viernes, 20 de enero de 2017

Tag literario

¡Hola a todos! ¿Cómo están? Espero que de las mil maravillas <3 Hace unos días vi este tag en el blog de Cyn y no me pude resistir a hacerlo, aunque hay una que otra preguntita que me ha hecho que me demore un poco más pensando en el tag, pero ¡finalmente está! Y me ha costado subirlo un poco más porque mi internet anda tomándose vacaciones también. Es un desastre la conexión. Usualmente, me conecto de noche porque tengo más tiempo, pero es cuando peor anda >.< y reclamar es inutil con la inoperancia de los que trabajan en las compañías de Internet, que la única solución que ellos conocen es 'reiniciar el modm' y ¡zas! Los problemas del mundo quedan resueltos así ¬¬ así que será esperar a que tenga una mejor señal. Ahora, aprovecharé antes de que me caiga de nuevo >.<

Como de costumbre, los invito a que vean las respuestas de Cyn en su blog El fantasma en mi tintero.

1) Tres libros que salvarías de una hoguera
Pues, si hay fuego en lo último que pensaría sería en los libros, para qué mentir. Primero los perros, la gata, el loro, el hamster, mi familia y de ahí, me queda tiempo y regreso por mi pendrive, que eso no se puede quemar ¡mi vida de escritora está ahí! Entonces, sí, rescataría tres libros. En realidad, me gustaría llevarme la colección de todos, que entre los mangas, los comics y los libros, no sé qué salvaría. Probablemente, moriría calcinada antes de decidirme :,D

2) Coloca una foto de tres actores que personificarían bien a tus personajes
¡Esta es la pregunta que me puso a cuadritos! Nunca pensé qué actores podrían interpretar a mis personajes. Usualmente, los dibujo, más, vamos a hacer un intento, aunque no sé qué tal salga todo. Y creo que a pesar de que busqué mucho alguno que se asemejara, como que no he terminado completamente satisfecha, así que me saltaré la pregunta (?).

3) ¿A qué mundo de la literatura te gustaría ir?
Pues, me encantaría estar en algún mundo de Tolkien, como ya había dicho anteriormente, aunque como para variar, me jugaré con una novela ligera que me ha encantado. Re:ゼロから始める異世界生活 (Re: zero kara hajimeru isekai seikatsu —Re: Vivir en un mundo diferente desde cero—) de Tappei Nagatsuki, que trata la historia de un chico que es transportado a un mundo donde la magia reina. Brujas, gatos que hablan, demonios y un sistema bastante complejo, aunque sí, está lleno de clichés, pero están muy bien llevados y eso, no se lo discute. Además, la pluma de Nagatsuki es preciosa.



4) ¿Con qué personaje de la literatura tendrías sexo candente?
Con Fantasma de El alma del vampiro de Poppy Z. Brite. Es a quién adoro con toda mi alma de ese libro <3 Es generalmente tranquilo, pero se nota lo apasionado que es el personaje y que a pesar de que es Steve quien siempre grita y actua sin pensar, Fantasma tiene un caracter tal que no le hace falta levantar la voz para hacerse escuchar. Es maravilloso <3

Y mencionaré otro, que es Petros Orcini de Trinity Blood de Sunao Yoshida <3 es parte de la inquisición y aunque se muestra como un tipo sin alma, es una ternurita. En la novela, se nota mucho más esta personalidad. Además, sobrevivió al ataque directo de un tanque, es razón suficiente (?).

5) Tres libros que quemarías con tus propias manos
Me parece un desperdicio de fósforos quemar libros. Hay algunas sagas que son terribles, al igual que libros que han salido últimamente, que hay mucho libro comercial, no quiero dar nombres, porque son muchísimos, en especial, los de opinión. No estoy en contra de la opinión, pero llegar a hacer libro de opinión de opiniones me parece exagerado —sobre todo en política que es lo que más se ve— y algunos, hasta son una refutación de la opinión de otro, que parecen más una discusión hecha papel que literatura. Le harían un bien al planeta si los reciclaran y les dieran un uso.
6) Tres autores con los que te gustaría conversar (muertos o vivos)
¡Mario Benedetti! Cuando leí de su muerte me sentí mal. Desde que me había llegado uno de sus libros a mis manos, tenía unas ganas increíbles de tener una charla con él, un café y hablar sobre lo que sea. Me encantaba y en sus entrevistas hablaba con tanta alegría, con esa picardía que no perdió a través de los años. Me encanta, me encantaba su sencillez y su prosa y verso. Hasta la fecha, lo admiro.

