jueves, 23 de febrero de 2017

52 días de reto: día trece

¡Hola a todos! ¿Cómo están? Sigo con el reto. Y ahora, me toca hacer un relato con una noticia actual.  Y es complicado con las noticias locales que no varían de violaciones, robo, asesinatos y la incompetencia de la injusticia. Así que para ir por algo un poco más alegre —o al menos, diferente— Santiago Ponzinibbio le ganó a Nordine Taleb en la UFC —para quienes no tengan idea de esto, es la empresa más grande a nivel mundial de artes marciales mixtas, es decir, boxeo, judo, lucha, sambo, karate, judo, entre otras disciplinas de combate—. Por si les interesa leer la noticia, los invito a que pasen por aquí.

Día trece: Escribe un relato inspirado en una noticia que hayas leído esta semana.


Octágono 

Quince minutos era todo lo que necesitaba para al fin arreglar aquella disputa que siempre habían tenido ¿Quién de los dos era más fuerte? Beck y Sammuel eran grandes amigos, pero dentro del octágono se volvían grandes rivales y ahora, podrían resolverlo, ya que había llegado el momento en que ambos competían.

Beck dominaba el Jiu jitsu, kick boxing y boxeo; Sammuel el yudo, boxeo y lucha libre. Más, podrían definir sus diferencias de manera imparcial los emocionaba, ya que darían lo mejor de cada uno para estar al nivel del otro. 

Llego el momento y entraron después de la inspección. Debían llevar el protector bucal y los guantes que indicarían a qué esquina pertenecía cada uno de ellos. 

La pelea estaba a punto de dar comienzo. El espíritu general del publico se podía palpar más, al saludarse y sonar la campana, Sammuel cayó sin que Beck llegara a tocarlo. El referí detuvo el combate que jamás empezó, más, Beck al ver la sangre que salía de su cabeza, tomó impulso y saltó el octágono, corriendo hacia las escaleras que llevaban a los pasillos, sólo podía pensar que alguien había atacado a su mejor amigo y que tenía que atraparlo. Se hizo paso entre el público, entre la seguridad y el equipo que estaba en el estadio, todos, pero no llegó a alcanzarlo, habiendo corrido tanto como pudo para poder dar con el atacante.

Sólo llegó a la entrada, encontrando chaqueta abandonada en el suelo, con el murmullo en sus oídos, el ruido del disparo camuflado entre los gritos y la ambulancia que intentaba llegar tan rápido como pudiese.

Tanto aquella oportunidad como la vida de Sammuel se había esfumado en tan sólo un instante, en frente de sus ojos, tan rápido como se escapaba el aire de sus pulmones.

Se sintió abatido. La competencia había sido suspendida y él se había ido de allí sabiendo que había dejado algo más, una parte de sí en el octágono. Pero también se había llevado algo que le decía que no iba a poder estar tranquilo hasta que encontrara a su asesino.







La verdad, me empecé a interesar por las luchas con 100% lucha, programa que veía mi padre los domingos y me enganché con las competencias de Vicente Viloni y bueno, de ahí fui viendo otras disciplinas de luchas pues, me gustó y tuve a un personaje en una novela —que es parte del relato—, por lo que, como saben, yo me informo para después ir a mi bola, pero me informo antes que es lo que cuenta (?).

También surgió mi amor por La Federación de Lucha de Pulgares, una cosa muy random de lucha también, pero con pulgares, ¿A qué viene todo esto? Y a que no pude sacarmelo de la cabeza mientras escribía el relato —que imaginé todo narrado con la voz del Coronel Cosaco XD—, así que les comparto un video de ellos.


Espero les haya gustado <3

¡Se cuidan y pasan una hermosa noche!

Bye!
Leer más...

Tag: Conóceme mejor

¡Hola a todos! ¿Cómo están? Yo tengo un terrible esguince en el tobillo, que me torcí cuando iba en el colectivo. No sé qué iba haciendo el chofer, pero pegó una frenada de golpe, me golpeé el pie y para mejor, el hombre que estaba detrás mío me cayó encima, así que fue doble el golpe. Ya para cuando llegué a destino —porque encima, tuve que hacer todo el camino de pie— y me vi el pie, tenía el tobillo super hinchado >.< así que me las tuve que apañar para conseguir algo bien frío para ponerme al pie —que para mejor, hizo bastante calor hoy, así que no conseguía nada lo suficientemente frío para ponerme, que parecía que todo estaba recién puesto y yo tampoco podía andar mucho >.<— y ya, me quedé esperando a que llegara mi amiga para acabar volviendo a casa —que había quedado encontrarme con ella—.

Pero vamos a algo más alegre. Hace unos días vi este tag en el blog de Mia y no me resistí a hacerlo, así que también, los invito a pasarse a chusmear sus respuestas. Y ya hace mucho que no hacía algo personal —que ando en muchos retos—, así que como para variar un poco de todo, les dejo el tag así puedan conocerme un poquito mejor.



1) ¿Qué llevas puesto? 
¡Qué pregunta! En este momento, una camiseta larga, bien suelta, unas bermudas y una bolsa de gel refrigerante en el pie.

2) ¿Color favorito? 
Creo que lo saben ya, pero para los nuevos, amo el verde <33 no hay color que me encandile tanto como ése.

