domingo, 9 de agosto de 2015

Arreglos de eternidad - Capítulo 10 - Reencuentros

Hi hi a todos! ¿Cómo están? Ya hemos llegado al capítulo 10 :D aun no me creo que haya terminado tantos dibujos en estos días que he estado con la salud de trapo de piso (?) pero sigo y me siento feliz de ver mi historia avanzando <3 Les cuento que el dibujo de éste capítulo es un tanto viejo —es uno de los pocos que rescate de cuando mi pc vivía bien (?)—, más, me encanta. Advierto esto porque verán que Jin tiene el hombro un poco chueco (?) sí, se ve un poco anormal de ésa forma, pero no le presten atención a su hombro raro y miren sus ojos hermosos (?)

Espero, disfruten del capítulo <3

Capítulo 10
Reencuentros

El festival cultural se acercaba y eso, concentraba la atención de todo el curso. Cada curso debería presentar una propuesta o varias si así lo disponían. En el curso de Myoun y Saitou, se habían dividido entre el coffee maid y una obra de teatro. Les quedaba una semana para llevar todo a cabo y estaban encima con los preparativos. Tenían ayuda de sus profesores, quienes, supervisaban e incluso,
el profesor de inglés había tomado parte para ayudar a confeccionar los trajes del coffee maid. Habría tanto maid como butler en el stand, así que esperaban tener una gran aceptación en aquel día.

Myoun se había sumado con gran entusiasmo a éste, llevando consigo a Saitou al coffee maid. Había renegado mucho de esto diciendo que prefería ayudar con la costura o el diseño o cualquier otra cosa, pero entre la insistencia de Myoun y varias de sus compañeras, no tuvo escapatoria y acabó por ser otro mesero más en la propuesta.

El evento se abría para que la gente asistiera sin problemas, tantos civiles como alumnos de otros institutos ya que daban el día libre para llevar a cabo todas las actividades de los diferentes cursos y así, pasar un día entretenido y distendido.

—Aun no estoy seguro de esto— aseguró Saitou viéndose en un espejo cuando se probaba el traje, aun sin estar convencido de llevarlo puesto frente a tantas personas el gran día, más, Myoun entró y acabó por animarlo, colgándose de su brazo en frente del espejo, haciendo que los nervios aparecieran en el chico.

—Ahora sí te ves bien— sonrió alegre ella abrazándolo —te hacía falta éste accesorio para verte mucho mejor— dijo refiriéndose a ella quien, ya estaba probándose también su traje. A diferencia de Saitou quien llevaba un frac negro, chaleco gris con guantes blancos, Myoun lucía un bonito traje de maid francesa, con el estilo lolita que tanto caracterizaba a los nipones. Una falda corta negra con volado y las ligas con su portaligas viéndose en sus muslos. 

—¡No puedo llevarte abrazada a mí en el festival!—

—Podemos hacer la prueba— aseguró ella dedicándole una sonrisa alegre, más, acabó por soltarlo momentos después cuando una de sus compañeras la llamó para que viera al resto de sus compañeras cambiada.

El pelirrojo quedó sólo y soltó un fuerte suspiro ante la animosa interrupción que había recibido de su amiga. No cambiaba, eso era seguro. Nunca había tenido el pudor japonés para hacer las cosas, y vivir tanto tiempo en el extranjero, tampoco había hecho que aquella costumbre tan típica del país Nipon como lo es ‘el espacio personal’ la afectara de alguna forma. Ella era muy cariñosa, especialmente con él, que aprovechaba a tomarlo de la mano o llevarlo colgada de su brazo hacia algún sitio cuando quería llamar su atención: ella lo amaba y no tenía pudor alguno en demostrarlo. Saitou se acostumbraba… hasta por ahí nomás.