Alejandro Dolina que es uno de mis grandes amores. Aunque tuve la oportunidad de verlo, me encantaría tener una charla larga con él. Y en Mayo creo que es, vuelve a Tucumán <3333 y yo que salto en una pata porque podré ir a verlo de nuevo.

Sakurai Atsushi, como saben, es otro de mis grandes, grandes amores. Hace música y poesía de manera increíble y estoys segura de que si sacara una novela, me la compraría sin dudar *^* que su libro de poesía es bello. Su forma de pensar, de cantar, de ver el mundo. Hasta sus gatos, que se le nota que tiene un amor inmenso por ellos —aunque no sé qué tan bien me vaya con este hombre, que yo soy especial para ponerme nerviosa en los momentos menos indicados—. Me encantaría saber más de él en ese aspecto, que de su vida personal suele hablar bastante, incluso, de su caótico pasado.

Aunque quizás, obvie un poco la charla (?)



7) Tres autores de Wattpad que te gustaría conocer y por qué
Polillas: me encanta como escribe y la temática de la que va sus obras. Me parece una persona muy interesante por sobre todo.

Dyzthe: tiene una sola historia publicada, más es un precioso fanfic de Orgullo y prejuicio, uno de mis libros favoritos. Sólo por eso, ya se ha ganado un puestito aquí.

SkyDWangel: ¡Le gusta Supernatural! Y sus historias giran en torno a lo sobrenatural, aunque la mayoría son fanfics, que es lo que más leo en Wattpad. Muy interesantes por si quieren pasar a leerlos.

8) Fetiches que has incluido en tus historias
Pues, los que me leen seguido saben que los sueños son algo que uso de manera recurrente —partamos del nombre del blog nomás (?)—, aunque la magia es otra cosa que también suelo involucrar mucho en mis relatos, aunque intento abarcar varias cosas o introducir nuevos elementos en mis historias. El fuego es algo que uso mucho, no sé, me gusta y aunque no lo tenga planeado, surge xD

9) Un libro que te hiciera reír mucho
Días de perros de Gilies Legardinier. El libro está lleno de momentos absurdos, muchísimos y eso es algo que me encanta. Andrew Blake decide desaparecer y acaba trabajando de mayordomo en un campito en Francia después de dejar Londres. Los personajes son de los más variopintos y excéntricos ¡es una pasada! Muy divertido, hay muchos malentendidos que dan lugar a muchas situaciones cómicas y repito, muchos absurdos, el mejor, el gato Mephisto del que Andrew quiere hacerse amigo. Me encantó <3

10) Un libro que te hiciera llorar mucho
Por regla general, si el libro trata de perros, lloro. Generalmente, todas las historias perrunas que he leído me han llegado al corazón y he llorado como Magdalena. Uno que conocí por una película de Viggo Mortensen fue La carretera de Cormac McCarthy y es una verdadera lloradera. La película es fuerte, el sentimiento desolador que transmite el libro gracias al colapso de la civilización y del padre que está dispuesto a todo por salvar a su hijo es brutal, así, sin más, brutal. El libro es crudo a más no poder y con la sequía, la extinción de las plantas y los animales, tienen que defenderse de los caníbales y sólo cuentan con dos balas, mientras intentan sobrevivir —para mejor, el padre está enfermo— y a pesar de eso, se niega a quebrar sus principios para que su hijo no lo vea matar. El libro es terriblemente triste, pues, no hay una sola página en donde no sientas el desasosiego de los protagonistas y la incertidumbre de si van a salir con vida o no.

11) Tres títulos de libros que te fascinan

La niña que iba en hipopotamo a la escuela de Ogawa Yoko. La verdad, con un título así, me lo leí de una sentada. Y lo maravilloso de esta autora es que tiene un gusto por lo onírico y lo surreal que me fascina. El libro es de una niña asmática que tiene que ir a vivir con un familiar para poder estudiar. Es una belleza el libro <3

Los hombres que no amaban a las mujeres de Stieg Larsson. En realidad, adoro los títulos de toda la trilogía Millenium, que más allá de que la trama me atrapó, los títulos tienden a llamarte a que los leas. Éste y La chica que soñaba con una cerrilla y un bidón de gasolina me encantan.

Lo que más me gusta es rascarme los sobacos de Fernanda Pivano y Charles Bukowski. Amo a este hombre, veía la vida con un sarcasmo y una crueldad, impresionante. El libro es precisamente, la entrevista que tuvo con él y que habla de todo sin tapujos ¡una maravilla la forma de expresarse de este hombre!.