3) ¿Último regalo que te han hecho? 
Una bolsa de gusanitos ácidos de gomita *^* amo las gomitas, son mis golosinas favoritas, más que el chocolate incluso, que si hay gomitas y chocolates, yo me quedo con las gomitas *^*

4) ¿Cuánto mides? 
Mido 1,86 m., gracias a eso siempre me insistieron en que sea modelo o jugadora de basquet, que era cosa de verme '¡Ay, qué chica tan alta! Vos tenés que ser modelo o jugadora de basquet'. Odiaba eso >.<

5) ¿Cuánto pesas?
Bajé 4kg, así que estoy ahora en 86 kg. Con llegar a los ochenta, voy a ser más que feliz, aunque el ejercicio no sea mi pasión, me estoy esforzando y haciendo lo imposible para no aburrirme de él >.<


6) ¿Algún tatuaje? 
No y no creo que alguna vez me lo haga. Le tengo pánico a las agujas. Siempre me han dicho 'pero si ni duele', y yo insisto: te clavan una aguja en la piel para inyectarte tinta —a veces, en zonas muy sensibles— ¿y no te va a doler? A mi me queda sensible y adolorida la cabeza después de ir al peluquero —que mi cuero cabelludo es muy sensible—, hacerme un tatuaje no va a ser un paseo al parque. Así que no, me quedo con las calcomanías de los chicles y ya (?)

7) ¿Algún piercing? 
Pues, yo tengo los agujeritos de los aros porque cuando nací, era común que a las niñas le hicieran al momento las perforaciones, mi madre acababa de salir de una cesarea, así que tampoco pudo hacer nada para evitarlo, de lo contrario, ella no lo hubiese permitido, y conociéndome, yo creo que ni si quiera los tendría, usaría de esos aros a presión o con imanes y ya —de hecho, estos últimos son mis favoritos que son super cómodos <3—

8) ¿Pareja de ficción favorita? 
Bien, tengo muchísimas, así que intentaré resumir lo más que pueda (?) Adoro a los Winchester, son el duo de hermanos más carismáticos y problemáticos de la historia y están jodidamente atormentados por su vida, pero siempre vuelven a estar juntos. Me encanta <3 además, el fandom siempre tendrá el Wincest (?)

Pareja romántica, creo que no existe pareja más perfecta que Kouji y Takuto de Zetsuai since 1989. Los adoro <3 Sí, lo sé, tienen a gustarme los personajes perturbados >.< pero es que son tan interesantes que es imposible ignorarlos.
Mulder y Scully de X-files, que vamos, son los maestros de la tensión sexual y además, un dúo único e increíble <3 
 
9) ¿Cuál es tu serie favorita? 
De momento no estoy siguiendo ninguna más que Supernatural —que a ellos los sigo religiosamente—, que es mi favorita entre mis favoritas <3
A veces engancho algún capítulo de The big bang theory, pero así, muy salteado, igual que de Agents of S.H.I.E.L.D. o de  CSI: Miami, que me encanta Horatio <333 pero tampoco es que esté prendida a la tele, es cuando está prendida y lo dan, sino, ni me acuerdo de ellos.

10) ¿Cuáles son tus bandas de música favoritas? 
Es una y creo que ya lo ven cantado desde el inicio: BUCK TICK <3 Amo a estos hombres, su música y sus recitales, que me encanta verlos en vivo —especialmente, los bailes de Atsushi e Imai <3—


Y el haber visto el último tour donde Atsushi sale usando ligas <3  creo que me dio algo en ese momento en que se subió el pantalón y mostró tener piernas tan lindas —y bueno, comprobar que vergüenza y timidez no tiene en lo absoluto XD—.
Amo la locura de este hombre <3

11) ¿Algo que eches de menos?
¿Algo? Pues, una cosa que me molesta mucho en la tecnología moderna es que nada venga con teclados ¡yo amo el teclado! ¿Por qué tienen que quitarlo? Sufrí horrores para cambiar de celular —porque el mío estaba viejito y estaba para jubilarse a la fuerza en cualquier momento—, precisamente, porque todo es táctil y no me termina de gustar. De hecho, tengo tableta pero le terminé comprando una funda con teclado porque me resulta muchísimo más cómodo, para mejor, los celulares son cada vez más grandes >.<, sí o sí debes llevarlo en el bolso porque en el bolsillo no entran o queda la mitad del celular afuera >.< adoraba el mío porque era chiquitito y tenía el tecladito </3

12) ¿Canción favorita?
Pues, yo no tengo una canción favorita, tengo cientos y no voy a nombrarlas a todas. Y como hago siempre cuando me preguntan de canciones favoritas, la que estoy escuchando ahora es de Jessica Toledo, Mi primer amor, que es un cover en español de First love de Hikaru Utada, una preciosa canción <3

13) ¿Cuántos años tienes?
 Tengo 25 años.

14) ¿Cuál es tu signo del zodíaco?
Pues, en teoría soy Aries, pero Luz —que le fascina todo este tipo de cosas—, me dijo que había una constelación nueva, no sé qué, no sé cuánto, todo el horóscopo cambiaba y yo en vez de Aries, soy Tauro —en realidad, las dos, porque ella cumple 27 de marzo y yo 9 de abril—. Así que siendo muy sincera, no tengo ni la más pálida idea de cuál es realmente mi horóscopo. Tienen mi fecha de cumpleaños, así que pueden ponerme el signo que quieran que tampoco me molesta (?).

15) ¿Cualidad que buscas en una pareja?
No sé si es una cualidad lo que busco. Yo creo que pasa por mucho más que eso como algo primordial que es congeniar, compartir puntos de vista y saber aceptarse el uno al otro. Hay cosas que van surgiendo y me gusta eso precisamente, me gusta conocer a las personas, que por ahí, hay cosas en las que discrepamos o que uno no espera y es justo quien te gusta —aunque debo decir que físicamente, me gustan mucho las barbas *^*

16) ¿Frase favorita?
Me fascina una de Alejandro Casona: 
No le pida nunca nada a la vida y un día, la vida le dará una sorpresa maravillosa.
Y una de Alejandro Dolina
Todo viajero es la mitad de sí mismo. No hay lugar en los aviones para llevar las cosas que lo completan. Esquinas, gestos, personas, vientos, olores, tapiales, saludos, colores y miradas no caben en las valijas.
Aunque, realmente mi favorita del negro es la que escribe al final de Instrucciones para abrir un paquete de jabón Sunlight
Es el gesto noble que lo salva a uno para siempre. Es el gesto que significa "atención, muchachos, que no me he olvidado de nada".
Cobra sentido precisamente en el cuento, más, me fascina.