Más, durante el tiempo que tenían libre gracias a la preparación y que no lo necesitaban a él para ayudarlos, aprovechaba en ir hasta la biblioteca y remover libros viejos, investigando, intentando encontrar algo que llevaba tiempo buscándolo. Sensui lo había dejado con la duda la última vez que lo había visto pues, él sabía a qué se estaba enfrentado, pero aun, en su mente, no existía una conexión con la joven y lo que venía alterando el orden rutinario del mundo humano. Por eso mismo, se había dedicado a investigar la simbología antigua pensando que en algún sitio, iba a encontrar algo que pudiera servirle, guiarle o darle respuestas, después de todo, algunos humanos habían sido tan ágiles o tan serviles por obtener conocimientos que habían llegado a los puntos más bajos para adquirirlos. Y los demonios, ansiosos de conseguir alimento, almas, cuerpos, incluso, simplemente, sexo o el deseo de atormentarlos y verlos enloquecer día a día hasta perder la cordura, era algo común para ellos. Más, gracias a eso, habían dejado plasmadas muchas cosas que podían tomarse como ficción para el lector incrédulo, pero quien sabía leerlo, podía encontrar demasiado en aquellas líneas que cualquier persona común malinterpretaría.

Se perdía durante horas entre libros y libros sin conseguir nada. Frustrado y sin mucho qué hacer ya por esa tarde, pensó en regresar a su casa pues, ya era tarde y él, debía actuar como un alumno normal después de todo. Guardó los ejemplares que había en la mesa que había usado y se dispuso a salir después de dar las gracias a la bibliotecaria por permitirle usar los libros, más, hubo algo que había encendido la luz en su mente al ver un libro que ni si quiera tenía que ver con lo que él había estado buscando antes: una novela de ficción titulada ‘el amuleto’ llevando en la portada dibujos de cuatro elementos ¡y entonces, lo supo! Como de costumbre, era cuestión de darle tan sólo una pista a la mente para que pudiera trabajar con aquellos recuerdos: la quinta esencia. Había escuchado alguna vez a su padre con el deseo de creer en aquella leyenda y apoderarse de ello para poder gobernar a su gusto en el mundo entero, pero él, siempre había rehuido de eso.

Salió con rapidez de allí, más, algo lo detuvo, sentía una presencia ajena a la de un humano en los alrededores. Estaba oscureciendo, sospechaba que no quedaba mucha gente en el instituto —si es que quedaba alguien aun—, más, decidió no arriesgarse y convertirse a su forma original: Jin, un hombre alto, con cola y orejas de zorro y una larga cabellera plateada. Sus ropas eran oscuras, más, ahora, de esa forma, no tenía que preocuparse en lo absoluto de sus ‘habilidades humanas’ y podría actuar más ágil y suelto de esa forma: nadie esperaba que un demonio se contuviera y así, tampoco tenía mucho qué ocultar.

Siguió la presencia, quedando cerca de ella hasta visualizar una sombra a la distancia. Pensaba aprovecharse de eso y usar las sombras a su favor para atraparlo antes de que huyera y causara alboroto en el instituto que lo que menos quería, era llamar la atención de alguien. Se escondió detrás de la pared, asomándose levemente para no perder contacto visual cuando de repente ¡ella apareció! ¡Por todos los cielos! Siempre llegaba en el momento más inoportuno, cuando no debía aparecer. Había chocado con él o más bien dicho, con su espalda, haciéndolo caer al suelo con ella encima y todos los moldes que ella transportaba a guardarlos ya definitivamente. Un fuerte ruido se oyó en el pasillo y el eco que produjo ante la falta de movimiento allí se sintió mucho más fuerte.

—¿Qué diablos haces a estas horas todavía?— dijo levantando a la muchacha del suelo, más, Myoun lejos de pensar en responderle, se le quedó viendo hasta que al fin, emitió un sonido que acabó en un fuerte grito.