12) Tus libros favoritos de Wattpad y por qué

Hija de Hades: es un libro que maneja muy bien la mitología griega y agrega además, otros mitos. Me ha encantado, además, se lee rápido.

El laberinto del vampiro: A decir verdad, este libro lo empecé a leer en Fanfic.es pero, como siempre hay problemas ahí, cuando lo vi en Wattpad, no me resistí y lo volví a leer. Es precioso, una chica ciega, un laberinto y un vampiro, con eso, tiene todos los ingredientes para hacer una historia única.

Death Love: Pues, siendo sincera, empecé a leerla porque en el reparto salía mi queridísimo Sakurai <33 La empecé leyendo en Facebook y me enganchó, que tiene de todo la historia ¡hasta vampiros!

13) Personajes de Wattpad que te encantan

Siento que hay preguntas bastante repetitivas, pero va:

¡Rayita! Sí, sí, así se llama el personaje. No sé si alguna vez se habrán topado con alguna historia del chica/o protagonista y tú, algo que se ve mucho en los fics de Wattpad donde es el lector el que acaba de protagonista y pareja con su personaje favorito. Pues, esta autora, fue mucho más allá de eso e hizo a Rayita (porque usualmente, es una raya ____ así para que pongas tu nombre en él) sea la protagonista y me encantó. Está lleno de los chiclés tipicos de la rayita, pero como es la realidad, nada de eso sirve. La historia es muy divertida y dinámica. Aun está en proceso, pero si quieren verla, pasen por Querida Rayita, esto es la vida real.

Klaus es otro personaje que adoro. La verdad, es que ha tenido una evolución increíble la historia, que está llena de sangre, dolor, tristeza y algún chistecito para sacarte de ese delirio oscuro en que la autora nos sumerge. Es una delicia. Pueden verlo en Cazadores de vampiros.

Lucifer. La verdad, es que como dije antes, llegué a esta novela porque Sakurai Atsushi estaba en el reparto de actores y bueno, yo deliro cuando veo a Atsushi en algún lugar *^* así que entré a leerla sin dudar, más cuando lo vi en Wattpad que la había encontrado por un grupo de Facebook. Y la verdad, es que la historia es preciosa, la lucha de Dios y su ángel favorito por una de sus obras que se escapó de sus manos es preciosa. Eso sí, el último capítulo sobra y mucho, pero el resto de la historia es bellísimo. Pueden leerlo en La princesa del Infierno.





Y bueno, sigo mucho fanfic, así que son personajes conocidos, que los de Supernatural son los que más me gustan y de los que más sigo XD Aunque hay algunas historias interesantes sueltas, por ahí, también por aburrimiento busco alguna acorde a mis gustos, más, no voy a llenar todo esto con ello, ya que tengo otra sección para la recomendación, así que iré cerrando por aquí nomás.

Espero les haya gustado y si quieren hacer el tag, avisen así me paso a chusmear sus respuestas.

¡Se cuidan! Pasan una hermosa noche y un bello día <3

Bye!
Leer más...

jueves, 19 de enero de 2017

Relato juevero: Música

¡Hola a todos! ¿Cómo están? Me reintegro a la convocatoria que llevaba un par de jueves sin dar señales de vida. Y estaba a punto de no hacerlo hoy también que el tema es bastante complejito. Los invito a pasarse por el blog de San Y nacimos casualmente a que vean la propuesta y lean a los demás participantes.

El tema de la semana es darle un nuevo significado a la palabra tutoría, un nuevo enfoque de los tutores y tutorías. ¿Fácil, no? Pues, a mí me costó bastante. No fue hasta llegar a casa que tuve la idea, que la venía maquinando desde el lunes y nada.


Música

—Si sabes entender esta partitura, sabrás entender la vida— le decía la abuela dejándole una hoja de ejercicios para practicar frente al piano. La muchacha nunca entendió qué es lo que quería decir la abuela. Locura de viejos, decía para sus adentro y comenzaba a practicar. Mano derecha, mano izquierda. Ambas manos.

Pasaba horas frente al piano porque para ser el mejor, hay que ser constante, practicar mucho y ser el peor durante algún tiempo hasta progresar e ir puliendo errores.

En cuanto terminaba con una, empezaba otra hoja de ejercicios de la a abuela con la misma frase en mente. No llegaba a entender qué tenía qué ver la música con la vida.

Un día, llegó al piano y no encontró la partitura de siempre. La hoja pentagramada que le escribía a diario no estaba, más, había una carpeta allí. Volteó a ver a su alrededor, como si fuera algo que no debiera hacer, abrió la carpeta y encontró una hoja escrita dentro de ella.