17) ¿Cuánto tardas en prepararte por las mañanas?
Pues, depende de muchas cosas, —el humor, por ejemplo— como por ejemplo, cuánto me tome despegarme las sábanas de la cara (?) Si hay algo que no me gusta es levantarme por la mañana, yo soy bicho nocturno >.< Normalmente, demoro una media hora, así, muy pachorrienta, entre que me ducho, me visto y me  hago el café, que es lo más importante de todo (?).

18) ¿Alguna vez has participado en una pelea física?
Creo que no —salvo las peleas con los hermanos (?), si esas cuentan, sí, he tenido peleas físicas XD—.

19) ¿Razón por la que entraste a Youtube?
Pues, no estoy en Youtube (?) alguna vez subí un video para un foro pero con la cuenta de Gmail y ya. Nunca hice más nada.

20) ¿Miedos?
Cantar en público. Sí, he actuado varias veces en público y todo y es algo que me motivo mucho a hacer, porque a mí me da pánico enfrentar al público. Entonces, la mejor forma de superarlo es ponerme a hacer aquello que no quiero hacer. Recuerdo que la primera vez que lo hice, parecía que tenía parkinson de cómo me temblaban las manos. Aunque me pasa cantando, desconozco la razón, que esto de hacer cualquier otra cosa, me resulta mucho más simple que cantar. Ahora, me siento un poco más relajada y abro más los ojos al estar en el escenario —que ese fue otro de mis problemas, yo  cerraba los ojos y no veía  a nadie XD—, más, supongo que haciendo un esfuerzo, voy a poder llegar a cantar disfrutándolo al cien por cien. Sí, me gusta mucho más cuando canto y toco porque no tengo que mirar al público —como el piano se lo coloca de manera de quedar de perfil, uno levanta la cabeza y no ve al público, así que el encare es diferente—.

21) ¿Última cosa que te hizo llorar?
Anoche, que me quedé hasta tarde leyendo UnTOUCHable. Mi corazón no resistió tanto drama :,D Y la mirada de Jiho, tantos personajes tristes y todas esas cosas lindas que él decía, ah, me pasé hasta el capítulo 138 leyéndolo —aunque hoy subieron algunos capítulos a tumangaonline y me la volví a pasar mal—.

22) ¿Última vez que le dijiste a alguien que lo quieres?
Hace un rato a mi madre.

23) ¿Significado de tu nombre en Youtube?
Pues, mi nombre en Youtube es el mismo que aquí: Roxana B. Rodriguez, que no es otro que mi nombre y es que uso la cuenta de Gmail para todo. Si permite registrarse con Gmail y usar ese perfil, es seguro el que tengo XD

24) ¿Último libro que leíste?
Rampo: la mirada perversa de Edogawa Rampo. La verdad, es que la portada me encantó, que es sumamente retorcida como el mismo libro. Hay un asesino que empieza a matar porque está aburrido, mujeres que tienen celos de las muñecas, sueños que destruyen, científicos locos y voyeurs repulsivos. La verdad, no es la primera vez que leo algo de ero-guro (género japonés que se caracteriza por mezclar lo erótico y lo grotesco), más, este libro me ha encantado. Los seis relatos son fascinantes y repulsivos a la vez.


25) ¿Qué libro estás leyendo ahora?
El psicoanalista de John Katzenbach. La portada tenía dos ojos en un resplandor verde y decía 'Feliz cumpleaños, doctor. Bienvenido al primer día de tu muerte'. Me lo compré y hace un tiempo había empezado a leerlo pero mi madre lo fichó en mi habitación y se lo llevó, dejándome el libro a medias —como tenía varias lecturas, tampoco me molesté—, así que ahora que lo terminó, me toca seguirlo a mí.

26) ¿Última serie que viste?
Estoy intentando ponerme al día con The walkin dead. Tengo una especie de amor odio con la serie y la empiezo, la dejo, la vuelvo a empezar, la vuelvo a dejar. Ahora con Jefrey Dean Morgan en el elenco, me quedo. Aunque no soy constante con los capítulos, así que tampoco es que la mencione mucho XD

27) ¿Cuál es la relación entre la persona a la que le enviaste el último mensaje?
Amiga, ya se iba a dormir, así que quedó desearse buenas noches y soñar con los ángelitos o Atsushi (?), que tenemos gustos similares —por no decir idénticos (?)—.

28) ¿Última vez que besaste a alguien?
Cuando llegué a casa, que yo llego y si les doy un beso en la mejilla apenas cruzar la puerta, se quejan —yo llego a casa y los que más alboroto hacen son los perros, que saltan, gritan, bailan, lloran, un espectáculo completo (?)— y como se cruzan en el camino —que después de todo, es una manda completa—, siempre los saludo a ellos primero. Mi padre siempre se queja, dice que uno tiene que ser perro para que le preste atención (?).

29) ¿Última vez que te emocionaron?
¿Emociones malas puede ser? Porque yo quedé realmente mal después del esguince XD


30) ¿Sabor favorito de dulce?
El café, me encanta en dulce y en helado *^* aunque siendo más sincera, yo tengo muy buen comer y acepto cualquier tipo de dulce (?)

31) ¿Qué instrumento tocas?
El piano, algo de flauta y tengo nociones básicas de guitarra. Quiero mejorar en esta última y pasar al bajo, que me gusta mucho este instrumento.

