martes, 25 de agosto de 2015

Arreglos de eternidad - Capítulo 15 - Se acabó la cercanía

Hi hi mis amores! ¿Cómo están? Espero que bien. ¡Al fin estoy de nuevo con la historia! Y con diseño nuevo del blog como recompensa por la demora <3. Lamento haber tardado y las intrigas que debo haber dejado (?) para los que la siguen, pero he tenido una semana bastante complicada y lo que menos hacen mis personajes es, colaborar conmigo. Así que ahora que estoy con más ganas y en vista de que los he sobornado bien —que ya están más activos para seguir con las historias— empezaré a publicar más seguido todo de nuevo. Gracias a todos por la paciencia y por sus comentarios, que me alegran el día <3 especialmente a Elisa, Arual y Tohru <3 gracias por el fanart, te ha quedado precioso *^*

Bueno, no quiero extenderme más que me pongo sentimental y ahí no hay quién me pare (?) gracias por todo y los dejo con el capítulo <3



Capítulo 15
Se acabó la cercanía

El muchacho corrió hacia el instituto habiendo dejado a su compañera sola y lejos de todo el tumulto. Los alumnos como los civiles se hallaban dispersos alrededor de la salida, ansioso por estar
lejos que aquellos males. Jin subió al tejado del edificio, visualizando así mejor la situación, ahí fue cuando localizó a Hitoshi. Jin lo interceptó con sus sombras enredándose en sus pies, así, llamó la atención de su hermano quien lo miró con una sonrisa ladina en sus labios, deteniéndose antes de caer gracias a las ataduras que tenía en los pies, más, las rompió antes de que lo alcanzara.

—Pensé que ya habrías huido del lugar— se burló confiado deteniéndose frente a él.

—No tengo por qué huir de ti—

—Yo no me lo creería así. He mejorado mucho desde que peleamos la última vez— y sin más, en su mano apareció una espada formada por luz, una de sus armas favoritas que pronto se vio como si fuera una real, con un filo y muy ligera o al menos, así parecía debido a la forma en que él la manejaba. Jin no se quedaría atrás por supuesto y su yari* no tardó en ser invocada a sus manos. Iba a ser un combate mano a mano así. Hubo un intercambio de miradas, como dándose pie para atacar y se lanzaron al frente el uno contra el otro, sintiendo el choque de los metales al ser interceptados por sus amas.

—¿Qué es lo que buscas aquí?—

—Sospecho que ya lo sabes— Jin sonrió. Tenía una idea de ello, pero aun le faltaban confirmar muchas cosas, pues, eran vagas suposiciones desde que había estado en la biblioteca, aunque todo iba tomando más sentido con el pasar del tiempo, sabía que no podía distraerse ni mucho menos, confiarse. Demasiadas cosas estaban sucediendo día con día y sabía que si, llegaba a confiarse de la situación o de lo que sabía de la misma a la hora de actuar, podría salir perdiendo como ya le había sucedido una vez  y no quería que eso volviera a suceder.

Aprovechó el largo de la yari para elevarla un poco más sobre su cabeza y con la base, golpear la boca del estómago de Hitoshi, confiado de que iba a atacarlo desde arriba, así, aprovechó aquellos segundos para amarrarlo con sus sombras y encontrar las respuestas que buscaba.

—La quinta esencia— le dijo con una sonrisa antes de hacer explotar el edificio en donde estaban gracias a un gran haz de luz que se formó desde los cimientos e hizo que todo quedara en nada. La gente ya se había dispersado, el problema es que, su hermano también aprovechaba para huir en aquellos momentos. Jin cubrió su rostro protegiéndose de la explosión, sin embargo, al ver la neblina de polvo dispersarse, vio al joven huir hacia la parte posterior del instituto. Sabía lo que eso significaba pues, en aquella dirección se encontraba el parque donde había dejado a Myoun anteriormente, apresurándose a seguirlo pues, había dejado a la joven sola allí.






Myoun estaba sentada en uno de los columpios, meciéndose sin muchas ganas sobre éste sin saber qué hacer. Esperar no era uno de sus fuertes ¡en lo absoluto! Más si estaba preocupada, eso era muchísimo, pero muchísimo peor. Quería estar ahí, ayudándolo, más después de haber sentido aquella fuerte explosión, había visto como aquella cortina se había formado en la zona del instituto, conteniendo sus impulsos idiotas de salir a ver y meterse en algún tipo de problema ¡por una vez había sido sensata! Pero ya los nervios le estaban ganando.