La vida es como la música. La música está dividida por tiempos. La vida también. Los compases son las personas y momentos que están con nosotros. Cambian, a veces se mantienen, a veces se modifican ligeramente o se renuevan por completo. El tiempo es la etapa de nuestra vida, siempre cambia porque pasamos por diferentes etapas, aun día con día, como canción a canción.

Hay tiempos para el silencio, para el allegro, para el descrescendo, para el tempo rubato. Tendrás tiempos dolente o espressivo, con forza, incluso, llegara el momento que la única solución será la fuga. Tendrás que andar a coro, pero tendrás tu solo y tu brillante también.

No todo siempre es gaudioso pero vale intentarlo, aunque el melancolico te llame de vez en cuando. Hay tiempo siempre para el pianissimo o el fortissimo, aunque no sucedan simultáneamente, aprenderás a que todo sucede porque es parte de una obra maestra más grande, incluso el pietoso, que hará que aprecies más el gaudioso.

Si sabes entender esa partitura, entenderás la vida. Entenderás que tú puedes dibujar esa hoja pentagramada, decidir los compases, casi en su mayoría, recuerda que una vez tengas el tiempo, es cuestión de adaptarse y no de elegir, pero de saber lidiar con ello hasta el final. Porque la coda debe ser magnífica.

Entiende la música y entiende la vida. Piensa que incluso, un acorde roto puede formar un arpeggio hermoso.

Toca siempre con brio, con amore, con dolore, con spirito. Que todo el conjunto, formará una hermosa obra hasta el final.

Terminó de leer la nota y la guardó.Curiosa forma de ver la vida, pensó. Sin darse cuenta, estaba sonriendo al terminar de leerla, más, había otras hojas detrás de esas que no notó por concentrarse en la carta. Se sentó y las colocó al frente comenzando a tocar el Allegreto en C menor D. 915 de Schubert pensando que la vida era una hermosa canción.





Por si no lo conocen —o no lo recuerdan— les dejo arriba el allegreto por un maravilloso interprete que después de Clayderman, Paul Lewis es uno de los pianistas que más me gusta.

Espero les haya gustado.

¡Se cuidan! Y pasan una maravilloso día y unas buenas noches.

Bye!
Leer más...

martes, 17 de enero de 2017

52 días de reto: día tres

¡Hola a todos! ¿Cómo están? La verdad, es que me duele la cabeza y tengo el cansancio acumulado de todo el día, pero escuchar el entusiasmo de Dolina en el program me motivó a escribir algo hoy, que no quiero irme a dormir sin publicar nada, así que sigo un poquito con el reto y ya retomaré el otro que tengo en curso, quizás, mañana publique algún capítulo de mis novelas.

Día tres:  Imagina que eres un superhéroe con una gran fobia a la oscuridad, escribe un relato de superación.


Miedos infantiles 

Contaban con él. ¡Por supuesto que iban a contar con él! Era el único que tendría la fuerza, la habilidad y el poder de entrar y salvarlos pero era justo él quién no podía entrar. Los bomberos iban a tardar con sus máquinas, sin importar lo mucho que se apresurasen, pero estaban en aquella cueva, en aquella oscura y desolada cueva. Pero por sobre todo, oscura cueva. No se animaba. Había algo que hacia que sus sentidos se paralizaran y las palabras de los rescatistas y los curiosos que se habían acercado a ver los destrozos del alud más de cerca también se preguntaban porque el bueno de Valentino no se apresuraba a entrar y salvar a los que habían quedado atrapados dentro.

El oficial de policía lo apuró, pero tampoco fue suficiente para hacerlo reaccionar. Se quedó viéndolo todo. Probablemente, si le hacia espacio a la policía y los bomberos… No, corría el riesgo de un derrumbe dentro de la cueva y ellos no podrían hacer nada si eso sucedía: el tenía la ventaja de sus poderes.

Levitó cruzado de piernas, pensando la forma de salvarlos sin tener que entrar, meditando el medio murmullo estrepitoso de la gente que lo rodeaba.

—¿Este es el asombroso Valentino? Es sólo un cobarde— espetó un niño que no tendría más de diez años. Un policía quiso contenerlo y acabó por recibir un puntapié en la canilla mientras el niño se metía por un hueco que había visualizado, perdiendo todo contacto con el mundo exterior.