32) ¿Pieza favorita de joyería?
Tengo un collar con un dije de dragón que no me quito. Adoro a los dragones <3 más, es el único accesorio que uso. Por ahí, cuando ando muy entusiasta o tengo muchas ganas, me coloco algún aro, sí, aros es lo más común, ya que anillos no llevo —enseguida me los quito y acabo perdiéndolos porque me olvidé donde me los quité—. Aunque hace poco vi uno que me enamoró y estoy pensando seriamente en comprarlo *^* el problema es que demora como dos meses en llegar, así que no sé si esperar o mandarlo a hacer —que mayormente, los hippies que trabajan en la feria, hacen trabajos bastante rápidos en plata y otros metales—.


33) ¿Último deporte que jugaste?
No sé si cuente, pero ayer hice marcha —ejercicios que tenemos en clase de canto para acostumbrarnos a cantar y caminar usando la técnica vocal—. Empieza la marcha lento pero cuando te das cuenta, ya le ha aumentado la velocidad y un ejercicio es más complicado que el anterior. Suena fácil, pero a la hora de la verdad —y cuántas más instrucciones tengas, que a veces, la profesora nos hace trampas para ver si prestamos atención o no—, se complica.

34) ¿Última canción que cantaste?
El choclo, en la versión de Julio Iglesias, eso en público. Ahora, en casa, estaba haciendo una adaptación al español de Coyote de BUCK TICK <3

35) ¿Frase favorita para ligar?
Pues, la verdad, yo nunca he ligado. Eso de ir conociendo gente y decirle algo bonito a ver si muerde el anzuelo no es lo mío, tampoco eso de encarar a primera vista y querer ir al instante por más. Las veces que he llegado a encarar a alguien ha sido porque ya lo conocía y me jugaba el todo por el todo, porque realmente me interesaba llegar a algo más serio. Aunque sí, usualmente soy yo la que se declara, una vez me tocó que fuera a la inversa, soy muy jugada en ese sentido. Yo apuesto a las relaciones serias, que pueden tener futuro, hasta ahora, nunca me he jugado por una calentura, que es donde termnan los ligues.

36) ¿La has usado alguna vez?
Pues, es que tampoco tengo una y no sé si exista una frase infalible para ligar tampoco. Creo que lo mejor es conocer a una persona, tener interés en ella y demostrarlo por sobre todo, que el cine fomenta el ligue y lo hace ver fácil o como que hay que insistir para llegar a algo, pero la verdad, eso de que te tiren un piropo o una cosa como esas, digan frases armadas y todo el chiche, no sé si sirva mucho cuando haya que poner las cartas sobre la mesa, por lo menos, nunca ha surgido nada de algo como eso, sí de otras situaciones.

37) ¿Quién debería responder a estas preguntas?
Todo aquel que quiera <3 Avisen así paso a leerlos.

Espero que les haya gustado el tag <3

¡Se cuidan! Pasan un bello día y una hermosa noche.

Bye!
Leer más...

martes, 21 de febrero de 2017

Luna solitaria

¡Hola a todos! ¿Cómo están? Sigo actualizando un poco todo y me quedó esta historia en el tintero. Les había dicho en el reto juevero que había hecho otra historia donde aparecía Regina Clamor, un personaje de Demiurgo —para quienes no lo conozcan, les dejo link en el nombre para que vayan a leer sus historias—. No la había publicado antes porque, como había dicho, me entusiasmé y me pasé por mucho del límite de palabras. Como había comentado que me gustaban varias imágenes —y Demi me había dado luz verde para usar más de una—, el relato contiene tres en total.




Luna solitaria 

—El polvo de estrellas irrumpe en la oscuridad para acompañar a la solitaria luna— la voz en off iba narrando la escena que se iba iluminando. En medio de aquella calma, Regina aparecía caminando y detrás de ella, una sombra oscura que la iba acechando sin que ella se percatase en lo absoluto. A lo lejos, la silueta de un hombre mirando al cielo la esperaba ansioso. 

—Sueña un instante y luego, dejemos de existir— escuchó ella voz grave haciendo que detuvieran la toma. 

—Esa línea no estaba en el libreto— dijo nerviosa, la voz había hecho que su piel se pusiera de gallina. Podía improvisar algo ¿pero así? Para mejor, la voz no le sonaba de ninguno de los otros actores o parte del equipo de producción. El director también temía que algún loco fanático hubiese irrumpido en el set, así que estaba listo para llamar a seguridad, pero todo sucedió tan rápido que apenas tuvo tiempo a pestañear. 

Al voltear para salir y encontrar ayuda, vio a los guardias de seguridad que entraron corriendo detrás de una adolescente que venía escabulléndose demasiado bien de ellos, aprovechando el ser más ágil, llegando hasta Regina que se dirigía hacia el punto oscuro del escenario, siendo detenida por la intrusa, que la tacleó tirándola al suelo en pos de protegerla. 

Holly, la joven que la había tirado al suelo, se incorporó rápidamente y sacó de su mochila, dejando al lado su muñeco, una madeja hecha nudos, echándosela al hombre que estaba escondido entre las sombras. Ella lo había visto entrar, pero el intruso había sido más hábil que ella para pasar desapercibido. Y lo único que tenía en ese momento era la madeja hecha para darse tiempo, se puso de pie con Regina incitándola a salir de allí, ese hombre no era cualquiera ¡era un vampiro! Y quería beber su sangre. 

Los guardias llegaron a atrapar a Holly, aprovechando ese momento y ya habiendo sido descubierto, el vampiro se lanzó hacia Regina. El estudio se vio envuelto en un gran caos de un momento a otro, pidiendo que llegaran más refuerzos que no podían con todos. 

La gente estaba alborotada, algunos que salían y otros que entraban, destruyendo parte del decorado gracias a eso. Regina era la que peor se veía al ver los afilados dientes del vampiro que estaban a punto de morderla a pesar de que intentaba poner resistencia. Gritó por ayuda, sus bien dotadas cuerdas vocales y la fuerza de su diafragma hizo que el grito saliera mucho más potenciado, haciendo cuanto menos, poner incómodo al vampiro.

