamento la demora x.x no quería tardarme tanto y cada día, venía, abría el Word justo para continuar el capítulo y quedaba abierto. Supongo que no le encontraba la chispa para seguir y así, pasó el tiempo y heme aquí: demorándome de nuevo (?)

Espero les guste que creo que estamos llegando al final del primer arco de la historia. Si no me equivoco, serán tres o cuatro arcos, aunque siendo sinceros, el cuarto aun está muy dudoso, más ¡no teman! Que sé exactamente como va a terminar, así que es cuestión de que arregle todo y quede bonito. ¡Más, aun queda mucha historia por delante! Así que espero, la disfruten <3

Los dejo con el capítulo que realmente, no tengo mucho qué contar en éste espacio salvo lo anterior. El entintado de éste dibujo es con una técnica vieja —lo tenía pintado ya así que ¿para qué cambiarlo? (???)—. Espero, les guste <3



Capítulo 21
Regreso

El sonido del despertador la sacó de la cama. Una mano se había asomado desde las frazadas para apagar aquel apartito infernal sin embargo, como había dejado la ventana abierta, la luz del sol se colaba y así, no tenía otra alternativa que salir de la cama. Soñolienta, fue a buscar su uniforme ¡hoy ya les tocaba volver al instituto! Y aun no tenía noticias de su novio y Sensui, su guardaespaldas personal, no había querido colaborar en lo absoluto con ella. Aki era su última alternativa, quién pretendía obtener un poco de información por lo que la había dejado la noche anterior. Myoun sabía que Aki podría conseguir algo, así que de lo único de lo que tenían que preocuparse ahora, era de las clases y de ver a Saitou en el instituto.

Suspiró con fuerza entrando al salón y sentándose en su lugar, dejando sus útiles a un lado y abriendo la ventana de vidrio, justo cuando entraba Yuri, una de sus amigas y se dirigía a saludarla. Yuri era una muchacha muy agradable aunque Myoun siempre la definía como ‘demasiado tímida’ y es que era simpática pero le costaba llevar las cosas adelante. Por así decirlo, eran polos opuestos en toda la expresión de la palabra, pero aun así, se llevaban bien pues, Myoun era una de las escasas amistades de Yuri, a pesar de que era una joven muy bonita y hasta había salido en algunas revistas gracias al trabajo de su padre que la usaba de modelo muchas veces, por lo que tenía gran popularidad, pero dificultad para conversar con los demás.

—Es bueno regresar a clases ¿no?— dijo la muchacha sentándose al lado de Myoun con una sonrisa —mi padre estuvo aprovechando que estuve en casa en estos días y estuve de puras sesiones fotográficas— suspiró cansada. Aunque si bien lo aceptaba, la muchacha prefería ir al instituto a sonreír a la cámara. Myoun lo sabía bien, aunque ella no tenía ningún tipo de problemas con las fotos, con casi nada. Eran contadas las mañas que tenía, pero era claro algo: sus mañas no eran cualquier cosa pues, así como era de intensa para las cosas buenas, las era para las malas.

—¡Lo sé! No tengo mucho qué hacer en casa en estos días— se quejó ella —al menos, al venir aquí puedo estar contigo y ver a Saitou-kun— agregó con una sonrisa apoyando sus brazos sobre el pupitre y sobre ellos, descansó su cabeza cuando lo vio entrar al salón y sintió como todo se iluminará de repente.

Capítulo perdido.



Capítulo 22
Sin días tranquilos

Myoun estaba algo desilusionada. Había vuelto pero al primer roce que ambos habían tenido por casualidad, de nuevo, habían sido repelidos el uno por el otro. Aun no entendía eso ni tampoco tenía idea de cómo cambiar todo. Más, se consolaba al pensar que al menos, podrían estar cerca el uno del otro, aunque las cosas no fueran a mejorar. Aki todavía no había vuelto, contaba con que regresara pronto pues, la muchacha estaba preocupada por él. Aunque supiera que podía cuidarse, no podía evitar sentirse de ésa manera.

El clima ayudaba a su ánimo, era bastante lluvioso y aun no era época para ello, además, hacía frío. Si bien, la lluvia era preciosa, el frío era tema aparte, más cuando había que salir de la cama tempranito para ir al instituto ¡ahí sí que pesaba el frío! Pero había qué hacerlo. Así, cada uno tomó un paraguas y salió de la casa con la prisa que tienen los días lluviosos. Sabes que seguirá lloviendo por mucho que te apresures pero aún así, las personas andan rápido como si eso hiciera la diferencia en el clima o en sus andares, incluso, más accidentes pasan entre los charcos y los resbalones.
La muchacha había acabado por entrar a prisas hasta las taquillas, habiendo dejado su paraguas mojado en la entrada para no ensuciar el interior y dirigirse a cambiar sus zapatos rápidamente. Sentía que si se quedaba allí, iba a sufrir algo con el frío, así que era mejor dirigirse rápidamente a las aulas donde seguramente, estaría más a gusto que cerca de la puerta de entrada. Más, en el pasillo hacia el curso, se encontró con Tetsuya, hablando un poco. Durante una charla el día anterior, habían descubierto que tenían más cosas en común de las que imaginaban y ninguno de los dos lo había sospechado: el baile. El padre de Tetsuya era la cabeza de una escuela de teatro [1] y él, con suerte y mucha dedicación, pasaría a tomar su lugar cuando se graduara por lo que llevaba muchos años de práctica y dedicación, dado que, su padre era muy estricto con él por ser el heredero de sus tradiciones. Más, esto le había servido para acercarse a Myoun y hasta, tenía la promesa de verlo actuar alguna vez cuando subiera al escenario.