Valentino intentó detenerlo. Lo siguió rápidamente, penetrando el muro de piedras, quedando lleno de yesca. Su cabello negro se vio aclarado por el polvillo  cuando se dio cuenta, estaba dentro de la cueva. El impulso de salir corriendo, volando y desaparecer lo atrapó por completo. Estaba oscuro, se sentía tenso maltrecho. Se dejó caer al suelo, ovillado en un ataque de pánico.

Estúpidos poderes, que si no fuera por ellos, nadie lo estaría presionando para estar ahí dentro. A veces, deseaba haber nacido como cualquier persona normal, sin tener que estar al pendiente de todo, sin tener que estar pasando por todo eso.

Cerró los ojos con fuerza, haciendo que los pliegues de los mismos se intensificaran, aunque no había nadie que los notara y nadie más que él tuviera la vista agudizada como ver a través de la penumbra.

Era un cobarde, efectivamente. No podía hacer nada ante una situación en la que lo necesitan ¿cuántas personas había ahí dentro? Dos, tres cuatro, diez, veinte. ¿Cuántas personas dependían de él y sólo de él para volver a ver la luz? Quizás, y si no se apresuraba, tan sólo iban a morir dentro, fuera por estar heridos, por la asfixia, por un derrumbe, por el olvido.

Se arrepintió de ello y les pidió perdón en silencio, sin salir de su patética postura. Se sentía estúpido, pero sería un estúpido vivo. Sólo su respiración rompía el silencio hasta que el grito del niño lo acompañó.

Se puso de pie de un salto, elevando sus plantas del suelo, mirando a lo lejos: seguía oscuro. Se le puso la piel de gallina y se insultó internamente. Su conciencia no iba a ser buena con él ni en un momento como ese. El grito se repitió y sin poder hacer nada más, cerró los ojos y pensó en su lugar feliz. No iba a mirar, no iba a mirar. No iba a mirar. No. No. No podía mirar o el poco valor que había llegado a juntar del interior de sus entrañas iba a esfumarse como se esfumaba su respiración a cada segundo. Se había dado cuenta de que estaba conteniendo el aliento a medida que avanzaba en el estrecho camino que había dejado la tierra. Se detuvo y tomo aire, usando su audición para encontrarlos, no abriría los ojos hasta llegar afuera. No abriría los ojos hasta llegar afuera. Se repetía eso como un mantra como si fuera capaz de darles las agallas que había perdido.

Y mientras volaba en busca de las victimas, pensaba en otras cosas, por ejemplo, su nombre. Debía tener algo en qué pensar o de lo contrario, iba a salir disparado en la dirección contraria. Valentino. No era su nombre real, por supuesto, era el pseudónimo que le había puesto su mejor amigo cuando decidió que iba a ayudar a salvar a las personas, de lo que fuera. Valeroso y honorable, eso era Valentino, dos cosas que él no era en lo absoluto y de las que no podía hacer gala.

El grito se oyó con más fuerza, poniéndolo nervioso, pero estaba cerca, podía oírlo.

Llegó hasta el final del camino, donde había un nuevo desprendimiento, por eso había gritado.

—Cúbranse lo mejor que puedan— les pidió a los que estaban del otro lado y destruyó las piedras, haciendo una polvareda importante por los restos y la tierra. Había cuatro personas allí. Una mujer y tres niños, uno de ellos inconsciente y con una herida en la cabeza.

Y aunque se había dicho que no iba a abrir los ojos hasta llegar afuera, cuando sintió el desprendimiento, no pudo evitarlo, llenando nuevamente su vista de aquella densa oscuridad.

Tragó duro y miró a su alrededor, sintiendo una mano cálida que lo tomaba y le daba las gracias por haber llegado allí a salvarlo. No lo había visto por concentrarse en la niña, pero la mujer tenía la pierna cortada desde la pantorrilla al tobillo, razón por la que no podía moverse y se veía bastante pálida.

La tomó en brazos y le pidió a los niños que se subieran a su espalda y se sujetaran lo más fuerte que pudieran para salir de allí. Ellos obedecieron.

De pronto, el camino hacia el exterior no fue tan terrorífico como había sido al entrar, quizás, por estar acompañado o por haber visto la mirada del sufrimiento en el rostro de aquella madre. Se sintió más estúpido al poner los pies en la tierra y dejar a los damnificados para que recibieran atención médica. 

Miró por sobre su hombro el agujero por donde había entrado y por donde habían salido. La mano del niño que antes lo había insultado, se posó una vez más en la suya y le dijo una palabra que no esperó oír de ninguno de los presentes: gracias por salvarnos.