Holly mordió al guardia que la sujetó y logró zafarse y, osada y estúpida como era, se lanzó encima del vampiro sin tener más plan que quitarlo de encima de Regina, quién aprovechó para alejarse a gatas, buscando con qué golpear al hombre ¡algo debía haber en el estudio! Más, no tuvo tiempo cuando escuchó el ruido sordo de un balazo en medio de todo aquel alboroto, cayendo Holly a un lado, quitándose el cabello de la cara para ver al frente. Regina había quedado cuerpo a tierra al pensar que podría haber alguien intentando matarla, que la idea no era tan descabellada como sonaba: era un imán para el peligro, justificado o no. 

—¡El señor remedio de la abuela!— Gritó Holly alegre al ver al cazador que sintió que se le heló la sangre cuando la vio. Nunca había tenido miedo de nada, hasta que aquella jovencita se había cruzado en su camino, habiendo logrado que sus cacerías se volvieran mucho más complejas, él, justo él que nunca fallaba en nada, con ella, todo le salía patas para arriba, había llegado hasta temer por su vida con ella rondando cerca. 

—Soy Bitter, no Biter1— le aclaró lanzando otro disparo intentando darle al vampiro que había saltado a una viga del techo. 

Hizo al lado a ambas mujeres esperando que desaparecieran de allí. Regina ni lo pensó pero Holly vio la madeja que le había tirado anteriormente y la tomó, atacando al vampiro con eso, casi dándole a Bitter y haciéndolo perder el equilibrio cuando quería llegar a alcanzar al vampiro, recibiendo una de esas miradas, que por suerte, no tenían el poder de matarla. 

—¿Y para qué es?— Le preguntó Regina curiosa volviendo por ella. No iba a dejar a la muchacha en medio de la pelea, que se le había complicado un poco más con su intromisión. 

—Para que el vampiro se detenga. Los vampiros si ven nudos, deben desenredarlos aun en contra de su voluntad. Demoran tanto que mueren de sed— le explicó Holly. 

—¿No suena un poco ridículo eso?— Le preguntó Regina, aunque había pasado por tantas cosas que podía creerlo también. Más, lo importante ahora era huir del vampiro y apenas vio que se venía hacia ellos, tomó a Holly del brazo y la arrastró con ella lejos de cualquier peligro. Lo más importante era ponerse a salvo, pero a medio camino, un reflector cayó frente a ellas, evitándoles el paso ¡casi las mataba! 

Bitter se vio en una encrucijada: le quedaba solo una bala, no podía fallar, que se le había caído el cartucho de repuesto cuando Holly había intentado ayudarlo. El vampiro estaba en la esquina, no había escapatoria más que abajo y pensó que no era lo suficiente tonto para lanzarse desde ahí, más, lo hizo. Y él no tuvo más remedio que colgarse de los cables y largarse a seguirlo, que si el vampiro no moría por la caída, el cazador sí se habría visto con un par de huesos rotos por la altura 

 Vio al vampiro ignorarlo, saltando hacia las muchachas que corrían hacia el exterior, buscando refugio y aprovechó el descuido para atacarlo por la espalda y matarlo. Más, como era costumbre suya, lo remató cortándole la cabeza. No podía permitir un error, por más mínimo que fuera. 

—¡Esto es por mucho, lo mejor que he visto en mi vida!— Exclamó el camarógrafo que a pesar de que le temblaban las piernas y sentía que la cámara pesaba diez kilos más, cuando vio armarse todo eso, corrió tan lejos como pudo pero sin dejar de filmar absolutamente nada de lo que estaba viendo ¡Era oro! 

—¿Están bien?— Preguntó Bitter sin voltear a ver a las mujeres.



El director de la película asomó apenas de su escondite y volvió a meterse de golpe cuando vio a Bitter cargar el arma con el repuesto del suelo y dirigirse hacia el otro extremo de la habitación, pateando una mesa, viendo a una niña, en posición fetal contra la pared. Era otro vampiro y él, fueran hombres, mujeres o niños, no tenía consideración por ninguno de ellos. Los vampiros debían morir y morirían. Sin embargo, apenas puso el dedo en el gatillo, volteó apuntando hacia atrás, a una bella mujer que acabó corriendo el arma del cazador.

—Eres tan rápido como siempre, pero esta niña es mía— le sonrió coqueta y lo hizo a un lado tomándola en brazos —le estaba enseñando a cazar. Pero está asustada, así que puedes irte. Me la llevaré a la organización— 

—Un día tu preciosa organización no sabrá qué hacer con tantos chupasangre— espetó poniéndole el seguro al arma y dándole la espalda —cuídate porque en cuanto ataques a alguien, seré el primero en cortarte la cabeza— 

—Tendrás que seguir esperando sentado— se le rio —quizás tú no tengas autocontrol, pero llevo mucho tiempo tranquila— se rio pasando el dedo por su pecho que estaba manchado de sangre por el vampiro que acababa de pasar a mejor vida gracias a él. 

La mujer salió tan rápido de allí con la niña en brazos que apenas habían podido pensar que alguna vez había estado en el set de filmación. 

Bitter pensó que lo mejor era irse de allí, tal y como lo había hecho la vampiresa. Confiaba en que su bendita organización y los viejos del consejo supieran controlar mejor a los vampiros, sino, él iba a estar encantado de seguir haciendo rodar cabezas. Pero antes, sacó su arma para darle un disparo certero a la lente de la cámara. 

—Prefiero el anónimato— dijo y lo dejó atrás, con el hombre a punto de llorar por su preciada cámara.

Sin decir nada, Holly salió detrás de Bitter, haciendo que con tan sólo sentir el timbre agudo de la joven pronunciando su nombre le diera un fuerte frío en todo el cuerpo a pesar de ser pleno verano: necesitaba irse cuanto antes o su vida podría estar en peligro nuevamente por ella, más, sabía que Holly era más difícil de perder que garrapata, así que tendría que pensarlo bien mientras subía a su Jeep y ella lo acompañaba.