               Aunque, si bien, Myoun hasta le había contado del noviazgo con Saitou, él no perdía las esperanzas. Más, su charla se iba a ver interrumpida en esos momentos por el muchacho de cabellos rojizos, dejándolo una vez más, solo, pues, Myoun sólo tenía ojos para el joven a pesar de todo.

—¡Saitou-kun!— lo llamó animosamente haciendo por tomarlo del brazo pero retractándose al recordar ciertas cosas, así, sólo le dedicó una enérgica sonrisa como lo hacía siempre —¿sabes? Tetsuya-kun dijo que podríamos ver una obre de teatro Nō esta noche ¿Quieres venir?—y así, había arruinado todas las esperanzas de que se encontraran solos los dos, aunque ella lo hacía de manera inconsciente pues, no pensaba en segundas intenciones, pero era un baldazo de agua fría para su compañero.

—Claro, será divertido—

—Le diré a Yuri-chan. Seguro que le gusta la idea también—aseguró feliz haciendo que sus compañeros la vieran con una sonrisa, dejándolos de momento a ambos solos para ir a buscar a la joven antes mencionada. Saitou iba a dirigirse a clases, más, Tetsuya fue quién lo detuvo.

—Tendré a Myoun

Él simplemente, lo miró pero no dijo nada. Podría decir mucho, pero tratándose de ella, era difícil que las cosas fueran a suceder.

—Lograré que me quiera.

—Suerte con ello— respondió Saitou antes de irse sin dejar más qué decir ante todo eso. Y es que si él quería eso, iba a tener una tarea sumamente complicada pues, ni la distancia había hecho cambiar los sentimientos de Myoun por alguien más, era difícil suponer que alguien iba a lograr semejante hazaña sólo por fuerza de voluntad.





Al salir del instituto, habían ido a comer para luego, ir directamente al teatro. Hacer la vuelta a casa iba a demorar mucho, por lo que se pusieron de acuerdo para verse un rato fuera del instituto que bien les hacía falta. Así, pasaron un buen rato entre charlas, risas y debates, como buenos amigos. Aunque Myoun era la que más hablaba después de todo, llegando a tener unos momentos más tranquilos cuando se retiró un momento de la mesa para dirigirse al baño del lugar. Más, allí, se encontró con una sorpresa pues, el pequeño zorrito la había seguido y la esperaba justo en la ventana del lugar teniendo recién un momento para hablar con ella.

—¿Aki? ¿Qué haces aquí? Te hacía en casa— comentó la muchacha acercándose y tomándolo en brazos.

—Vine a verte, como no volviste a casa— comentó el zorrito a la muchacha que se aseguraba de que no entrase nadie pues, sería raro ver a un animal allí dentro y mucho más, verla hablando con él —tengo algo importante qué decirte: si no liberas a Saitou del hechizo en unos días, acabará muriendo—

Esto no pudo caerle peor a la muchacha. Si ya se sentía inútil en ésta situación, la noticia que le traía su pequeño amiguito era muchísimo peor. Tapó su boca mirando a un punto perdido de la habitación sintiendo como se le estrujaba el corazón en ése momento ¿Qué podía hacer ella en esos momentos? Incluso, hasta la ganas de ir al teatro se habían ido.

—Pero tú puedes salvarlo— y esto, fue algo que hizo que la ilusión volviera a la joven, haciendo atolondrarse para conocer la respuesta, llenándolo de preguntas —deberías saber esto: esa marca que tienes en tu hombro, es un símbolo importante. Tienes un poder, dormido aun en partes, pero será suficiente para ayudarlo— le explicó a grandes rasgos el animalito más serio que de costumbre.

—¿Y qué debo hacer?— indagó preocupada por saber más.

—No sé mucho sobre su manejo aun— apenado por no poder ayudarlo —pero estoy seguro de que encontrarás la forma. La energía es parte de ti, deberías poder manejar algo que ha convivido contigo por tanto— siguió sin saber cómo ayudarla, más, saltó de sus brazos y de otro salto, volvió hasta la ventana —si sé algo más, volveré por ti. Ten cuidado en la noche—le advirtió antes de desaparecer dejando un amargo sabor de boca en la muchacha ahora.


[1] Es un drama musical. Se contrapone al kabuki siendo el teatro aristocrático. Procede de las danzas rituales de los templos, de las danzas populares, de los escritos budistas y de la poesía, mitología y leyendas populares japonesas y chinas. El teatro se ejecuta con máscaras y ropas muy finas y delicadas, bien armadas y ostentosas.

Nuevamente, lamento la demora y espero estar publicando más seguido estos días. Gracias por leer <3 ¡Se cuidan! ¡Pasan una linda noche y un bonito día!

Bye!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola! ¿Cómo estás? Gracias por pasar a leer mi blog y agradezco que vayas a comentar. Me encanta leer sus opiniones.

Si quieres que dejar invitación para que pase por tu blog, pincha aquí.
Si vas a afiliar o dejar confirmación de ello, por aquí

Gracias por no hacer spam <3 Y si lo haces, ten presente de que borraré tu comentario por no estar relacionado con la entrada ¡Estás avisado!

¡Qué tengas un lindo día!

Bye!