Y él estaba a punto de decir lo contrario, pero el niño había llegado tan rápido como se había ido, con esa energía tan propia de los infantes.

Valentino, por esta vez, fue salvado y no al revés. De pronto se había dado cuenta de que no valiente el que no tiene miedo, sino que, a pesar de tenerlo, enfrentarse a él, con la esperanza de vencer.








Espero les haya gustado.

¡Se cuidan!

Bye!
Leer más...

lunes, 16 de enero de 2017

Lectores otakus: Paprika

¡Hola a todos! ¿Cómo están? Había prometido que iba a intentar participar en más de una sección y aquí me ven, cumpliendo con lo dicho y les traigo una película preciosísima ¡Habla de los sueños! Así que no podía faltar. Ya la había hará varios y diversos años, pero me la volví a ver, por gusto y para hacer la crítica más gusto. Terminaré de releer el libro y seguramente, les traeré la reseña del mismo también que no tiene desperdicio alguno.


Nombre: Paprika (パプリカ)
Género: ciencia ficción, suspenso
Sinopsis: Tokita, un genio científico que ha logrado desarrollar una máquina para monitorerar, visualizar y compartir los sueños. Junto con las máquinas psiquiatricas, es posible que alguien más vea un sueño y lo modifique. Aunque esto empieza a usarse en la psicología,  antes de ser lanzados, tres máquinas desaparecen, desatando el caos en la vida o en los sueños.
Duración: hora y media
Libro y autor: Paprika de Yasukata Tsutsui
¿Dónde la veo?: Animflv



La película empieza con un sueño. El detective, uno de nuestros protagonistas, estará pasando por un momento de muchos nervios al tener un asesinato entre manos que aun no consigue resolver en sus sueños. Y este recuerdo reprimido le traerá problemas en sus sueños, que se verá en pocos minutos, metido en un problema tras otro y quién lo ayudará a escapar será una mujer pelirroja, que le contará sobre el funcionamiento del mini DC, un dispositivo que es capaz de compartir los sueños, esperando controlarlos y tener sueños lúcidos para así ahondar en los procesos de la terapia psicológica. El mismo, es un prototipo que aun no ha sido aprobado por el gobierno, que acaba desapareciendo.

Así, tres de nuestros protagonistas se embarcaran a la aventura de recuperar los tres dispositivos desaparecidos, que en malas manos, pueden causar estragos.

La película está tan magistralmente contada, que en los primeros minutos, no entenderán nada, pero estarán a gusto con todo lo que pasa y si son como yo, se verán con una maravilla tras otra.

Paprika es un delirio surrealista sin comparación alguna. Maneja muy bien el tema de los sueños, la realidad y un ligero terror psicológico bien mostrado por el Presidente, que es la pesadilla detrás de todo esto.





Con los tres mini DC desaparecidos, empiezan a hacer algo mucho más grande y peligroso de lo que pensaban hacer con ellos: empiezan a mezclar los sueños. Primero, son sueños implantados por medio de los Mini DC, o al menos, eso es lo que se dice desde un principio mientras la investigación avanza buscando al terrorista. El presidente  y Osanai, uno de sus ayudantes, han llegado a dominar el mini DC a tal punto que pueden fusionar la realidad con los sueños aun sin estar dormidos, algo que todavía, Tokita, el científico creador, no había llegado a perfeccionar del todo por ser peligroso ¡y vaya que sí lo es! Pero es absolutamente delirante y maravilloso. Y esto es otro punto a favor, que como pueden manejar el plano onírico a gusto ¿dónde es que realmente están?



El como avanzan entre los sueños y la realidad, porque la película maneja esto de las mil maravillas. Si buscan algo fácil de digerir, no es su película, empecemos por ahí, que aquí, nada viene digerido ni fácil de asimilar. Los cambios entre una escena y otra y las diferencias entre el mundo real y el onírico existen en algunas escenas, casi de manera invisible, que cuando ya creen que han logrado encontrar al terrorista.

Tiene sus momentos absurdos porque como todos sabemos, la lógica de los sueños es que no existe la lógica y la película tanto como el guionista, Kon Satoshi, explota al máximo esto, con grandes escenas y detalles ínfimos —que hay que prestarle atención—. Sin contar que el hecho de que hayan elegido hacer una película animada es precisamente la decisión más acertada de todos, pues, la animación y las escenas, tantos reales como oníricas se destacan muchísimo más por todo esto.

¿A qué nunca han querido hacer algo así? (?)