El estudio quedó prácticamente destrozado y con varios agujeros de balas en gran parte del decorado.

—¡¿Y cómo diablos vamos a seguir filmando?!— Gritó el director, pateando los restos del reflector que tuvo la mala suerte de darle al ya flojo cable que sostenía la luna del set, haciendo que cayera y le diera de lleno en la cabeza.

Regina fue corriendo a auxiliarlo, ya se estaba arrepintiendo de haber intentado un género nuevo en su carrera actoral, pues, aquel director prometía una buena película romántica y llena de acción. Lo cierto es que prefería los mitos y maldiciones de las películas de terror. La reina del grito pensó que no estaba hecha para las películas de amor, así que después de llamar a la ambulancia, renunció. 



1-Biter es una bebida alcohólica alemana que se usa además, como digestivo.



Les cuento que los personajes de Holly y Bitter, son parte de un cuento que en algún momento continuaré, pues, llevo maquinando ideas con ellos desde hace tiempo, así que en algún momento, habrá más que un cuento de ellos. Por si quieren conocerlos un poquito más, los invito a pasarse por Bye bye esperanza.


Bueno, ha sido una locura llena de vampiros y accidentes — adoro el talento natural de Holly para meter la pata y arruinar todo así lo haga con su mejor intención—.

Espero les haya gustado — les dije que era largo (?)— .

¡Se cuidan!

Bye!



Leer más...

lunes, 20 de febrero de 2017

Tag: mi vida con canciones

¡Hola a todos, mis amores! ¿Cómo están? Muy bien o eso es lo que espero. Me encontré hoy un tag y no me resistí a hacerlo —ustedes saben, la carne es débil con estas cosas (?)— y nada más y nada menos que con mucha música, así que menos todavía como para que no lo hiciera <3 que me pareció divertido además de todo.

Por si les interesa, lo encontré en el blog de Littler things, así que si le dan clic al nombre, pueden ir a leer las respuestas de la autora del blog.
El tag trata sobre poner una canción aleatoriamente de tu lista de reproducción y la canción que salga es la que va a ''estar en ese momento de tu vida''.


1) Canción que describe cómo morirás.
 Me sorprendió que puse la lista y me salió uno de los pocos temas que tengo de Withim Temptation: Jillian. Así, parece que moriré buscando el sentido de la vida (?)


2) Canción que describe tu vida amorosa
La que me salió ahora es Znayesh li ty de Maksim, una rusa que canta como los ángeles <3 creo que esta queda mejor con la pregunta, que la anterior fue muy random XD


3) Canción que sonará en tu boda
Y ésta es la mejor de todas XD Muma — The nightmare de BUCK TICK. Con esto sólo puedo decirles que mi boda será muy siniestra XD que la canción habla de un demonio y sus locuras. Precioso el tema, pero no para boda XD o sí (?)


4) A la siguiente canción le debes agregar 'en mis pantalones'
Dalai Lama en mis pantalones de Mecano. Creo que me ahorro comentarios XD



5) Canción que sonará en tu funeral
Santo pecado de Ricardo Arjona. No imagino este tema en el funeral, es más alegre que nada xDDD imaginaba que saldría algo de BUCK TICK :,D tipo Who's clown, así entre en ambiente (?)


6) A la siguiente canción le debes agregar 'con pala y desarmador'
Esta me hizo mucha gracia XD Me salió Carry on my wayward son con pala y desarmador de Kansas —no hay mejor consejo que llevar una pala y un desarmador siempre, por si las moscas (?)—


7) Canción que describa tu semana
 Creo que es la mejor del tag XD Esto no describe mi semana en absoluto >.< me toco Sexual XXXXX de BUCK TICK y básicamente, la letra habla de las relaciones sexuales —de hecho, el estribillo es 'oh, relaciones sexual, yeah'—.


8) Canción que es el soundtrack de tu vida
Wonderful life de Black. Creo que es una de las mejores hasta ahora en el tag.

9) Canción que suena cuando piensas en la persona que amas
DADA disco de BUCK TICK. La verdad, no les dejo la traducción en español porque la canción es dadaísmo puro, no tiene mucho sentido la letra —al menos, Atsushi dijo que le encontró un sentido, yo ni para atrás ni para adelante—, más que no es puro japonés, sino que intercarla frases en otros idiomas. Muy melódica.


10) Canción que suena cuando extrañas a alguien
Y cierro con broce de oro, la canción más rara para ésta pregunta Los rockeros van al infierno de Barón rojo. Un tema maravilloso que no creo que pegue con la nostalgia XD



Pues, esto ha sido todo. Si quieren hacer el tag, son más que bienvenidos que es muy divertido ver qué sale para cada pregunta. Aunque imaginaba que iba a salir más de BUCK TICK que es lo que más tengo en la pc, veo que no xD

¡Se cuidan! Pasan una hermosa noche.

Bye!
Leer más...

domingo, 19 de febrero de 2017

Siempre volveríamos — Parte III

¡Hola a todos! ¿Cómo están? Espero que de maravillas. Me demoré un poquito subiendo la continuación que ando además de con todo los líos del inicio de clases, las mesas y todo el chiche, del que recién hoy tomé un descanso, me enteré que tengo dos presentaciones de fin de mes —que hoy me enteré que serían dos, así que más presión todavía, que cosas que tengo que pulir todavía—, que sé que una va a ser en el hotel y la otra, me ha quedado pendiente que aun no nos han avisado nada. Así que a mil por hora todo, que febrero se me pasa volando >.<


La exposición comenzó a las ocho de la noche. Kysa estaba nerviosa, después de todo, era un gran paso para ella: nunca había tenido una exposición de ese calibre. Su novio no paraba de hablarle de lo bien que le iría aquella noche y que seguramente, iba a vender más de una obra.