—¡Eres el joven que me salvó!— ella estaba muy alegre más, antes de que dijera nada, él le había tapado la boca y la había dejado contra su pecho, escondiéndola así con él. No podía permitir que los encontraran a ellos primero.
—Necesito que guardes silencio. Ya has causado demasiado alboroto— ella asintió antes de que le destapara la boca y suspirara profundamente. No importaba cómo se encontrase, Myoun siempre estaba de una forma u otra alterando sus planes.

—¿Qué es lo que buscas?— susurró ella curiosa queriendo participar también ¡era demasiado activa! Y lo peor de todo es que parecía que no tenía miedo hacia lo que pudiera pasar, incluso, charlaba con el demonio como si fueran amigos de toda la vida cuando lo primero que debería hacer era salir corriendo.

—Cuanto menos sepas, menos peligro correrás— aseguró poniéndose de pie moviendo una gran sombra unos metros más adelante que acabó por caer encima de algo y aprisionarlo. Se sintió el golpe contra el suelo, fue entonces, que salió pidiéndole a ella expresamente que se quedara allí, pero, la muchacha no tenía intenciones de perderse toda la diversión claro que no.

Abrió la puerta y lo último que esperaba encontrarse en aquella aula vacía, estaba allí. Una sonrisa socarrona pasó por aquella figura que residía en el suelo, forcejando con las sombras que lo aprisionaban.

—Buenas noches, hermanito— saludó a Jin dejándolo sin palabras ¿Cómo diablos había llegado hasta el?
  Espero les haya gustado el capítulo <3 Estamos llegando al meollo de la cuestión, así que se pondrá más hot el capítulo siguiente (?) Gracias por leer :D Pronto, haré el especial de dibujos, si los cálculos no me fallan —ni las ganas tampoco— estaré subiendo todo ya mañana o el lunes, veremos que sale (?)


Pasen un lindo día y tengan unas buenas noches :D

Bye!

4 comentarios:

  1. Ohh madre mía que interesante esta!!! 0____0!!! Pensaba que en el capitulo 10 te ibas a tomar un descanso ¡¡pero no puedes dejar a tus lectores con esta incertidumbre por dios!! Ya KAS dudas se aclararon jeje, osease que jin es quien la salvo xD y ella tannn inoportuna como siempre y tan hiperactiva también jaja, Saitou es guapo guapo pero... Jin con esa melenaza plateadaaaaa pufff!!! Me encanto como te quedo el dibujo, es verdad que se ve el hombro un poco raro pero vamos que sino lo dices ni me doy cuenta, te quedo guapetón guapetón *.*!!
    Gracias por compartir tu historia, mañana me paso a leer mas!! Que ya tengo ganas.
    Saludos y besitos <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me tomé el descanso (?) pero ahora, pasaré a publicar el siguiente capítulo y alguna que otra cosilla <3 gracias por seguir la historia y por la espera :D

      Gracias, me alegra que te haya gustado el dibujo :DDD yo aun lo veo sexy con hombro chueco y todo (???)

      Nos estamos leyendo <3

      Bye!

      Eliminar
  2. Hola!!, no conocía la novela hasta ahora, me tengo que poner al día que me parece muy interesante. Hasta ahora no conocía tu blog así que te sigo ya :), te invito a que pases por el mio también y que si te gusta te quedes en el.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! gracias por leer mi blog <3 ya me daré una vuelta por el tuyo. Me alegra que te guste la historia, ojalá te gusten los próximos capítulos :D

      Gracias por comentar <3

      Bye!

      Eliminar

¡Hola! ¿Cómo estás? Gracias por pasar a leer mi blog y agradezco que vayas a comentar. Me encanta leer sus opiniones.

Si quieres que dejar invitación para que pase por tu blog, pincha aquí.
Si vas a afiliar o dejar confirmación de ello, por aquí

Gracias por no hacer spam <3 Y si lo haces, ten presente de que borraré tu comentario por no estar relacionado con la entrada ¡Estás avisado!

¡Qué tengas un lindo día!

Bye!