Lo maravilloso de Paprika no sólo reside en que está ambientada en mundos oníricos y que logran juntar los sueños de todos para volverse uno, sino, que además de todo eso, está contada con una confusa claridad que hace que no dejes de verla. 

Y tiene personajes de los más variopintos, incluso, un alter ego de la protagonista, Chiba Atsuko que es precisamente, Paprika.


Paprika y el Detective fueron dos de mis personajes favoritos, que son los que además de todo, le ponen la chispa que a la animación le sobra, entre los sueños y el internet —que tienen algunos encuntros por red también, dando intersantes temas de qué hablar—.

¿No cree que los sueños e internet se parecen en realidad mucho? Ambos son zonas donde afloran las conciencias reprimidas.
La película no solamente nos deja una temática y una trama abordada de manera genial sino, grandes citas muy profundas contadas con una sencillez que da gusto verla.
A muchos no les gustó el final. Personalmente, es una de las cosas que más me ha gustado de toda la película. Està presentado de tal forma que dice 'Ha sido un sueño ¿no?' y te queda la duda de si lo ha sido o no. Personalmente, esto es sublime.

También nos queda la relación de Chiba y Tokita. En la película, la ponen muy a vuelo de pájaro, ¡bah! La película no estaba apuntada al romance, pero es un punto importnte en el libro y es, como ya verán, la forma en que Atsuko se libera al aceptar en el mundo onírico o quizás, el real, que ella está enamorada de Tokita. No nos olvidemos que Paprika es su alter ego, todo lo que ella no es el mundo real, por lo que al confesarse, se deja llevar. Es ahí cuando ella ya no necesita un avatar y puede hacer todo por su cuenta.
La realidad viene de la ficción


En resumidas cuentas, Paprika es una mezcla de locura y genialidad que no se pueden perder.

Como dato extra, les cuento que ésta fue la película que inspiró Inception u Origen, como quieran llamarla, que protagoniza Di Caprio, así que si esa les gustó, ésta, les va a fascinar.

Espero le den una oportunidad que no se van a arrepentir.

¡Se cuidan!

Bye!
Leer más...

domingo, 15 de enero de 2017

52 días de escritura: Día dos

¡Hola a todos! ¿Cómo están? Voy progresando y ya voy por el segundo día. De paso, aprovecho a sacar varias ideas que tengo en el tintero que no llegué a usar en otros retos. Y ahora, a petición de Demiurgo, usaré alguno de sus personajes para el reto de hoy. 

Siendo sincera, este es el tipo de retos que no se me da bien, así que será verdaderamente todo un reto al no acostumbrar a hacer escenas de este tipo, pero probar no cuesta nada ¿no?

De paso, los invito a pasarse por el blog de Demi y leer sus historias, que seguro que les gustan y ninguna los va a dejar indiferentes <3 Pueden pinchar aquí.

El personaje que yo elegí es Letania y si quieren leer algo de ella de la pluma de Demiurgo, los invito a pasarse por este link.


Día dos: Describe una escena sensual con una pareja que termina desnuda en la barra de un bar.




El triunfo de la muerte

Ella no estaba en ninguno de los dos mundos. Era una banshee pero había sido criada por humanos, por lo que no encajaba en el mundo de las hadas. Pero había sido criada por humanos, más, era una banshee, por lo que no encajaba entre las personas. Incluso, era del peor tipo de hadas que podía existir: aquellas que auguraban la muerte. Incluso, hasta en sueños podía surgir aquello, razón por la que había decidido vivir sola. Así, evitaría que eso sucediera. Pero aquella vida solitaria no era lo que ella quería. 

Letanía tenía mucho de sí para dar. Quería ser feliz, quería que la gente no le temiera y por sobre todo, ella quería darse una oportunidad para eso. Pero era una Banshee, así como todo el mundo le temía a ella, ella temía que alguna vez le tocara anunciar la muerte de alguien amado. Y eso le había costado todo su posible círculo social.

Salía a pasear, caminaba entre la naturaleza, se quedaba con los animales, pero hacía tiempo que no salía a encontrarse con personas, salvo alguna visita esporádica. Pero estaba algo cansada de ello. Era un impulso tonto, que quiso reprimir, pero no lo hizo y cambió el camino que solía tomar todos los días, aventurándose a un sitio nuevo. Decidió que hacerlo una vez no le haría daño.

Pero se perdió. Aquella zona no tenía indicios de nada. Y el cielo estaba nublándose como para encontrar la vuelta a casa. Podría simplemente volver sobre sus pasos, pero todo le sonaba exactamente igual, sintiéndose abatida. Caminaría hasta encontrar el camino. En cambio, acabó encontrándose con un hombre.