Noah la felicitó después de dar un paseo por las salas en las que exponía: en total eran tres. Heather llegaría más tarde, iría con unos amigos a cenar, así que ella esperaba terminar todo para ir a cenar con Noah.

Todo le parecía tan raro que no terminaba de creerlo y aun tenía la sensación de que buscaba algo más, a alguien más. No era Noah, de eso estaba segura, pero no podía recordar y mientras más se esforzaba en volver sus memorias a ella, más terminaba poniéndose nerviosa. Al final, acabó sintiéndose mal y saliendo del centro cultural sin decirle nada a nadie. Su estómago estaba revuelto y aquellos escalofríos que sentía no eran propios de los nervios. Sentía que iba a desmoronarse si se quedaba, así que prefirió salir y tomar un poco de aire.

Morgan había llegado con Jack a la exposición. Había intentado mantener su compostura, pero de eso de pasar en silencio y no decir nada mientras contemplaban una pintura o una escultura era algo que no iba con él. Aunque daba por hecho de que Heather era bonita y seguramente, muy interesante, al llegar al bar sintió que no iba a aguantar toda la noche. 
Se sentaron y ordenaron, a todo eso, salió la charla típica al conocerse, aunque Morgan sentía que recordaba demasiado de sí o que había algunas memorias que no congeniaban exactamente con lo que debería estar viviendo en ese momento. Aun pensaba en otra mujer y que no debía estar en el sitio. Pero era una ridiculez decir eso en voz alta, lo más probable es que le acabaran preguntando si había tomado antes de llegar ahí. Aun así, no dejaba de pensar que su presente se estaba reescribiendo y su pasado se iba volviendo una nebulosa tan incierta como lo era su futuro. Nada estaba bien a pesar de que dijera lo contrario. Lo raro es que todo parecía estar bien a pesar de que le intentara encontrar la quinta pata al gato.

—¿Y a qué te dedicas?— Le preguntó Heather a Morgan y él terminó de beber su cerveza casi de un solo golpe.

—¿A qué me dedico?— Fue exactamente la misma pregunta que él le hizo a Jack.

Bromearon acerca de eso y él se levantó con la excusa de ir al baño. Tomó su abrigo y se fue sin decirle nada a nadie, habiéndolos dejado riéndose mientras llegaba la comida: estaba demás en ese momento o alguien estaba de menos, no lo sabía pero quería averiguarlo. Su curiosidad lo movía a querer saber más de lo que estaba pasando a su alrededor, encontrándole una explicación razonable a todo lo que le sucedía, porque todo lo que sucedía debía ser algo factible, irrefutable, como que el cielo estaba sobre su cabeza y la tierra bajo sus pies. 

Caminó durante una hora hasta que el frío lo pudo y acabó comprándose un café y sentándose en una banca en la plaza que estaba frente al hospital. Lo destapó y le dio un sorbo. Había probado un café más fuerte en ese mismo lugar. Quizás, en otra vida. No lo supo, pero ése que tenía en manos no estaba tan mal como lo estaba su noche. 

Suspiró y volvió a dar un sorbo, frotándose el muslo derecho por sobre el pantalón. No supo por qué lo hizo, así que lo ignoró y se levantó comenzando a caminar, terminando el café y botándolo en un cesto cerca de la esquina. Si hubiese podido encogerse dentro de su chaqueta, lo habría hecho, más, siguió caminando lentamente a pesar de sus ansias por llegar a su hogar.

Se detuvo de golpe. No había sucedido nada en especial, pero había sucedido absolutamente todo. Ella, la sueca de sus recuerdos, estaba en la calle del frente, con la nariz roja por el frío, con la bufanda tapándole la barbilla. Su mirada se cruzó con la suya y obviando todo a su alrededor, cruzaron la calle, en ese momento, ambos habían sentido algo.

Al llegar al centro de la senda peatonal, les había ocurrido lo mismo que antes: habían sentido algo, como si cruzaran un portal a otro lugar a pesar de estar exactamente en el mismo sitio.

Se miraron, con las manos frías, recorrieron los rostros ajenos y sin mediar palabras, sus labios buscaron un beso que habían pedido a gritos desde hace tiempo.

El sabor a café amargo aun persistía en la boca de Morgan, junto con la helazón de sus labios. Kysa se aferró a él apenas se separaron, teniendo miedo de que si llegaba a soltarlo de nuevo, las cosas volvieran a cambiar.     

—No sé qué pasó— dijo él

—Pero me siento feliz de volver a verte— concluyó la frase ella y sin más, la rodeó con su brazo y comenzaron a caminar por la calle.

El viento frío helaba sus manos, aun así, entrelazaron sus dedos fríos. Aquella piel helada era la confirmación de que habían vuelto y de que no iban a dejarse ir otra vez, sin importar qué sucediera.       
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                      
Decían que el amor era una llama. Ellos habían descubierto que era un incendio, y como los incendios, un solo cubo de agua no era suficiente para apagarlo.

—¿Lloraste mucho mientras estuviste lejos de mí?— La miró socarronamente mientras andaban.

—Por el contrario, tenía demasiados pretendientes como para hacer algo así— respondió altiva, levantando la cabeza  sacando pecho haciendo que él apretara su mano un poco más fuerte —en realidad, no estoy segura de qué recuerdo y qué no. Sólo estoy segura que entre todos los locos que hay en el planeta, me gustaría poder reencontrarme siempre contigo—.

Fue sincera, demasiado sincera, tanto que podría haber puesto nervioso a Morgan por aquella confesión.

—Estoy seguro que no podrías pasar un día sin mí—

—¿Acaso quieres apostar?— Respondió ofendida —en cuanto veas que sí, limpiaras la oficina tú sólo.

—Nunca dije que iba a limpiarla. De eso debe encargarse Anna— le dijo adelantándose a ella.