—Sentada aquí suspirando no vas a hacer nada— se dijo a sí misma decidida poniéndose de pie frente al columpio y se dispuso a irse. Comenzó a correr esperando no llegar tarde o peor, que Saitou fuera al parque y no la encontrase allí. Pero ya había tomado una decisión y no podía arrepentirse, al menos, no ahora. Más, se detuvo de golpe al ver a alguien caer de pie justo a unos metros delante de ella. Sintió un palpitar rápido en su pecho, más, retrocedió unos pasos, algo le decía que su intuición no fallaba y no podía dejar de hacerle caso.

Sin pensarlo más, dio media vuelta y se echó a correr en sentido contrario, pero aquel hombre al alcanzó sosteniéndola del brazo y atrayéndola a su cuerpo, aprisionándola de aquella manera para que no se escapara: la tenia. Más, ella no se iba a quedar de brazos cruzados, al menos, no en sentido figurado, ya que no podía hacer mucho con sus brazos ¡pero sí con sus tacones! No lo pensó dos veces y clavó el tacón de su zapato en el pie del demonio y mordió una de sus manos, aprovechándose para salir corriendo de allí. No la iban a atrapar así de fácil.

—¡Déjala!— llamó su atención Jin interponiéndose en medio de Hitoshi haciendo que Myoun también volteara al sentir aquella voz familiar. Apenas se encontró con aquel hombre ¡el sonrojo invadió su rostro!

—¡Eres tú!— exclamó molesta por ello —¡me robaste mi primer beso!— lo señaló descaradamente, se había olvidado por completo de que había alguien siguiéndola después de eso. Más, Jin era mucho más centrado para esas cosas o al menos, así lo parecía. O quizás, no lo era. La vio guiñándole un ojo con una sonrisa.

—Luego nos pondremos al tanto de eso. Ahora, creo que sería oportuno que te fueras— la corrió de allí haciendo que su lanza de nuevo se formara en sus manos. Myoun no lo pensó dos veces ¡debía ir por Saitou si andaban personas como ellos allí fuera!

Comenzó a correr y en cuanto, Hitoshi quiso alcanzarla, Jin disparó una bola de energía oscura hacia él, reanudando la batalla que apenas si habían comenzado anteriormente. No iba a dejar que se escapara así como así. Además, debía entretenerlo para que ella tuviera tiempo de marcharse de allí, eso era algo seguro por lo que continuo la pelea, alternando entre los golpes de su yari y su energía contra su hermano. Más, Hitoshi sabía que hacia todo eso sólo para ganar tiempo, más, en un descuido, Jin lo atravesó con su lanza a la altura de su tercera costilla, más, algo había pasado con él. Sin que se diera cuenta, un haz de luz se había colado en su cuerpo mientras su hermano reía. Jin no entendió qué fue todo aquello pues, no le había hecho daño alguno, tan sólo sintió una calidez ligera en aquella zona.

Hitoshi después de eso, desapareció, dejándolo sólo en el parque. Algo estaba tramando.



Yari* es una lanza japonesa. Su característica principal es que es muy larga. Luego, les agregaré una imagen de Jin ya con esta lanza de cuerpo completo, por ahora, disfruten el dibujo historico e imaginene que es Jin pero no se lo ve bien por la armadura (???)

Bueno, es todo por ahora <3 gracias por leer y nos estamos leyendo prontito :D ¡Se cuidan!

Bye!

2 comentarios:

  1. Ohhh!!! Tan intenso como siempre!! Como lo he hechado en falta ains! Y Myoun en peligro y preocupándose de su primer beso jajajajajajja muy en su linea ¡¡me encanta!! Dibujo de besitoooooo!!!0________0 que bonitooo!!! Muchísimas gracias cielo!!! Muchos animitos y espero que estés mejor, saludos y besines de ánimos!!! <333

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por los ánimos <3 me alegra que te guste <3 adoro las reacciones de Myoun sinceramente, es tan fuera de lugar esta mujer que termina rozando lo tonto XD pero la adoro XD

      El beso me encantó <3 se ve tan linda con su cara de sorpresa *^*

      Cuidate y gracias por leer <3

      Bye!

      Eliminar

¡Hola! ¿Cómo estás? Gracias por pasar a leer mi blog y agradezco que vayas a comentar. Me encanta leer sus opiniones.

Si quieres que dejar invitación para que pase por tu blog, pincha aquí.
Si vas a afiliar o dejar confirmación de ello, por aquí

Gracias por no hacer spam <3 Y si lo haces, ten presente de que borraré tu comentario por no estar relacionado con la entrada ¡Estás avisado!

¡Qué tengas un lindo día!

Bye!