La invitó a pasar por su casa, que no estaba lejos, a que descansara que luego, él podría llevarla de nuevo en su camioneta.

Letanía estuvo a punto de rechazar su oferta, pero había hecho eso precisamente para obtener un momento, un día para charlar con alguien. Y eso fue sucediéndose con los días. Las charlas, los paseos, las comidas compartidas. Todo. Incluso un pan insulso sabía mucho mejor cuando comían juntos. Y aunque ella se reprochaba su actitud, había entablado una amistad tan linda con Baldassare que no quería volver a sentirse sola en su casa y por una vez, había pensado en ella de manera egoísta, casi como humana.

Salieron juntos a un festival, se divirtieron con la música, los juegos y hasta con la cata de vinos, llegando bastante picados a su casa. Pero aún estaban con ánimos de celebrar un poco más por la divertida tarde, así que acabaron en la barra de la casa de Baldassare. La casa era grande, era más bien, una mansión, aunque ella nunca había reparado en ella y ahora, con un par de copas encima, mucho menos todavía.

—Lety, prueba éste— le dijo abriendo una botella de vino. Una botella delgada y oscura, que dejaba caer una bebida oscura y reflejos entre rosas y borgoñas en la copa de boca de ancha. La muchacha sonrió y al acercarlo, sintió el olor de las hierbas del vino y lo probó mientras él la observaba.

Lo probó y como si eso hubiese sido un incentivo, se puso de pie y se inclinó sobre la barra, quedándose más cerca de él, con aquella madera como lo único que los separaba. Había sido el alcohol, lo bien que se llevaban o su apremiante soledad la que estaba detrás de todo ello, pero no se contuvo en lo absoluto y ninguno de los ignoró el deseo de nacer de aquel beso.

No supo en qué momento estaba sobre la barra y sus ropas maltrechas sobre su cuerpo, estorbándoles. Jamás había sentido esas ansias porque todo ocurriera como ahora le estaba sucediendo. Y aunque en otro momento hubiese escuchado a la voz en su cabeza que le decía que no debía hacer las cosas, que no era correcto, y un montón de excusas que ella misma se ponía para no disfrutar, había decidido que era momento de silenciarla o cuanto menos, ignorar a su conciencia. Y así lo hizo.

Quedaron desnudos, cubiertos por un abrigo largo al lado de la barra del bar. El corazón le latía a mil por ahora, su cuerpo se cubría de una fina capa de sudor y una sonrisa ensanchaba sus labios, aun sin mirarlo, sólo sintiendo sus respiraciones al unísono.

Pensó que eso no debía hacerlo, pero después de eso, poco le importó. El miedo que ella había sentido anteriormente, había desaparecido en ese momento como si alguien lo hubiese absorbido, pero ahora que sus neuronas volvían a funcionar casi, con plena lucidez, la incertidumbre la rodeaba.
—Debo decirte algo— dijo seria.

—No me digas que eres homosexual— le dijo rodeándola con un brazo, haciendo que su expresión se relajara.
 
—No, no es eso— e hizo una pausa levantando la mirada —soy una banshee—

—Oh, era eso— dijo restándole importancia, dejando helada a Letanía al ver y escuchar su reacción. Pensó que quizás, no sabía qué era una banshee, era probable, usualmente, las conocían como hadas, ignorando las diferencias que había entre ellas, pequeñas, a veces, pero fundamentales —ya lo sabía—.

—¡¿Pero cómo?!—

—Soy un Dagda— pero eso no le dijo mucho a ella —algunos creen que soy un dios, realmente, soy un elfo que sirve a una deidad, como muchos otros. Me encargo de llevarme las almas y de traer de nuevo a los que aún no le ha llegado la hora—.

No supo si el frío que sintió era por la falta de su ropa o era por aquella revelación. Ella jamás se había dado cuenta. Pensó que podría ser estar tan acostumbrada a los humanos. Lo miró y sonrió: la vida y la muerte juntas. Pero no le dio más vueltas al asunto, sólo no quiso volver a sentirse sola. Sólo quiso quedarse así con Baldassare hasta que la madrugada los separase.



Bueno, espero que les haya gustado y haber llegado a plasmar bien los sentimientos de Letanía, cosa no menos sencilla. Pensaba hacer un cuento corto, pero cuando me di cuenta, me quedaba tanto en el tintero que tenía que escribirlo.

¡Se cuidan! Pasan una hermoso día y una bella noche.

Bye!



Leer más...