—Pero tú no dejas que ella entré a la oficina. Hasta mandaste a hacer un cartel para que no entrara—

—Es su trabajo, ella debería saber cómo sortear los obstáculos que la vida le pone— se encogió de hombros y así, entre el frío y la discusión, sintieron que todo había sido un mal sueño y que podían volver a su preciada normalidad. O al menos, a lo que ellos consideraban normalidad.









Al llegar a casa, arrojó su bolso molesta encendiendo la luz. El tintineo de las llaves contra la mesada se escuchó por toda la habitación mientras un hombre permanecía recostado, con un libro abierto sobre la cabeza.

—¡No funcionó!— Le quitó el libro de la cabeza. En realidad, no estaba dormido, sólo prefirió seguir así en cuanto la oyó entrar a la casa.

—¿Qué quieres que haga? Hago lo que puedo, si ellos rompen mis hechizos, debo hacer otro— se estiró en el sillón, desperezándose.

—Pero me prometiste que si cambiabas el pasado, su memoria se borraría y no se volverían a ver— espetó Heather quitando uno de los almohadones del sillón y sentándose a un lado.

—¿Qué quieres que te diga? Los demonios tenemos poderes limitados cuando estamos atados. Si deshicieras el amarre…— y a pesar de su mirada amable, no obtuvo nada de ella —bien, bien. Yo te dije que la manera más sencilla era matándola a ella. Así no habría posibilidades de que vuelvan a encontrarse o que alguien interviniese—

—¿Entonces?—

Ella lo sabía aunque igual preguntó. Había logrado invocar a un demonio y amarrarlo para que la ayudara a conquistar a Morgan. Había hecho todo lo posible para ello, más, necesitaba a Kysa fuera del camino, más, la quería, por lo que no podía aceptar su primera oferta. Pero tal y como el demonio había dicho, había alguien que podía separarlos, entonces, debía encontrar a quién se encargaba de unir a las personas. Si había un hilo rojo que los mantenía juntos, ella lo hallaría y lo cortaría.

—¿Quién ata el hilo rojo?— Preguntó sentándose con una sonrisa en los labios.

—Yuelao, el dios lunar. Es quien se encarga de destinar a las personas ¿piensas pedirle ayuda?—

No respondió. Se levantó, puso la cafetera a andar y comenzó a maquinar su próximo plan ¿qué tan difícil sería manipular a un dios? Pronto lo averiguaría.





La verdad es que este cuento se sale mucho de la historia ya que Morgan no cree en lo sobrenatural hasta que lo golpea de lleno en la cara. Pero tenía la idea y quería ponerla en marcha, así que salió esta historia.

Espero que les haya gustado.

¡Se cuidan!

Bye!
Leer más...

52 días de escritura: día doce y Citaura

¡Hola a todos! ¿Cómo están? Yo bastante tranquila, hubo un diluvio tremendo hoy, que por suerte, no pasó a mayores por donde vivo, pero por el sur es otra cosa. Al menos, ha dejado a mis perros tranquilitos mientras miran la lluvia en la galería.
Les traigo dos retos. Por si aun no se han sumado y quieren hacerlo o leer mis relatos anteriores, los invito a pasarse por aquí, que encontraran todo ordenadito <3 Además, tenía la idea para éste y otro reto más que me he sumado y pensaba combinarlos y matar dos pájaros de un tiro ¿vale así? Al menos, sé que cumpliré con ambos en la consigna.

El segundo —que al del escritor lo conocían—es Citaura y trata sobre inspirarse en una cita, que irá cambiando mes con mes. El blog organizador es Letras en el aire y pueden sumarse aquí con la consigna si es que así lo desean, o leer los otros relatos.

Día doce: Combina estos tres personajes a modo de secundarios: ‘el hombre de hojalata’, ‘un dragón enamorado’ y un ‘ogro’ para hacer con ellos una narración fantástica.

"La escritura es un acto de autohipnosis"
Las cuatro después de medianoche, S. King


Ficción

El ogro terminó de cortar el árbol, al lado del dragón que suspiraba nostálgico y de cuando en cuando, una chispa se le escapaba de sus fosas nasales y acababan teniendo más problemas que nunca para controlar el incendio que provocaba por sus constantes suspiros. Necesitaban hacer algo con ello. 

El hombre de hojalata llegaba con los cubos de agua rápidamente desde el río. Sus articulaciones oxidadas hacían ruido al caminar. Pero aquel hombre que llegaba de visita de cuando en cuando, le había prometido llevarle un poco de aceite aquella tarde. Y así lo hizo cuando lo vio aparecer en la colina con la mochila llena de cosas. Le dio el bote con aceite y el pico dosificador para que él mismo pudiera usarlo, sin necesidad de nadie más.

El forastero después de entablar conversación durante un momento, motivó al dragón a levantar vuelo montando en su espalda. Sólo necesitaba darle confianza y hacerle de Cyrano ¿no? Él estaba dispuesto a que esos suspiros de pena acabaran y escuchara sonidos más alegres por parte del dragón. 

Una sorpresa mayúscula encontró cuando el dragón le presentó al gran amor de su vida: una muchacha humana. Iba a costar y mucho, pero apenas le perdiera el miedo, se las ingeniaría para lograr algo entre ellos dos, lo importante de momento, era que se hablaran y desde la grama alta, le susurraba las palabras que debía decirle hasta que ya no le hizo falta, al sentirse cómodo, pudo seguir por su cuenta.

Habiendo logrado eso, comenzó a caminar de vuelta a su hogar. A su espalda quedaba la puesta de sol, al frente, cruzando el umbral que dividía los dos mundos, estaba la silla en su habitación, donde se sentaría a escribir todo lo que había visto para su próxima novela. Porque él también era un escritor o quizás, sólo un simple personaje de ficción.




Espero les haya gustado.

¡Se cuidan!

Bye!
Leer más...